Las cinco de la jornada

Pasó la fecha 34 y no se deciden quién va a ser el puntero, un día el City, un día el Liverpool, así nos tienen. El paseo de Everton al United nos abre una incógnita. El Palace lo que no hace de local, lo hace de visitante. Y para cerrar la fecha un encuentro que duró 24 minutos, esto y más, aquí, donde sino, en las cinco de la jornada.

 

  • El City se equivocó de día, el gol por el cual ganó esta fecha ante los “Poche boys” fué el que le faltó entre semana para clasificarse a la Semis de Champions. Te equivocaste de día “Pep” con suerte te vas a tener que conforman con festejar Premier, lo demás es para equipos grandes, salvo Tottenham, claro está. Los Citizens van a soñar con el Off Side y el Var. No les dan lástima? No!

 

  • Ayoze se acordó de jugar, asi fué, marcando un triplete, teniendo el día soñado, todo fue ideal para A. Pérez, pero no sucedió lo mismo con su equipo, ya que lamentaron la lesión de Almirón, más la de Schär. En la vida nada es gratis querido “Rafa”, lo cierto es que su equipo ganó 3-1 ante un “Soton” que se pelea por descender junto a Brighton, en fin, cosa de niños.

 

  • “The Londinenses” Arsenal se durmió como lo hizo Mustafi en el gol de W. Zaha, y se comieron 3 ante el Crystal Palace, uno de los equipos más irregulares del torneo, día para el olvido Emery. Por su lado Chelsea vs Burnley jugaron un encuentro que duró solo 24 minutos, donde se mataron a goles, 2-2, después se olvidaron de jugar ambos y cerraron un partido con un poroto cada uno, negocio para ambos.

 

  • Un Rojo feliz, el otro mareado. Liverpool tenía que ganar y así lo hizo, la novia indecisa que no sabe si jugársela por la Champions o la Premier, por las dudas juega a dos puntas, este equipo nos cae bien. Ahora el United que pierde 4-0 ante Everton, me hace recordar algo, no hace mucho tiempo atrás, estos mismos jugadores no fueron quienes se cargaron con Mourinho? Es verdad, son los mismos. Tenés que tener cuidado Ole G. Solskjaer, estos traidores al escudo, son capaces de cualquier cosa.

 

  • Zona “C” si bien siempre mantuvimos desde las primeras fechas que los candidatos a descender eran Huddersfield, Fulham y Cardiff; nos encontramos en un momento justo para plantearnos lo siguiente, sabemos que los primeros dos ya están descendidos, a lo que agregaríamos, tanto a Southampton como a Brighton, que se están complicando más de la cuenta, solo logran safar de la zona roja por qué la temporada de Cardiff es mala. Pero los fixtures de ambos no son para nada alentadores. Habrá algún cambio en el tercer puesto de descenso? Tendremos que seguir esperando, la Championship los espera también.

El Crystal a domicilio

Para el día sábado 23, nos esperaba un lindo duelo de mitad de tabla que no defraudó a los espectadores y tuvo más goles de los esperados. Se enfrentaban Leicester City y Crystal Palace, que al momento se encontraban 12 y 13 en la tabla de posiciones, respectivamente.

El local, salió a jugar con una disposición táctica 4-3-3, un mediocampo conformado por Tielemams-Ndidi-Madisson, el primero y el último como generadores de juego y el nigeriano el más retrasado para la contención. A los ataques se sumó permanentemente un lateral con buen pie como lo es Ricardo Pereira, acompañando a Ghezzal por el sector derecho. 

El visitante utilizó un esquema similar, también con despliegue de sus laterales (Ward y van Aanholt) y vertiginosos ataques con la velocidad de sus tres delanteros Townsend-Batshuayi-Zaha. De esa forma se predisponían a aguardar por la posibilidad de contraataques y así intentar convertir.

Entrando en el juego, la posesión la propuso quien era hasta ese momento el conjunto de Claude Puel (ya que ha sido despedido), que culminó con el 66% contra el 34% de la visita. Al equipo de Roy Hodgson poco le interesó tener el balón más que su rival y fue quien intentó sumar en el marcador a fuerza de goles, hecho que comenzó a ocurrir a los 40′.

Ese fue el minuto indicado para que Batshuayi diga presente y ponga el 1-0 a favor del Crystal, que se iba con victoria a los vestuarios. 

Para el segundo tiempo, las cosas en cuanto a tenencia del balón no cambiaron demasiado, pero el marcador si se movió y en repetidas ocasiones. La primera en el minuto 64’ por medio del defensor central, Evans, quien convirtió el empate provisorio para los locales, allí se asemejaba un poco más al trámite del partido. 

Sin embargo, no le alcanzó solo tener la pelota al conjunto de Leicester, ya que a los 70’ apareció Zaha para poner el 2-1. Más tarde el equipo visitante estiró el marcador desde el punto penal. Milivojevic a los 81’ ponía el 3-1 que prácticamente liquidó el pleito. Pero le quedaba algo más al encuentro. En el tiempo de descuento marcó nuevamente su figura, Zaha, el 4-1 final del Crystal Palace sobre un Leicester que no supo cómo aprovechar el tener la pelota en su poder durante todo el encuentro. 

“Music Face” en Selhurst Park

Esta va dedicada a Matías, uno de los redactores de Código Premier, que cuando le dicen fútbol inglés piensa en el Crystal Palace, y cuando piensa en Los Eagles, se le viene a la mente un nombre. Hablamos de Wilfried Zaha.

Music Face, como le dicen algunos, para el Palace es como el hincha en la cancha. Aquel jugador que quizás no rinda en otros ambientes, pero si se pone la camiseta de este club, le calza justo a su medida. Una vida futbolística en donde los logros y el éxito personal llegaron únicamente de la mano del club del sur londinense. Ahora veremos de qué está hecho uno de los mejores delanteros de la Premier League.

INICIOS

Nacido en Costa de Marfil, pero criado desde pronta edad en Inglaterra, Wilfried le empezó a pegar a la pelota con el Crystal Palace, un club que en aquel momento competía en primera de Inglaterra, pero perdía la categoría. A medida que crecía, iba llamando la atención tanto de los directivos del club como de los de la selección inglesa, que lo citaban para las juveniles. Incluso llegó a debutar con la mayor, frente a Suecia, en la derrota que tuvo como protagonista al gol de chilena de Ibrahimovic, en un amistoso allá por 2012. Disputó únicamente dos partidos, hasta pasar a defender la camiseta del país donde nació.

Volviendo al tema clubes, llegó a la primera del Palace, donde permaneció por tres temporadas, superando los 140 partidos y marcando 18 goles. No son números exorbitantes, pero su juego llamó la atención de nada menos que el Manchester United.

¿A QUÉ JUEGA ZAHA?

El marfileño es un delantero completo, que aunque su posición más común es el extremo izquierdo, puede actuar por todo el frente de ataque, es decir, tanto por ambas bandas como por el centro, e incluso por detrás de un “9” fijo. Combina velocidad con un gran porte físico (mide 1,80 mts.) que le permite defenderse en diversas situaciones ofensivas.

EL SALTO, ¿SOÑADO?

Todo eso supo demostrar en la Championship para que la dirigencia de los Red Devils se fijaran en él y efectuaran su fichaje por unos 11 millones de Libras, aunque permaneció en Los Eagles por el resto de la temporada. Aquí es donde viene la etapa más oscura de su carrera. No tuvo casi oportunidades en el equipo dirigido por David Moyes, disputando apenas cuatro partidos, siendo titular en dos de ellos, y no sumó ni goles ni asistencias.

Para la segunda mitad de la temporada 13/14, cambió de aires, recalando en el Cardiff City, equipo que también jugaba en la Premier League. La cosa mejoró, pero apenas. Tuvo participación en 14 partidos, pero con apenas una asistencia. No estaba para nada cómodo.

VUELTA A CASA

Para volver a la comodidad y a su mejor rendimiento, ¿que mejor lugar que su casa? Volvió del préstamo al United y 3 meses después disputó su primer partido en el Selhurst Park de su segunda etapa en el club. Disputó 18 partidos de la primera vuelta de la liga (en los restantes estuvo suspendido), y el club hizo efectiva la opción de compra por casi 4 millones de Libras.

Desde aquella temporada hasta la actualidad, Wilfried viste la camiseta rayada, roja y azul del Crystal Palace. Obtuvo diversas distinciones individuales, y desde su llegada, el club se mantuvo en la máxima categoría del fútbol inglés. Además, sus estadísticas de goleador con respecto a su primera etapa en el club se duplicaron. Es pieza fundamental del equipo, y deslumbra a todos los que amamos la Premier cada fin de semana con sus actuaciones.

Apenas tiene 26 años, ¿qué futuro le espera?