Las claves de la jornada 28

Comenzamos pidiendo disculpas, por qué esta vez no serán 5 las claves, es que a medida que pasan las fechas hay más que hablar en Premier, por eso vamos con lo más destacable, ya!

  • Ganó Huddersfield! Y es noticia, nada más y nada menos que al Wolves de Nuno! 1-0 de local, cortando la racha positiva de “Los Lobos” 5 sin perder, que ya son historia. Los “Terriers” hacía 14 partidos que no ganaban! Y saben ante quien fué? Si, si, ante el “Wolves” allá por la fecha 13, increíble. Se cortó la maldición de una vez por todas aunque ya sea tarde para intentar salvarse. Los jugadores del Huddersfield al finalizar el partido no sabían si tenían que festejar o que hacer. De locos!

  • Se caen a pedazos, es la impresión que nos dan cuando hablamos del Bournemouth, y no es por desmerecer a Arsenal, que fue claro vencedor, pero no deja de llamar la atención estos “Cherries” que de coquetear con las copas internacionales, termina mirando de reojo de la mitad de tabla para abajo. 14 derrotas en lo que va del torneo. Los “Gunners” ya suman 3 victorias consecutivas y se mantienen en el 4to puesto, clasificando a UCL hasta el momento.

  • Clase de Jerarquía, fue la que demostró el United a un Palace que si no aprovechó está oportunidad para ganarle, ya no le gana más. 8 lesionados para los “Diablos” un equipo armado a como se pueda por Solskjaer, pero le bastó para no despeinarse ante un local que nunca lo incomodó al visitante, Pogba jugó a placer y fue el quien manejó los hilos para que se luzca Lukaku con sus dos goles. 1-3 al final. Hay que avisarle a Hodgson que si sustituye un lateral alguien tiene que tomar su lugar, sigan durmiendo.

  • El clásico bajo cero, Chelsea y Tottenham jugaban por ver quién no pasaba vergüenza, más aún de la que ya vienen pasando, uno pierde la final de la Carabao Cup y el otro derrota contra el Burnley. En fin, Pedro le daba la victoria a los “Blues” y para redondear la cifra Trippier les regala el 2do. Los Poche boys vienen haciendo lo posible para quedarse fuera de las copas. Los de Sarri intentan llegar a UEL, con nuestro querido amigo Kepa sentado en el banco de suplentes, llévate una almohada pibe.

  • Las cosas como son, Liverpool puso las cosas en su lugar y le pegó terrible paseo al Watford, que venían creyéndose grandes después de su victoria abultada ante el pobre Cardiff, pero les abrieron los ojos a la realidad de un solo cachetazo. 5-0 para los “Reds” que mantienen la punta y no dan el brazo a torcer, líderes sin dejar dudas, por el momento. Mané nos tiene acostumbrados, pero dos goles de V. Dijk es mucho, hasta Origi hizo uno, claro mensaje de maldición, comienza la racha negativa?

  • El robo del siglo, todos queremos un mano a mano entre Liverpool y Manchester City, pero si lo van a ayudar, busquen otra manera por favor, el penal que le regalan a los “Citizen” es digno de una película de Hollywood, un robo a mano armada. La escena cinematográfica de Bernando Silva en cámara lenta, es propia de un actor que pelea por ganar un Oscar, poco le importó al Kun Agüero que lo cambió por gol. Pellegrini se quejará con Pep como lo hizo con Klopp? Digo, por qué había dicho que el alemán siempre le ganaba con trampa. Qué dira ahora del español? 1-0 y a casa.

  • La Zona C (Championship), cayó Cardiff con Everton 0-3 y logró llegar en la zona más temida, tengan cuidado. Por su lado bienvenidos Brighton a la charla, tras su derrota ante Leicester quedaron a solo 2 puntos y se le llena la cabeza de preguntas. Newcastle le gana a Burnley y el manotazo de abogado logra tirarlo para abajo a los de Dyche. En el partido ardiente del descenso, Soton destrozó al Fulham, los de Ranieri tendrían que probar manejando Karting, que al final no lo hicieron por el seguro tan costoso, pero para lo que juegan podrían lesionarse tranquilamente, nadie va a notar su ausencia.

Pasó la 28 y nos da para hablar, como siempre en la mejor liga del mundo, La Premier League.

El Wolverhampton sigue a lo suyo

Lo que vivimos ayer por la jornada 24 de la Premier League en el Molineux Stadium fue, otra demostración de que los de Nuno Espírito Santo, volvieron a la primera división del fútbol inglés para quedarse, y es que, tras la goleada al West Ham por tres goles contra ninguno, quedaron en séptima posición, por detrás de los considerados parte del “Big Six”, los seis equipos más poderosos de la Premier League actualmente. Por el lado de los derrotados, siguen entreverados con los de mitad de tabla.

Hablando de lo que fue el partido, hace unos días te analizamos lo sucedido en el partido entre los Lobos y los Zorros, un partidazo que terminó 4 a 3 y que tuvo como figuras desnivelantes a ciertos jugadores del Wolves. Estos eran los delanteros Diogo Jota, el mexicano Raúl Jiménez y Moutinho. Pues ayer, este trío volvió a hacer de las suyas.

El esquema base fue un 1-3-5-2 que, dependiendo de las circunstancias, adelantaba a Moutinho por detrás de los delanteros Diogo y Raúl, formando un triángulo por delante de la zona de volantes.

Por el lado del West Ham, Pellegrini paró un 1-4-4-2 con Anderson por izquierda y Snodgrass por derecha, aunque esto no fue tan así. Antonio se abría por derecha constantemente (el costado más utilizado para ofender a los rivales) y Snodgrass se situaba por detrás de Arnautovic. Igualmente, esto no dio mucho fruto, ya que el inglés fue anulado totalmente por Saiss y Jonny.

En general, el partido de los Hammers fue bastante mediocre, ya que no pudieron explotar las bandas y los huecos mediante velocidad, y sufrieron las consecuencias de sus debilidades, los contraataques. Zabaleta por el lateral derecho y Rice en la zona del doble “5” fueron los que dentro de todo, hicieron un buen partido. Ambos mejoraron considerablemente en la segunda mitad, pero poco pudieron hacer para evitar la goleada. De hecho, el inglés alcanzó un 94% de precisión en pases, y fue, luego de los dos zagueros, el de mejor rendimiento defensivamente, mientras que el argentino destaca también en la faceta defensiva y fue generador de faltas a favor por su banda en territorio rival.

Por el lado del ganador, más de lo mismo, más de lo de siempre. En cuanto a números, Jiménez convirtió dos goles que terminaron de liquidar al rival cuando este iba en busca del empate, Moutinho colaboró con dos asistencias y generó 5 pases claves, y Diogo por su parte, una asistencia y 3 pases clave. El gol restante, fue convertido por el zaguero izquierdo Romain Saiss, quien además, es el que tiene los mejores números en defensa, aunque esto era de esperarse, ya que, como dijimos anteriormente, la mayoría de los ataques del West Ham se efectúan por el lado derecho. Repetimos, Antonio y Zabaleta fueron totalmente anulados.

Otra vez los pases largos de tanto Moutinho como Neves estuvieron a la orden del día, pero ayer, hubo otro jugador que destacó, además de los ya mencionados. Se trata del carrilero derecho Matt Doherty. El irlandés de 27 años fue una pesadilla para Masuaku. Fue una constante amenaza para la defensa Hammer, logrando penetrar en el área rival la mayoría de las veces que lo intentó.

En fin, un equipo que supo hacer daño por medio de las debilidades de su rival, y que se sitúa como el séptimo mejor equipo de la Premier League hasta el momento. El mexicano Jiménez sigue dando de qué hablar. El próximo rival del Wolverhampton será el Everton, mientras que del West Ham, el líder Liverpool.

 

 

Un Bournemouth que sigue a lo suyo

Eddie Howe es un entrenador paciente, de los pocos que quedan en la Premier League. Y lo que está haciendo con el Bournemouth es digno de admirar.

Los del Vitality Stadium vencían por 2 a 0 al West Ham y confirmaban su plena candidatura a optar a puestos europeos.

Para este partido, Eddie Howe alineo un 1-4-4-2, como viene siendo habitual en los Cherries. Por el otro lado, los de Pelligrini salieron con su tipico 1-4-2-3-1. En los locales, si alguien está rindiendo quizás por encima de los esperado, es Callum Wilson. Este espigado delantero es una de las armas letales del Bournemouth y con permiso de Joshua King (Otro gran goleador) es la pieza mas importante de cara al gol.

Llegado al Bournemouth en la temporada 2015/2016, desde entonces sus apariciones han ido increscendo, asi como su numero de goles. De marcar 5 goles en su primera temporada, a marcar, momentaneamente, 10 goles. Estos 10 tantos los ha marcado en 21 partidos, una cifra mas que aceptable.

Como anteriormente he dicho, los goles no son solo del delantero inglés, si no que su compañero, el noruego Joshua King, es otro jugador que aporta gol a los de la costa. Lleva las mismas temporada en el Bournemouth que su compañero de delantera, y aunque sus numeros goleadores son inferiores, su trabajo en el campo es incomiable.

Estos dos delanteros demostraron su olfato de gol frente al West Ham, marcando ambos un gol cada uno, asegurando la victoria para su equipo.  Lukasz Fabianski veía, algo confundido, como los dos delanteros eran un dolor de cabeza una y otra vez para la defensa hammer.

Si hablamos sobre el West Ham, no nos podemos olvidar la gran labor de Samir Nasri en el medio del campo. El mediocentro francés, repescado por los londinenes tras su sanción, está siendo una de las sorpresas notables en el equipo que ahora ocupa el Estadio Olimpico.

Como antes he nombrado, Pellegrini dispuso sobre el césped un 4-2-3-1, aunque a la hora de la estructura sobre el cesped, este mismo esquema se transformó en un 4-5-1. La gran irrupción de Declan Rice en el West Ham y en la Premier League ha dejado asombrado a todos, y aunque su equipo de una mala imagen, como es en el caso de este encuentro, el joven mediocentro irlandes siempre nos muestra destellos de su gran calidad.

Una impecable conducción de balón, una gran fortaleza física y un carácter que nos hace indicar lo cerca que se quedará de ser capitan hammer. Por el contrario, su compañero Andy Carrol, como viene siendo habitual, sigue negado de cara al gol. El exjugador del Liverpool no ha marcado ni un solo gol, si, como leen, ni un solo gol, en toda la temporada. Y si que ha jugado, concretamente 9 partidos.

SI tenemos que destacar otro jugador del West Ham, sería Mark Noble el que nos haría sacar algo positivo. El jugador inglés siempre es conocido por su derroche en el medio del campo, y cada partido nos lo demuestra. Baja a recoger el balón y lo distribuye, normalmente hacia los interiores.

Volviendo al Bournemouth, también cabe destacar la labor de Dan Gosling y Jefferson Lerma. Los dos mediocentros son lo mas parecidos a pivotes defensivos y así lo demuestran sobre el verde. El jugador inglés hace la labor de creación, mientras que el colombiano, fichado desde el Levante este verano, es el encargado de la llamada labor de “destrucción” que tanto está de moda en el fútbol ingles hoy en día.

Si nos fijamos en la defensa, la llegada de Nathaniel Clyne ha dado mucha profundidad al ataque del Bournemouh, así como sacrificio defensivo. EL jugador cedido por el Liverpool está demostrando la calidad que tiene aportando ese salto de calidad a la defensa de Howe. También, como centrales, Ake (que recordemos, fue descarte del Chelsea) y el capitán Steve Cook hacen del Bournemouth un equipo muy solido en la faceta defensiva.

Seguiremos observando de cerca al Bournemouth, ojeando con ilusión que puedan acercarse al tan querido sueño de Europa.

Las cinco de la jornada

Cuando pensábamos que ya estaba todo dicho en Premier League, tanto en la punta como en el fondo de la tabla, nos encontramos con sorpresas día a día, fecha trás fecha. Esto es lo lindo del fútbol, su imprevisibilidad, y una dinámica con cambios constantes, son la premisa para nuestra mejor liga del mundo.

 

  • Ciudadanos correctos, Manchester City recibía a Everton en el Etihad Stadium abriendo la fecha. A priori, tenemos que decir, esperábamos un encuentro más parejo, por lo menos más aguerrido, pero hay factores que pueden influir en el juego de manera determinante. Si al “City” se le da ventajas, difícilmente puedas ganarle. Tres errores, sí, tres! En el primer gol, desde Pickford, hasta Y. Mina, demasiado sencillo se lo hicieron. Con un Sané intratable que todo lo que toca lo convierte en asistencia, dos pases gol, se transformaron en dos goles para G. Jesús. Sumado a R. Sterling que sumó el tercer gol ciudadano, y es el goleador del equipo hasta el momento. “The Toffes” tienen mucho para mejorar, Richarlison no puede ser el Salvador todas las fechas, ni D. Calvert-Lewin la joven promesa azúl va a poder solo.

 

  • Regalen los tres puntos, suena fuerte, pero es que el Brighton no puede con Chelsea, es su peor pesadilla, su pánico, es exagerado tal vez? No! Hace 85 años que no pueden contra ellos. La última victoria fue en 1935 por la FA Cup, en el medio transcurrieron solo 8 encuentros pero siempre los “Blues” salieron felices. Lo cierto es que fué un encuentro parejo, nuevamente con E. Hazard de falso 9 si se permite esa expresión, viene dando sus frutos de manera más que satisfactoria para los de M. Sarri.

 

  • The Saints austríacos, la sorpresa de la jornada de la lleva entera el “Soton” que pateó el tablero y se impuso ante los “Gunners”, robándole un invicto de 22 partidos en todas las competiciones, 15 en Premier. Ni el doblete del “Pipa” H. Mkhitaryan iba a ser suficiente para derrotar a los “Santos” que contaron con un D. Ings en dos ocasiones y sobre el final C. Austin, así logran salir del descenso con tremendo partido. Felicitamos al Southampton por dicha victoria, ahora lo siguiente, con Klopp era suficiente, pero como si fuera poco vamos a tener que soportar a otro vende humo más, el austríaco Ralph Hasenhüttl, mucha verborragia para nuestro gusto, desde el festejo de los goles, hasta el saludo final a los jugadores, fue suficiente, gracias.

 

  • Rojo furioso, gris opaco, el partido de la jornada no nos defraudó, no podía ser de otra manera, el líder vs la máquina de romper récords (Negativos), los “Reds” de J. Klopp fueron demasiado para un Manchester United que ya no tiene alma, ni orgullo propio. Con J. Mata y P. Pogba en el banco de suplentes el resultado parece aún más obvio. S. Mané y J. Lingard abrían los marcadores en el primer tiempo, ya en el segundo, el “Bombón Suizo” hizo de las suyas, y sentenció el encuentro con un doblete para dejar al Liverpool en la cima de la tabla de posiciones. Que estará pensando Sir Alex Ferguson en estos momentos, es la pregunta, Y Mou? Desde que se creó la Premier League es la mayor diferencia de puntos entre el puntero y el United. Bien Mou, se supera día a día.

 

  • Zona Roja con cambios, hacemos un breve repaso de todos los partidos que directa o indirectamente afectan al descenso.

* Crystal Palace venció al Leicester con un gol de otro partido, un dolor de ojos me provocó ver este partido.

*Rafa y Rondón un solo corazón, 0-1 para la visita bien por el Newcastle, local Huddersfield en zona roja.

*Burnley en su visita al Tottenham soportó 90 minutos el empate, pero en tiempo de descuento los “Spurs” liquidaron la alegría parcial y los sentenciaron a la zona de descenso.

*Watford con un Deulofeu exquisito, casi se duerme en los laureles, con un soberbio 3-0, era todo fiesta, pero el Cardiff le puso picante marcando dos goles en 3 minutos. Vaya final!

*Los “Martillos” aplastaron a domicilio al Fulham del querido Claudio Ranieri, no sean tan malos muchachos.

Esto se pone cada día mejor, disfrutemos la Premier League.

Las cinco de la jornada 15

Una fecha más pasó y nos deja datos interesantes de analizar con un toque de humor y sarcasmo, sin ánimos de ofender a nadie, con el afán de divertirnos, pero admirando a la mejor liga del mundo. La Premier League.

1.¿Nadie quiere a Mou?, mientras observábamos el clásico entre el United y Arsenal, pensábamos en el portugués. No solo se lleva mal con gran parte del periodismo, jugadores, como Pogba, aunque no lo digan públicamente, la afición del Manchester y por supuesto del resto de los equipos, vimos como David De Gea (Pickford se esta relamiendo) y Marcos Rojo aportaban su granito de arena para ver caer a Mou, muchachos, disimulen un poco! lapidario 2-2 con groseros errores de jugadores “Élite” que abren un sin fin de especulaciones para con su propio D.T. Así el United queda a 18 puntos del City, tranquilos, ya los alcanzan. Por el lado del Arsenal un señor equipo Inglés, que no deja de sorprender, sigue con su invicto de 13 partidos en premier y ya son 20 en total de las competiciones, una marca significativa para un equipo que es tildado como “Frío”, no entendemos el por qué. M. Ozil, no te necesitamos!

2. Esperando la eliminación, jugando con fuego el City y a la espera de la resolución del caso de “Fair Play ” financiero que tiene en vilo a los directivos del club (y dueño obviamente), se enfrentaron al Watford; y sufrieron, sufrieron de verdad, un tímido 2-1 para la visita que no fue el de siempre, a pesar de adelantarse en el marcador y sacar ventaja, al recibir el gol de A. Doucoure se le lleno la cabeza de preguntas, y terminaron pidiendo la hora, ¡de no creer! Por el lado del Watford, resaltamos el primer tiempo de Ben Foster, T. Deeney y R. Pereyra. Si bien fue un encuentro alentador, los de Javi Gracia, siguen perdiendo posiciones.

Sin Aguero, De Bruyne y Sterling, todo es más difícil, ¿no es cierto Pep?

3. Lobo suelto, cordero atado, cantaban los Redonditos de Ricota en su momento, pero que buen titulo para describir lo que hizo el Wolverhampton, con el Chelsea de nuestro querido amigo M. Sarri. Los suplentes, suplentes son, quedó demostrado en el encuentro, le pese a quien le pese. Chelsea dejó de manifiesto que es un equipo con poco recambio, a pesar de contar con nombres reconocidos, hoy no están a la altura de la situación (frase de cabecilla de los jugadores) ¡no te vayas nunca Jorginho! R. Jimenez  siempre da la cara por su equipo y ahora sí Nuno vuelve a sonreír.

4. La muralla roja, así tenemos que denominar a la defensa del Liverpool, disputadas ya 15 fechas solo recibieron 6 goles en contra, una marca envidiable hasta por el mismísimo (todos de pie por favor) ¡Doctor Carlos Salvador Bilardo! Queda claro que ni Sturridge, ni Origi, son Salah y Firmino, ni siquiera la sombra. En fin, sin jugar del todo bien los “Reds” se llevaron los tres puntos de la casa del Burnley, que a estas alturas quiere que se termine ya el torneo, pobre Joe Hart.

5. Cortitas y al descenso, Huddersfield volvió a ser el de siempre y cayó ante el Bournemouth que con Wilson y Fraser fueron suficiente.

Las Gaviotas fueron más que el Águila, solo en Premier pasa esto.

Otro Martillazo de los de Pellegrini a los galeses del Cardiff.

Claudio y su New Fulham, en 3 fechas cosechó 4 puntos, un empate más y ya alcanza a su antecesor. Bien por los de Rafa, que siguen sumando.

Querido “Soton” ve con Dios.

 

Las cinco claves de la jornada 6 en Premier League

Llegaron las cinco claves de la jornada, nuestro espacio que nos permite ser un poco más ácidos, pero a su vez, destacar varios aspectos de lo que dejó la primera división inglesa.

Pelea de princesas: El sábado hacían la apertura de la fecha Mitrovic FC vs A.A. Gray, jugaban para demostrar quién se quedaba con el título de Cenicienta, y como no podía ser de otra manera terminaron igualados en 1. En la visita Andre Gray amaneció el partido a los dos minutos para la victoria parcial de “The Hornets” pero en el local juega un tal Aleksandar Mitrovic goleador del torneo y puso paridad en el resultado, para dejar vacante el puesto de princesa de Premier.

Perdió la virginidad: Por fin se decidió a avanzar a la próxima etapa el Barney y se sacó las ganas con el Bournemouth, que venía de una actuación digna en la Premier. The Clarets quedaron livianitos después de “meterle” cuatro al hilo a los dirigidos por Eddie Howe. Así, logran salir de la zona de descenso y mirar hacia adelante, más teniendo en cuenta que se enfrentan al Cardiff en la semana entrante, un claro competidor para bajar a la Championship.

Bullying futbolístico: Los de Guardiola visitaban al Cardiff City y las apuestas en la redacción previo al partido eran saber cuántos goles se iba a comer el local. Resultado, me quedé corto, un categórico 5-0 para aplastar a los “BlueBirds”. Los Ciudadanos desplumaron literalmente al equipo de Neil Warnock que darían la impresión de necesitar que se termine hoy mismo el torneo, para no pasar tanta vergüenza. ¡Son los serios candidatos a descender en primer lugar, gran mérito!!!

Reds furiosos: Al Liverpool le alcanzó jugar 45 minutos para liquidar al Southampton, con el envión anímico de ganar en Champions League en la semana. Un 3-0 contundente para seguir punteros e invictos con puntaje perfecto. Una diferencia de +12 con solo dos goles en contra tras las seis primeras fechas disputadas.

A tener en cuenta, los partidos invictos en el inicio del torneo;

Temporada 78/79 logró 6 triunfos, saliendo campeón.

Temporada 90/91 Logró 8 triunfos, segundo puesto.

Temporada actual 6 triunfos logrados, veremos en cuanto finalizan.

La semana que viene se enfrentan a Chelsea para demostrar quién está para más.

El séptimo día descansaron: The Hammers y The Blues nos hicieron levantar un domingo a las 8.30 de la mañana para hacernos dormir nuevamente. El West Ham jugó a lo Bilardo para no perder de local y así seguir sumando y los de Sarri no supieron cómo hacer para romper el cero en el arco rival. ¿Lo mejor de este partido? Los mates y las medialunas, por lo demás, bien gracias.

Saltando y cabeceando, la semana pasada tuve que bardear a Alexandre Lacazette y a Pierre Aubameyang para que se pongan las pilas, hijos del rigor claramente.

FullTime Ep. 3 – Liverpool y su asalto en Wembley

Tercer episodio de Full Time, nuestro podcast que analiza toda la actualidad de la Premier League. Hoy Mario Repetto, Stephen Vorian y Alex Machado se centran en el liderato (y su victoria) del Liverpool ante el Tottenham en Wembley. La valiosísima victoria del Manchester United ante Watford y la primera vez que West Ham United suma de a tres. Además, en el bloque final la previa de los cuatro equipos ingleses en UEFA Champions League.

El mejor regalo de cumpleaños posible

Everton – West Ham, Pellegrini vs Marco Silva. Dos estilos distantes pero bien marcados, por actualidad y por la trayectoria de sus entrenadores. El joven DT luso intenta imponer un futbol de posesión, con mucha fluidez y gran despliegue, desde la subida de sus laterales hasta la movilidad de sus atacantes. El equipo del Ingeniero, quien festejaba su cumpleaños 65, sumido en una crisis deportiva (4 derrotas al hilo, con 10 goles en contra y tan solo dos goles a favor) buscaba obtener su primera valla invicta y, de ser posible, sus primeros 3 puntos. La mesa estaba servida para una buena jornada futbolística, con el conjunto Toffee como favorito, pero Arnautovic y compañía querían dar un golpe de autoridad.

En Everton se ausentaban Baines, Coleman, Tom Davies y el suspendido Richarlison, figura y goleador del equipo. Los reemplazaban Digne, Kenny, Gueye y Dominic Calvert-Lewin.

Por su parte, Pellegrini realizaba seis cambios luego de la derrota en el último suspiro frente a Wolverhampton: salían Fredericks, Creswell, Wilshere, Sanchez (apuntado como el responsable del gol de Adama Traore en London Stadium), Snodgrass y Antonio; ingresaban Zabaleta, Masuaku, Rice, Obiang, Noble y Andriy Yarmolenko, quien seria clave en el desarrollo del encuentro.

Los primeros minutos obedecieron la lógica de como llegaban ambos elencos, con un Everton ofensivo, abriendo la cancha para las embestidas de Calvert-Lewin y Walcott y las punzantes subidas de Lucas Digne, punto alto a rescatar, y de Kenny. A la hora de defender, West Ham paraba a sus cuatro defensores con Rice un poco mas adelantado, oficiando de libero en una firme línea de 5, tanto con la pelota por arriba como jugada por abajo. Obiang era el encargado de despegar del doble pívot conformado con Noble, ya fuera para conducir un contrataque o lanzar un balón largo a los tres rápidos atacantes, quienes ejercían poca presión en la salida, permitiendo que Zouma y Holgate manejaran la salida para tomar en defensa a los receptores.

Fiel a su libreto, el conjunto londinense esperaba y buscaba salir rápido, y fue así como, luego de un buen anticipo del paraguayo Balbuena a Tosun, el balón queda en los pies de Pedro Obiang. Ahí, de un pelotazo, pone a correr a Arnautovic y este, al entrar al área, decide asistir a su compañero Yarmolenko para que anote el primero del partido y de su cuenta personal, en lo que fue su primera aparición como titular.

Los minutos pasaban, Everton intentaba y West Ham seguía firme en defensa y muy simple pero efectivo en ataque, con Felipe Anderson regateando a cuanto rival se le cruzara y descansando mucho en Arnautovic, de gran partido. El siguiente grito llegaba en el minuto 31, cuando Pickford cometia un error en salida con los pies, Noble presionaba a Digne y la pelota le quedaba a Yarmolenko, quien, luego de acomodarse con dos rivales encima, realizaba un potente disparo con zurda para marcar un golazo y  poner el 2-0 a favor de West Ham.

A los 43 minutos, salía lesionado Morgan Schneiderlin, siendo reemplazado por el ágil Bernard, el cual se ubicaba en la banda izquierda, permitiendo a Calvert-Lewin apoyar a Tosun. Pero dos minutos después, cuando todos se preparaban para oír el pitazo del árbitro, Idrissa Gueye se las ingeniaba para sacarse de encima a dos rivales en la puerta del área y abrir el balón hacia la derecha Ahi se encontraba Jonjoe Kenny, quien asistía  con un gran centro a Gylfi Sigurdsson, que se anticipaba a Balbuena y marcaba el 2-1 que depositaba esperanzas de empatar el partido en el segundo tiempo. Mas allá de la importancia de dicha anotación, el habilidoso 10 islandes cerraba un mal primer tiempo, siendo poco buscado por sus compañeros en cada ataque (lo cual denotaba un sistema de ataque muy directo por parte de Everton) e influyendo poco cuando entraba en acción.

Asi, el PT finalizaba con un 62% de posesión para el local y 229 pases completos, contra 136 del visitante. El conjunto dirigido por Marco Silva contaba con la posesión, pero la circulación no era lo suficientemente rápida ni peligrosa para llegar al arco defendido por Fabianski.

El desarrollo del segundo tiempo fue tal cual Pellegrino lo planifico entre semana. Rice en la posición de libero colaboraba con Diop y Balbuena para neutralizar cualquier intento por el centro, mientras que Anderson protegía el carril izquierdo con un correcto Masuaku. En el local, se notaba un buen ingreso de Bernard, tratando de desnivelar por la izquierda.

Con el pasar de los minutos, la inofensividad de Everton aumentaba y todo indicaba que West Ham de contra podía liquidar el pleito. A los 63 minutos, cuando Obiang, luego de una buena aparición por el lado derecho, relizaba una pared con Arnautovic, quien remataba cayéndose al piso para vencer a Pickford y poner cifras definitivas al partido. Participación directa numero 16 para el austriaco (9 goles, 7 asistencias) en 2018, solo superado por Salah en dicho aspecto.

Primer y gran triunfo de West Ham en la temporada, cortando el invicto del local, quien deberá corregir falencias defensivas si quiere competir por posiciones de competencia europea. Por parte de los Hammers, Pellegrini seguro haya pedido como uno de sus deseos de cumpleaños mantener el nivel mostrado en Goodison Park, ya que se avecinan Chelsea y Manchester United.

Falsas esperanzas

Cuando Manuel Pellegrini llegó para hacerse cargo del West Ham a fines de mayo, jamás se le debió de haber pasado por la cabeza un comienzo de temporada tan malo como el que está teniendo el equipo. Cuatro derrotas en cuatro partidos, no son precisamente lo que un entrenador que empieza una nueva etapa espera.

Las esperanzas que tenían los aficionados eran grandes, sobre todo cuando se iban anunciando, uno tras otro, los fichajes para el inicio del año futbolístico. Sin embargo, todas esas esperanzas, ya se empezaron a diluir con el correr de las primeras fechas de liga. El West Ham ha gastado en fichajes nada más ni nada menos que casi 96 millones de libras (algo así como 108 millones de euros), convirtiéndolo en el 4to equipo que más gastó en el pasado mercado de fichajes en Premier. Solo quedó detrás de Liverpool, Chelsea y Fulham (1ero, 2do y 3ro respectivamente). Para un equipo de segundo o tercer nivel, como lo es el West Ham, es un gasto y un riesgo grandísimo.

Si bien la plantilla es amplia y Pellegrini tiene material para revertir la situación, llama la atención lo mal que juega el West Ham. Parece un equipo desganado, sin ideas y que al primer traspié, se deja pasar por encima. En todos los partidos (con la excepción de la primera fecha ante Liverpool, en la que fue superado de principio a fin) comenzó mostrando buenas intenciones, pero da la sensación de que da los partidos por perdidos antes de que terminen.

Para la mayor parte de la gente, siempre que un equipo juega mal, los mejores jugadores son los que no están jugando. Ese es el caso del West Ham. Le está faltando un jugador que podría ser clave para la recuperación del equipo. Este jugador se llama Manuel Lanzini. Es cierto que todavía le falta bastante para recuperarse de su lesión, pero por como juega el equipo, le puede ser muy útil a Pellegrini. Muchas veces se nota que el equipo está partido y tiende a jugar balones largos para que Arnautovic se las arregle. Si bien está Jack Wilshere en el plantel, Lanzini puede servir como el enlace que de la pausa al equipo.

El caso del West Ham en esta temporada hace recordar mucho al inicio de Everton de la temporada anterior. Con un mercado de fichajes muy activo y esperanzador, pero con un inicio muy malo. Lo cierto es que aún es muy pronto de predecir lo que sucederá, por lo que habrá que esperar a ver si el equipo se puede recuperar como lo hizo el Everton la campaña pasada, o si la película terminará con la peor noticia para el aficionado de cualquier equipo del mundo: el descenso. Por lo pronto, se puede decir que no la tendrá fácil a corto plazo, ya que en las próximas cinco fechas se enfrentará entre otros, a Chelsea, Manchester United y Tottenham.

Los errores se pagan caro

El pasado sábado se midieron en el estadio Olímpico de Londres, West Ham vs Wolverhampton, dos equipos con características distintas, pero con un mismo objetivo: lograr su primera victoria en la presente campaña de liga.

El conjunto locatario, se paró con un 1-4-2-3-1 con la vuelta de Aaron Cresswell en el lateral izquierdo como principal novedad respecto al partido anterior por liga frente al Arsenal. Por su parte los Wolves, alinearon con un 1-3-4-3, repitiendo el mismo once que empató con el Manchester City la semana anterior.

El encuentro comenzó con un West Ham que intentaba mostrar buenas intenciones. Sin embargo, esto duró muy poco tiempo, ya que el equipo se fue quedando con el correr de los minutos. Ambos equipos empezaron imprecisos, fallando muchos pases y abusando de los balones largos a espaldas de los defensas. Esto último parecía darle mejor resultado al equipo visitante, ya que varias veces Helder Costa y Matt Doherty le ganaban la espalda fácilmente a Aaron Cresswell, evidenciando la falta de ritmo del lateral de los Hammers. En resumen, fue un primer tiempo sin muchas ocasiones de peligro para ninguno de los dos bandos.

Para la segunda mitad, se dio el ingreso del ucraniano Andriy Yarmolenko por Robert Snodgrass que no había tenido un buen papel en la primera parte. Esta modificación supuso un cambio de esquema en el West Ham, pasando a formar con un 1-4-4-2 con Yarmolenko y Marko Arnautović como los dos delanteros. El ucraniano se mostró muy movedizo, generando problemas a la defensa visitante y aportándole la inyección anímica que el equipo necesitaba para buscar abrir el marcador. Los Hammers generaron varias ocasiones de peligro, pero una de las figuras del partido impidió que consiguieran la ventaja: Ruí Patricio. El arquero internacional portugués se destacó con varias atajadas de gran nivel.

Casi promediando el segundo tiempo, el entrenador del Wolverhampton, Nuno Espírito Santo, decidió hacer el cambio que terminaría, en definitiva, cambiando el partido: le dio ingreso a Adama Traoré por Diogo Jota. El jugador español con raíces malienses, generó problemas por la banda derecha del ataque, principalmente con su regate y su fortaleza física.

Cuando parecía que el partido terminaba sin goles, un error del colombiano Carlos Sanchez, que quiso salir jugando pero fue muy bien presionado por Rubén Neves, permitió que este le quitara la posesión para así generar una clara situación de gol. El mismo le pasó el balón a Joao Moutinho, y en cuestión de tres toques, Traoré quedó en buena posición y definió muy bien al palo del arquero, marcando así el resultado definitivo.

Para finalizar, vale destacar el mal comienzo del West Ham esta temporada. Es la segunda vez en su larga historia que pierde los primeros cuatro partidos de una temporada. Siendo la anterior la 2010-2011, temporada en la cual terminó descendiendo. Manuel Pellegrini tendrá un duro trabajo por delante, intentando enderezar el rumbo de un equipo que más que un equipo, es un cúmulo de buenos jugadores.