Las cinco de la jornada

Pensaste que nos habíamos olvidado? No! Vuelven las cinco de la jornada recargadas! Nuevo líder, confirmado el primer descendido, las peleas por entrar a las copas, y los que aún corren riesgos de jugar en Championship la temporada siguiente. Todo eso y más, aquí.

 

  • Sin despeinarse, así fue el paso de Manchester City por Craven Cottage, con Agüero siempre presente en las redes sumando a Bernardo Silva, pero por sobre todas las cosas, con un rival que no disparó al arco en todo el encuentro, asi difícil será salvarse del descenso querido Fulham, ni 5 defensores ni 4 volantes pudieron contra los de Pep. Quieren despedirse de Premier lo más dignamente posible. Pero pateen al arco, por favor!

 

  • Cumplir con las expectativas, así se lo propuso el United, y lo logró, en un encuentro más complejo y peleado, la efectividad roja pudo más. Watford vendió cara la derrota, igualandolo en posesión al dueño de casa y ganándole en disparos efectivos al arco! Pero los grandes no lo son solo por su historia, sino por sus jugadores, asi Rashford y Martial pusieron diferencias en el teatro de los sueños. En la visita cuando no Doucouré, se hizo presente en la red. 2-1 para los diablos rojos.

 

  • Victoria Blue Bilardista, y no es exagerado decirlo, en un primer tiempo de lo más aburrido que se vió en la temporada, sin disparos al arco por parte de los de Sarri durante los primeros 45′ el panorama no era muy alentador para el segundo tiempo. Aunque cuando no, Camarasa con un gol al minuto de jugado el segundo tiempo, durmieron los Sarri boys. Pero en la vida nada es justo y menos en el fútbol, Azpillicueta en claro Off Side marca el gol del empate y lo gritó como si hubiese logrado imitar a Messi en una de sus jugadas. Lo cierto es que Cardiff no pudo recuperarse de esto, un claro ejemplo es ver cómo se descuidan en la jugada de la falta, dejando jugar rápido a Chelsea, y perdiendo la marca en el segundo palo, golpe duro para los de Neil Warnock, que coquetean con el descenso.

 

  • Liverpool con suerte de Campeón?, Suena raro, no? Pero nos llamó poderosamente la atención la situación, en un encuentro parejo en situaciones y posesión del balón, aunque con mejor claridad los de Klopp, y cuando el cotejo parecía finalizar en 1, sucede lo que nadie se esperaba, “la suerte de campeón”, en una jugada inentendible entre Lloris y Alderweireld, finaliza con el 2-1 Rojo que permite obtener nuevamente la punta, aunque con un partido de mas claro está. Poco importa eso en Liverpool, que están a la espera de que los “Ciudadanos” den un paso en falso.

 

  • Zona “C” (Championship), tenemos el agrado de presentarles al primer descendido dela temporada en Premier, nuestro desabrido Huddersfield, que se va primero que todos, y encima es despedido por Crystal Palace, un equipo que hasta hace no muy poco peleaba con ellos palmo a palmo la zona de descenso. Otro resultados, Perdió Brighton con Southampton, crucial encuentro. Y a las derrotas ya mencionadas de Cardiff con Chelsea y Fulham con City, hay que sumar la importante victoria de Burnley sobre Wolverhampton, ya que son los más complicados de los que hasta hoy se salvan del descenso, van a depender de los resultados de Cardiff.

 

Definido en minutos

Día sábado y choque entre Fulham y Manchester City. El local llegaba en una situación que se torna prácticamente irremediable, intentaba un último esfuerzo, ante el descenso que parece ser lo más próximo. Manchester City, en cambio, llegaba a Craven Cottage con la obligación de asegurarse una victoria para subirse a la cima provisoriamente, si bien cuenta con un partido menos (disputó los cuartos de FA Cup en medio de la fecha de Premier).

Los dirigidos por Scott Parker, plantearon un esquema 4-3-3. En ataque, Timothy Fosu-Mensah, ocupaba la posición de lateral por la derecha y Cyrus Christie cumplía la función de cerrarse como volante interno, liberando de esa forma a Ayité y Sessegnon, que podían cumplir con más libertad la tarea de extremos bien abiertos. La variante se veía cuando debía defender, ya que en esos casos el lateral holandés se sumaba como un central más, reemplazado en su posición natural por su compañero irlandés. Por esto mismo los extremos naturales, ayudaban en las labores defensivas retrocediendo como volantes por las bandas.

Por otro lado el conjunto de Pep Guardiola, se paró con un habitual 4-3-3. Principalmente buscó atacar manteniendo la posesión, con los centrales ubicados en mitad de cancha colaborando en esa búsqueda, uno de los laterales cerrándose, en este caso Zinchenko, para ayudar en la creación y otro pasando por afuera constantemente (Walker), los volantes internos, David Silva y De Bruyne rotando con los extremos (Bernardo y Sterling) para generar profundidad, agregándole también diagonales.

En el comienzo de las acciones se veía un Manchester City buscando un gol tempranero, que logra a los 5’, tras una salida errónea del Fulham y buena presión en 3/4 rivales. Gol de Bernardo Silva que colocó un gran zurdazo al palo derecho del arquero. Sin embargo, tras el gol, el equipo londinense, no resignaba las salidas desde el fondo y al pie, por lo que, luego de otro error, cercano a la media hora del partido, llegó el gol de Sergio Agüero con asistencia del portugués Silva, quien robo el balón esta vez en cercanías del área rival. Grito e historia para el argentino, quien alcanzaba a Thierry Henry en la tabla de máximos artilleros con un mismo club, con 228 tantos.

El 2do gol de los “Citizens” fue un golpe durisimo para el equipo que se ubica en la penúltima posición, ya que no pudo continuar cumpliendo su tarea en ningún otro momento del encuentro y se vio sometido al juego del visitante en campo propio. Los datos arrojaron una posesión a favor del City con el 65%, tenencia que no supo aprovechar para irse con una goleada de Craven Cottage. Sin embargo, lo definió en minutos y depende de sí mismo liberarse o no en la cima del campeonato, cuando complete su partido pendiente ante su clásico rival, Manchester United.

Una tarde con tinte argentino en Manchester

Manchester City – Arsenal. Realmente un plato fuerte en la previa y no defraudó pero tuvo un claro autoritario. El local tenía la intención de quedarse con la victoria para disminuir la brecha con el Liverpool. El Arsenal, en cambio quería llevarse los 3 puntos a Londres para instalarse en puestos de copas europeas y así no perder pisada al Chelsea.

Los planteos de los DT llamaron bastante la atención, a priori disposiciones tácticas, las cuales no estábamos acostumbrados a ver.

Guardiola presentó un 3-4-3 muy ofensivo, con la agresividad y presión de siempre. Una línea de 3 compuesta por Walker, Otamendi y Laporte. El comúnmente lateral y el francés tuvieron la tarea de sumarse a los ataques cuando así lo veían conveniente y de a uno por vez para no desestabilizar la defensa. Para iniciar salidas limpias desde el fondo, Fernandinho se ubicaba entre Walker y Otamendi, luego se juntaba con Gundogan en el centro ya con el rol de generar juego, sumándose ambos a De Bruyne y David Silva, los otros dos centrocampistas, que rotaban constantemente con los extremos Bernardo y Sterling para lograr profundidad. De centro delantero un intratable Agüero. 

Por otra parte Emery, sorprendió también, pero fue un planteo más bien defensivo. En defensa se paraba 5-3-2 con Lichtsteiner, Mustafi, Koscielny, Monreal y Kolasinac, éste último era quien salía en velocidad en los avances a la par de su compañero, Iwobi, que actuaba como externo por la banda derecha. Aubameyang y Lacazette también se encontraban agazapados a la espera de una contra. Guendouzi quien se paraba de doble 5 con Torreira, fue de lo mejor que tuvo el conjunto ‘Gunner’ que, en conclusión, desarrolló poco juego y al tener la pelota sin ideas claras, se hizo un planteo inofensivo para los ‘Citizens’, que mantuvieron la posesión durante todo el encuentro.

Tal posesión fue aprovechada por el City pero ya con el 1-0 a favor, que llegó a los 48 segundos de partido tras salida con agresividad en el primer balón jugado, centro del lúcido David Silva y palomita de Agüero que iniciaba su gran tarde. Sin embargo minutos más tarde tras una buena pelota parada, peinó Monreal y Koscielny también arrojándose para cabecearla de palomita anotó el empate 1-1 en Manchester.

El City hacía méritos, con la posesión del balón, para sumar en el marcador, hecho que ocurrió a los 44’ antes que finalice la primera parte. Gran combinación entre Gundogan y Sterling, centro del 7 y definición de Agüero debajo del arco en soledad. Manchester City 2-1 Arsenal al entretiempo. 

Segundo tiempo con total dominio del City que manejaba con tranquilidad la pelota, ganando el partido y aguardando por alguna ocasión clara para liquidar. Esa ocasión fue hallada por Sterling que, tras desborde por la banda izquierda asistió nuevamente a Agüero para que defina con el arco a su merced. 3-1 definitivo y tarde soñada para el argentino con su ‘hat-trick’.

El equipo local ganó justamente un duelo clave para seguir en pelea por el título de liga y es un hecho que luego de esta fecha se acercó 2 puntos más al Liverpool. Ahora está a 3 unidades de los ‘Reds’, gracias a un argentino que la rompió en Manchester. 

¿El comienzo de un nuevo reinado?

Por la séptima fecha de Premier League se enfrentaban en el Estadio Etihad y con el arbitraje de Lee Mason, Manchester City (2°) y Brighton & Hove Albion (13°), ahora bien, en principio y previo al partido nos resultó bastante difícil no caer en la tentación de pensar que The Citizens se iban a llevar por delante al humilde equipo visitante. Afortunadamente, este deporte no tiene lógica, y si bien el resultado final fue como se especulaba con victoria para los locales, fueron los visitantes quienes vendieron muy cara la derrota, demostrando así, que este equipo está para más.

The Seagulls (las Gaviotas), salen al césped con su formación natural, un esquema táctico empleado normalmente, 1-4-5-1 con su capitán, el defensa, Lewis Dunk, y para sorpresa de todos, si había algo en lo que eran similares ambos equipos, era en tener un goleador con la misma cantidad de goles, el del City, Agüero, con 4 goles y Glenn Murray, también con 4 goles, aunque este comenzaría el partido desde el banco de suplentes. Así lo decidió el DT. Chris Hughton. En la vereda del frente tenemos a los de Pep Guardiola, y su conocido esquema , el 1-4-3-3 que por momentos se transforma en 1-4-3-2-1.

Si analizamos de manera directa y casi fría como siempre resultan ser las estadísticas del partido, que posiblemente a veces no reflejan lo que realmente sucedió en el encuentro, vamos a ver lo que seguramente todos esperaban, una abrumadora posesión del balón favorable al City (80%), generando así a través de esta, 28 disparos al arco, donde fueron efectivos solo 8, a su vez contando con 8 córner a favor. Sería fácil así decir que el Brighton fue una víctima total del conjunto ciudadano, aunque con sus armas los locales contaron con cuatro situaciones más que peligrosas para el arco de Ederson. Posiblemente lo que al fin incline la balanza a favor de uno u otro sea la diferencia técnica de sus jugadores, y no en sí las cantidades de situaciones ocasionadas.

No quiero analizar tácticamente al equipo de Pep Guardiola muy profundamente, porque ese artículo posiblemente no tendría fin. Pero si vamos a sobresaltar en lo que ya es una característica en el equipo, es la velocidad y la precisión con la que generan las situaciones, en este caso en ambos goles de los locales las jugadas son muy similares, salida desde el fondo con David Silva, que automáticamente siempre busca a Agüero, así se arma el triángulo ofensivo entre Silva-Agüero-Sané para la culminación de la jugada con Sterling.

En el segundo gol la jugada es algo similar, cambia un nombre solamente Silva-Agüero-Sterling, salidas rápidas y precisas desde el fondo, Agüero transportando, apertura al extremo, en este caso Sterling, y conclusión de la jugada frente al arco. Sencillamente letal. Teniendo así la posibilidad de contar con jugadores con Sané y Sterling como extremos, Agüero cuenta con la ventaja de finalizar jugadas siempre dentro del área rival, sumado a los aportes del medio campo con Fernandinho, Bernardo Silva y David Silva, por momentos es demasiado para una defensa como la del Brighton.

Con esta victoria el Manchester City logra alcanzar la punta de la Premier League, tras el empate entre Chelsea y Liverpool, sumando 19 puntos, siendo el equipo más goleador con 21 y solo 3 en contra obteniendo así la valla menos vencida.

En la próxima fecha el Brighton abre la semana futbolística el día viernes frente a el West Ham de Manuel Pellegrini y el Manchester City se enfrentará al Liverpool de Klopp, en lo que será el partido de la fecha, y el resultado arrojará al nuevo líder de la Premier League.

Volar alto o anidar en el fondo

Movilidad, juego asociado, partidos vibrantes, grandes goles y sacrificio son algunas de las características más destacables de la Premier League. Cardiff City, conocido como los Blue Birds, carece de dichos factores y acumula tan solo dos puntos en lo que va de la temporada. Manchester City buscaba reponerse del traspié sufrido en Champions League mientras que, de reojo, prestaba atención a lo que ocurría en Anfield Road.

En la previa, se esperaba que el equipo de Manchester desplegara todo su futbol en suelo gales y ganara cómodamente este encuentro. Guardiola alineaba a Otamendi junto a Laporte en la zaga central, Agüero en punta, Sane por banda izquierda y Bernardo Silva para aportar su cuota de creatividad en el mediocampo. Por su parte, Neil Warnock proponía un mediocampo de marca con Ralls, Camarasa y Arter para oponer resistencia a las conducciones de los volantes ofensivos rivales. Hoilett y Bobby Reid, parados como mediapuntas en ataque y retrocediendo como extremos en defensa, tenían la difícil tarea de abastecer a Danny Ward y, a su vez, frenar las subidas de Fabian Delph y Kyle Walker.

Los 90 minutos fueron un monologo Citizen, brindándoles a Bernardo y Gundogan la libertad de moverse por todo el frente de ataque. Agüero fue una pesadilla para los centrales de Cardiff City, quienes no pudieron tomar su referencia ni anticiparlo ante sus constantes irrupciones en el área. Sterling no pudo ser incisivo por banda derecha, pero Leroy Sane pudo hacer un gran partido, reafirmando una esperanzadora vuelta a su nivel de la temporada pasada.

Etheridge, responsable absoluto de los únicos dos puntos obtenidos por su equipo en la temporada, no tuvo nada que hacer en ninguno de los 5 goles encajados por su equipo. El Kun, Bernardo (a jugada de pelota parada), Gundogan mandaban a su equipo tres goles arriba al entretiempo. La respuesta de los locales era nula, lo cual era confirmado en la cantidad de tiros a arco: cero. El segundo tiempo seria de pura posesión celeste, sin ningún tipo de oposición rival. Mahrez, quien ingresaba por el delantero argentino a los 61 minutos de partido, anotaba dos goles para sentenciar un encuentro caracterizado por la diferencia de calidad, ideas e intensidad de ambos planteos.

La próxima fecha Cardiff enfrentará en un duelo directo a Burnley, quien logró salir del fondo de la tabla por una contundente goleada por 4-0 a Bournemouth. Por su parte, Manchester City tendrá un encuentro correspondiente por Carabao Cup contra Oxford, anteúltimo de League 1, y recibirá, por Premier League, a Brighton.

La temporada es larga y todo puede cambiar, producto de una buena racha propia o una mala racha de los rivales de la parte baja de la tabla. Pero lo mostrado hasta el momento solo genera preocupación: Warnock y sus dirigidos parecen no estar a la altura de las exigencias y una derrota contra Burnley la próxima fecha podría ser contundente para sus aspiraciones a mantener la categoría.

Cambiar las visitas a Old Trafford, Anfield y Emirates por excursiones a Rotherham y Preston no suena muy alentador, pero a este paso es lo mas factible. Momento de los Blue Birds de levantar vuelo y lograr la hazaña. De lo contrario, deberán buscar un nuevo nido en la segunda división.

Las claves de un Manchester City de 100 puntos

Lo volvió a hacer. La temporada anterior fue un fracaso total, y con la cantidad de millones que se habían invertido hasta el momento, la gente no tardó en decir que se terminó su era, que la Premier League no era para él, pero este año se la puso en el bolsillo, como lo hizo con la Bundesliga y La Liga dirigiendo al Bayern Munich y el mejor Barcelona de la historia respectivamente. El año pasado, los jugadores no pudieron adaptarse a la ideología de Guardiola, pero este año lo lograron a la perfección, y en este caso hablaremos de las claves del equipo que llevaron a lograr otra Premier League con varias fechas de antelación.

Como es típico, el sistema de juego fue un 4-3-3 la gran mayoría de los partidos, a excepción de cuando hizo uso de 2 delanteros para juntar a Agüero y Gabriel Jesus. La estrategia, la de siempre, intentar dominar la pelota para que el rival no vea chances de hacer lo suyo, y por lo tanto, también reducirles la moral. Hacen circular la pelota entre los jugadores que están en constante movimiento, haciendo que el que tenga el balón, tenga siempre 2 opciones de pase seguro adelante suyo, más los posibles desahogos detrás.

Para hacer esto, es necesario jugar la pelota a ras del piso, pero para generar la jugada desde el arco, esto significa un gran peligro. Peligro que no sufrieron los “Ciudadanos”, porque en el arco estaba Ederson, un fichaje de cerca de 35 millones al Benfica que les trajo ese juego de pies que tanto le gusta a Pep. A pesar de su juventud, tuvo gran protagonismo. Su juego hace recordar al de Busquets en el mediocampo “Culé”, saliendo de debajo de los 3 palos para servir de apoyo para los defensas y efectuando pases excelentes, evadiendo la presión de los delanteros rivales. También, el brasileño goza de gran potencia y precisión en los pases largos, algo que hace recordar también a Xabi Alonso. Con apenas 2 pasos de carrera, es capaz de dar un pase pasando la media cancha, algo poco visto. Según los números, Ederson hace de 30 a 50 pases por partido, teniendo una efectividad de más de 80% en ellos, algo considerablemente alto para un golero. Atajando no es menos, ya que también tiene un promedio de 2,5 atajadas por gol encajado entre liga local y Champions League. Sin duda, pieza clave, y quizás, entrando entre los mejores goleros del mundo.

Otro factor importante fue el uso del mediocentro Delph como lateral izquierdo. A falta de Mendy que tuvo una lesión grave a inicios de temporada que lo dejó fuera hasta estos días, Guardiola se decide por un jugador de otra posición, para aportar más a su estilo de juego que a las funciones naturales de los carrileros. Como dije, el inglés es originalmente volante todoterreno, por lo que cumple roles de un “box-to-box”, y como todo volante, sabe tocar el balón. Sus capacidades defensivas ayudaron a cubrir su posición, pero el deber fundamental que tuvo Delph fue asociarse con los volantes para generar más circuitos de juego por el medio, y sobretodo apoyar las transiciones defensa-ataque, saliendo por la banda y desbordando al medio.

Una de las piezas fundamentales que tuvo en sus fantásticos años al mando del Barcelona fue el juego de Busquets suelto entre la defensa y la zona de volantes, para marcar y entregar limpia la pelota. Algo parecido encontró este año en Fernandinho, quien cumplió perfectamente en la marca y fue crucial también en las transiciones al ataque.

Cuando un equipo es campeón, es porque todos lograron un rendimiento formidable que los llevó al logro, pero en esos equipos siempre hay un jugador que destaca, teniendo un nivel por encima del esperado. En este caso, el pilar del Manchester City fue De Bruyne. No es revelación, ya que sus capacidades son más que conocidas, pero este año fue el suyo. Fue el jugador portador y distribuidor de la pelota, el que actuó más cerca del área de todos los volantes, y a grandes rasgos, fue el que hizo jugar al equipo. Actuó tanto de enlace por detrás de los 2 de arriba como de punta por afuera, pero su juego es más lo primero, habilitar a los de arriba e incorporarse a ellos cuando tenga la oportunidad. Esta temporada destacó especialmente por las asistencias, donde comparte la punta de la tabla con su compañero Sané, y a un paso de ellos Sterling y el “Chino” Silva, otros dos jugadores “Ciudadanos”, claro ejemplo del estilo de juego de Guardiola.

Para terminar, los gustos que tiene Pep por las bandas son jugadores muy rápidos y explosivos, cualidades que encontró en Sané y Sterling, ambas balas que compartieron ataque junto al “9” elegido. Son muy jóvenes, pero dieron muestra de estar a la altura, ganando en velocidad, desbordando y, como acabamos de ver, asistiendo. A su vez, ambos progresaron de forma notoria en su fútbol de la mano del DT catalán, y probablemente sean de los mejores en el mundo en sus posiciones actualmente. Aprendieron el estilo de tocar y buscar espacios, y combinado con sus cualidades, fueron imparables. Gran preparación de cara al Mundial también.

Un equipo campeón no surge porque sí, sino que tiene toda una estructura y trabajo detrás, algo de lo que pudo gozar media ciudad de Mánchester a final de temporada. El “filósofo” sigue conquistando ligas y agrandando su leyenda en el fútbol…