Lo bueno de saber esperar

Por la fecha 29 de Premier, se enfrentaban dos rivales con más necesidades que sobras, principalmente teniendo en cuenta la ubicación que ocupan en la tabla de posiciones, que no llega a ser de alto riesgo, pero si debe ser de gran cuidado, sobre todo si se cae en uno o dos encuentros, ya el semblante podría ser otro, de jugadores, técnicos y ni hablar de los aficionados de cada club.

Burnley, que venía de caer ante el Newcastle de Rafa Benítez, recibía en su casa al Crystal Palace de Roy Hodgson, quién en igualdad de condiciones había caído ante el United de Solskjaer, en Shelhurst Park, su propia casa.

Para esto, los locales no saldrían con grandes modificaciones para el choque, con un sistema táctico ya conocido por todos es el que presenta Sean Dyche, su infalible e inamovible 1-4-4-2, con una sola variante con respecto al encuentro anterior, el ingreso de Hendrick por Gudmundsson, en la posición de volante por el sector derecho.

Del lado del Palace, la caída ante el United no cayó del todo bien, con lo cual Hodgson metió mano en el once inicial, realizando 5 cambios con respecto a ese último cotejo, estas fueron las variantes, Hennessey por Guaita, Aarón Wan-Bisakka por Ward, Kelly por Dann, Kouyate por Townsend y Meyer por McArthur. Esto infirió en el esquema que venía manteniendo su técnico, el anterior 1-4-3-3, se transformó en 1-4-4-2, y parece haber dado sus frutos cambiar.

El inicio del primer tiempo fue prácticamente todo del Burnley, inyectando una agresividad ofensiva digna de un equipo de Élite que sale a comerse al rival literalmente. Las asociaciones entre Westwood, Hendrick y Barnes principalmente por el sector derecho de ataque e izquierdo de la defensa del Palace, fue la zona predilecta a la hora de atacar, intentando llegar con juego asociado o centros al área en busca de Wood. Van Aanholt sufrió las embestidas de manera considerable por parte de los “Clarets”.

Pero si hay algo que aprendió el Palace con Roy Hodgson, es esperar, tomarse su tiempo, y estar agazapado para atacar cuando el rival menos lo espere, y así fue como llega el primer gol de la visita. Salida rápida de Milivojevic, Kouyaté, Zaha, Schlupp y mala fortuna para el defensa Bardsley que termina la jugada cometiendo el gol en contra.

Al inicio del segundo tiempo, golpea nuevamente Palace con lo que sería ya un denominador común en los goles de la visita, tanto Kouyaté como Zaha son participes sobresalientes en los tres goles de su equipo. En el segundo gol marcado por Batshuayi inician ambos la jugada que finaliza por el sector derecho con AWB. Para redondear en el tercero la destreza personal de Zaha fue demasiado para una defensa del Burnley que bailaba al compás del Marfileño.

Ya con más amor propio que fútbol los locales fueron en busca del descuento que llega a través de Barnes, y la complicidad de Hennessey quién no termina de salir a cortar el centro, ni tampoco se ubica en su posición bajo los tres palos. En el ocaso del encuentro el ingreso de Crouch generó una jugada de riesgo, bien resuelta por el portero visitante.

Tal vez la falta de finalización de las jugadas que realizó el Burnley, fue el principal motivo por el cual el marcador no fue más ajustado, los intentos de los locales fueron superiores, 18 disparos al arco pero solo 4 tuvieron destino de riesgo. El Palace logró la misma cantidad de disparos efectivos al arco y marcó en 3 situaciones de 4 realizadas. La diferencia se basó en la puntería y efectividad de sus delanteros.

La situación no es del todo cómoda para Burnley, quedando a 5 puntos del tercer puesto de descenso. Con esta victoria el Crystal Palace se aleja a 8 puntos del Cardiff quién hasta hoy sería el último descendido.

El panorama no es alentador para “The Clarets” quienes visitaran al segundo del torneo, el Liverpool de Klopp en Anfield. En Shelhurst Park, se disputará un encuentro de alto nivel de ebullición, teniendo en cuenta la gran rivalidad existente entre la afición del Palace y Brighton (quienes tampoco están del todo cómodos con el descenso, a pesar de lograr una victoria ante Huddersfield)

Lo bueno de saber esperar.

Las águilas quieren volar

Sur de Londres, Park Rd entre las calles Holmesdale Rd y Whitehorse Ln, se encuentra el pintoresco estadio Selhurst Park, con una capacidad para 26.300 espectadores, hogar del Crystal Palace Football Club.

Situados en la temporada actual, la que nos compete, dónde vamos a desarrollar la idea futbolísticas de los dirigidos por Roy Hodgson. Cómo asi tambien los puntos sobresalientes, aquellos que consideramos se deben mejorar, como asi también nos tomamos el atrevimiento de “aconsejar” desde nuestra humilde posición, cuáles son los puestos a reforzar en este mercado de invierno.

Orden táctico.

Hodgson utiliza tres esquemas tácticos, que solo varían en el mediocampo y la delantera. Claro partidario de jugar con línea de 4 en el fondo, eso no se negocia.

Ahora sí vamos a los esquemas en sí.

  • 1-4-4-2, por excelencia es la formación que más utilizó en el transcurso de la temporada. Inicialmente enfrentó a 14 rivales con este orden de los cuales logró, PG 3, PE 2, PP 9. Este esquema táctico tal vez es el que más crítica generó, no solo por los resultados que están a la vista, sino que por la falta de juego en determinados encuentros. Una línea de volantes muy rígida, con McArthur, Kouyaté, Milivojevic, Meyer (Schlupp) tal vez mas combativa que de juego.
  • 1-4-2-3-1, este esquema lo utilizó dos veces, una vez con Chelsea, con quién perdió por la mínima, pero también contra Manchester City, y esa recordada victoria en Etihad Stadium por 2-3. Una de cal y una de arena para esta segunda formación, dónde dejó una mejor imagen, aunque con algunas dudas. PG 1, PP 1.
  • 1-4-3-3, indiscutiblemente es el esquema que más cómodo resultó para los once iniciales. Posicionando como extremos a W. Saha por izquierda y a A. Townsend por derecha, sumando a J. Ayew de centrodelantero, (posición que puede ser cumplida por C. Benteke cuando retorne de su lesión). Obtuvo asi PG 2, PE 2, PP 1, cabe destacar que el encuentro perdido fue vs Bournemouth por 2-1, donde el desarrollo fue parejo. Con lo cual es claramente la táctica que mayor beneficio le proporciona en base a resultados.

Los once de memoria, No hay grandes cambios con respecto a los nombres que utiliza. Solo puede llegar a variar un nombre en base al esquema táctico que utilize, esto posiblemente cause en los jugadores, tanto suplentes como los no convocados tengan un dejo de inseguridad, sobre todo cuando les toca ingresar ya sea por lesión o suspensión de un compañero. Las inferiores tampoco cuentan con una suerte diferente.

El arco está cubierto, primero W. Hennessey ocupó el puesto durante 16 fechas, en la fecha 17 vs Leicester ingresó V. Guaita y desde ahí se adueñó de los tres palos. Con tanta suerte para él, que desde que ingresó obtuvo 3 victorias, 1 empate y 1 derrota. Recibiendo solo 3 goles en su meta. Números más que favorables para el español.

En defensa los jugadores son experimentados pero sobresale la figura más joven y tal vez el jugador que mejor proyección de carrera tiene y es Aarón Wan-Bissaka, con tan solo 21 años se ganó el puesto de lateral derecho. Con entradas limpias y quites quirúrgicos cuándo va a disputar el balón al suelo. En ofensiva sus movimientos son muy interesantes, realizando el recorrido de arco a arco sin problemas durante los 90 minutos.

Puntos a mejorar, sin ningún lugar a dudas, el mediocampo sufre de creadores de juego, solo cuando A. Townsend retrocede en busca del balón se gestan jugadas de peligro, pero así W. Saha queda muy solitario en ofensiva. Otro que suele generar juego es M. Meyer, el alemán, que juega de volante por izquierda, intenta asociarse a la delantera, pero todavía no consigue desarrollar su juego a un nivel que convenza a Hodgson para que sea titular indiscutido, de hecho es por lo general el primer cambio si juega de titular, o el primero en salir del once inicial si desea jugar con tres delanteros.

En la ofensiva la lesión de C. Benteke fue casi catastrófica, esto generó la falta de un 9 de área puro, que aguante el balón, pivotee o donde el equipo descanse a la hora de pasar de defensa a ataque sabiendo que puede cumplir esa función tranquilamente. Esto generó por momentos una total dependencia en ofensiva de W. Saha, solo cuando el equipo no jugó con él, (ausente vs Tottenham) pudo darse cuenta que hay fútbol después del Marfileño. A su vez la falta de gol en el equipo es muy importante, al punto tal de que su goleador es L. Milivojevic con 6 goles (5 de penal), para el volante central.

Solo para dejarlo en claro, tal vez un volante creativo y un delantero son los puestos a cubrir de manera primordial.

Ocupando el puesto 14° en la tabla de posiciones con 22 puntos en Premier League y ya en 4ta ronda de la FA Cup, es hora de que las águilas empiecen a volar.

 

A falta de magia, Kanté.

El ambiente en Selhurst Park era magnífico, gradas repletas y un equipo locatario que buscaba extender la racha de partidos sin perder ante un equipo importante como lo es Chelsea.

El libreto de estos equipos es más que conocido, Sarri busca que sus equipos sean protagonistas en base a la posesión y Hodgson todo lo contrario, busca hacerse fuerte cerrándole los espacios al rival y limitándolo.
Crystal Palace inició con un 4-5-1 en el que solo Zaha se posicionaba por delante de la línea del balón, el resto de jugadores se replegaba para cubrir pasillos externos y no dejar progresar de manera cómoda a los blues, y lo logró bastante bien, Chelsea a pesar de dominar la posesión no dispuso de muchas ocasiones claras de gol ni de una circulación de balón que sofocara al conjunto locatario. Crystal Palace quizás estuvo en el debe en cuanto al apartado ofensivo ya que no logró generar peligro con sus contragolpes, estuvieron imprecisos y nunca lograron sorprender a una defensa de Chelsea que se plantó en mitad de cancha. Da la sensación de necesitar un delantero centro alto y fuerte físicamente para poder buscar ganar en el apartado aéreo si el equipo no está fino como fue el caso de esta jornada.

Chelsea partió con su característico 4-3-3, algo para destacar fue el movimiento de Hazard, que contó con total libertad para moverse por todo el frente de ataque, dejando toda la banda izquierda a disposición de Marcos Alonso y con Willian más fijo sobre la banda derecha ya que Azpilicueta no es un jugador que tienda a subir demasiado. Fue una buena actuación de los centrales, que situados en mitad de cancha lograron que el partido y sobretodo el primer tiempo se jugara siempre en campo rival, un poco por merito de ellos y otro poco por el planteo de Hodgson. A pesar de eso, la gran cantidad de jugadores de Crystal Palace en el centro del campo dificultó la participación de Giroud, que no pudo generar ventajas para sus compañeros a partir del juego de espaldas. Siempre estuvieron en inferioridad numérica por el centro, lo que dejaba las bandas descubiertas, pero Marcos Alonso estuvo impreciso y no logró capitalizar sus escaladas por banda con buenos centros.

Ese primer tiempo fue chato, no hubo grandes ocasiones para ninguno de los 2 equipos más allá de un tiro libre de Willian que se estrelló en el palo. El conjunto local se iba conforme porque la primera parte y la más importante del libreto había sido cumplida, aunque luego no pudieran ser punzantes arriba.

El segundo tiempo fue diferente ya que en el minuto 6 N’Golo Kanté cruzó un remate dentro del área tras recibir de pecho un envío de David Luiz, concretando así su tercer gol en la temporada, a partir de ahí las sensaciones fueron diferentes, ya que el resultado favorecía a los blues, lo normal sería que los locales adelantaran sus filas, presionaran más arriba y buscaran el empate. Pero lo que se vio fue más de lo mismo, un Chelsea que ya sea por falta de creatividad o por conformismo, siguió sin generar demasiado y un Crystal Palace que mantuvo esa mentalidad conservadora y continuó esperando en su propio campo.

Hodgson intentó buscar el empate en los últimos minutos con los ingresos del alemán Meyer y Wickham, y se vio un Chelsea con algunas dudas en defensa, nos quedaremos con la duda de que hubiera pasado si estos ingresos se daban antes, ya que el mediocampista creativo Meyer dejó algunos destellos de creatividad y mostró frescura en su ingreso.

El equipo de Sarri cierra el año de buena manera y mantiene la 4ta posición con un total de 43 unidades.
Mientras que Crystal Palace cierra el año en la posición 14 con 19 unidades situándose 4 por encima de la zona de descenso.

Las cinco de la jornada

Tal vez estemos en presencia de la fecha más sorprendente en lo que va de Premier League, Manchester City perdió, ganó Liverpool, cayó Chelsea, cumple Arsenal, revive el United y goleó el Tottenham de Pochettino, todo eso y más vamos a comentarte aqui en Las cinco de la jornada.

 

  • Lo impensado sucedió, contra todos los pronósticos, tanto de los fanáticos del City cómo los del Palace, incluso casas de apuestas, a priori, solo se pensaba cuántos goles iba a hacer el equipo local. Pero el fútbol, no tiene lógica, por suerte, y lo imprevisible se hizo realidad. Tras 20 años, “The Eagles” logran una victoria en el Etihad, ante el Manchester City de Pep Guardiola. Un partido sin explicación, Crystal Palace llega tres veces y marca en las tres, un gol de Andros Townsend, de esos que quedarán en la memoria de los fanáticos y los amantes del fútbol. Manchester City hizo todo lo que tenía que hacer para ganar, pero está  vez no fue suficiente. La ausencia de Fernandinho y David Silva, toman más envergadura en un encuentro como este. Final 2-3 para el Palace, la película tubo el mejor final para los del sur de Londres, y para los Locales fue una pesadilla. Con este resultado los “Ciudadanos” quedan a 4 puntos del líder. Regaló de Navidad para los de Klopp.

 

  • Volvió a la victoria, así fue como el Arsenal cumple contra el débil, Burnley, con un doblete de “Auba” y tal vez sin lograr un despliegue al que nos tiene acostumbrados, los de Emery vuelven a ganar tras sus dos caídas previas. Lo que más vamos a destacar del encuentro son los encontronazos, entre Sokratis y Barnes, se dieron de lo lindo, sobretodo en el segundo tiempo, y no se fueron expulsados solo por qué juegan en Premier, lo cual es motivo de orgullo para nosotros, queremos más hombres pegándose callados, que jugadores revolcándose en el césped como si estuvieran heridos de bala. Así Arsenal alcanza al Chelsea con 37 puntos, pero permanece 5° en las posiciones por diferencia de gol. Por el lado del Burnley, pasan obligados una semana más en zona de descenso.

 

  • Caer de pié, así fue como lo hizo Chelsea de local ante el intermitente Leicester. Superó en todos los aspectos a su rival menos en el mas importante, en marcar goles, y si de goles se trata quién sinó, J. Vardy le da la victoria a los “Foxes” y asi poner un freno al equipo de M. Sarri, está fue otras de las sorpresas de la fecha. Así los “Blues” se alejan de la punta y quedan ya a 11 puntos de diferencia con el puntero actual.

 

  • Ganó Manchester United, y es noticia señores, la famosa frase, ganó, gustó y goleó, dejando atrás una página diríamos que gris, de su historia, se hizo realidad en la fecha 18 recién, estamos de acuerdo? Hablamos del despido de Mou, claro está. Si nos preguntan del partido, parece que un grande se despierta, ojalá asi sea, contundente 1-5 para alejar fantasmas y también  creer en Solskjaer, que con tiempo tal vez pueda enderezar la realidad del United. Salud a los “Red devils”, que a la hora de tender cama son muy prolijos, sobre todo sus jugadores.

 

  • Sin piedad Tottenham, los De Pochettino se despacharon con una tremenda paliza sobre el Everton, contundente 6-2, sin mediar palabra, cambió por gol toda situación que creó, con un H. M. Son y Harry Kane jugando a otra cosa, los “Spurs” fueron demasiado para un Everton, que no tuvo respuestas futbolísticas, ni anímicas, y es mas que entendible. Los de Marco Silva tienen que levantar cabeza ahora, de manera urgente. Ya son 5 los encuentros que no logran sumar una victoria. Si continúan de esta manera se avecinan días complicados para los “Toffees”.

Así transcurrió una nueva fecha en Premier League dejando más de una sorpresa, para el bien del torneo más competitivo del mundo. Ya se viene el Boxing day en el Reino unido, y no lo vamos a dejar pasar, entre el 26-27 de diciembre tenemos la fecha 19 que declarará campeón de invierno al Liverpool de J. klopp quién fue el equipo más regular durante la primera mitad de la temporada 18/19.

Por parte de todo el equipo de Detras Del Arco, los saludamos y deseamos una feliz Navidad a todos nuestros seguidores que comparten día a día nuestra pasión por el fútbol, en especial por la Premier League.

 

Comienzan a volar

El sábado en Selhurst Park se enfrentaban el Crystal Palace de Roy Hodgson, contra el Burnley de Sean Dyche. Un duelo de necesitados, ya que ambos se florean cerca de los puestos de descensos, lo cual sería de vital importancia para ambos conseguir los tres puntos, para despegarse de la zona roja, y hundir más aun a su rival de turno. Y así fue.

“The Eagles” sin cambios con respecto a sus actuaciones pasadas, un ya conocido 1-4-4-2, y sin cambios en los nombres iniciales. Por su parte “The Clarets” siguen realizando cambios en la formación, tras el partido con Newcastle salió a disputar el encuentro con un tradicional 1-4-4-2, pero en el encuentro con el Palace pasó a un -1-4-4-1-1, con dos nombres distintos, Brady por Lennon, y Gudmundsson por Wood, dejandonos en claro Sean que no logra encajar con el equipo ideal, ya que los combios son una constante en sus formaciones partidos tras partidos.

El Crystal Palace con su juego asociado en el mediocampo con Meyer, McArthur, sumado a Milivojevic y kouyaté funcionó en buena forma para alimentar tanto a Townsend como a Zaha. En el arco y la defensa no se presentan variaciones, si tenemos que resaltar el poderío ofensivo de sus laterales tanto el de los países Bajos P.V. Aanholt sumado al Ingles Wan-Bissaka. ambos con una gran proyección a futuro con sendas carreras prometedoras. Sumada a la gran actuación del alemán Max Meyer.

De tales asociaciones y sobre todo por el sector derecho del ataque del Palace, nacieron las jugadas de dichos goles, terminando siempre de derecha al centro. McArthur en una ocasión tras pase de Townsend, y en el segundo gol, un pase a distancia de Kouyaté para Andros Townsend que finalizó con un excelente disparo de media distancia en el fondo de la red del Burnley.

“The Clarets” presentan una realidad alarmante, posiblemente mayor a la del Palace, vienen en caída libre, teniendo en cuenta que la última vez que ganaron fue allá por la fecha 7 cuando enfrentaron al Cardiff City, desde ahí sumaron solo 2 puntos de 21 posibles, cosechando 2 empates y 5 derrotas. Números verdaderamente alarmantes para los oriundos de Lancashire. Decididamente necesitan un cambio de dirección muy grande, o nuevos aires si quieren de manera fehaciente dar vuelta la historia, y no terminar en “Championship” la temporada siguiente.

Sin tiempo para festejos ni lamentos, ambos tienen encuentro entre semana por Premier League, Crystal Palace visita a Brighton And Hove en Stadium Falmer. Por su parte el diezmado Burnley recibirá en Turf Moor nada más ni nada menos que al Liverpool de Klopp.

Futuros inciertos para los dos, es hora de comenzar a volar.

Otro golpe al mentón inglés

Hoy fue un gran día de Eurocopa. El mismo comenzó con una incontestable victoria de Italia sobre España –actual bicampeona- pero quedó opacado por una tarde/noche histórica en Niza.

Islandia ha vuelto a dar una cachetada a la historia del país inventor del fútbol. Y este artículo tratará sobre las dos partes de la frase anterior. El partido en sí, en donde los chicos de Lars Lagerback hicieron historia. Y la otra, la del contexto histórico actual de la selección inglesa.

607118267_LB_0357_A668BC133189C66C1070C4D6075C6272_3500

Los primeros minutos del juego comenzaron mostrando a dos equipos realmente tímidos. Pero en la primera arremetida de Raheem Sterling –de las pocas interesantes hechas por él en la Eurocopa- lleva a que el portero islandés le cometa un penal bastante tonto y muy liviano, no obstante, penal al fín. Wayne Rooney convirtió y parecía que se venía una buena jornada para Inglaterra que se veía a priori superior a una “débil” Islandia.

Pero estos muchachos de Islandia que nos han enamorado a todos porque justamente se ve que aman al fútbol como tal, sacaron y lograron empatar el marcador. Obviamente una jugada creada desde el lateral, Arnasson la pone en el área como con el pie para que Ragnar Sigurdsson (símbolo de este equipo) ponga ese rápido empate.

El fútbol tiene momentos de quiebra, donde se hace un “click” y el dominio del encuentro o cambia de bando o bien uno se hace superior cuando había paridad. Esto sucedió con el gol del empate. Inglaterra no llegó a sentir el dominio de ir por arriba en el marcador, pero sufrió los restantes 80 minutos el dominio de Islandia.

Y cuando hablamos de “dominio” no piensen en que lo acorraló, sino que, dominar en el sentido de jugar con las reglas que quiere el dominante. Islandia lo dejó acercarse, y apretaba unas contras brutales, velocidad, precisión, unas carreras formidables. Doce minutos después del empate, Sigthorsson anotó el 2do.

13522752_1229659297044929_8958606772971263214_o

Ya con el 2-1 a los 18 minutos, el resto del partido fue un suplicio para Inglaterra. Algo que pudimos ver en sus otros tres partidos del torneo. Un equipo falto de ideas en donde jamás pudo hilvanar un juego asociado. Sus laterales suben de manera excesiva (y eso no es malo) pero sin criterio alguno, por lo que cuando la jugada no lo pide ellos están en posiciones de extremos. Eso contra Islandia se paga caro.

Hay malas decisiones de Hodgson que le cuestan su cargo –pese a que renunció-, como colocar a disparar los balones parados a Harry Kane cuando puede ser una gran referencia de área. Como insistir con los extremos cuando claramente no le funcionaba bien. Y si bien parecía un acierto el colocar a Rooney en el mediocampo, el error fue confiarle la posición de mediocentro, no es un regista, si puede ser un organizador de juego.

InfoEngland

Se fueron por la puerta pequeña, como se han ido de las últimas 10 competiciones (contando esta), entonces ¿Dónde está el problema? Inglaterra ha pecado de creer más de lo que es, nunca pudo obtener este título y solo consiguió un polémico Mundial en su territorio. Tiene una de las mejores ligas del Mundo, pero el vuelo se lo dan más los extranjeros que los nativos del lugar. Y el comunicado de prensa de la FA sobre la dimisión de Hodgson es más de lo mismo que se ha visto:

“Como nación, estamos muy decepcionados por perder esta noche y que nuestra carrera en la Euro 2016 haya tenido un prematuro final. Teníamos grandes esperanzas de progresar hasta las rondas finales de la competición y aceptamos que no hemos respondido a nuestras propias expectativas y las del país”

Extraído del comunicado de la FA aceptando la renuncia de Roy Hodgson

Tal vez las expectativas sean demasiado altas, porque cuesta creer que no hayan podido definir ninguna competición desde 1996, a veces por mala suerte en penales, a veces –como hoy- por repetidos errores de los cuales no parecen aprender nunca.

“Lo intentamos todo, pero no logramos el segundo gol. Respetábamos a Islandia por todo lo que había logrado, sabíamos que era un buen equipo y que tenía peligro a balón parado, pero no hemos podido evitar que marcasen así”, destacó “Nos va a costar un tiempo recuperarnos, pero nos vamos a recuperar. Ahora es difícil verlo, pero Inglaterra tiene un futuro brillante”, agregó.

Wayne Rooney al finalizar el encuentro.

La declaración de Wayne Rooney citada también parece ser parte de esa esperanza eterna que acompaña a la selección inglesa desde 1966 en adelante. Por ahora ese futuro brillante está cada vez más distante.

Inglaterra: ¿Es candidata?

Normalmente por su propia idiosincrasia hinchas, prensa, directivos y jugadores tienen en mente que su Inglaterra debe ser favorita de cada uno de los torneos que disputa, aunque no siempre tengan el equipo más competitivo, algunos por ejemplo con un delantero centro como Ricky Lambert. Pero ésta generación que hoy debutó en la Eurocopa 2016 si es un equipo prometedor, y que tiene no sólo mucho crecimiento de cara al Mundial dentro de dos años, sino que el “hoy” impulsa a un gran equipo que deberá ser protagonista del torneo.

Hoy, el equipo de Roy Hodgson salió al campo con un 4-3-3 en donde la clave durante la mayoría del encuentro se encontró en las triangulaciones realizadas por un lateral, un mediocampista y un extremo en cada banda. En izquierda la subida de Rose, Rooney que se inclinaba por esa banda y Sterling que estaba en esa banda formaban un circuito. Por derecha Walker que fue el lateral que más incursionó en campo rival –sobre todo en la primera mitad- acompañado por Dele Alli y Lallana. Pero en el mediocampo el equilibrio lo ponía un gran Eric Dier que hoy sin dudas ha tenido un partido de los que te impulsa a ser clave en un equipo.

InglaterraRusia1

En tanto Rusia se plantó en el campo con un 4-5-1, en donde mayoritariamente durante la primera mitad se buscaba por parte de los dos centrales a los extremos que se desplegaban sobre las bandas y al 9 Dzyuba que estuvo sumamente estático durante todo el partido.

El hombre del partido fue sin duda Wayne Rooney, el único tipo que entendió el juego, que comprendió que había que realizar y cuando. Saliendo desde posiciones similares a la Andrea Pirlo armando el juego, lanzando balones a ambas bandas, básicamente creando el juego de una Inglaterra que atacó de manera ordenada pero que le fallaron dos piezas durante todo el partido.

InglaterraRusia4

En primer lugar, Raheem Sterling, conocemos lo intermitente que es, pero esa intermitencia ni siquiera apareció. Un apagón general atacó al jugador, no tuvo creatividad, no tuvo claridad a la hora de jugar, perdió balones cuando el equipo salía al ataque dejando expuesto el fondo y encima cometió faltas en ataque. Recién a los 86 minutos Roy Hodgson se dio cuenta que no tendría que jugar, pero el cambio fue para cerrar el juego ya que entró James Milner por él. Y, en segundo lugar, Harry Kane. Se esperaba del artillero de Tottenham todo lo que ha hecho en el equipo de Pocchetino ya que justamente este equipo son cinco jugadores “Spurs” tendría un funcionamiento similar. Pero Harry estuvo ausente, realmente ausente.

Roy se equivocó con los cambios, eso no cabe duda. Tanto en el tiempo que demoró en realizarlos como en quien confio para meter en el campo. Pudo buscar otras alternativas: colocar a Vardy acompañando a Kane, buscar con Sturridge. Cambiar el esquema, pero no, su primer cambio fue colocar a Wilshere que hace dos años no juega regularmente, y por Rooney encima ¡una cosa increíble! pese al desgaste físico del gran jugador del Manchester United.

InglaterraRusia2

No obstante, el gol de tiro libre de Dier (con complicidad del gran portero Akinfeev, que suele tener estos fallos a veces) daba justicia al marcador, ya que Rusia no quiso nada durante el partido. Pero, los errores se pagan de manera justa o injusta. Y tal vez esas variantes que no hizo Hodgson, que pudieron engrosar el resultado pasaron factura en el final del juego, cuando una pelota cayó del cielo prácticamente al central Vasily Berezutskiy que anotó sobre la línea del arco un 1-1 que dejaba a los ingleses sintiéndose con las manos vacías.

Grandes expectativas tiradas por el suelo, básicamente la tónica inglesa desde 1966.