Las cinco de la Jornada

Llegó el día, cambio de líder, empate en el clásico de Londres, la victoria de los Manchester’s, y la victoria de Chelsea, más todo lo sucedido en la zona “C” por el descenso, todo eso y más, aquí lo vamos a desarrollar.

  • La culpa la tiene el viento! Fue la explicación que dió Klopp al finalizar el clásico de Merseyside, un 0-0 clavado, donde el miedo escénico ya superó al equipo, los resultados lo demuestran, de los últimos 6 encuentros ganaron solo 2 y empataron 4, claro indicio de la situación que se está viviendo por el Liverpool. Ahora el campeonato ya no depende de ellos, tienen que esperar que se caigan los nuevos punteros, se los había dicho hace mucho tiempo atrás que esto iba a suceder.

  • Otro clásico de Londres, nuevo empate, 1-1 y esto no le sirvió a ninguno, Auba desperdicia la posibilidad de ganar, tras penal tapado por Lloris, esto provoca despedirse de la pelea por el torneo, ya lejos a 10 puntos del City, pero en zona de UCL, aún no sabemos por cuánto tiempo, ya que tienen a United y Arsenal pisándole los talones por ese lugar. Los “Gunners” sígue en zona UEL con la sombra de Chelsea a sus espaldas.

  • Nuevo líder, a pesar de ganar el City, los “Cherries” jugaron a no perder, un sistema ultra defensivo fue el que planteó Eddie Howe, y si le costó, es verdad, pero si jugas a empatar o a no perder terminas perdiendo, inevitablemente. Con decir que no patearon al arco en todo el partido! Es decir, si Guardiola decidía jugar sin arquero, el resultado iba a ser el mismo. Ederson devolvé el sueldo ladrón! Lo cierto es que nada le importó al “City” que con esta victoria se relame las manos camino hacia el Bicampeonato.

  • Golazos por doquier, fue el que brindaron “United y Soton” 5 goles y uno mejor que otro, lo cierto es que Lukaku viene de doblete en doblete demostrando que no solo Pogba es el imprescindible, los diablos rojos siguen jugando y ganando parejo en Premier, aunque esta semana debería demostrar carácter en UCL en París, y dar vuelta el resultado. Ese ya es otro tema. 12 partidos sin perder y en la próxima se viene Arsenal, lindo encuentro.

  • Zona “C”, en la zona Championship los dos últimos puestos ya parecen una fija, Huddersfield cayó ante el Brighton por la mínima, Fulham lo propio con Chelsea fue un 1-2 en Craven Cottage, Burnley cae de local ante el Palace 1-3, Newcastle pierde ante el West Ham 2-0 y Cardiff quién parece tener todos los números para ganar el 3er puesto de descenso cae ante el “Wolves” por 2-0 y así quedó la tabla.
  • Posiciones:
  • Brighton 30
  • Burnley 30
  • Southampton 27
  • Cardiff 25
  • Fulham 17
  • Huddersfield 14

Se nos fué la fecha 29 y esto no es respiro, veremos qué sucede en la próxima fecha de nuestra querida Premier League.

Las claves de la jornada 28

Comenzamos pidiendo disculpas, por qué esta vez no serán 5 las claves, es que a medida que pasan las fechas hay más que hablar en Premier, por eso vamos con lo más destacable, ya!

  • Ganó Huddersfield! Y es noticia, nada más y nada menos que al Wolves de Nuno! 1-0 de local, cortando la racha positiva de “Los Lobos” 5 sin perder, que ya son historia. Los “Terriers” hacía 14 partidos que no ganaban! Y saben ante quien fué? Si, si, ante el “Wolves” allá por la fecha 13, increíble. Se cortó la maldición de una vez por todas aunque ya sea tarde para intentar salvarse. Los jugadores del Huddersfield al finalizar el partido no sabían si tenían que festejar o que hacer. De locos!

  • Se caen a pedazos, es la impresión que nos dan cuando hablamos del Bournemouth, y no es por desmerecer a Arsenal, que fue claro vencedor, pero no deja de llamar la atención estos “Cherries” que de coquetear con las copas internacionales, termina mirando de reojo de la mitad de tabla para abajo. 14 derrotas en lo que va del torneo. Los “Gunners” ya suman 3 victorias consecutivas y se mantienen en el 4to puesto, clasificando a UCL hasta el momento.

  • Clase de Jerarquía, fue la que demostró el United a un Palace que si no aprovechó está oportunidad para ganarle, ya no le gana más. 8 lesionados para los “Diablos” un equipo armado a como se pueda por Solskjaer, pero le bastó para no despeinarse ante un local que nunca lo incomodó al visitante, Pogba jugó a placer y fue el quien manejó los hilos para que se luzca Lukaku con sus dos goles. 1-3 al final. Hay que avisarle a Hodgson que si sustituye un lateral alguien tiene que tomar su lugar, sigan durmiendo.

  • El clásico bajo cero, Chelsea y Tottenham jugaban por ver quién no pasaba vergüenza, más aún de la que ya vienen pasando, uno pierde la final de la Carabao Cup y el otro derrota contra el Burnley. En fin, Pedro le daba la victoria a los “Blues” y para redondear la cifra Trippier les regala el 2do. Los Poche boys vienen haciendo lo posible para quedarse fuera de las copas. Los de Sarri intentan llegar a UEL, con nuestro querido amigo Kepa sentado en el banco de suplentes, llévate una almohada pibe.

  • Las cosas como son, Liverpool puso las cosas en su lugar y le pegó terrible paseo al Watford, que venían creyéndose grandes después de su victoria abultada ante el pobre Cardiff, pero les abrieron los ojos a la realidad de un solo cachetazo. 5-0 para los “Reds” que mantienen la punta y no dan el brazo a torcer, líderes sin dejar dudas, por el momento. Mané nos tiene acostumbrados, pero dos goles de V. Dijk es mucho, hasta Origi hizo uno, claro mensaje de maldición, comienza la racha negativa?

  • El robo del siglo, todos queremos un mano a mano entre Liverpool y Manchester City, pero si lo van a ayudar, busquen otra manera por favor, el penal que le regalan a los “Citizen” es digno de una película de Hollywood, un robo a mano armada. La escena cinematográfica de Bernando Silva en cámara lenta, es propia de un actor que pelea por ganar un Oscar, poco le importó al Kun Agüero que lo cambió por gol. Pellegrini se quejará con Pep como lo hizo con Klopp? Digo, por qué había dicho que el alemán siempre le ganaba con trampa. Qué dira ahora del español? 1-0 y a casa.

  • La Zona C (Championship), cayó Cardiff con Everton 0-3 y logró llegar en la zona más temida, tengan cuidado. Por su lado bienvenidos Brighton a la charla, tras su derrota ante Leicester quedaron a solo 2 puntos y se le llena la cabeza de preguntas. Newcastle le gana a Burnley y el manotazo de abogado logra tirarlo para abajo a los de Dyche. En el partido ardiente del descenso, Soton destrozó al Fulham, los de Ranieri tendrían que probar manejando Karting, que al final no lo hicieron por el seguro tan costoso, pero para lo que juegan podrían lesionarse tranquilamente, nadie va a notar su ausencia.

Pasó la 28 y nos da para hablar, como siempre en la mejor liga del mundo, La Premier League.

Las cinco de la jornada 21

Fecha frenética, a toda velocidad, resultados inesperados, sorpresas, detalles, para reír o llorar, estas son Las cinco de la jornada.

  • Era contra Liverpool Emery. El español se acordó tarde que debían jugar “Laca y Auba” juntos, cuando los tuvo que poner  no lo hizo y se comió 5, claro pero contra el Fulham si. Se florearon ante un débil rival que pelea el descenso, asi cualquiera. Kamara hizo el gol que jamás nadie recordará, ni los hinchas del Fulham. Se llevaban el premio al frío del año, pero no, los salvaron los “Reds”. Ahora hay algo que tienen que saber, y es que no van a clasificar ni a UEL. Ya se los anticipé!
  • Otros frios más. Se ve que los de Londres viven en un tempano, por qué cuando tenían que ganar (Wolves) no lo hicieron, pero claro se copian de sus primos hermanos y se hacen los grandes contra el Cardiff, los galeses que no saben si irse o quedarse, en fin, Harry Kane es el único que se salva, solo por ser el goleador (junto con Aubameyang) de la temporada. Los gallitos de Londres se las van a ver negra con el United en la próxima fecha. No digan que no les avisamos.
  • El primer tiempo de la fecha, se lo llevan Bournemouth vs Watford, no fue el partido de la fecha por qué no les dio la nafta para ser el partido de la 21. Ambos se acordaron de hacer goles, lo que tenemos que avisarles es que también deben intentar evitar que le hagan goles a sus arqueros (Begovic y Foster) quienes deben estar pensando seriamente si van a continuar en sendos equipos. Entretenido 3-3 al que le sobró el segundo tiempo. Es así, equipos chicos, que solo pelean por un puesto en mitad de tabla. Ambos tienen partidos accesibles la próxima fecha, pero ninguno de los dos van a ganar. ¡Apuesten!
  • Los mucamos mejores pagos. Si, ya saben de quienes hablamos, los expertos en armar camas, prolijos y rápidos. Los Devils ganan hasta sin jugar bien, claro índice de como venía la mano un tiempo atrás. Todos hablan de Ole G. Solskjaer, por qué ya lleva 4 partidos ganados, pero saben que? Esto va a durar hasta que el DT. Le diga algo a Pogba, y ahí se terminará el sueño del que viven. Baila Pogba y hasta Lukaku, por favor, que mentira, ¿cuánto les va a durar? El tiempo me dará la razón.
  • ¿Tanto esperamos para esto? La final adelantada, se define la Premier, y un montón de títulos mas, fueron los que inventaron para este partido “supuestamente” trascendental, dónde se enfrentaban los mejores Dts, y los dos mejores equipos. ¡Patrañas! Ninguno de los dos jugaron a lo que siempre hacen. Ni la máquina roja de Klopp, ni la ingeniería de Pep. Uno perdió el invicto por equivocarse en el mediocampo, y con errores garrafales de sus defensas, valuados en millones, pero que marcaron como novatos en la categoría más baja de Inglaterra. El otro, con el título de haber cambiado al fútbol, puso a tres centrales y a Danilo, ellos son Stone, más duro que el hielo, Kompany el perdedor de marcas (pregúntenle a Firmino) y a Laporte, de marcador de punta, ¡cuánta revolución por favor! Ganaron solo por qué el enfermero que siempre vacuna en su casa, no trabaja afuera (Agüero) y por Leroy que es para mí el mejor jugador alemán lejos (Löw no sabes nada, así te fue en el mundial) se inspiraron. Mucho pizarrón y charlas motivadoras, pero te terminaste defendiendo con el colectivo abajo del arco. Ganaron, si, lo cual pone a la Premier más interesante aún, nada mas.

Se nos fue la fecha 21, pero hay mucho por resolver aún, ¿alguien sabe como salió el “Soton”?

¿Alguien pidió un ingeniero?

Los presentes de West Ham y Manchester United no podían ser mas dispares a la hora de jugar este partido. 3 partidos invictos marcaban un renacer futbolístico y resultadista para los Hammers, con victorias ante Everton y Macclesfield (goleada 8-0 por Carabao Cup) y un valiosísimo empate ante Chelsea. Los Red Devils, por el contrario, llegaban bajos anímica y futbolísticamente. Las ultimas semanas mostraban empates contra Wolverhampton, una dura caída por penales contra Derby County, fuertes declaraciones de Mourinho sobre Pogba y la figura de Zinedine Zidane haciendo ruido cada vez mas fuerte sobre Old Trafford.

En los locales, Pellegrini volvía a contar con Marko Arnautovic y alineaba los mismos 11 que lograran los primeros tres puntos de la temporada contra Everton. Mourinho alineaba en el centro de campo a Pogba, McTominay y Fellaini en el centro de campo y Lukaku acompañado por Anthony Martial en el frente de ataque. Matic acompanaba a Smalling y Lindelof en la defensa, con Shaw y Young en los carriles.

Con tan solo leer los interpretes y las posiciones de ambas formaciones, se podían anticipar dos cuestiones: Pellegrini planteaba las duplas Yarmolenko-Zabaleta y Masuaku-Anderson para atacar a los desprotegidos Shaw y Young, quienes serian los encargados de enviar centros venenosos para el delantero belga y su acompañante francés. Sin haber comenzado el partido, el Ingeniero ya comenzaba ganando la batalla táctica a The Special One.

Y en el resultado, la victoria real comenzaba a los cinco minutos. Zabaleta, como en sus mejores anos, aparecía como una flecha por derecha para centrar y que Anderson, con una gran definición de taco, venciera a De Gea para poner el 1-0 parcial. Mou acusaba, en conferencia de prensa, la ausencia del VAR como culpable del gol. Y no está tan equivocado: cualquiera de los árbitros que utilizan esta herramienta hubieran defendido esa jugada mejor que sus centrales.

El equipo visitante encontraba sus mejores jugadas a centros de Ashley Young, con un cabezazo fallado por Martial y uno de Lukaku que se estrellaba en el palo. El partido era parejo, hasta que a los 43 minutos, los dirigidos por José recibían un baldazo de agua fría: Yarmolenko, luego de un centro desde la izquierda, contaba con todo el tiempo del mundo para parar la pelota, acomodarse dos veces y perfilarse para su zurda. ¿El resultado? 2-0 y knock-out a las esperanzas de un empate que ni los de Manchester esperaban.

Segundo tiempo en marcha y, en 25 minutos, Mourinho introducía dos cambios para cambiar el resultado: Rashford por Lindelof y Fred por Pogba, quien no saludaba a su entrenador al salir del campo, buscaban imprimir dinamismo y velocidad a un lento equipo que, excepto por un cabezazo de Fellaini salvado por Fabianski, no lograba inquietar a la defensa local.

Sin embargo, a los 70 minutos, Shaw enviaba un córner al área que Rashford, con una buena definición, lograba vencer en el primer palo al arquero polaco y brindar una luz de esperanza a su equipo. Pero sus compañeros no veían la misma luz: casi 4 minutos después del 2-1, Noble se paseaba como por su casa en la medular del equipo rival y asistía de gran manera a Arnautovic que, mano a mano con De Gea, sentenciaba el 3-1 final.

Aplausos para el Ingeniero Pellegrini, que en dos meses pudo encontrar su 11 ideal, un estilo de juego y una cadena de buenos resultados. Abucheos para Mourinho, que, casi dos años y muchos millones gastados, no ha podido encontrar un equipo ideal. En la próxima fecha, West Ham visitará a Brighton en busca de estirar su gran momento. Los de Manchester, por su parte, recibirán a Newcastle por Premier, en dos partidos clave para definir la permanencia de su DT.

Fellaini, Lukaku y a semis

Marouane Fellaini, en palabras de mi compañero Sebastián Parnes: “Un nadacampista”. Fue tal vez, la llave que termina de liquidar el partido de ayer entre brasileros y belgas.

Pongámonos en contexto: Hasta el momento, Roberto Martínez venía alineando a un equipo que jugaba con línea de tres en el fondo y que juntaba un doble pivote con Axel Witsel y Kevin De Bruyne. Esto servía para tener siempre asegurado una salida muy limpia con el balón, generar transiciones rapidísimas y siempre a un toque, con la mayor calidad posible. Además, el hombre del Manchester City, partiendo desde atrás y con panorama de campo ha hecho una temporada fenomenal en la Premier League.

Ante Brasil, Rob cambió. Alineó cuatro hombres en el fondo, le dio el lateral izquierdo a Vertonghen y puso a Chadli por delante. Pero en el medio está el asunto. Un doble pivote durísimo con Axel Witsel y Marouane Fellaini. ¿Por qué entró el peludo del Manchester United? Muy simple, por el juego aéreo.

El ex Standard de Lieja fue quien ganó más duelos aéreos en todo el juego (7) de los cuáles dos fueron dentro de su área, pero cuatro, en la zona de influencia del saque de Thibaut Courtois, generando segundas pelotas que Romelu Lukaku aprovechó de manera brutal.

Justamente, otra de las virtudes o puntos positivos del ingreso de este jugador fue permitir a Lukaku no participar en la defensa de las pelotas paradas. En otros partidos, Romelu iba siempre metido en su propia área, aprovechando su envergadura para restar balones por alto. Esta vez, esa función la cumplieron los tres defensas de siempre y Fellaini, dejando a su compañero de equipo pronto para salir de contragolpe.

El gol de Kevin De Bruyne es una muestra de ello. Corner a favor de Brasil, la pelota sale repelida del área por la defensa y quien toma contacto con el balón ya en mitad de cancha es Lukaku, que se había quedado en esa zona. Se desmarca de Fernandinho (como en toda la noche en Rusia) y consigue girar y avanzar con su zancada de cara a Allison.

Con su movimiento en “U” desconcierta a todos, porque el equipo se vuelca sobre la banda derecha (mirando desde la defensa de Brasil) pero por el lado ciego ya estaba desmarcados y con muchos metros para maniobra Thomas Meunier y el autor de gol.

Dos a cero y el partido demasiado cuesta arriba. El fútbol es hermoso y tomar una decisión que influye en el resultado debe ser de las cosas más satisfactorias para un entrenador. Roberto Martínez creyó en un jugador que ha tenido una pésima temporada en Manchester United, pero que le brindaba un aspecto del juego, que se hizo clave y le resultó. Romelu Lukaku y todo Bélgica, felices.

La generación dorada mete miedo

Otro sábado para levantarse temprano. La razón: jugaba una de las selecciones candidatas por su juego a ganar la Copa del Mundo, Bélgica. En su primer partido, les costó más de lo esperado, pero golearon 3 a 0 a una selección debutante en este torneo como lo es Panamá.

La idea es clara, y desde hace bastante tiempo que está afianzada en los jugadores. Pero su rival, Túnez, también tiene lo suyo. Aunque con esta derrota 2-5 frente a los belgas quedaron eliminados, su juego atrajo a todos los que vieron su andar, sobretodo en este partido, en donde, a pesar del abultado resultado, tuvieron varias chances de gol, y estuvieron siempre metidos en el partido.

Roberto Martínez, el DT de los “Diablos Rojos”, formó como siempre con un 1-3-4-3, en donde los extremos Hazard y Mertens, son apoyados por los carrileros Meunier y Carrasco. Cuando estos suben, ambos extremos se mueven al medio para generar el juego por adentro, con un referencia corpulento como es Lukaku. En el medio, marca y salida limpia (aunque es un poco desaprovechado), con Witsel y De Bruyne. El volante ofensivo-extremo del Mánchester City en su selección no tiene protagonismo, opacado por tantas figuras que tiene Bélgica en ofensiva.

Nabil Maaloul por otro lado, con un 1-4-3-3, pretendió opacar las virtudes de su rival por las bandas, también haciendo daño por las mismas, y con individualidades destacadas como las de su figura Khazri, quien junto a Sassi en la mayoría de las ocasiones, fueron los principales distribuidores de juego. Cabe destacar que una de las ventajas que tiene en su plantel esta selección es su promedio de altura, donde hasta en la delantera superan hasta los 190cm, con Ben Youssef y Badri, ambos extremos.

Ya desde el principio, el partido se vio condicionado por el penal sobre Hazard, quien se encargó de cambiarlo por el primer gol del encuentro. Apenas 10 minutos después, pelota perdida que termina con Lukaku haciendo el segundo. Desde ese momento, se pudieron ver mejor las ideas de cada uno. Enseguida descontaron las “Águilas de Cartago”, por medio de un tiro libre dirigido por Khazri, quien como dijimos, estaba presente en todas las jugadas.

La idea de Túnez, era aprovechar los 3 zagueros que planteaba Bélgica para poder presionar las salidas cortas, y provocar que busquen en largo constantemente a Lukaku, pero para lograr esto, es necesario también jugadores de calidad. En la mayoría de las ocasiones, la presión dio resultado, aunque buscar en largo era buena idea también para los belgas, pero es difícil evitar las salidas por abajo cuando tu rival tiene a dos zagueros como Vertonghen y Alderweireld, acostumbrados a esto en el Tottenham, y a De Bruyne en una zona retrasada. Lo que si les dio resultado, y terminó provocando el segundo gol, fueron los desbordes y pases al medio, donde principalmente Carrasco se vio superado en varias ocasiones, ya que es un extremo, no un lateral.

Pero lo importante en este partido, fueron los 5 goles. La base lógica para lograr 8 goles en apenas dos partidos mundialistas, es tener hasta 6 hombres adelante, más uno como apoyo por detrás. Como ya mencionamos, las subidas de los carrileros dejaban libres a Hazard y Mertens, jugadores muy habilidosos, y un Lukaku que siempre se las ingenia para encontrarse un hueco por detrás de la defensa rival. Sumado a esto, De Bruyne siempre desmarcado para ser el principal apoyo de estos 5 delanteros, y Witsel como “emergencia” o presión. Demasiados hombres arriba, todos con diversas cualidades, que juntas, provocan estas estadísticas.

Es cierto que hasta ahora no se midieron con una potencia futbolística, pero se hicieron grandes en los partidos “ganables”. El tercer y último partido de la serie, que los enfrenta a Inglaterra, decidirá si de verdad son serios candidatos al título de campeones del mundo, o seguirán quedándose por el camino con una generación “dorada”.

¿Posicional o directo?

Dos selecciones se enfrentaban en Sochi, cada una con diferentes etiquetas. Una, nuevamente con el rótulo de ‘favorita’ tras la decepción en Brasil 2014 como Bélgica, y la otra, haciendo su debut en los Mundiales como la Panamá de Hernán Darío Gómez. Una sorpresa e historia mayúscula para la historia de la Copa del Mundo, en definitiva.

En lo que va de Rusia 2018, ha predominado  –por ahora- dos maneras de afrontar los partidos para las selecciones que dijeron presente: hacerse del balón para de ahí en más ‘intentar’ ser protagonista; recular y bloquear todo intento de gestación, para luego contraatacar según las posibilidades presentes.

El Bélgica vs Panamá no ha sido la excepción, siendo este, como antes dije, un choque de niveles bastante diferentes. Aunque claro, hay que reflejarlo luego en el marcador. Los de ‘Bob’ Martínez se han hecho del partido en el 2doT bajo tres golpes a la quijada, los cuales tumbaron las esperanzas y expectativas creadas de los caribeños, luego de un 1erT espeso de los ‘Red Devils’.

El 1-3-4-2-1, bastante anárquico e irrompible, al parecer, por parte de Martínez, ha expresado un sentir en el prado muy dispar con lo que se suponía y veríamos. Atascado -como ya mencioné- en el ataque posicional y con algunas grietas defensivas que evidenció Panamá en cuanto adelantó las líneas y se obligó a atacar a Goliat. David, tuvo en el 2doT, buenas aproximaciones que la mera presencia de Courtois, hizo que se desvanezcan.

El intento de reflejar un buen juego desde el Witsel – De Bruyne, parece algo alejado de las realidades para Bélgica, que como cultura, quiere desenvolverse mediante un fútbol que no tiene preconcebido. Desde luego, esto no quiere decir que eventualmente pueda desarrollar un eficaz juego, pero en el margen, quedan muchas cosas más que el deseo. El gran trabajo del entrenador es hacer que sus futbolistas simpaticen bajo una idea. Y ese sigue siendo el reto del bueno de Roberto.

Un abrelatas como Eden Hazard y unas paredes merodeando el área con Kevin De Bruyne, fueron suficientes para castigar duramente a Panamá con el 2-0 parcial. El ataque directo, sin suspicacias, reflejó el posterior 3-0 de Lukaku. Y he de decir, que parece precisamente esa facultad directa, ser el mejor plan a concebir de la Bélgica de Martínez. Aunque carezca de atención.

Bélgica: Ahora o nunca

La selección belga llega a Rusia con tal vez, individualmente hablando, uno de los mejores planteles de 23 jugadores. Bélgica se clasificó en forma directa en un grupo muy accesible con: Grecia, Bosnia y Herzegovina, Estonia, Chipre y Gibraltar. Como era de esperar ganó nueve partidos, empató uno (con Grecia) y sin problemas se metió en la máxima cita mundialista siendo el equipo más goleador de las eliminatorias europeas (43 goles en 10 partidos).

El seleccionador español Roberto Martínez parecería tener las cosas muy claras, el esquema por el que parecería inclinarse es un 1-3-4-2-1; en el arco, uno de los mejores guardametas de la Premier League, el portero del Chelsea, Thibaut Courtois. En la línea de zagueros, también tres de los mejores equipos del fútbol inglés: Toby Alderweireld, Jan Vertonghen –jugador con más presencias con la absoluta (101)- y el capitán del Manchester City que dio un susto en el amistoso frente a Portugal pero parece estará sin problemas en Rusia para el debut frente a Panamá, Vincent Kompany. Para el carril derecho está Meunier, el carrilero del PSG. En el doble pivote una fija es la estrella del equipo, Kevin de Bruyne; quien lo acompañe sea tal vez la única duda del equipo, Axel Witsel, Marouane Fellaini y Mousa Dembélé disputan por ese puesto, a nuestro parecer, el más indicado y quien corre con más chance de ser titular es el pivote del Tottenham Mousa Demebélé. Por izquierda Ferreira Carrasco, el ex Atlético Madrid y actual Dalian Yifang de China parece ser el elegido. Por detrás del “9”, Romelu Lukaku dos bestias: Mertens y Hazard.

A esta fuerte selección europea le encontramos dos puntos donde deberá prestar muchísima atención si quiere hacer un buen papel en Rusia:

Primero que nada el puesto de doble pivote, quien acompañe al centrocampista del City; ya sea Witsel, Fellaini o Dembélé serán la pieza clave para la defensa junto con el trío del fondo, tendrán que marcar como ellos saben y suplir la marca que le falta a De Bruyne para la posición que ejerce. Además, será clave su labor para relevar a sus compañeros cuando se lancen al ataque o queden mal parados y su cualidad de primer paso a la ofensiva, pero en esa faceta, ayudados por el astro de la ciudad de Manchester.

El segundo punto clave es la posición del carrilero por izquierda, Yannick no tiene el equilibrio defensa/ataque que si posee su compatriota de banda contraria. Puede ser mucho más desequilibrante en su faceta ofensiva pero mucho más vulnerable en la faceta defensiva, lo que puede generar todo un movimiento defensivo para cubrir las marcas perdidas que genere espacios para los rivales.

En síntesis, Panamá, Túnez y sobretodo Inglaterra podrán sacar jugo si vuelcan el ataque a su banda derecha (izquierda belga) e intentar correr la cancha y agarrar mal parados al fondo de Bélgica que quedará sin duda en algún momento con sus tres zagueros y la sola ayuda del segundo pivote acompañante del pelirrojo De Bruyne.

La mejor faceta que poseen es sin duda la ofensiva. En Lukaku encuentran un nueve clásico, de los que cada vez quedan menos y más se precisan. En Mertens y Hazard encuentran lo contrario, lo moderno, flotando por detrás, entrando y saliendo, tirándose a las bandas, les sobran recursos y su cualidad pragmática hace de esta tripleta el terror de cualquier defensa y la cualidad goleadora de tal vez ninguna otra ofensiva.

Su mejor participación radica en México 1986, donde resultó cuarta. Aquella selección de Guy Thys contaba con jugadores como, Jean-Marie Pfaff, Patrick Vervoort, -el actual entrenador del RFC Lieja- Nico Claesen y sin duda uno de los jugadores más emblemáticos de la selección belga, vistiendo la casaca absoluta durante más de 15 años: Jan Ceulemans. La Bélgica de 2018, tiene nombres semejantes a los de aquella exitosa campaña y tal vez mejores. Pero por encima de esos nombres tremendos ¿Ya está el ensamblaje y la cohesión necesaria para dar la nota en una Copa del Mundo? Difícilmente pueda Bélgica encontrar otro plantel de esta calidad, de hecho gran parte de sus jugadores será difícil que repitan en Qatar. Por eso, llegó el momento de dar el batacazo. Es ahora o nunca.

Diablos rojos en Nervión

Por historia, palmarés y presupuesto, se antoja un duelo con los de Manchester muy favoritos, pero si algo hemos aprendido del Sevilla, es que como dice la letra de su himno “…nunca se rinde…”.

Con Mourinho aceptando que luchan por ser segundos, con la Carabao Cup entre City y Arsenal, la FA Cup en fases tempranas, no le queda más remedio a la ambición mancuniana que apretar por pelear la Champions League. Su primer escollo será el Sevilla F.C., club con una trayectoria reciente cargada de títulos y sobre el cual se ha etiquetado la vitola de rival incomodo. Visitar Nervión es símbolo de tener que estar al 200% si quieres mantenerte vivo en la eliminatoria.

Bien es verdad, que el adiós de Monchi ha supuesto un bajón en las prestaciones sevillistas, con más sombras que luces en las incorporaciones y un mercado invernal con importantes refuerzos. Contaba el Sevilla con un centro del campo de mucha presencia física con Pizarro-N’Zonzi y Banega descolgado con libertad para crear. Nolito y Navas como estiletes en banda, Correa sumando entre líneas y arriba Muriel y Ben Yedder con la responsabilidad del gol.

Con la llegada de Enero, de Montella y 4 fichajes, el Sevilla ha modificado estilísticamente su manera de atacar. Navas ha retrasado su posición para ser lateral, Nolito ha perdido protagonismo, Pizarro se ha perdido en el banquillo, y el gran rendimiento de Sarabia, le han dado al sevilla otro color.

En defensa, Lenglet-Kjaer-Mercado serán las alternativas en el centro de la zaga, dependerá mucho de si Montella apuesta por Navas en el lateral, o prefiere a Mercado para contener a Alexis Sanchez. Escudero es fijo en el lateral zurdo. En el centro del campo, donde más variantes se esperan, es probable que apueste por Roque Mesa como ancla, y con ello, darle libertad de espacio a N’zonzi para que se empareje con Pogba y se lo ponga difícil al bueno de Paul.

Banega estará muy liberado de la parcela defensiva y con la incorporación de Roque Mesa, le permite jugar entre líneas y no tener que bajar a comenzar la creación.

Arriba, Sarabia-Correa-Mudo Vázquez para dos puestos, siendo Sarabia el que mejor rendimiento está dando, siendo pieza clave, y en punta un Sandro que regresa a España tras un discreto paso por la Premier.

Por parte del Manchester, cuenta con 2 bajas por lesión (Bailly e Ibrahimovic), por lo que en defensa parece claro que saldrá con Lindelof-Jones, con Valencia por lateral derecho y Shaw por izquierda. El centro del campo, con Matic-Herrera-Pogba y arriba Alexis por izquierda, Mata por derecha y como referencia Romelu Lukaku.

Es un dibujo muy similar al del Sevilla, con Herrera como ancla, Matic como recorrido para transicionar y Pogba entre lineas para hacer daño.

Parece claro que Lukaku será quien fije a los centrales, y Alexis y Mata rompan por dentro para dejar el carril a los laterales. Duelo importante el que se prevé entre Lukaku y Kjaer, clave para el Sevilla si quiere evitar la segunda jugada del United.

El duelo destacado estará en el centro del campo, Pogba-N’Zonzi, duelo de mucho físico, gran recorrido y mucha altura. Del rendimiento de N’Zonzi depende muy mucho las opciones del Sevilla.