Las claves de la jornada 24

No ganó Liverpool, tampoco ninguno de los de Manchester, Chelsea goleado, se mantienen Arsenal y Tottenham, sumado a las variantes por las zonas bajas todo eso y mas en las claves de esta fecha.

 

  • Gunners presentes, con sus referentes en los goles, los de Emery lograron una victoria que fué complicada en el resultado, tal vez se esperaba una diferencia mayor, es cierto, pero con los equipos de Londres nunca se sabe. Auba y Lacazette adelantaron a los locales. Menos mal que no adicionaron más minutos sino termina en empate seguro! Tres puntos en casa sin saber que iban a sumar como oro, cuando termine la fecha.

 

  • El frío se trasladó a Manchester, la semana pasada fue Londres, está fecha en Manchester, los de Pep pierden tres puntos vitales en la pelea por el título. Guardiola pierde un récord contra Mourinho en los primeros 100 partidos, un encuentro que valía más que tres puntos. Qué tipo jodido resultaste ser Rafa! Por el lado de los “Diablos”  todo indicaba que se iban con las manos vacías, sorpresivamente contra un Burnley que entró inspirado al “Teatro de los sueños” sacando dos de ventaja. Pero el equipo de Ole hoy tiene otra realidad, y su estandarte P. Pogba y Lindelof, pusieron paridad en el resultado, dejando en claro que si alguien quiere ganarle al “United” tendrá que tener algo mas que suerte para lograrlo.

 

  • Blues and Spurs, los de Sarri salieron del Vitality Stadium, sin poder creer lo que sucedió. Se llevaron cuatro regalos a casa por parte de los “Cherries” que contaron con un descomunal J. King. La presencia de Higuaín inclinó la cancha, pero del lado incorrecto. Los pecho boys (perdón, Poche boys) sin H. Kane rozan la vulgaridad, Son y Llorente ( que hace sufrir más a los aficionados propios que contrarios) dijeron presente para remontar un resultado totalmente adverso. Si, hicieron en 10 minutos, todo los que no habían logrado en 80. Tres más para el local.

 

  • La frutilla del postre, es para el equipo de Klopp, que lejos de espantar fantasmas, los atrae cada vez más. Jugaron miércoles, con todos los resultados puestos, sabiendo que si ganaban estiraban su ventaja a SIETE puntos!!! Pero no, fue demasiada presión para los “Reds” que alcanzan a obtener un punto, un valioso punto, que se vendió caro. H. Maguire logró el empate (apuesto que es su último torneo en Leicester) y casi lo gana la visita, a poco estuvieron de dar el batacazo de la jornada, ah! Cierto que es Leicester. En fin, lo cierto es que nada está dicho aún en la tabla alta de la Premier.

 

  • En lo profundo de la oscuridad, “Cardiff” con su derrota sigue en zona roja y a 4 puntos del Burnley, este que viene de sumar un inesperado punto ante el United. “Fulham” logró un triunfo de esos que marcan un antes y un despues, ante Brighton, a pesar de ir 0-2 abajo en el marcador. “Huddersfield” se sigue hundiendo en el fondo de la tabla, tras caer ante Everton en condición de local. “Southampton y Crystal Palace” jugaron a no perder, y se reparten puntos, para mantenerse a 4 de la zona roja, eso se llama miedo.

Por último, no vamos a pasar por alto, el sentido homenaje que se brindó a Emiliano Sala, en el estadio de Arsenal, que lo sumó a la lista de convocados en la planilla de Cardiff, gestos que valen más que mil palabras, una vez más, esto es Premier League.

Pogba está feliz

Para comenzar este artículo tal vez, debamos comprender que hay algunos puntos de Manchester United que todos sabemos, y que vale siempre la pena recordar. En primer lugar, que es el club más grande de Inglaterra y como tal, debe salir a ganar en cada partido que se le presenta, porque la era Ferguson les otorgó a sus predecesores ese mandato, el de dominar la competición. En segundo lugar, que es un equipo más que interesante, con una inversión brutal y que, además, posee a un jugador que debe ser el hombre franquicia, por valor, por lo que hizo en el pasado Mundial y por como volvió a la institución. Y, en tercer lugar, que la felicidad de Paul Pogba está ligada al éxito de este club.

Pogba es un jugador que dista mucho de ser un profesional modélico, suele ser lagunero en su rendimiento, displicente en algunos momentos del partido, y algo frágil en lo emocional, si está a gusto juega y es un jugador top, si pasa lo opuesto, es un jugador más, que pasa sin pena ni gloria. Además, necesita tener un rol protagónico, su tipo de fútbol se lo merece.

Mourinho, sin embargo, prefería ahogarlo en sus posibilidades creativas, atorado muchas veces en un 1-4-3-3 en donde su rol no le permitía llegar desde segunda línea, ni participar en la parte creativa del equipo, pero si debía participar en coberturas, en cuidar las espaldas de los extremos en algunos casos. La muestra, es que Pogba en la temporada con el portugués consiguió solamente tres goles.

La llegada de Ole Gunnar Solkjaer le trae al Manchester United una nueva cara, un estilo más fresco si se me permite. Ojo, no queremos decir nunca que Jose Mourinho era un tipo que tiraba de lo defensivo, sus equipos proponían y buscaban los partidos sin dudas, y existen muestras en varios pasajes de su estadía en esta temporada. Pero el noruego, realizó tres cambios claves.

El cambio de sistema, en donde Pogba pasa a ser el centro neurálgico del juego mancuniano, un 1-4-2-3-1 en donde el francés pasa a ser casi un mediapunta, que retrocede varios metros para juntarse con Ander Herrera/Fred y Nemenja Matic para jugar, para divertirse y a partir de ahí crear fútbol, pero luego mirar hacia el arco rival.

Ese es el segundo cambio, Pogba ahora mira al arco rival, pero lo ve de cerca. El ex Juventus llega desde la segunda línea, sea para finalizar los desbordes de los extremos (otro acierto del noruego, abrir la cancha con los extremos y no buscar las diagonales constantes de los mismos) o mismo generar ese pase punzante para el delantero centro.

Y el tercer cambio, es claro también. Ole Gunnar Solkjaer ha comprendido que su equipo no está en condiciones de plantarse igual ante todos los rivales, Mourinho lo hacía. El ex entrenador del Molde planteó un mediocampo con Fred y Matic como pivotes y luego Lingard-Mata en bandas y Rashford ante Huddersfield, y tiene un porque, necesitaba en primer lugar la velocidad del centrodelantero y del extremo izquierdo, pero también la capacidad de Juan Mata para poder lograr generar espacios. El resultado fue maravilloso. Y en el pasado partido, ante Bournemouth, se enfrentaba a un equipo que poseía muchas falencias, muchos jugadores lesionados. La línea de tres, era una tentación, entonces Lingard-Martial aparecieron por las bandas, y Rashford como delantero. Pura explosión para hacer cada vez más extensa esa defensa con Cook – Aké – Daniels, y que iban a sufrir con la velocidad. Esos huecos, aprovechados por Pogba atacando desde atrás. El ¿resultado? El francés tuvo su noche, dos goles y una asistencia.

Versatilidad, y el poder sacar el mejor provecho a sus hombres es la gran virtud de Solskjaer en sus tres primeros juegos, pero también el mejorar la gestión de su mejor hombre. Pogba tiene más goles con el noruego que con Mourinho en este curso y eso es decir muchísimo.

Las cinco de la jornada

Llegamos a la mitad del torneo y no nos deja de sorprender algunos resultados que arrojó la fecha 19° en Premier League, analizamos los detalles más sobresalientes de este Boxing Day, pero sin olvidarnos que ya comienza una nueva fecha, con todos los encuentros de vuelta.

  • Una nueva caída “Citizen”, sin tiempo de reponerse de la fecha anterior con la dura derrota ante el Palace, Los “Ciudadanos” visitaron al Leicester con el afán de volver rápidamente a la victoria, pero lo que era una ilusión terminó siendo una pesadilla, los de “Pep” vuelven a caer sobre la lona, una vez más le dan vuelta un resultado favorable y retornan a Manchester con su segunda derrota de manera consecutiva, y asi se aleja del equipo líder del torneo quedando a 7 puntos, y no solo eso, sino que también ya perdió la segunda posición en la tabla. Lo de Leicester es muy serio señores, en menos de una semana se despachó con dos victorias enormes, ante Chelsea y ahora ante el City, final de año inmejorable para los “Foxes” que reciben en la próxima al Cardiff en casa.

  • La Furia Red no para de ganar, los de Klopp se tomaron en serio está premisa de campeonar y van por muy buen camino, destrozando todo lo que se les cruza en el medio, así fué el turno del Newcastle de Rafa Benítez, que se olvidó como jugar contra el  líder para ganarle (frase arrojada por Rafa en la previa al encuentro) un contundente 4-0 se llevaron de regalo desde Liverpool a Newcastle sin escalas. Los “Reds” son los únicos punteros e invictos de la Premier, 8 victorias de manera consecutivas en Premier, pero el dato a tener en cuenta es que la fecha siguiente enfrentan a los “Gunners”, y en la que sigue al “City”, ahí vamos a ver si este equipo sale airoso, postulándose para ser campeón, no aflojen ahora muchachos.

  • Un Coreano con capa, así es como llega H. M. Son por estos días a Londres, sin olvidarnos claro está, de H. Kane, ya lo dijimos el artículo passdo y lo volvemos a repetir, los de Pochettino están logrando una regularidad que les otorgó como premio la 2° posición en la tabla. Son 5 victorias de manera consecutiva para los “Spurs”, llevan 11 goles a favor en 2 partidos, un número para nada despreciable. Por el Lado del Bournemouth, sino aparece C. Wilson ó D. Brooks, el equipo se desmorona en la derrota, y ya caen a la 12° posiciones, impensado más teniendo en cuenta que hasta hace no mucho tiempo atrás eran los 6° en la tabla.

  • Durmiendo con el enemigo, así lo debe sentir Mourinho, con un P.Pogba en modo Francia, los “Diablos Rojos” logran volver a ganar, y esta vez fue de local ante su público en el “Teatro de los sueños” parece ser que O. G. Solskjaer le devolvió las ganas de jugar a estos muchachos, y se despacharon con un 3-1, sumando así 8 goles en 2 encuentros, pobre “Mou”. Huddersfield se ganó la comodidad en el ataúd del descenso, última posición tranquilos y sin inmutarse, parecen irse sin decir adiós.

  • Dos en Uno, Arsenal con un excelso P. E. Aubameyang, paga con goles cada centavo que pusieron por él, lleva ya 25 goles en 29 partidos jugando de titular, terrible número. Los “Gunners” se llevan un empate de Brighton que no los modifica en nada, por qué tiene asegurada la 5° posición por lo menos 2 fechas más. Por el lado del Brighton, es un equipo que no va ni viene, ni copas, ni descenso, el típico relleno de la torta, nadie lo vé, pero se sabe que ahí está.
  • Chelsea ganó con un E. Hazard y N. Kanté que juegan distinto, así le ganaron al Watford 1-2 y continúan en la 4° posición tranquilos y cómodos, daría la impresión que lo único que les queda por pelear es la clasificación a las copas del año próximo y aspirar llegar lo más lejos en UEL.

Se nos fué nomás una nueva fecha, pero no sé pongan tristes que mañana sábado llega la 20°, disfruten los partidos de vuelta, que la cuenta regresiva comenzó.

¿Alguien pidió un ingeniero?

Los presentes de West Ham y Manchester United no podían ser mas dispares a la hora de jugar este partido. 3 partidos invictos marcaban un renacer futbolístico y resultadista para los Hammers, con victorias ante Everton y Macclesfield (goleada 8-0 por Carabao Cup) y un valiosísimo empate ante Chelsea. Los Red Devils, por el contrario, llegaban bajos anímica y futbolísticamente. Las ultimas semanas mostraban empates contra Wolverhampton, una dura caída por penales contra Derby County, fuertes declaraciones de Mourinho sobre Pogba y la figura de Zinedine Zidane haciendo ruido cada vez mas fuerte sobre Old Trafford.

En los locales, Pellegrini volvía a contar con Marko Arnautovic y alineaba los mismos 11 que lograran los primeros tres puntos de la temporada contra Everton. Mourinho alineaba en el centro de campo a Pogba, McTominay y Fellaini en el centro de campo y Lukaku acompañado por Anthony Martial en el frente de ataque. Matic acompanaba a Smalling y Lindelof en la defensa, con Shaw y Young en los carriles.

Con tan solo leer los interpretes y las posiciones de ambas formaciones, se podían anticipar dos cuestiones: Pellegrini planteaba las duplas Yarmolenko-Zabaleta y Masuaku-Anderson para atacar a los desprotegidos Shaw y Young, quienes serian los encargados de enviar centros venenosos para el delantero belga y su acompañante francés. Sin haber comenzado el partido, el Ingeniero ya comenzaba ganando la batalla táctica a The Special One.

Y en el resultado, la victoria real comenzaba a los cinco minutos. Zabaleta, como en sus mejores anos, aparecía como una flecha por derecha para centrar y que Anderson, con una gran definición de taco, venciera a De Gea para poner el 1-0 parcial. Mou acusaba, en conferencia de prensa, la ausencia del VAR como culpable del gol. Y no está tan equivocado: cualquiera de los árbitros que utilizan esta herramienta hubieran defendido esa jugada mejor que sus centrales.

El equipo visitante encontraba sus mejores jugadas a centros de Ashley Young, con un cabezazo fallado por Martial y uno de Lukaku que se estrellaba en el palo. El partido era parejo, hasta que a los 43 minutos, los dirigidos por José recibían un baldazo de agua fría: Yarmolenko, luego de un centro desde la izquierda, contaba con todo el tiempo del mundo para parar la pelota, acomodarse dos veces y perfilarse para su zurda. ¿El resultado? 2-0 y knock-out a las esperanzas de un empate que ni los de Manchester esperaban.

Segundo tiempo en marcha y, en 25 minutos, Mourinho introducía dos cambios para cambiar el resultado: Rashford por Lindelof y Fred por Pogba, quien no saludaba a su entrenador al salir del campo, buscaban imprimir dinamismo y velocidad a un lento equipo que, excepto por un cabezazo de Fellaini salvado por Fabianski, no lograba inquietar a la defensa local.

Sin embargo, a los 70 minutos, Shaw enviaba un córner al área que Rashford, con una buena definición, lograba vencer en el primer palo al arquero polaco y brindar una luz de esperanza a su equipo. Pero sus compañeros no veían la misma luz: casi 4 minutos después del 2-1, Noble se paseaba como por su casa en la medular del equipo rival y asistía de gran manera a Arnautovic que, mano a mano con De Gea, sentenciaba el 3-1 final.

Aplausos para el Ingeniero Pellegrini, que en dos meses pudo encontrar su 11 ideal, un estilo de juego y una cadena de buenos resultados. Abucheos para Mourinho, que, casi dos años y muchos millones gastados, no ha podido encontrar un equipo ideal. En la próxima fecha, West Ham visitará a Brighton en busca de estirar su gran momento. Los de Manchester, por su parte, recibirán a Newcastle por Premier, en dos partidos clave para definir la permanencia de su DT.

Diferentes realidades

El sábado por la tarde, se enfrentaron en Old Trafford el Manchester United y el Wolverhampton. El primero, un equipo intentando volver a ser lo que alguna vez fue. El otro, un equipo que se ha adaptado a la Premier League sin problemas y que demuestra tener una idea clara.

El Manchester United formó con el mismo 1-4-3-3 que utilizó la fecha anterior ante Watford. Las únicas variantes en cuanto a nombres fueron los ingresos de Luke Shaw por Ashley Young en el lateral izquierdo y Fred por Nemanja Matic, cambio obligado por expulsión.

Por el lado del Wolverhampton, el equipo formó con el 1-3-4-3 que ya sale de memoria en cuanto a nombres se refiere.

El partido arrancó muy intenso con el equipo locatario teniendo la posesión de la pelota y el otro esperando para apenas robar la posesión, salir rápido de contragolpe. Los Wolves aprovechaban bastante la banda derecha con la velocidad de Helder Costa e incluso pudieron ponerse por delante apenas empezaba el partido, ya que un remate a la media vuelta de Raúl Jiménez permitió a David De Gea lucirse con una gran tapada con el pie derecho.

Cuando parecía que el que mejor se sentía en el partido era el Wolverhampton, los Red Devils lograron abrir el marcador gracias a una excelente asistencia de Paul Pogba para que Fred rematara desde afuera del área. A partir de ahí el partido comenzó a ser controlado por el locatario, pero sin lograr crear ocasiones. Al United le costaba entrarle a un equipo que estaba muy bien parado en el campo. Por el otro lado, el visitante no sufría llegadas del local pero tampoco lograba crear ocasiones de gol. En parte porque fallaba en el último pase.

Recién comenzado el segundo tiempo, los Wolves lograron igualar el marcador. Rúben Neves presionó a Paul Pogba, le robó el balón y generaó un gran contragolpe que Joao Moutinho definió de gran forma al ángulo derecho del arco de David De Gea. A partir de ahí se notó a un Manchester United mucho más nervioso e impreciso. Los visitantes buscaban que Paul Pogba no manejara la pelota y si no lo lograban, cortaban el juego con alguna falta.

José Mourinho buscó modificar las cosas con dos cambios que a simple vista parecieron inentendibles: sustituyó a Fred (que hasta el momento había sido de los mejores jugadores del partido) y a Alexis Sánchez (que era de los que había mostrado más ganas de jugar) por Anthony Martial y Juan Mata. Sinceramente no se entiende por qué realizó estas variantes.

Por el lado del Wolverhampton, Nuno Espírito Santo buscó cambiar las cosas con el cambio que siempre realiza, sacó a Helder Costa y le dio ingreso a Adama Traore. Este último es un jugador en cierta forma, extraño. Tiene muchas condiciones, pero da la sensación de que quiere terminar todas las jugadas él y no piensa en el equipo. De más está decir que ninguna de las variantes logró su cometido ya que el partido no salió del empate.

Por el lado del United habrá que ver si puede mejorar su juego con Mourinho o tendrá que buscar las soluciones en otro entrenador. Lo cierto es que el equipo puede rendir mucho mejor de lo que lo está haciendo. Sobre todo por la calidad del plantel.

En la otra vereda, está todo mucho más claro y se nota un trabajo que viene dando frutos. Habrá que ver hasta dónde pueden llegar los Wolves.

Análisis de una joven Francia

Francia, posiblemente, esté ante una de las camadas mas importantes de su historia. Con la ventaja de la colonización de los países africanos y una gran red de scouting, Francia se caracterizó a lo largo de su historia por tener jugadores que no eran franceses jugando para su selección, por ejemplo, en la selección de 1998 casi ninguno de los jugadores franceses campeones del mundo eran nacidos en Francia. Un caso parecido ocurre ahora, con varios jugando para las selecciones que no corresponden a sus tierras natales.

Ésta Francia tiene muchos puntos altos en lo individual pero no tan desarrollado el funcionamiento colectivo, por eso no deslumbró en la etapa de fase de grupos pero ha mostrado muchas cosas interesantes que diviremos en 2: Postura para defender y postura para la creación de juego.

En lo que respecta a la postura defensiva, destacamos que se posiciona diferente según el rival, Deschamps pone un 4-1-4-1 ante una selección que no tiene mucho juego elaborado y suele tener poco el balón, cómo Australia:

Francia1

Ambos “wings” bajan para tomar posiciones de marca: Dembelé y Mbappé, pero lo característico es que estas posiciones no suelen ser fijas ni mucho menos, muchas veces suele colocar un rombo en la mitad de cancha para ir rotando las marcas. Pero Kanté siempre en su quintita:

Francia2

Lo importante de esa posición es el lugar que toma Pogba cómo primer apoyo ante una falla en la primera presión y el rol que cumple Tolisso moviéndose entre los dos. Dijimos que Kanté se mueve en su quintita, y en definitiva es la base fundamental para el desarrollo del juego de recuperación de Francia: es el que más recuperaciones de balón tiene en el mundial. Y esto lo hace jugando contra un equipo que resigna la posición (cómo Australia) y contra un equipo que no la resigna (cómo Perú).

Contra Perú, Francia juntó cercanos a Kanté y Pogba en la mitad de cancha, dándole a este ultimo la responsabilidad absoluta de conectar a los delanteros dentro del circuito colectivo. El trabajo de Kanté es el de perseguir al principal receptor interno, se espera que algo así intente al momento de marcar a Messi, de hecho, Kanté lo ha hecho en la Champions League cuando el Chelsea jugó contra el Barcelona y la marca de Kanté fue –dentro de todo— efectiva.

Francia3

En lo que respecta a las presiones altas o a las esperas, Francia también cambia según el rival. Contra Australia formará parejas para presionar alto, por las mismas falencias que tienen los oceánicos para salir jugando:

Francia4

Pero en el caso de un equipo qué si tiene argumentos asociativos de juego, cómo Perú, Francia no salió a presionar y prefirió una espera en la mitad de cancha:

Francia5

En lo que respecta a la postura de creación de juego, notamos ciertas virtudes y falencias en la eficacia en la elaboración, sobre todo en una “pogbadependencia” o una postura invalida de Matuidi y los pases internos. Por ejemplo, vemos una falencia para la creación de juego en el planteo de Perú al taparle la segunda línea de volantes y la posibilidad de filtrar pases efectivamente:

Francia6

El 4-1-4-1 peruano fue muy efectivo sobre todo al momento de cortarle el juego imaginativo por los interiores franceses, acá lo veremos mejor: sólo Matuidi es el que rompe la línea por el sector izquierdo pero no genera ningún peso específico y se superpone con Griezmann

Francia7

La “Pogbadependencia” para ser de nexo va de la mano con la “Griezmann” dependencia para la creación de juego interior. Si bien es un medio distribuido, al jugar de segunda punta corre con esa responsabilidad y las variantes francesas ya pasan por otro lado: jugar a los laterales o volantes y no por el juego interno:

Francia8

Ese triángulo en el medio campo se vio en reiteradas ocasiones y de una manera parecida. En ataque Francia tiende al 4-3-3 pero en defensa el 4-2-3-1 cómo ya vimos, cerrando a Mbappé y a Griezmann.

Francia9

La amplitud de la cancha suele ser total para crear los espacios internos para Mbappé o Matuidi (aunque no tenga características de hacer eso a velocidad). Ahora podemos ver una distribución ofensiva muy clara de Francia: Giroud de Pivot, Griezmann en una zona intermedia, la apertura de Mbappé, el pase interior de Pavard, la posición de apoyo ante cualquier pérdida de Pogba y Kanté, y la secuencia entre Lucas Hernandez y Mauidi por el sector izquierdo del ataque:

Francia10

Giroud es fundamental para trabajar de pívot, en una transición rápida tiene movimientos muy precisos para liberar espacios a los compañeros que lleguen por detrás. El duelo entre Giroud y Otamendi será clave para definir quien gane el partido.

Francia11

¿Francia siempre tuvo estas carencias en la creación de juego? La verdad es que no, y lo demostró contra Australia en dónde puso a dos interiores (Dembelé y Tolisso) para la asociación de juego, Griezmann suelto y Mbappé en una zona intermedia:

Francia12

Y, en cierta medida, también lo pudo lograr vs Perú en medida que Pogba rompió la línea de volantes y se asoció con Griezmann, el más retrasado de la línea de 4-3-3:

Francia13

En la ultima foto la distribución del medio campo y su dinámica queda en evidencia: Kanté para recibir un pase, Pogba para romper una línea de volantes y Matuidi de distracción y liberando el espacio para que el volante peruano no se cierre en busca del jugador del Manchester United.

En síntesis: Podemos sacar varias conclusiones.

  • Francia tiene dificultades en la creación de juego partiendo del rol interior de Matuidi
  • Mbappé de volante genera más riesgo que de centro delantero
  • Kanté hace una persecución individual
  • Pogba una salida de juego, es el conector siempre necesario para que Francia tenga juego.

A todo esto, Argentina deberá presionar alto, tratar de evitar tener siempre la pelota porque Francia la puede frustrar persiguiendo escalonada (o individualmente) a Messi y poniendo un tope a Banega con Matuidi o Tolisso. Francia no tiene problemas para resignar la pelota si es necesario. Francia no es un cuco, son individualidades, para ganarle hay que mejorar en el juego colectivo y ser muy efectivos.

Triunfo con más dudas que certezas

Las 7 de la mañana. Muy temprano, sobre todo luego de una larga semana de exigencias laborales, pero esto lo puede todo. No sólo es el Mundial, que ya de por si es suficiente, sino que es el primer paneo de una de las flamantes candidatas a levantar la copa, lo que provoca que haga el esfuerzo de levantarme a esa hora.

Recapitulando lo que analizamos en la previa del Mundial, en el partido frente a Colombia, y en el más reciente amistoso contra Italia, para este partido se esperaban ver 2 opciones posibles planteadas por Deschamps. Un 1-4-4-2, con Lemar, Griezmann y Mbappé en el ataque libres detrás Giroud como ocurrió con los cafeteros, o un 1-4-3-3, sin Giroud pero con Griezmann otra vez llevando las riendas del juego como lo hace en el Atlético Madrid, Mbappé teniendo la misma función alternando con Antoine dependiendo de la ocasión, siendo su principal deber el penetrar por banda y por el medio a la defensa rival, y Dembélé como puntero a pura velocidad para atacar los huecos. Ahora veremos cuánto de esto fue verdad en el debut frente a Australia, que terminó con un 2 a 1 a favor de “Les Bleus”.

Se cumplió lo visto frente a los italianos. Dembélé fijo por izquierda o derecha, y Griezmann rotando con Mbappé, y la idea principal era buscar las pelotas largas para que corrieran por detrás de la línea de 4 de Australia. Por el otro lado, los de Oceanía, tenían claro que jugar por el medio no les iba a ser favorable, y para evitar a Kanté y Tolisso (Pogba más adelantado pasa asociarse con los de arriba), buscaban las bandas, donde los laterales Hernández y Parvard subían constantemente y podían dejar huecos. Esto ocurrió muy pocas veces, pero en el primer tiempo, las ocasiones más claras las tuvieron ellos. Francia apenas tuvo tiros al arco, con poco peligro, y nunca pudo concretar nada de su plan, pero Australia sí. Con pocas llegadas también, pero todas con peligro. Incluso malograron la más clara del primer tiempo, donde Leckie aprovecha un centro pasado pero Lloris ataja a reflejo y estirada. La posesión la llevaba Francia, pero el partido estaba muy igualado.

En el segundo tiempo, poco cambió hasta los goles. La primera aparición del VAR en el Mundial y penal (bien cobrado) para Francia, y una clarísima y absurda mano de Umtiti en el área generaron casi pegados el 1 a 1 en el marcador. Tras esto, Deschamps decide poner a Giroud (algo visto desde el comienzo del partido que era inminente hacerlo) y a Fékir en logar de Griezmann y Dembélé, dejando como generador a Pogba y de puntero ahora si a Mbappé, pero poco cambió. Australia tomó por varios minutos las riendas del partido, a puro carácter, pero no logró penetrar con peligro el área rival. Luego de un rato, sale Tolisso por Matuidi, un cambio más defensivo para Francia, algo extraño por lo que iba siendo el trámite del partido, pero en el 81”, Pogba en base a toques y piques cortos, logra combinar y entrar en el área australiana, y tras un rebote, le vibra el reloj a Cunha, lo que prueba que el balón entró entero en el arco, pese a que terminó rebotando afuera del mismo. Francia volvía a ganarlo, y desde ese momento, Australia se vino abajo, y fue solo un trámite simple para los franceses terminar los 10 minutos restantes de partido.

Dudas en Francia, tras el mal rendimiento de su esquema, pero en base a lo que plante Perú en su partido, Didier armará su táctica.

Diablos rojos en Nervión

Por historia, palmarés y presupuesto, se antoja un duelo con los de Manchester muy favoritos, pero si algo hemos aprendido del Sevilla, es que como dice la letra de su himno “…nunca se rinde…”.

Con Mourinho aceptando que luchan por ser segundos, con la Carabao Cup entre City y Arsenal, la FA Cup en fases tempranas, no le queda más remedio a la ambición mancuniana que apretar por pelear la Champions League. Su primer escollo será el Sevilla F.C., club con una trayectoria reciente cargada de títulos y sobre el cual se ha etiquetado la vitola de rival incomodo. Visitar Nervión es símbolo de tener que estar al 200% si quieres mantenerte vivo en la eliminatoria.

Bien es verdad, que el adiós de Monchi ha supuesto un bajón en las prestaciones sevillistas, con más sombras que luces en las incorporaciones y un mercado invernal con importantes refuerzos. Contaba el Sevilla con un centro del campo de mucha presencia física con Pizarro-N’Zonzi y Banega descolgado con libertad para crear. Nolito y Navas como estiletes en banda, Correa sumando entre líneas y arriba Muriel y Ben Yedder con la responsabilidad del gol.

Con la llegada de Enero, de Montella y 4 fichajes, el Sevilla ha modificado estilísticamente su manera de atacar. Navas ha retrasado su posición para ser lateral, Nolito ha perdido protagonismo, Pizarro se ha perdido en el banquillo, y el gran rendimiento de Sarabia, le han dado al sevilla otro color.

En defensa, Lenglet-Kjaer-Mercado serán las alternativas en el centro de la zaga, dependerá mucho de si Montella apuesta por Navas en el lateral, o prefiere a Mercado para contener a Alexis Sanchez. Escudero es fijo en el lateral zurdo. En el centro del campo, donde más variantes se esperan, es probable que apueste por Roque Mesa como ancla, y con ello, darle libertad de espacio a N’zonzi para que se empareje con Pogba y se lo ponga difícil al bueno de Paul.

Banega estará muy liberado de la parcela defensiva y con la incorporación de Roque Mesa, le permite jugar entre líneas y no tener que bajar a comenzar la creación.

Arriba, Sarabia-Correa-Mudo Vázquez para dos puestos, siendo Sarabia el que mejor rendimiento está dando, siendo pieza clave, y en punta un Sandro que regresa a España tras un discreto paso por la Premier.

Por parte del Manchester, cuenta con 2 bajas por lesión (Bailly e Ibrahimovic), por lo que en defensa parece claro que saldrá con Lindelof-Jones, con Valencia por lateral derecho y Shaw por izquierda. El centro del campo, con Matic-Herrera-Pogba y arriba Alexis por izquierda, Mata por derecha y como referencia Romelu Lukaku.

Es un dibujo muy similar al del Sevilla, con Herrera como ancla, Matic como recorrido para transicionar y Pogba entre lineas para hacer daño.

Parece claro que Lukaku será quien fije a los centrales, y Alexis y Mata rompan por dentro para dejar el carril a los laterales. Duelo importante el que se prevé entre Lukaku y Kjaer, clave para el Sevilla si quiere evitar la segunda jugada del United.

El duelo destacado estará en el centro del campo, Pogba-N’Zonzi, duelo de mucho físico, gran recorrido y mucha altura. Del rendimiento de N’Zonzi depende muy mucho las opciones del Sevilla.

En busca de la felicidad

¿Cuántas veces escuchamos qué la expresión futbolística de un equipo está asociada al estado de ánimo? En mi caso fueron muchísimas, la actitud que demuestran jugadores, entrenadores, ayudantes, todo, termina siendo la expresión futbolística del equipo. Obviamente, un jugador puede disparar desde treinta metros, meterla contra el palo y ese estado de ánimo cambia 180 grados. Ahí está la magia de este deporte, pero normalmente estoy más con el primer razonamiento.

Creo que Manchester United es un poquito eso. Justamente en esta jornada salió en la prensa inglesa una nota o más bien unos dichos de José Mourinho que apuntaban a eso, a su estado de ánimo. Está mal, visiblemente mal, triste. Su familia hace su vida en Londres, en tanto él está viviendo en una habitación de hotel en el medio de la industrial Manchester sin poder salir a comer siquiera.

dailymirror-3

“A veces quiero andar un poco y no puedo. Lo único que quiero es cruzar el puente e ir a un restaurante. Pero no puedo. Al menos tengo aplicaciones para pedir comida a domicilio…”

No hay que ser muy perspicaz para darse cuenta que también su estado de ánimo se traslada a su equipo, y al campo de juego. La expresión del Manchester United que pudimos ver el fin de semana pasado en Stamford Bridge –como si fuera poco para ahondar en la tristeza de “Mou”- fue la de un equipo apático, triste y a su entrenador en banda se lo vio igual, malhumorado y molesto todo el tiempo. Con más ganas de que finalice el partido al minuto uno, cuando ya perdían por un gol, que con ganas de cambiar la situación en los 89 que restaban.

Más allá del apartado anímico, “Mou” no ha tomado buenas decisiones tácticas con su Manchester United, el increíble gasto de dinero no coincide con el rendimiento de sus piezas. En este artículo nos centraremos en una zona clave del terreno y que en el duelo ante Chelsea pasó bastante vergüenza a nuestro entender.

El triángulo del mediocampo, fue formado ante los “blues” por Fellaini – Herrera en el doble pivote y luego, por delante de ellos la figura de Paul Pogba. A decir verdad, el problema es la posición de estos jugadores más que los jugadores en sí.

Pogba jugó ocho de los nueve partidos de Premier del Equipo, de hecho, jugó todos los minutos en esos partidos completando los evidentes 720. Si bien, su rendimiento dista mucho del obtenido en Juventus, donde mejor ha calzado es jugando en el doble pivote, sea con Fellaini, Herrera o mismo Carrick a su lado. Y la clave pasa a ser quien juega como el vértice más adelantado en el campo de ese triángulo. Personalmente, creo que Rooney puede ser la misma. Por su incidencia en los compañeros, por el conocimiento de la liga, del equipo, básicamente, porque Wayne Rooney es el corazón del United de los últimos 10 años o más inclusive.

También nos desayunamos con que Mourinho al parecer le estaría dando vía libre para que busque club, obviamente no va a contar con un tremendo jugador. También ha probado con Juan Mata en ese lugar, y no está mal. Pero no vemos desde aquí a un Pogba que juegue en ese sitio, por detrás de Zlatan Ibrahimovic y que se sienta cómodo.

Ante Chelsea vimos sistemáticamente como ni Fellaini ni Herrera podían salir con el balón jugado desde el mediocampo, ya que Kanté – Matic – Hazard portaban una velocidad y una presión altamente superior. Esa presión Paul la puede evitar, pero Mourinho ha apostado ante rivales duros como Liverpool o Chelsea el “blindar” el centro con un doble pivote más posicional, aunque sin los resultados requeridos.

1477487770_348356_1477511362_noticia_normal
Fuente: GettyImages

Hace momentos, finalizó un duelo que en el día de esa portada que mencionamos antes con los dichos de “Mou” sobre su vida en la ciudad y además en el momento del equipo era más que importante, y pasó la prueba. No sin antes sufrir más de la cuenta ante un Manchester City que alternó en sus hombres y que probó un esquema diferente, en parte porque Guardiola cuenta con un poco (no mucho más) crédito que el portugués en su equipo.

Volvió a aparecer el doble pivote (Carrick-Herrera) y con Pogba en el vértice más adelantado. Esta vez si ese doble pivote pudo controlar defensivamente el mediocampo, pero Paul se pierde de ese modo.

No obstante, el resultado al United hoy se le dio, y lava un poco la cara de un equipo que tuvo su peor imagen hace pocas horas atrás. Además, le da aire fresco a un José Mourinho que no está pasando tan bien en Manchester.

El dilema de Didier

Didier Deschamps ha llevado a su selección, en su país, a su final. Y esto es indiscutible, ha combatido una durísima presión por parte de la prensa especializada y por parte de la afición que observa como una muy buena generación de jugadores puede darle en horas un nuevo título europeo como sucedió en 1984 y 2000.

FBL-EURO-2016-MATCH50-GER-FRA
Foto: Franck Fife/AFP/Getty Images)

Pero el orientador técnico del equipo francés no ha tenido un camino de rosas ni mucho menos. Ha sido bastante complejo y se ha valido de actuaciones individuales en la mayoría de los partidos. Recapitulemos y pensemos que en la fase de grupos las actuaciones de Dimitri Payet, Antoine Griezmann y en menor medida Olivier Giroud -desde su aporte goleador, claro- han sido factores claves para ese pasaje de ronda. Y ya en fases decisivas, nuevamente el delantero de Atlético Madrid y además la aparición clave bajo los tres palos de Hugo Lloris

Ni la defensa (con niveles bajos en sus laterales), ni el mediocampo han dado la talla con el resto de las líneas. En la defensa, por su parte, las lesiones han dificultado las cosas. Sakho y Varane lesionados han sido bajas brutales. Y durante el torneo la baja de Rami por acumulación de tarjetas. Esto, ha permitido la buena aparición de Samuel Umtiti en los últimos dos juegos. 

Pero la cuestión que nos llama a escribir hoy es el mediocampo de Francia. Una zona plagada de diversos talentos y potencialidades pero que el entrenador no ha dado con la “fórmula mágica” para los tres hombres de esa zona del terreno de juego. 

607130625_LB_8555_988D4D0347150FC092D072CC8401FDEE_3542
Foto: GettyImages

Haciendo ejercitar la memoria recordamos que, el conjunto bleu ha jugado todos los juegos con un esquema de 4-3-3, en donde utilizó a N’Golo Kanté, Paul Pogba, Yohan Cabaye, Blaise Matuidi, Dimitri Payet y Moussa Sissoko. Y además los ha utilizado en diversas combinaciones y diversas posiciones. Solo faltó utilizar en esa zona del juego a Morgan Schneiderlin que no ha tenido minutos en el torneo.

El mediocentro y Paul Pogba ha sido el principal problema de Deschamps en esta Euro.

¿Pero dónde radica el problema? Creo, que lo que quita el sueño de Deschamps son dos cosas: En primer lugar la posición de mediocentro. El popular “5” para los que estamos de este lado del Atlántico. En esa posición no ha tenido un jugador que le haya dado el equilibrio necesario entre las funciones defensivas de este hombre, sea recuperar el balón realizando una presión en campo contrario o hacer las veces de tercer central metiéndose entre los zagueros y la función de salida del equipo, ese primer pase que limpia una rápida salida que pueda convertirse en una buena transición, y por ende, una potencial chance de gol. 

En ese lugar del campo ha probado a Kanté, Pogba, Cabaye y Matuidi. Siendo el último quien ha repetido en ese lugar en los últimos dos juegos y que a priori es del agrado del entrenador. 

francia-vs-islandia pog
Foto: GettyImages

Y por otro lado, lo que no ha podido lograr Deschamps es darle un rol que se acomode al juego de Paul Pogba, quien antes del torneo estaba llamado a ser la figura de su equipo, hoy opacado por Griezmann. Paul ha aparecido de interior derecho, de interior izquierdo y de mediocentro. Y, salvo en el juego ante Suiza donde gozó con unos breves minutos donde creó varias opciones de gol, no ha podido demostrar lo que podemos ver en Juventus en su faceta ofensiva. 

No obstante, ha sido solución en ciertos momentos de distintos partidos donde ha podido hilvanar buenas jugadas colectivas. Aún así Pogba está muy lejos de su rendimiento promedio de la temporada y por otro lado no hay un mediocentro que pueda realizar lo que pretende Deschamps sin tener falencias en un aspecto u otro mencionado.