A falta de magia, Kanté.

El ambiente en Selhurst Park era magnífico, gradas repletas y un equipo locatario que buscaba extender la racha de partidos sin perder ante un equipo importante como lo es Chelsea.

El libreto de estos equipos es más que conocido, Sarri busca que sus equipos sean protagonistas en base a la posesión y Hodgson todo lo contrario, busca hacerse fuerte cerrándole los espacios al rival y limitándolo.
Crystal Palace inició con un 4-5-1 en el que solo Zaha se posicionaba por delante de la línea del balón, el resto de jugadores se replegaba para cubrir pasillos externos y no dejar progresar de manera cómoda a los blues, y lo logró bastante bien, Chelsea a pesar de dominar la posesión no dispuso de muchas ocasiones claras de gol ni de una circulación de balón que sofocara al conjunto locatario. Crystal Palace quizás estuvo en el debe en cuanto al apartado ofensivo ya que no logró generar peligro con sus contragolpes, estuvieron imprecisos y nunca lograron sorprender a una defensa de Chelsea que se plantó en mitad de cancha. Da la sensación de necesitar un delantero centro alto y fuerte físicamente para poder buscar ganar en el apartado aéreo si el equipo no está fino como fue el caso de esta jornada.

Chelsea partió con su característico 4-3-3, algo para destacar fue el movimiento de Hazard, que contó con total libertad para moverse por todo el frente de ataque, dejando toda la banda izquierda a disposición de Marcos Alonso y con Willian más fijo sobre la banda derecha ya que Azpilicueta no es un jugador que tienda a subir demasiado. Fue una buena actuación de los centrales, que situados en mitad de cancha lograron que el partido y sobretodo el primer tiempo se jugara siempre en campo rival, un poco por merito de ellos y otro poco por el planteo de Hodgson. A pesar de eso, la gran cantidad de jugadores de Crystal Palace en el centro del campo dificultó la participación de Giroud, que no pudo generar ventajas para sus compañeros a partir del juego de espaldas. Siempre estuvieron en inferioridad numérica por el centro, lo que dejaba las bandas descubiertas, pero Marcos Alonso estuvo impreciso y no logró capitalizar sus escaladas por banda con buenos centros.

Ese primer tiempo fue chato, no hubo grandes ocasiones para ninguno de los 2 equipos más allá de un tiro libre de Willian que se estrelló en el palo. El conjunto local se iba conforme porque la primera parte y la más importante del libreto había sido cumplida, aunque luego no pudieran ser punzantes arriba.

El segundo tiempo fue diferente ya que en el minuto 6 N’Golo Kanté cruzó un remate dentro del área tras recibir de pecho un envío de David Luiz, concretando así su tercer gol en la temporada, a partir de ahí las sensaciones fueron diferentes, ya que el resultado favorecía a los blues, lo normal sería que los locales adelantaran sus filas, presionaran más arriba y buscaran el empate. Pero lo que se vio fue más de lo mismo, un Chelsea que ya sea por falta de creatividad o por conformismo, siguió sin generar demasiado y un Crystal Palace que mantuvo esa mentalidad conservadora y continuó esperando en su propio campo.

Hodgson intentó buscar el empate en los últimos minutos con los ingresos del alemán Meyer y Wickham, y se vio un Chelsea con algunas dudas en defensa, nos quedaremos con la duda de que hubiera pasado si estos ingresos se daban antes, ya que el mediocampista creativo Meyer dejó algunos destellos de creatividad y mostró frescura en su ingreso.

El equipo de Sarri cierra el año de buena manera y mantiene la 4ta posición con un total de 43 unidades.
Mientras que Crystal Palace cierra el año en la posición 14 con 19 unidades situándose 4 por encima de la zona de descenso.

Las cinco de la jornada

Llegamos a la mitad del torneo y no nos deja de sorprender algunos resultados que arrojó la fecha 19° en Premier League, analizamos los detalles más sobresalientes de este Boxing Day, pero sin olvidarnos que ya comienza una nueva fecha, con todos los encuentros de vuelta.

  • Una nueva caída “Citizen”, sin tiempo de reponerse de la fecha anterior con la dura derrota ante el Palace, Los “Ciudadanos” visitaron al Leicester con el afán de volver rápidamente a la victoria, pero lo que era una ilusión terminó siendo una pesadilla, los de “Pep” vuelven a caer sobre la lona, una vez más le dan vuelta un resultado favorable y retornan a Manchester con su segunda derrota de manera consecutiva, y asi se aleja del equipo líder del torneo quedando a 7 puntos, y no solo eso, sino que también ya perdió la segunda posición en la tabla. Lo de Leicester es muy serio señores, en menos de una semana se despachó con dos victorias enormes, ante Chelsea y ahora ante el City, final de año inmejorable para los “Foxes” que reciben en la próxima al Cardiff en casa.

  • La Furia Red no para de ganar, los de Klopp se tomaron en serio está premisa de campeonar y van por muy buen camino, destrozando todo lo que se les cruza en el medio, así fué el turno del Newcastle de Rafa Benítez, que se olvidó como jugar contra el  líder para ganarle (frase arrojada por Rafa en la previa al encuentro) un contundente 4-0 se llevaron de regalo desde Liverpool a Newcastle sin escalas. Los “Reds” son los únicos punteros e invictos de la Premier, 8 victorias de manera consecutivas en Premier, pero el dato a tener en cuenta es que la fecha siguiente enfrentan a los “Gunners”, y en la que sigue al “City”, ahí vamos a ver si este equipo sale airoso, postulándose para ser campeón, no aflojen ahora muchachos.

  • Un Coreano con capa, así es como llega H. M. Son por estos días a Londres, sin olvidarnos claro está, de H. Kane, ya lo dijimos el artículo passdo y lo volvemos a repetir, los de Pochettino están logrando una regularidad que les otorgó como premio la 2° posición en la tabla. Son 5 victorias de manera consecutiva para los “Spurs”, llevan 11 goles a favor en 2 partidos, un número para nada despreciable. Por el Lado del Bournemouth, sino aparece C. Wilson ó D. Brooks, el equipo se desmorona en la derrota, y ya caen a la 12° posiciones, impensado más teniendo en cuenta que hasta hace no mucho tiempo atrás eran los 6° en la tabla.

  • Durmiendo con el enemigo, así lo debe sentir Mourinho, con un P.Pogba en modo Francia, los “Diablos Rojos” logran volver a ganar, y esta vez fue de local ante su público en el “Teatro de los sueños” parece ser que O. G. Solskjaer le devolvió las ganas de jugar a estos muchachos, y se despacharon con un 3-1, sumando así 8 goles en 2 encuentros, pobre “Mou”. Huddersfield se ganó la comodidad en el ataúd del descenso, última posición tranquilos y sin inmutarse, parecen irse sin decir adiós.

  • Dos en Uno, Arsenal con un excelso P. E. Aubameyang, paga con goles cada centavo que pusieron por él, lleva ya 25 goles en 29 partidos jugando de titular, terrible número. Los “Gunners” se llevan un empate de Brighton que no los modifica en nada, por qué tiene asegurada la 5° posición por lo menos 2 fechas más. Por el lado del Brighton, es un equipo que no va ni viene, ni copas, ni descenso, el típico relleno de la torta, nadie lo vé, pero se sabe que ahí está.
  • Chelsea ganó con un E. Hazard y N. Kanté que juegan distinto, así le ganaron al Watford 1-2 y continúan en la 4° posición tranquilos y cómodos, daría la impresión que lo único que les queda por pelear es la clasificación a las copas del año próximo y aspirar llegar lo más lejos en UEL.

Se nos fué nomás una nueva fecha, pero no sé pongan tristes que mañana sábado llega la 20°, disfruten los partidos de vuelta, que la cuenta regresiva comenzó.

Las cinco de la jornada

Transcurrida la fecha 16, hay un nuevo puntero, un invicto menos, y en zona de descenso la pelea no tiene descanso, sin mediar más palabras, vamos por ellos.

1- Adiós invicto y punta, en el partido de la fecha, se enfrentaban Chelsea y Manchester City en Stamfor Bridge. Los Ciudadanos que venían a llevarse puesto a los de Sarri, se fueron a casa con una sorpresa, 2-0 inobjetable, El planteo de los Blues, cerrando el medio campo fue demasiado para la fórmula de Pep. Se te vino la noche de Kanté y David Luiz. El partido de los sin 9 al final favoreció al local, una cosa de locos.

2- Muerto el rey, viva el rey, tanto molestaban con Salah, que este se cansó y dijo presente, así y todo es goleador de los Reds y fue demasiado para la defensa del Bournemouth, que dicho sea de paso, extraño horrores a  C. Wilson. Dicen que el Liverpool no juega bien, pero la efectividad que posee es envidiable. Solo 6 goles en contra, una solidez defensiva que no tenía el año pasado. Sigan así, y no nos olvidemos de J. Milner, el multiusos de los de Klopp.

3- L. Torreira FC, el jugador emblema (ahora) del Arsenal, no para, no se detiene, 14 partidos invictos y 20 en todas las competencias. Ya es algo mas que serio y si bien están a 8 puntos del puntero, siguen en zona de copas. Por el lado del Huddersfield, voy a decir algo, jugaron sueltos y atrevidos, y así tiene que ser, pago cara la victoria el Arsenal, y se debe al buen planteo de la visita.

4-  Diablos y Spurs, vive una semana más nuestro querido/odiado Mou, con un J. Mata único y que fue demasiado para el Fulham de C. Ranieri, que siguen en zona de descenso.

Por el lado Spurs, la foto del partido fue para S. Ming que se llevó puesto al Leicester, asi sostienen el 3° lugar y se mantienen expectantes ante la pelea de los tres de arriba.

5- Saltando y al descenso, ganaron Burnley y Cardiff en la misma fecha, agendenlo, los primeros sacan por el momento, y el Cardiff ya está a 4 puntos de la zona roja, impensado fechas atrás, estos muchachos dan pelea.

El Soton sigue sin levantar cabeza, justo contra un rival directo.

Crystal Palace cae ante Weston Ham, y no está en zona roja solo por qué, ni Fulham, Southampton y Huddersfield no suman.

Newcastle bienvenido al abismo.

La sorpresa de la fecha

Es evidente que el partido a disputarse en Stamford Bridge se llevaba todos los ojos y tenía sabor a revancha para el Liverpool que venía de ser eliminado de la Carabao Cup, justamente, a manos del Chelsea, y por si fuera poco, en su casa.

Existen muchos y muy distintos tipos de entrenadores. No todos suelen lograr hacer ver su mano en sus jugadores dentro de las líneas de cal. Pero si hay algo que estoy seguro, es que a pesar de sus diferencias, tanto Klopp como Sarri cumplen con esa enmienda y el partido del sábado, no fue la excepción, desde el minuto cero comenzó a observarse.

La presión alta y asfixiante de Liverpool fue padecida por Chelsea. Los constantes cambios entre Firmino y Salah, más las retrasadas de Firmino para las diagonales de Mané y el citado egipcio fueron una constante, más aún sobre los primeros ´20 minutos de juego que fue cuando los reds se sintieron más cómodos, creando varias chances, pero sin poder concretarlas. Tal fue la exigencia a la media y última línea blue que vi, un hecho casi inédito, un error defensivo de Kanté.

Pero hasta la chita más veloz del mundo, se cansa, y los muchachos de Klopp bajaron un poco esa adrenalina y vehemencia sobre los ´20 minutos de juego. Ese fue el pie para que Sarri contraargumentara y diera su diálogo. A través de su mejor herramienta, el balón, SarriPotter hizo magia. Sacó a relucir sus mayores virtudes con un Jorginho descomunal, siendo el reflejo del entrenador dentro del verde, si no tenía el balón, indicaba qué hacer a los suyos.

No es en vano el equipo con más pases correctos, ni tiene a cuatro de los cinco mejores pasadores de la Premier League porque sí, a partir de allí, Chelsea tomó el mando, cinco minutos más tarde, tras marca registrada del italiano, llegó otro -cuando no- bellísimo gol de Hazard. Tras él, calma. Paciencia.

Así se fue el primer tiempo, con un comienzo frenético de LIverpool pero que pudo sobrellevar Chelsea. Luego un dominio blue donde en la segunda llegada cayó el gol. Para finalizarlo, control calmo de Chelsea. Sarri ya había hecho su magia, el partido nunca estuvo fuera de su control.

La segunda mitad, terminó como se fue la primera. Chelsea controlando, cuidando el balón cuando lo tenía y sin enloquecerse cuando era propiedad del rival. Un arma interesante, justamente, para conseguirlo, fue un movimiento táctico donde los extremos se retrasaban un poco y Kovacic -o Barkley cuando ingresó-, ahogaba en un presión a Gómez y a Van Dijk junto con el centrodelantero -Giroud o luego Morata-. En ocasiones logró robar el balón y en otras obligó al pelotazo.

Al mismo tiempo, el Liverpool en la búsqueda incansable por el gol, no estaba fino en la zona de tres cuartos, donde suele ser letal; en parte, gracias al trabajo de Kanté-Jorginho-Kovacic, que no dejaban espacios a sus espaldas

Por momentos, la presión del equipo no capitalino, fue contrarrestada por exquisitas conexiones largas, pero no vacías de contenido, entre David Luiz y Willian. Liverpool empezó a tener cada vez más el balón (pasando de una posesión de 51% en el primer tiempo a casi 65% en el segundo), mas no el partido. Queda esto evidenciado en las situaciones de gol durante ese tramo, que fueron superiores a favor del equipo londinense a pesar de tener menos el balón.

El partido se iba, Hazard daba sensación de peligro cada vez que tomaba el balón, pero entre Alisson, Gómez y Van Dijk controlaron que el segundo gol, que hubiese sido lapidario, jamás llegara. Liverpool siguió intentando, Mané y Firmino cambiaron constantemente ya con Shaqiri en cancha y amén de contadas ocasiones, el gol parecía estar cada vez más lejos.

Pero, a los ´86, como manotazo de ahogado, Klopp mandó a Sturridge al campo, sacó a Milner -de gran labor, por cierto-, y propuso un 1-4-2-4. Y he aquí la elocuencia del título, ninguno de las millones de personas que nos pusimos a ver Chelsea vs Liverpool el sábado, esperamos que las cámaras al final del partido de quedaran con Sturridge, pero así fue.

Minuto ´88, golazo del inglés, 1 a 1. Liverpool primero -pero junto con el City-, Chelsea segundo y fin de la historia.

Kanté: de Boulogne a Rusia

A medida que pasan los años en la vida, uno va entendiendo mejor las cosas, tal vez por experiencias vividas, porque el tiempo te permite razonar de otra manera, o simplemente uno llega a un punto de análisis más claro con respecto a tiempo atrás. Así uno comprende que en el fútbol como en la vida todo tiene un balance, un punto intermedio, algo que nos marca firmemente que no pueden existir excesos, ni tampoco escatimar en recursos, ni que las partes de un todo queden desiguales.

En el plano futbolístico sabemos claramente y entendemos que la velocidad en nuestro deporte es muy importante, siempre y cuando este bien aplicada, correr rápido por correr no nos sirve, así como tampoco hacer todo lento, ni defenderse, ni atacar lento, eso nos quitaría un montón de posibilidades, reduciéndolas a un porcentaje muy menor de lograr un objetivo, para ser más claros, un equipo no puede ser una carroza con acoplado, ni un tren bala. Para lograr ese término medio sale un nombre común en la selección francesa de fútbol. Y es ni más ni menos que: N´Golo Kanté.

Hacemos un breve repaso por su historial, solo para remarcar algo interesante. Hace su debut en el fútbol profesional en el 2011 en el US Boulogne, posteriormente pasa al SM Caen, como no podía ser de otra manera, así como una atracción de un imán al metal, fue descubierto por un amante del fútbol, y sobre todo aquel que sabe y le gusta eso del equilibrio, tal vez demasiado, pero fue Claudio Ranieri quien se lo lleva al Leicester City. Juega una temporada y sale campeón de la Premier League, vaya manera de llegar a fútbol inglés. Un año más tarde llega al Chelsea de Conte, y allí se transforma en el primer jugador que después de Eric Cantona logra obtener dos títulos consecutivos, con diferentes clubes. Menuda manera de hacer historia.

En la selección nacional francesa hace su debut en un amistoso contra los Países Bajos, y como si del destino se tratará, o mejor aún, como si fuera una idea futbolística o proyecto a seguir, reemplazó a Lass Diarra, otro icono y referente del puesto más lindo del fútbol, el de volante central. Aquel puesto que tan poco es valorado, y tan desapercibido pasa para aquellos que no ven el fútbol, solo miran un partido. A partir de allí se adueñó de la posición en Les Blues, al punto tal que hoy es el cinco natural de Francia.

Si nos detuviéramos en la mitad del campo en un juego de Francia, más precisamente, si miráramos a través de los ojos de N´Golo, observaríamos: a nuestro lado, a Paul Pogba, aquel jugador elegante de gran estatura, que siempre tiene la tendencia de ir hacia adelante con el balón siempre al pie, a su izquierda pasa a toda velocidad Lucas Hernández por el lateral, si giramos la vista a la derecha Benjamin Pavard hace lo mismo por la otra banda. Y en ese ámbito se mueve nuestro actor principal.

Recuperador nato, de omnipresencia en campo propio, y hasta logra pasar si es necesario a manejar juego en campo contrario, cumple con las reglas básicas de la posición: recupera y distribuye, de manera eficaz y rápida, brindando ese equilibrio del cual hablamos en la selección francesa, porque jugadores con vértigo sobran, incisivos y ofensivos al mismo tiempo, otro que corre a la velocidad de la luz como Mbappe y el siempre polifuncional en ataque de Antoine Griezmann. Cuando la cámara que transmite enfoca el campo rival, nadie observa la posición de Kanté, de sus relevos, de sus rápidas transiciones, por qué no, la tan reconocida falta táctica cuando sea necesario y así permitir que el equipo se vuelva a acomodar en defensa en caso de que sea necesario.

Francés, con raíces de Mali, una estatura baja de 168 cm, pero gigante en el césped, con 27 años que lo depositan con la experiencia justa en esta cita mundial, de manejo diestro, para jugar y unos 70 kg aproximados de pura fibra, por todos estos componentes está formado este excelente Volante central de recuperación.

Fiel a una idea futbolística, que quedó de manifiesta a lo largo de la Copa del Mundo Didier Deschamps logró seleccionar al indicado para la posición, si, el equilibrio en su mejor medida.

Análisis de una joven Francia

Francia, posiblemente, esté ante una de las camadas mas importantes de su historia. Con la ventaja de la colonización de los países africanos y una gran red de scouting, Francia se caracterizó a lo largo de su historia por tener jugadores que no eran franceses jugando para su selección, por ejemplo, en la selección de 1998 casi ninguno de los jugadores franceses campeones del mundo eran nacidos en Francia. Un caso parecido ocurre ahora, con varios jugando para las selecciones que no corresponden a sus tierras natales.

Ésta Francia tiene muchos puntos altos en lo individual pero no tan desarrollado el funcionamiento colectivo, por eso no deslumbró en la etapa de fase de grupos pero ha mostrado muchas cosas interesantes que diviremos en 2: Postura para defender y postura para la creación de juego.

En lo que respecta a la postura defensiva, destacamos que se posiciona diferente según el rival, Deschamps pone un 4-1-4-1 ante una selección que no tiene mucho juego elaborado y suele tener poco el balón, cómo Australia:

Francia1

Ambos “wings” bajan para tomar posiciones de marca: Dembelé y Mbappé, pero lo característico es que estas posiciones no suelen ser fijas ni mucho menos, muchas veces suele colocar un rombo en la mitad de cancha para ir rotando las marcas. Pero Kanté siempre en su quintita:

Francia2

Lo importante de esa posición es el lugar que toma Pogba cómo primer apoyo ante una falla en la primera presión y el rol que cumple Tolisso moviéndose entre los dos. Dijimos que Kanté se mueve en su quintita, y en definitiva es la base fundamental para el desarrollo del juego de recuperación de Francia: es el que más recuperaciones de balón tiene en el mundial. Y esto lo hace jugando contra un equipo que resigna la posición (cómo Australia) y contra un equipo que no la resigna (cómo Perú).

Contra Perú, Francia juntó cercanos a Kanté y Pogba en la mitad de cancha, dándole a este ultimo la responsabilidad absoluta de conectar a los delanteros dentro del circuito colectivo. El trabajo de Kanté es el de perseguir al principal receptor interno, se espera que algo así intente al momento de marcar a Messi, de hecho, Kanté lo ha hecho en la Champions League cuando el Chelsea jugó contra el Barcelona y la marca de Kanté fue –dentro de todo— efectiva.

Francia3

En lo que respecta a las presiones altas o a las esperas, Francia también cambia según el rival. Contra Australia formará parejas para presionar alto, por las mismas falencias que tienen los oceánicos para salir jugando:

Francia4

Pero en el caso de un equipo qué si tiene argumentos asociativos de juego, cómo Perú, Francia no salió a presionar y prefirió una espera en la mitad de cancha:

Francia5

En lo que respecta a la postura de creación de juego, notamos ciertas virtudes y falencias en la eficacia en la elaboración, sobre todo en una “pogbadependencia” o una postura invalida de Matuidi y los pases internos. Por ejemplo, vemos una falencia para la creación de juego en el planteo de Perú al taparle la segunda línea de volantes y la posibilidad de filtrar pases efectivamente:

Francia6

El 4-1-4-1 peruano fue muy efectivo sobre todo al momento de cortarle el juego imaginativo por los interiores franceses, acá lo veremos mejor: sólo Matuidi es el que rompe la línea por el sector izquierdo pero no genera ningún peso específico y se superpone con Griezmann

Francia7

La “Pogbadependencia” para ser de nexo va de la mano con la “Griezmann” dependencia para la creación de juego interior. Si bien es un medio distribuido, al jugar de segunda punta corre con esa responsabilidad y las variantes francesas ya pasan por otro lado: jugar a los laterales o volantes y no por el juego interno:

Francia8

Ese triángulo en el medio campo se vio en reiteradas ocasiones y de una manera parecida. En ataque Francia tiende al 4-3-3 pero en defensa el 4-2-3-1 cómo ya vimos, cerrando a Mbappé y a Griezmann.

Francia9

La amplitud de la cancha suele ser total para crear los espacios internos para Mbappé o Matuidi (aunque no tenga características de hacer eso a velocidad). Ahora podemos ver una distribución ofensiva muy clara de Francia: Giroud de Pivot, Griezmann en una zona intermedia, la apertura de Mbappé, el pase interior de Pavard, la posición de apoyo ante cualquier pérdida de Pogba y Kanté, y la secuencia entre Lucas Hernandez y Mauidi por el sector izquierdo del ataque:

Francia10

Giroud es fundamental para trabajar de pívot, en una transición rápida tiene movimientos muy precisos para liberar espacios a los compañeros que lleguen por detrás. El duelo entre Giroud y Otamendi será clave para definir quien gane el partido.

Francia11

¿Francia siempre tuvo estas carencias en la creación de juego? La verdad es que no, y lo demostró contra Australia en dónde puso a dos interiores (Dembelé y Tolisso) para la asociación de juego, Griezmann suelto y Mbappé en una zona intermedia:

Francia12

Y, en cierta medida, también lo pudo lograr vs Perú en medida que Pogba rompió la línea de volantes y se asoció con Griezmann, el más retrasado de la línea de 4-3-3:

Francia13

En la ultima foto la distribución del medio campo y su dinámica queda en evidencia: Kanté para recibir un pase, Pogba para romper una línea de volantes y Matuidi de distracción y liberando el espacio para que el volante peruano no se cierre en busca del jugador del Manchester United.

En síntesis: Podemos sacar varias conclusiones.

  • Francia tiene dificultades en la creación de juego partiendo del rol interior de Matuidi
  • Mbappé de volante genera más riesgo que de centro delantero
  • Kanté hace una persecución individual
  • Pogba una salida de juego, es el conector siempre necesario para que Francia tenga juego.

A todo esto, Argentina deberá presionar alto, tratar de evitar tener siempre la pelota porque Francia la puede frustrar persiguiendo escalonada (o individualmente) a Messi y poniendo un tope a Banega con Matuidi o Tolisso. Francia no tiene problemas para resignar la pelota si es necesario. Francia no es un cuco, son individualidades, para ganarle hay que mejorar en el juego colectivo y ser muy efectivos.

Perú, la eliminación que deja mensaje

El sueño se terminó más pronto que tarde. Pero el trabajo y la ilusión por volver a otra Copa del Mundo a competir y ganar, se renovarán tras el partido con la Australia de van Marwijk para el Perú de Ricardo Gareca. La derrota por 0-1 ante una Francia con cambios, respecto a su debut, pusieron en jaque los objetivos de la blanquirroja.

El buen hacer, sin premio, para Perú ante Dinamarca en la primera fecha, sumado a la deficiente y llena de fortuna actuación de Francia ante Australia, hicieron que las expectativas se dupliquen por un hecho: el juego. Las superioridades, triangulaciones y presión eran las armas amenazantes de Perú para hacer daño a una selección gala que careció de gestación y recuperación, a la vez de un endeble comportamiento defensivo tras pasar, el rival, la medular del campo. Sí, hasta que chocase con tal vez, su mejor futbolista en lo que va de torneo: N’Golo Kanté.

Si bien Francia no mereció ganarle a una Australia correcta y solidaria, según sus posibilidades, y sin resignar el ataque, Deschamps sabía que no podía repetir el mismo error desde el inicio ante Perú: jugar sin Olivier Giroud. Jugador de culto, sin Karim Benzema, para las demás piezas francesas. Y esto, Griezmann y Pogba lo ponderaron luego para atacar a Perú con movimientos cortos y rápidos, sabiendo que el pequeño y no lujoso ‘13’, estaría cuidándoles las espaldas por si la jugada no terminaba.

Cada acción, cada intento de pase vertical, cada conducción y cada intento de gestación, fue muy bien leído por el jugador del Chelsea. En este sentido, le fue muy complicado a Perú sobrepasar y progresar en territorio Kanté. El territorio clave para que Francia pueda sobrevivir, a pesar, de tener malas actuaciones (Australia) o sopesar cuando le imprime vértigo y radicalidad a sus ataques (Perú).

Es cierto que Perú no posee un jugador de la talla diferencial de Eriksen con Dinamarca o Mbappé-Griezmann con Francia, y eso lo suplanta con mucha influencia del equipo y sus características que van aceitándose con el pasar de los partidos. Tal vez, ese puede que haya sido un hándicap al momento de enfrentarse con rivales de tanto peso individual, sin poseer la mecanización ofensiva de los de Ricardo Gareca. Merecer, muchas veces no alcanza. Y en momentos como este, es donde Perú debe aceptar la injusticia y tragar veneno, como bien diría Marcelo Bielsa. Al final, todo se equilibra, y seguramente, no pasará un suspiro tan largo para que volvamos a ver a la blanquirroja competir de igual a igual contra las grandes potencias del planeta.

Francia: Prontos para el gran golpe

Al hablar de citas mundialistas, siempre tenemos en cuenta a la Selección Francesa. Aunque apenas tengan un título (que de por si no es poco, claramente), siempre resulta ser una amenaza para quien se lo cruza, puesto que suele presentar planteles muy interesantes, con jugadores de talla mundial. Para esta edición, no es la excepción, y en este caso, hablaremos por qué “Les Bleus” son candidatos a pelear por el título de campeones del mundo.

De cara al campeonato, Francia se ubica en el séptimo lugar del “ránking” FIFA, lugar que vienen manteniendo desde hace varias publicaciones de la misma. Esta medición de puntaje los tuvo como primeros en el 2001, y su peor año fue luego de la paupérrima presentación en el Mundial 2010, que los bajó hasta el puesto número 27.

Didier Deschamps, que tuvo un destacado paso por esta selección en sus épocas como jugador, es desde 2012 el que lleva las riendas del plantel. Sus equipos suelen ser bastante ofensivos, con un delantero centro de gran porte físico, rodeado de un mediapunta y un extremo por cada banda. En el último partido disputado frente a Colombia amistosamente, partido que terminó 3 a 2 a favor de los cafeteros, pudimos ver un panorama parecido al presentado en la Eurocopa de 2016, en donde perdieron la final a manos de Portugal. Su juego se basa en plantear un 4-4-2 firme y pasivo, cubriendo toda la cancha, que al atacar se transforma en un 2-4-3-1, con los laterales liberando a Mbappé y Lemar, ubicados por las bandas y Griezmann, inicialmente colocado al lado de Giroud, también liberado para asociarse con ambos, dependiendo de las circunstancias. Estos tres se encargan de crear el juego, teniendo a Olivier como referencia de área, y dejando 4 hombres para presionar en el medio y evitar los posibles contraataques rivales. La idea principal es mantener la posesión en campo contrario, pero de producirse un contraataque, al igual que como lo hace en su equipo, es Griezmann el receptor de las salidas rápidas para crear la posible respuesta. Más allá, de que no es el estilo que plantea el DT, el contragolpear no se le da mal al equipo, cosa que pudimos ver en el segundo gol. Velocidad y toques rápidos que terminaron en una buena definición cruzada casi en el área chica de Lemar.

Para que el trabajo de Deschamps se vea reflejado de la mejor manera en el campo, hay tres jugadores claves que mantienen el equilibrio del equipo y provocan los resultados esperados. Uno se encuentra en el medio del campo. No destaca en el vistoso juego de su selección, pero tanto para los equipos en los que ha estado y forma parte actualmente, como para Francia, N´golo Kanté es una pieza fundamental en la zona de volantes. Es el que hace el popularmente llamado “trabajo sucio” del equipo, el que corre detrás de los oponentes incansablemente y es muy agresivo en la marca para recuperar la posesión. Es un jugador netamente defensivo, pero que da un gran resultado el su labor.

Anteriormente en DDA, habíamos analizado su juego en el Atlético de Madrid, funciones que Didier se encargó que también tuviera que cumplir en el seleccionado galo, para lograr su óptimo rendimiento. Griezmann, al igual que en el “Colchonero”, es uno de los responsables de generar el juego francés, esta vez junto a Lemar y Mbappé. Su trabajo se basa en retroceder para tener una mayor visión del campo y arrastrar su marca para generarle huecos tanto a los punteros como para Giroud dentro del área.

Por último, más allá de ser una pieza fundamental en el esquema de Deschamps junto a Lemar, Mbappé destaca por el nivel futbolístico que posee a tan corta edad. Apenas 19 años, ya causa estragos en las bandas, sacándoles varios cuerpos de distancia a los defensores que encara a pura velocidad y agilidad. Sumado a esto, las cualidades de enlace que desarrolla jugando en Francia lo convertirán muy pronto en el jugador poli funcional perfecto.

Están preparados para hacer un gran papel en este Mundial, pero si vemos de cerca a los seleccionados por Didier, incluso ya se puede ir pensando en Qatar. Muchos de los jugadores citados tienen una edad bastante jóven, siendo apenas de 26 la edad promedio de todo el equipo.

En resumen, el material que tiene Francia para encarar la Copa del Mundo este año, da a predecir que llegarán lejos, o incluso entrarán entre los países que definan el título. Tienen actualidad, y además, una buena mirada al futuro.

Blues y Culés, un duelo moderno

Cuando se develaron los octavos de final de la Champions League 2017/18 las luces, sin dudas, se fueron con el enfrentamiento del defensor bicampeón y el equipo que tiene esta competencia como obsesión, al que parece ser lo único que motiva en su día a día. Pero cuando pasó la euforia de los primeros momentos, y analizando todos los cruces, el que más me llamó la atención es el choque de los Blues ante el equipo de Lionel Messi, que es lo mismo que decir Chelsea vs Barcelona.

Creo que el campeón de la Premier League 16/17 se está recuperando de la siesta de esta temporada y está listo para enfrentar al equipo español de par a par. Ya no se extraña al Diego Costa en Stamford Bridge y no se lamenta la lesión de David Luiz. Antonio Conte, el estratega nacido en la ciudad italiana de Lecce, tiene preparado y en perfectas condiciones a sus jugadores.

Chelsea no parte como favorito, pero si hay un equipo que complica al Barcelona en Champions es sin dudas el equipo de la clase alta de Londres. Recordado es el gol en el minuto 93 de Andrés Iniesta en el semis final de la edición 2008/09, dándo el pase a la final y a la que sería la primer Champions League ganada por Pep Guardiola como entrenador.

¿Pero si no es favorito, puede igualmente eliminar al FC Barcelona?

Conte ha recuperado su mayor arma que es la defensa, con dos caras nuevas como el danés Andreas Christensen y el alemán ex Roma Antonio Rüdiger por el lesionado David Luiz y por decisiones técnicas Gary Cahilll. Ellos, más Azpilicueta forman el tridente delante de Courtois y están respaldados en banda izquierda por Marcos Alonso, mientras que en derecha por el nigeriano Victor Moses.

Sacando al nigeriano que nació futbolísticamente como un hombre de ataque, los otros cuatro integrantes  de la defensa tienen, desde lo físico y técnico todo lo que se puede exigir a defensores de nivel Champions League: son rápidos, grandotes y muy aguerridos en la marca, sobretodo el ex Olympique de Marsella Cesar Azpilicueta.

Enfrente, para probar esto que decimos de los “soldados” de Conte estarán el mejor jugador del mundo, el mejor 9 del momento, y una de las mejores promesas como Ousmane Dembélé.

Si Messi elige tirarse al lado derecho y hacer su jugada característica de derecha al centro, su primer escoyo será el más duro tal vez para el rosarino, porque desde el medio llegará la ayuda de N´Golo Kante, que se sumará a Marcos Alonso y al primer central por ese costado Rüdiger. Igualmente creo que no enfrentar a Azpilicueta es una ventaja a favor de Messi.

El punto más flojo, si se puede decir, sin dudas está en el ataque. Un equipo que no cuenta con un goleador es difícil que llegue a la meta final de coronarse campeón de algo, pero esto es solo una serie de 180 minutos en la que esa falencia puede que no aparezca. Hazard es el crack y el mejor anotador en lo que va de la temporada. En él está depositada la esperanza de gol/juego. Del belga esperamos que tenga su partido consagratorio en esta competencia llevando a su equipo a cuartos. No sabemos qué esquema pondrá Antonio Conte en cancha, si se la juega por poner a los más veloces como contra el Arsenal en la semifinal de Copa Pedro, Hazard y Willian o sacar a este último y poner un nueve de contextura como Morata o el recién llegado Giroud. En mi opinión que Willian y Pedro tengan más que preocupado a Jordi Alba y Sergi Roberto es un punto a favor para los ingleses.

Hablamos de la defensa y ataque de los blue para llegar a donde para mi está la clave y ésta tiene un nombre propio: Cesc Fábregas tiene la llave para que Chelsea se quede con el pasaje a cuartos. Serán decisivos si el español puede meter esos pases entrelineas a los delanteros y si puede encontrar esa bola que quedará tras la presión que harán los de Conte en la salida de Barcelona.

Chelsea en modo Premier está presionando alto con la línea de ataque y el medio con la defensa se adelantan pero muy unidas entre no así entre la primera y segunda línea en la cual hay cierta distancia. Que Hazard vaya encima de Busquets podría tener mucho sentido para el equipo inglés, tratar que quede desconectado con los tres de arriba y que la única forma de encontrarlos sea un balón largo donde en número de jugadores y en potencia física Chelsea es mucho mas.

Habrá que esperar qué decide el técnico italiano, ya que esta temporada no tiene un once ni tampoco un esquema fijo, puede jugar con 5-2-3 (Willian, Hazard, Pedro), un 5-3-2 (Kante, Bakayoko, Fábregas), o 5-2-3 con una referencia de área.

Por último, el fútbol es dinámica de lo impensado, así que ya veremos.

Un golpe de autoridad

Finalizó nuevamente otra temporada de una de las ligas más viejas del planeta tierra, la Premier League en esta edición coronó como campeón al mítico Chelsea Football Club de la ciudad de Londres tras el reinado sorpresivo del Leicester City, que al ser campeón rompió la hegemonía de los equipos de Londres y Manchester.

“The Foxes” terminaron la posición 12 en este torneo tras varios inconvenientes en el club, como la destitución de Claudio Ranieri, así como la salida de su principal andamiaje NGolo Kanté. El mediocentro francés cambió la pequeña Leicester con la bulliciosa Londres, para, nuevamente, ser campeón con Chelsea y ser electo -también nuevamente- como mejor jugador de la liga para la Asociación de Futbolistas. No obstante, el defensor del título pudo cuajar una buena labor en su primera participación en la UEFA Champions League.

El competidor más cercano de Chelsea hasta las últimas fechas fue Tottenham Hotspur, que con 86 puntos logra el segundo puesto y la clasificación a la Champions League. Los hombres de Pochettino fueron los más goleadores con Harry Kane a la cabeza (29 goles y 7 en las últimas dos jornadas) y los menos goleados con solo 26 goles recibidos. Los del Norte de Londres se despidieron para siempre de su White Hart Lane, y lo hicieron manteniendo el invicto en ese feudo durante toda la temporada, un gran homenaje a un estadio mítico en el fútbol inglés.

Pero se entiende que implantar un modelo de trabajo nuevo, y la primera experiencia en un fútbol tan tradicional pueda ser un escollo a la hora de poder campeonar con el equipo citizen.

Mientras tanto, los hombres de Pep Guardiola llegaron a la tercera posición logrando así, la clasificación a la máxima competición europea. Manchester City fue, tal vez, la sorpresa negativa del torneo por el bajo rendimiento del equipo en un momento de la temporada, dado sus jugadores y su laureado entrenador. Pero se entiende que implantar un modelo de trabajo nuevo, y la primera experiencia en un fútbol tan tradicional pueda ser un escollo a la hora de poder campeonar con el equipo ciudadano.

En individualidades, los skyblues tienen al máximo asistente del torneo de la mano de Kevin De Bruyne con 18 asistencias en 36 partidos. Agüero, llegó al cuarto lugar en la tabla de máximos artilleros con 20 gritos de gol en 31 encuentros disputados.

El Chelsea de Antonio Conte, firmó la sexta Premier League en la historia del club londinense llegando a los 26 títulos nacionales. Con 93 puntos The Blues festejaron dos fechas antes del final de la liga, su once más estable y quien comenzó a darle réditos al entrenador italiano consistió en: el arco con Courtois, la línea defensiva con Azpilicueta, David Luiz, y el capitán Cahill. El medio campo lo formó Matic, Kanté, Alonso y Moses, y el ataque por Pedro, Diego Costa y Hazard.

La clave del cambio en la táctica trás la dura derrota ante Arsenal por 3-0 ha dotado a este equipo de solidez, eficacia y sobre todo confianza. Encadenó más de diez victorias consecutivas que le sirvieron para obtener un colchón de puntos que le permitió ganar un torneo con total autoridad. Aunque no está de más destacar que los muchachos de Conte no compitieron en lo internacional, lo que les permitió apuntar siempre sus cañones a esta liga.

Los clasificados a la máxima competición europea son: Chelsea, Tottenham, Manchester City, Liverpool, y el Manchester United de Mourinho que clasifica por ser el campeón de la Europa League, a dicho torneo llegan Arsenal, y Everton.

Descendieron de categoría Hull City, Middlesbrough y Sunderland, que han padecido toda la temporada, en tanto que Sunderland padece la Premier League hace más de un lustro. Middlesbrough por su lado, desciende tras tener una crisis en su labor ofensiva, permaneciendo muchas jornadas sin siquiera saber cómo es el arco rival, el despido de Karanka -algo que se veía desde lejos- solo ha acrecentado la crisis del equipo. Y Hull City, tuvo entre manos un proyecto interesante con Marcos Silva, pero no sólo no lo supo aprovechar, sino que, lo despidió al concretarse un anunciado descenso. Mientras que la próxima temporada llegan a la máxima categoría inglesa: Brighton & Hove Albion, Newcastle United y Huddersfield Town, equipo que supo ganar esta categoría con el mítico Herbert Chapman como entrenador y con la línea de tres, que tan de moda se ha puesto en la Premier League.

11PremierLeague.png