Hazard, la única esperanza

El mejor momento de la temporada para el equipo de Sarri parece haber quedado atrás, en estos últimos meses hemos visto un equipo previsible, de ritmo muy bajo y con pocas variantes para sorprender al rival, esto es lo que debe cambiar el técnico italiano si quiere clasificarse para la Uefa Champions League.
Por su parte, el equipo dirigido por Nuno Espírito Santo está en una posición comoda en Premier League (7mo) pero muy lejos del 6to lugar ocupado justamente por el equipo londinense.

Chelsea partió con su característico 1-4-3-3, con tres variantes respectó al último encuentro disputado por Premier League ante Fulham, la inclusión de David Luiz en lugar de Christensen, el ingreso de Kovacic sustituyendo al inglés Barkley y la salida de Willian para el ingreso de Pedro en el extremo derecho.
Por el lado de Wolverhampton regresan algunos jugadores que habitualmente son titulares como Rui Patricio, Neves, Moutinho y Castro para conformar el típico 1-3-5-2 que tan buenos resultados le ha dado al técnico portugués.

No  fue un partido con demasiadas situaciones claras de gol, esto se dio por 2 cosas, el juego plano de Chelsea y la concentración de los dirigidos por Nuno. Los londinenses nunca pudieron encontrar los espacios necesarios para generar peligro ya que la zona central siempre estuvo congestionada por los mediocampistas de Wolverhampton, que hicieron un partido muy serio, siempre concentrados y dispuestos a realizar apoyos constantemente.
Solo aportaba algo diferente el belga Eden Hazard cuando recibía con ventaja, pero eso sucedió muy pocas veces en el primer tiempo.

Los Wolves basaron su planteo en el orden y la concentración con sus 11 jugadores detrás de la línea de balón e intentando mantener una intensidad considerable, con un Raul Jimenez espléndido en todas las facetas del juego, con un compromiso a la hora de defender admirable pero también sacrificándose para crearle problemas a la línea defensiva de Chelsea gracias a los envíos de Dendoncker y Neves.

El segundo tiempo comenzó de la misma manera en la que finalizó el primero, caracterizado por la incapacidad del local para producir peligro pero con el visitante impreciso a la hora de buscar contragolpes, tanto así que el equipo de Nuno no había pateado a puerta hasta el minuto 56, minuto en el que se da el gol tras una excelente combinación por el centro entre Jimenez y Diogo Jota.
En ese mismo instante Sarri decide hacer la primera modificación, la salida de Kovacic para dale ingreso a Loftus-Cheek, buscando algo más de desequilibrio individual. Esto, junto al ingreso más tardío de Hudson-Odoi modificó la posición de algunos jugadores, centralizando a Hazard para darle las bandas al ya mencionado juvenil inglés y a Willian.

El partido se tornó ideal para el planteo que proponía Nuno, ahora Chelsea tenía la obligación de ir a buscarlo para conseguir al menos el empate y se iba a desproteger en demasía.
La realidad es que los cambios del DT portugués fueron demasiado conservadores y otorgaron el control total del partido a Chelsea, ya que quitó a los 2 jugadores más ofensivos y peligrosos que tenía para colocar un mediocampista (Gibbs-White) y a Traore, que si bien es rápido, no está capacitado físicamente para aguantar el balón de espaldas y conseguir tiempo para que su equipo se desahogue.

Aunque todo esto no lo estaríamos diciendo si en la oncena de Chelsea no estuviera uno de los mejores jugadores del mundo, Eden Hazard. El belga no tiene un contexto favorable en Londres, el equipo no lo ayuda a desarrollar todo su potencial, por sus pies pasan muchísimos balones pero no en las mejores condiciones, y al ser el único recurso desequilibrante de su equipo pierde impacto.
Pero el nacido en La Louvière es tan bueno que es capaz de sobreponerse a ese contexto no favorable y al microclima que se vivía en Stamford Bridge, en todo ese caos en el que estaba el partido, Hazard se mostró tranquilo para ubicarse bien, en una posición ventajosa al borde del area y tras recibir el pase de Willian se quitó a un hombre de encima y disparó con potencia y colocación al palo más lejano defendido por Rui Patricio.
Hazard parece cada día más comprometido con Chelsea, cada día más sacrificado y menos irregular.

Este resultado no es bueno para Chelsea, ya que lo priva de posicionarse más arriba en la tabla de posiciones aunque todavía está en la lucha por el tan anhelado 4to puesto.

Para los de Nuno queda el sabor amargo de no poder llevarse los 3 puntos pero hay aspectos positivos para destacar como el nivel de Jimenez y la eficacia del equipo, que convirtió la única chance clara que generó.

La apisonadora Citizen

Cuando en un enfrentamiento entre dos equipos potentes hay goleada, pocos argumentos futbolísticos se pueden esgrimir. Y no es lo mismo cuando un partido entre dos potencias acaba 3-5,3-1,4-2, porque en esos resultados hay una patente lucha entre dos fuerzas y una sale victoriosa por detalles. Cuando el City le gana 6-0 al Chelsea no se trata de detalles, mal juego o mal planteamiento. Existe de fondo un problema de motivación, de concentración y sobre todo de creer en el método. 

En 25 minutos el Manchester City iba ganando 4-0. Y la diferencia era clara, la solidez defensiva. Ambos clubes habían llegado a la portería rival, pero mientras los citizens achicaban para evitar que los atacantes blues remataran cómodamente, en el área de Kepa todo eran nervios, indecisiones y facilidades para un Agüero excelso.
El paso por los vestuarios trajo pocos cambios, el City seguía percutiendo con mucho peligro con una zaga londinense sacando agua como podía. Pero este barco estaba naufragando sin solución. Lo más preocupante para el Chelsea es la nula reacción, daba igual ir perdiendo 1-0, que 10-0, no hubo un levantamiento de coraje o personalidad. Se jugó cómo y a lo que quiso el City. 

Si en esta nota observan una ausencia de análisis táctico es algo intencionado, cuesta analizar un baño táctico tan sonrojante. Continuamente superaban líneas de presión y se plantaban en superioridad numérica en el área rival. Uno ya sabe que los equipos de Pep cuando están enchufados son arrolladores, pero enfrente estaba un equipo campeón, que hace 2 campañas era el campeón de la Premier. Pero parece que Maurizio Sarri sigue sin encontrar el camino de la regularidad en liga y sobre todo parece que no encuentra la manera de afrontar el partido contra los grandes. 

Para comprender esta victoria, más allá de lo táctico, debemos detenernos en la forma en la que Guardiola gestiona sus grupos. Todo aquel que haya jugado al fútbol, que haya compartido vestuarios, tiene en mente a ese jugador desequilibrante, con talento y vocación ofensiva. Y ahora imaginemos que a ese jugador comienzan a ubicarlo en zonas más retrasadas y con unas responsabilidades defensivas que a priori no son las aptitudes del jugador antes mencionado. Pues bien, es el caso de Zinchenko, joven mediapunta ucraniano en el que Guardiola ha visto un recambio al lesionado Mendy. Y quiero detenerme en ZInchenko porque quizás sea el mérito más grande de los muchos talentos que tiene Pep. Convencer a sus jugadores de ponerse al servicio del equipo, hacerlo de una manera profesional y subir el nivel. Pocos tendrían la valentía de situar a un mediapunta en el rol de carrilero ante un equipazo como el Chelsea, pero él confía en que su jugador le va responder.  

Con este ejemplo en la mano, vemos jugar a un City que es un bloque, todos saben lo que tienen que hacer, se ha ajustado el bloque defensivo y es muy difícil marcarle un gol a este equipo-en los últimos 10 partidos solo ha encajado 2 goles-. 

Para Maurizio Sarri esta derrota, esta goleada es un golpe duro a su situación. La goleada del Bournemouth había hecho saltar las alarmas, respirando por golear al Huddersfield, pero que llegan a un punto crítico en la fase decisiva de la temporada. Toca volver al sillón de pensar y reajustar cosas para recuperar el nivel pues el United viene apretando fuerte y peligra la Champions.

Las 5 de la jornada

Ganan Tottenham y Chelsea, pierde Arsenal, empata Liverpool, ganan los de Manchester. Se van amontonando equipos en la sima de la tabla, y en el fondo, también! Esto es la Premier League.

  • Mas cerca de lo que se cree, Así están los “Spurs” que abrían la fecha ante el duro Newcastle de Rafa Benítez. Cuánto todo indicaba que nuevamente iban a decepcionar quedando lejos a la punta, aparece el nuevo héroe, H. M. Son sí, el Surcoreano se puso la capa al rescate de los de Pochettino. Las “urracas” venian de dar el batacazo ante el “City” la semana pasada, pero esta vez no contaron con la misma suerte. Lo peor es que están a solo dos puntos de la “zona roja”.
  • Nace una dupla, así lo parece, Higuaín y Eden Hazard dieron un festival de goles en Londres, intentando así dejar atrás la goleada recibida la semana pasada ante Bournemouth. Una orquesta a todo ritmo, claro, en frente tenían al débil Huddersfield que ya no hace pié, ni de local ni visitante. Cambiaron técnico, Mánager, esquema y no hubo resultados, todo indica que van a ser los primeros en despedirse de la Premier.
  • The Manchester boys, United tuvo un encuentro muy complejo y disputado, que si hubiera terminado en empate, nadie hubiese dicho nada, Leicester lo enfrentó de igual a igual, y lo puso en aprietos más de una vez, lo cierto es que el efecto “Suerte Solskjaer” dio resultado y se llevaron la victoria, ingresando a la zona de Copas, a brindar! “Los Citizens” por su lado, con un Agüero muy acertado, fueron demasiado para el Arsenal, que como habíamos dicho hace ya un tiempo, se iba a quedar sin competir en copas europeas, dicho y hecho ya están fuera de las mismas, les avisamos!
  • Sancadilla Chilena, El West Ham del Ingeniero Manuel Pellegrini, le puso un freno a la maquinita Red, y le robó un empate. En realidad no sabemos quién se lo robó a quién, pero más allá del resultado, la tangana final entre los dos técnicos discutiendo al terminar el encuentro fue de lo más lindo que vimos en la fecha, el Chileno enojado reclamando viejos robos del Alemán, y Klopp no sabía cómo sacárselo de encima, muy pintoresco. A quienes no podrá sacarse de encima tampoco es a al City de Guardiola que está a tres puntos ni al Tottenham de Pochettino que quedaron a solo 5 unidades. Ya lo habíamos dicho…
  • El infierno está encantador, por las zonas bajas hay varias noticias. Burnley (24) y Southampton (24) empataron, era sabido. El Palace (26) hundió al Fulham (17) de Ranieri. Ganó Cardiff (22) y es noticia. Le damos también la bienvenida a Newcastle(24) que se quedó cerca del descenso. Cierra la tabla Huddersfield (11). Ajustense los cinturones, que se vienen zonas turbulentas en la Premier League.

Obligada goleada blue

Parada cómoda para el Chelsea en casa. Recibía al colista con la necesidad de levantarse del duro golpe intersemanal ante el Bournemouth. Tras el partido en Bournemouth, Sarri se quedó charlando 50 minutos con su staff y cuentan que no se fue en el autobús para Londres. Corrigió algunos errores y se vio al equipo más efectivo que el anterior partido, pero el Huddersfield no es un rival que te permita medir la sensación del equipo.  

La goleada era casi obligada para los blues tras el duro correctivo recibido en Bournemouth demostrarle a su afición que el equipo no se había desconectado. Pagó el Huddersfield que tampoco puso muchos obstáculos. En 11 partidos había conseguido solo 1 punto. Situación dramática para los terriers que ya deben ir planificando la próxima temporada en la Championship. 

Si existe una palabra para definir la temporada del Huddersfield, esa palabra debe parecerse mucho a imprecisión. El equipo ni está preciso en el tercio final del campo, ni elabora juego, ni se repliega bien ni sabe presionar en bloque. Todo mal, y a destiempo. Y lo que es peor, no da sensación de tener una solución a sus problemas. Y sus problemas se multiplicaron, en el minuto 27, Mbenza tuvo que retirarse por problemas musculares. 

Los locales por su parte, siguen con su plan A, y así seguirá hasta que, según palabras de Sarri, el plan A funcione. El equipo sufre un mal endémico: los rivales fijan a Jorginho y la salida de balón del Chelsea es muy lenta y abusa del desplazamiento largo de David Luiz. Ante la problemática, Sarri se aferra a las ideas de Hazard, el mejor hoy, y sobre todo de la capacidad de encontrar remate de la nada de Gonzalo Higuaín.  

El partido duró 17 minutos. Los 17 minutos que aguantó el Huddersfield negando la circulación de balón del Chelsea. En el momento que el trivote que plantó Siewert se desajustó, en parte debido por las permutas Hazard-Barkley y Kanté-Willian. Mojó el pipita con un pase precioso de Kanté. Se estrenó en su nuevo equipo y firmó con letras de oro en la Premier League. Nueva liga para el argentino y otra liga donde ya sabe que es marcar.  

Tras el gol, hubo un amago en los visitantes de descomponerse, pero el Chelsea bajó el ritmo y no supo sentenciar en la primera parte. Sólo el árbitro vio el penalti a Azpilicueta y Hazard puso el 2-0. 

La segunda parte no trajo novedades ni sorpresas, el partido se mantuvo por el mismo camino. Chelsea imponiendo su ritmo y el Huddersfield agotando sus minutos en la Premier. No se le ve con la alegría que da disfrutar de la mejor liga del mundo, se le ve nervioso, atenazado y sin esa soltura necesaria para disputar puntos.  

Hubo 3 goles más, que pudieron ser 5 o 6, fue lo que quiso el Chelsea, que supo golear, contemporizar y Sarri dio descanso a Jorginho, Kanté y Hazard. Plus de confianza para afrontar el difícil mes de febrero que se le viene al equipo. Debe empezar a olvidar el mal momento porque se empiezan a jugar las cosas importantes de la temporada. 

Por parte del Huddersfield, poco que añadir, el reto que aceptó Siewert parece inalcanzable y veremos si tiene la opción de mantener el puesto la temporada que viene. 

Las claves de la jornada 24

No ganó Liverpool, tampoco ninguno de los de Manchester, Chelsea goleado, se mantienen Arsenal y Tottenham, sumado a las variantes por las zonas bajas todo eso y mas en las claves de esta fecha.

 

  • Gunners presentes, con sus referentes en los goles, los de Emery lograron una victoria que fué complicada en el resultado, tal vez se esperaba una diferencia mayor, es cierto, pero con los equipos de Londres nunca se sabe. Auba y Lacazette adelantaron a los locales. Menos mal que no adicionaron más minutos sino termina en empate seguro! Tres puntos en casa sin saber que iban a sumar como oro, cuando termine la fecha.

 

  • El frío se trasladó a Manchester, la semana pasada fue Londres, está fecha en Manchester, los de Pep pierden tres puntos vitales en la pelea por el título. Guardiola pierde un récord contra Mourinho en los primeros 100 partidos, un encuentro que valía más que tres puntos. Qué tipo jodido resultaste ser Rafa! Por el lado de los “Diablos”  todo indicaba que se iban con las manos vacías, sorpresivamente contra un Burnley que entró inspirado al “Teatro de los sueños” sacando dos de ventaja. Pero el equipo de Ole hoy tiene otra realidad, y su estandarte P. Pogba y Lindelof, pusieron paridad en el resultado, dejando en claro que si alguien quiere ganarle al “United” tendrá que tener algo mas que suerte para lograrlo.

 

  • Blues and Spurs, los de Sarri salieron del Vitality Stadium, sin poder creer lo que sucedió. Se llevaron cuatro regalos a casa por parte de los “Cherries” que contaron con un descomunal J. King. La presencia de Higuaín inclinó la cancha, pero del lado incorrecto. Los pecho boys (perdón, Poche boys) sin H. Kane rozan la vulgaridad, Son y Llorente ( que hace sufrir más a los aficionados propios que contrarios) dijeron presente para remontar un resultado totalmente adverso. Si, hicieron en 10 minutos, todo los que no habían logrado en 80. Tres más para el local.

 

  • La frutilla del postre, es para el equipo de Klopp, que lejos de espantar fantasmas, los atrae cada vez más. Jugaron miércoles, con todos los resultados puestos, sabiendo que si ganaban estiraban su ventaja a SIETE puntos!!! Pero no, fue demasiada presión para los “Reds” que alcanzan a obtener un punto, un valioso punto, que se vendió caro. H. Maguire logró el empate (apuesto que es su último torneo en Leicester) y casi lo gana la visita, a poco estuvieron de dar el batacazo de la jornada, ah! Cierto que es Leicester. En fin, lo cierto es que nada está dicho aún en la tabla alta de la Premier.

 

  • En lo profundo de la oscuridad, “Cardiff” con su derrota sigue en zona roja y a 4 puntos del Burnley, este que viene de sumar un inesperado punto ante el United. “Fulham” logró un triunfo de esos que marcan un antes y un despues, ante Brighton, a pesar de ir 0-2 abajo en el marcador. “Huddersfield” se sigue hundiendo en el fondo de la tabla, tras caer ante Everton en condición de local. “Southampton y Crystal Palace” jugaron a no perder, y se reparten puntos, para mantenerse a 4 de la zona roja, eso se llama miedo.

Por último, no vamos a pasar por alto, el sentido homenaje que se brindó a Emiliano Sala, en el estadio de Arsenal, que lo sumó a la lista de convocados en la planilla de Cardiff, gestos que valen más que mil palabras, una vez más, esto es Premier League.

Golpe cherrie

Se estrenaba en sociedad el fichaje de la temporada del Chelsea. Gonzalo Higuaín era el deseo de Maurizio Sarri. Llegaba al Dean Court con la tensión que está marcando el Manchester United en su escalada. El cuarto puesto es ahora cosa de 3. Chelsea renunció a dar un paso al frente y tendrá que pelearlo hasta el final con su rival en Londres, el Arsenal, y con un resucitado Manchester United. 

 

Pero volviendo a Bournemouth, lo sucedido sobre el terreno de juego, más allá del resultado, Sarri sigue sin darle continuidad al juego desplegado en Napoli.  Su 4-3-3 está siendo contrarrestado en muchas fases, y si Jorginho no conecta con Hazard, parece imposible que el Chelsea despliegue su fútbol. 

Salía el equipo de Howe con un 4-4-1-1, con líneas muy juntas, siempre buscando defensivamente el 2 para 1, los extremos, siendo más volantes, apoyando siempre a su lateral, y los dos interiores, muy cerrados con los centrales. Bloqueo del conjunto cherrie, a desconectar a Hazard y a tener controlado a Higuaín. No parece mucho más el Chelsea. Pedro no está fino, y Sarri no cuenta apenas con Willian o Barkley. El juego blue estaba condenado a terminar por banda, y entre las coberturas cherries, y que Higuaín no es el tanque que se requiere en estos partidos, el fútbol se fue apagando, y se convirtió en lo que Howe quería, centro-despeje y a soñar con que un balón caiga para la mortal contra de King.
Con el Chelsea volcado, y sus laterales subiendo mucho, comienzan a aparecer las llegadas del Bournemouth. Al descanso 0-0. 

La vuelta del descanso deja helado al Chelsea. Un balón filtrado a la espalda de Rudiger, Brooks envía al punto de penalti donde aparece King para fusilar a Kepa. 1-0 y a seguir con la misma tónica. El Chelsea parece condenado a tener que dejar aún más espacios. 

El Bournemouth tenía claro cómo se iba a jugar. Seguía ahogando al Chelsea que mandaba a muchos jugadores arriba en busca de conexiones, y fruto de volcarse arriba, llega una nueva contra cherrie, controla King en la espalda de Azpilicueta, Rudiger y David Luiz muy descolocados y el pase filtrado al espacio deja a Brooks solo que rompe a David Luiz que regresaba con lo que podía y batía por bajo a Kepa. 2-0, y un mundo para seguir matando a la contra. 

El partido continuaba con la misma dinámica, el Chelsea estampándose en el muro cherrie, y con espacios, King era mortal a la espalda de David Luiz. En una de esas, y cómo si de una muerte anunciada se tratara, nuevo balón a la espalda del central brasileño y Stanislas filtra un balón que King sólo tiene que empujar. Si el rival sólo necesita dos hombres para desmontar tu sistema defensivo, es imposible pretender llevarte la victoria fuera de casa. 

Con la entrada de Giroud y de Loftus-Cheek el Chelsea comienza a tener más peligro y sobretodo a desarmar el enjambre defensivo de Howe, pero con el 3-0 y 8 jugadores defendiendo en su propia área, el peligro es minimizado. 

La puntilla llega con un centro lateral, cabeceo desde el punto de penalti y terminar de matar un partido muy trabajado del Bournemouth. 

Con una liga tan igualada, donde Liverpool y City están descolgados peleando por el título, con un Tottenham vagando por la tercera plaza, es incomprensible como un equipo de mitad de tabla puede desarmar tan fácilmente al Chelsea. Toca asegurar la victoria como local ante el colista y prepararse para un calendario dónde tendrá que enfrentarse al City con la eliminatoria de Europa League ante el Malmoe de por medio.

Las cinco de la jornada 23

No hubo grandes cambios en la tabla de posiciones como tampoco hubo grandes sorpresas, el clásico del frío en Londres, Liverpool y su manera de ganar a como sea, City a lo suyo, y el United al acecho. Son algunas de las claves de esta fecha.

  • Se dieron con todo, el sábado abrían la fecha Wolverhampton vs Leicester, en uno de esos partidos que pueden ser de lo más aburrido de la fecha, o ser “El” partido de la fecha. Se mataron a goles, sin piedad y en un choque cambiante hasta el último minuto. Y así fue, que lo ganaban los “Lobos”, despues los “Zorros” y asi hasta que se sacaron los pelos y el triunfante fue el local. Pero esta vez vamos hacer una excepción y felicitamos a los dos por el gran partido que nos regalaron dignos representantes de la Premier League.

  • Ya no es el mismo, después de perder el invicto les dijimos que los “Reds” no eran los mismo, algo se perdió en el camino. Posteriormente ganaron a Brighton con lo justo y ahora recibieron tres goles del Crystal Palace y necesitaron hacer 4 para ganar. Hasta la fecha solo habían recibido 7 goles, el sábado en uno solo le hicieron 3, alarmante señor puntero, no le parece? Lo cierto es que siguen a 4 de su perseguidor, cómodos, pero no debe estar tranquilo el Alemán, aunque lo niegue.

  • Manchester está en orden, ambos ganaron y ya no es novedad, los “Diablos rojos” cumplieron con un Pogba modo jugador líder, y Rashford encendido, fueron suficientes para las gaviotas que no pueden volar, y cada vez están más abajo en la tabla. Los “Citizen” atendieron a domicilio sin sobresaltos al pobre Huddersfield Town, sin técnico, ni director deportivo, (parece que el Titanic se hunde nomás) así los de Pep fueron superiores, sin necesidad de hacerles 9 u 8 goles.

  • El frío de Londres, crudo el invierno no? Pero vamos a contarles que jugaron entre sí cuatro equipos de la misma ciudad. Arsenal se llevó la copa del frío y le ganó a Chelsea. Manotazo de abogado de los de Emery para no ser superados por los de Manchester que se vienen como “Malón de indio”, así se descuentan tres puntos de los “Blue” y ahora va a pelear quién se queda sin copas.

         Por el otro lado, Fulham con todas sus necesidades a cuestas, recibió a un diezmado Tottenham sin Kane, ni Son, y no contaban con la ayuda de Llorente que les iba a dar una mano abriendo el marcador. Pero ni eso fue suficiente para los de Ranieri, que veían como se les escapaba el partido, como la tortuga. Fin en Craven Cottage, los “Spurs” siguen terceros cómodos y los locales sumergidos en un mar de dudas.

  • En las tinieblas, siguen firmes Huddersfield y Fulham por ahora, en el tercer descenso está la puja entre Cardiff y Newcastle (19 y 21 puntos respectivamente) pero a su vez con solo 22 unidades hay tres equipos, Burnley, Southampton y Crystal Palace, quienes se enfrentan en la próxima fecha.

La semana entrante no hay fecha por Premier, pero si habrá FA Cup, a disfrutar de la cuarta ronda. Nos vemos en la fecha 24 entre el 29-30 de Enero.

El Sarriball y sus hombres clave

Es normal, y sumamente entendible que un entrenador intente imponer ese sistema táctico que le ha dado buenos resultados en otros sitios, y que, además, está convencido de que su filosofía de ver el fútbol apunta hacia esos cánones.

Hoy para visualizar esto de manera breve y consistente nos vamos a plantar en las estadísticas claves de los equipos de Maurizio Sarri. El Nápoles de la temporada 2017/2018 y este Chelsea de la 2018/2019.

Ambos tienen una similitud muy clara, la salida con balón jugado a partir de los dos centrales y de un pivote que se conecta, no porque ese pivote baja a zona de centrales, sino porque uno de los centrales suele ser muy vertical con los pases. Kalidou Koulibaly o Raúl Albiol en Nápoles y Antonio Rüdiger o (sobre todo) David Luiz en este Chelsea. Todos, cada uno de ellos supera ampliamente el 90% de pases completados por juego bajo el mando de Maurizio Sarri. Obviamente, los pivotes de ambos equipos son el mismo jugador: Jorginho. El italo-brasilero completó la temporada pasada con un 89.5% de pases completados y siempre promediando más de 90-95 pases por juego en ambas temporadas.

Es que la importancia del pivote en el Sarriball es capital. Y normalmente tenemos la tendencia a pensar que la mayoría de sus pases son hacia las bandas o hacia atrás y dista mucho de ser así, suelen ser pases sumamente precisos, rompiendo líneas y generando el tiempo necesario para la aparición de espacios. Jorginho, en ambos clubes se asociaba muy bien con ese delantero centro sacrificado que bajaba unos metros de espaldas a su arco para devolver con rapidez y que sus jugadores corran al hueco.

Eso en Nápoles, era mecanizado. Mertens, Insigne, Jorginho era una tríade insoportable para las defensas rivales porque la movilidad de los puntas y la precisión del pivote eran infalibles.

¿Pero qué pasa en Chelsea? En Chelsea no está Dries Mertens ni Lorenzo Insigne. Pero si están Pedro Rodríguez, Willian u Olivier Giroud, pero Sarri ha centrado el rol de esos dos jugadores en su jugador franquicia: Eden Hazard. En las últimas dos temporadas Sarri ha tenido como líderes de asistencias a sus jugadores de banda (Insigne o Callejón) y como goleador al belga Mertens. Pero en Chelsea, se ha terminado de decantar en los últimos juegos porque Hazard haga todo.

El ex Lille es el primero en conectarse con Jorginho en la mitad de la cancha, pero también debe ser finalizador, generador de espacios, y creador. Demasiadas tareas y todas superpuestas para un solo jugador. Claro, Eden Hazard es un jugador tan inteligente y con tantas condiciones que hoy, es el goleador de Chelsea (10) y el máximo asistidor (10) pero necesita claramente un compañero que fije centrales y lo deje al belga mano a mano con los laterales, como si lo hizo con Antonio Conte, pese a que el nacido en Lecce lo hacía participar de tareas defensivas más de lo que Hazard hubiese querido.

El pasado sábado ante Newcastle vimos las dos caras de este Chelsea en ataque, lo que le costó por momentos romper ese cerrojo que le plantó el Newcastle United. Porque el intercambio de posiciones entre Willian y Hazard no era efectivo porque la línea de cinco del visitante sumado a cuatro mediocampistas compenetrados en defensa les quitaba muchos espacios. Y por otro, como Sarri ingenió movimientos en donde la superioridad numérica en las bandas y en el centro del ataque generó circuitos de juegos que una vez bien conectados, dieron su fruto.

Imagen editada por: Sebastián Parnes para Código Premier

Pero terminó siendo Hazard, mirando hacia el arco (cosas que muy pocas veces hizo), pudo correr con el balón, desequilibrar la defensa de Newcastle, y ceder el balón al pie a Willian que sacó rápido el disparo para el 2-1.

Maurizio Sarri ha pedido un recambio para Jorginho en este periodo de fichajes invernal en Europa, pero las conversaciones por Gonzalo Higuaín, también demuestra dos cosas: que no está para nada conforme con Álvaro Morata y que Olivier Giroud es un recambio, no un titular. El argentino puede darle lo que le falta a este Chelsea, esa escala previa en un delantero centro para descargar hacia la banda, donde Eden -a diferencia de Insigne- espere el balón al pie.

Resta esperar si el Sarriball puede tener el mismo funcionamiento que pudo tener en el Sur italiano. Por el momento, ha salido bien, pero no es lo mismo.


A falta de magia, Kanté.

El ambiente en Selhurst Park era magnífico, gradas repletas y un equipo locatario que buscaba extender la racha de partidos sin perder ante un equipo importante como lo es Chelsea.

El libreto de estos equipos es más que conocido, Sarri busca que sus equipos sean protagonistas en base a la posesión y Hodgson todo lo contrario, busca hacerse fuerte cerrándole los espacios al rival y limitándolo.
Crystal Palace inició con un 4-5-1 en el que solo Zaha se posicionaba por delante de la línea del balón, el resto de jugadores se replegaba para cubrir pasillos externos y no dejar progresar de manera cómoda a los blues, y lo logró bastante bien, Chelsea a pesar de dominar la posesión no dispuso de muchas ocasiones claras de gol ni de una circulación de balón que sofocara al conjunto locatario. Crystal Palace quizás estuvo en el debe en cuanto al apartado ofensivo ya que no logró generar peligro con sus contragolpes, estuvieron imprecisos y nunca lograron sorprender a una defensa de Chelsea que se plantó en mitad de cancha. Da la sensación de necesitar un delantero centro alto y fuerte físicamente para poder buscar ganar en el apartado aéreo si el equipo no está fino como fue el caso de esta jornada.

Chelsea partió con su característico 4-3-3, algo para destacar fue el movimiento de Hazard, que contó con total libertad para moverse por todo el frente de ataque, dejando toda la banda izquierda a disposición de Marcos Alonso y con Willian más fijo sobre la banda derecha ya que Azpilicueta no es un jugador que tienda a subir demasiado. Fue una buena actuación de los centrales, que situados en mitad de cancha lograron que el partido y sobretodo el primer tiempo se jugara siempre en campo rival, un poco por merito de ellos y otro poco por el planteo de Hodgson. A pesar de eso, la gran cantidad de jugadores de Crystal Palace en el centro del campo dificultó la participación de Giroud, que no pudo generar ventajas para sus compañeros a partir del juego de espaldas. Siempre estuvieron en inferioridad numérica por el centro, lo que dejaba las bandas descubiertas, pero Marcos Alonso estuvo impreciso y no logró capitalizar sus escaladas por banda con buenos centros.

Ese primer tiempo fue chato, no hubo grandes ocasiones para ninguno de los 2 equipos más allá de un tiro libre de Willian que se estrelló en el palo. El conjunto local se iba conforme porque la primera parte y la más importante del libreto había sido cumplida, aunque luego no pudieran ser punzantes arriba.

El segundo tiempo fue diferente ya que en el minuto 6 N’Golo Kanté cruzó un remate dentro del área tras recibir de pecho un envío de David Luiz, concretando así su tercer gol en la temporada, a partir de ahí las sensaciones fueron diferentes, ya que el resultado favorecía a los blues, lo normal sería que los locales adelantaran sus filas, presionaran más arriba y buscaran el empate. Pero lo que se vio fue más de lo mismo, un Chelsea que ya sea por falta de creatividad o por conformismo, siguió sin generar demasiado y un Crystal Palace que mantuvo esa mentalidad conservadora y continuó esperando en su propio campo.

Hodgson intentó buscar el empate en los últimos minutos con los ingresos del alemán Meyer y Wickham, y se vio un Chelsea con algunas dudas en defensa, nos quedaremos con la duda de que hubiera pasado si estos ingresos se daban antes, ya que el mediocampista creativo Meyer dejó algunos destellos de creatividad y mostró frescura en su ingreso.

El equipo de Sarri cierra el año de buena manera y mantiene la 4ta posición con un total de 43 unidades.
Mientras que Crystal Palace cierra el año en la posición 14 con 19 unidades situándose 4 por encima de la zona de descenso.

Las cinco de la jornada

Cuando pensábamos que ya estaba todo dicho en Premier League, tanto en la punta como en el fondo de la tabla, nos encontramos con sorpresas día a día, fecha trás fecha. Esto es lo lindo del fútbol, su imprevisibilidad, y una dinámica con cambios constantes, son la premisa para nuestra mejor liga del mundo.

 

  • Ciudadanos correctos, Manchester City recibía a Everton en el Etihad Stadium abriendo la fecha. A priori, tenemos que decir, esperábamos un encuentro más parejo, por lo menos más aguerrido, pero hay factores que pueden influir en el juego de manera determinante. Si al “City” se le da ventajas, difícilmente puedas ganarle. Tres errores, sí, tres! En el primer gol, desde Pickford, hasta Y. Mina, demasiado sencillo se lo hicieron. Con un Sané intratable que todo lo que toca lo convierte en asistencia, dos pases gol, se transformaron en dos goles para G. Jesús. Sumado a R. Sterling que sumó el tercer gol ciudadano, y es el goleador del equipo hasta el momento. “The Toffes” tienen mucho para mejorar, Richarlison no puede ser el Salvador todas las fechas, ni D. Calvert-Lewin la joven promesa azúl va a poder solo.

 

  • Regalen los tres puntos, suena fuerte, pero es que el Brighton no puede con Chelsea, es su peor pesadilla, su pánico, es exagerado tal vez? No! Hace 85 años que no pueden contra ellos. La última victoria fue en 1935 por la FA Cup, en el medio transcurrieron solo 8 encuentros pero siempre los “Blues” salieron felices. Lo cierto es que fué un encuentro parejo, nuevamente con E. Hazard de falso 9 si se permite esa expresión, viene dando sus frutos de manera más que satisfactoria para los de M. Sarri.

 

  • The Saints austríacos, la sorpresa de la jornada de la lleva entera el “Soton” que pateó el tablero y se impuso ante los “Gunners”, robándole un invicto de 22 partidos en todas las competiciones, 15 en Premier. Ni el doblete del “Pipa” H. Mkhitaryan iba a ser suficiente para derrotar a los “Santos” que contaron con un D. Ings en dos ocasiones y sobre el final C. Austin, así logran salir del descenso con tremendo partido. Felicitamos al Southampton por dicha victoria, ahora lo siguiente, con Klopp era suficiente, pero como si fuera poco vamos a tener que soportar a otro vende humo más, el austríaco Ralph Hasenhüttl, mucha verborragia para nuestro gusto, desde el festejo de los goles, hasta el saludo final a los jugadores, fue suficiente, gracias.

 

  • Rojo furioso, gris opaco, el partido de la jornada no nos defraudó, no podía ser de otra manera, el líder vs la máquina de romper récords (Negativos), los “Reds” de J. Klopp fueron demasiado para un Manchester United que ya no tiene alma, ni orgullo propio. Con J. Mata y P. Pogba en el banco de suplentes el resultado parece aún más obvio. S. Mané y J. Lingard abrían los marcadores en el primer tiempo, ya en el segundo, el “Bombón Suizo” hizo de las suyas, y sentenció el encuentro con un doblete para dejar al Liverpool en la cima de la tabla de posiciones. Que estará pensando Sir Alex Ferguson en estos momentos, es la pregunta, Y Mou? Desde que se creó la Premier League es la mayor diferencia de puntos entre el puntero y el United. Bien Mou, se supera día a día.

 

  • Zona Roja con cambios, hacemos un breve repaso de todos los partidos que directa o indirectamente afectan al descenso.

* Crystal Palace venció al Leicester con un gol de otro partido, un dolor de ojos me provocó ver este partido.

*Rafa y Rondón un solo corazón, 0-1 para la visita bien por el Newcastle, local Huddersfield en zona roja.

*Burnley en su visita al Tottenham soportó 90 minutos el empate, pero en tiempo de descuento los “Spurs” liquidaron la alegría parcial y los sentenciaron a la zona de descenso.

*Watford con un Deulofeu exquisito, casi se duerme en los laureles, con un soberbio 3-0, era todo fiesta, pero el Cardiff le puso picante marcando dos goles en 3 minutos. Vaya final!

*Los “Martillos” aplastaron a domicilio al Fulham del querido Claudio Ranieri, no sean tan malos muchachos.

Esto se pone cada día mejor, disfrutemos la Premier League.