Las 5 de la jornada

Ganan Tottenham y Chelsea, pierde Arsenal, empata Liverpool, ganan los de Manchester. Se van amontonando equipos en la sima de la tabla, y en el fondo, también! Esto es la Premier League.

  • Mas cerca de lo que se cree, Así están los “Spurs” que abrían la fecha ante el duro Newcastle de Rafa Benítez. Cuánto todo indicaba que nuevamente iban a decepcionar quedando lejos a la punta, aparece el nuevo héroe, H. M. Son sí, el Surcoreano se puso la capa al rescate de los de Pochettino. Las “urracas” venian de dar el batacazo ante el “City” la semana pasada, pero esta vez no contaron con la misma suerte. Lo peor es que están a solo dos puntos de la “zona roja”.
  • Nace una dupla, así lo parece, Higuaín y Eden Hazard dieron un festival de goles en Londres, intentando así dejar atrás la goleada recibida la semana pasada ante Bournemouth. Una orquesta a todo ritmo, claro, en frente tenían al débil Huddersfield que ya no hace pié, ni de local ni visitante. Cambiaron técnico, Mánager, esquema y no hubo resultados, todo indica que van a ser los primeros en despedirse de la Premier.
  • The Manchester boys, United tuvo un encuentro muy complejo y disputado, que si hubiera terminado en empate, nadie hubiese dicho nada, Leicester lo enfrentó de igual a igual, y lo puso en aprietos más de una vez, lo cierto es que el efecto “Suerte Solskjaer” dio resultado y se llevaron la victoria, ingresando a la zona de Copas, a brindar! “Los Citizens” por su lado, con un Agüero muy acertado, fueron demasiado para el Arsenal, que como habíamos dicho hace ya un tiempo, se iba a quedar sin competir en copas europeas, dicho y hecho ya están fuera de las mismas, les avisamos!
  • Sancadilla Chilena, El West Ham del Ingeniero Manuel Pellegrini, le puso un freno a la maquinita Red, y le robó un empate. En realidad no sabemos quién se lo robó a quién, pero más allá del resultado, la tangana final entre los dos técnicos discutiendo al terminar el encuentro fue de lo más lindo que vimos en la fecha, el Chileno enojado reclamando viejos robos del Alemán, y Klopp no sabía cómo sacárselo de encima, muy pintoresco. A quienes no podrá sacarse de encima tampoco es a al City de Guardiola que está a tres puntos ni al Tottenham de Pochettino que quedaron a solo 5 unidades. Ya lo habíamos dicho…
  • El infierno está encantador, por las zonas bajas hay varias noticias. Burnley (24) y Southampton (24) empataron, era sabido. El Palace (26) hundió al Fulham (17) de Ranieri. Ganó Cardiff (22) y es noticia. Le damos también la bienvenida a Newcastle(24) que se quedó cerca del descenso. Cierra la tabla Huddersfield (11). Ajustense los cinturones, que se vienen zonas turbulentas en la Premier League.

Obligada goleada blue

Parada cómoda para el Chelsea en casa. Recibía al colista con la necesidad de levantarse del duro golpe intersemanal ante el Bournemouth. Tras el partido en Bournemouth, Sarri se quedó charlando 50 minutos con su staff y cuentan que no se fue en el autobús para Londres. Corrigió algunos errores y se vio al equipo más efectivo que el anterior partido, pero el Huddersfield no es un rival que te permita medir la sensación del equipo.  

La goleada era casi obligada para los blues tras el duro correctivo recibido en Bournemouth demostrarle a su afición que el equipo no se había desconectado. Pagó el Huddersfield que tampoco puso muchos obstáculos. En 11 partidos había conseguido solo 1 punto. Situación dramática para los terriers que ya deben ir planificando la próxima temporada en la Championship. 

Si existe una palabra para definir la temporada del Huddersfield, esa palabra debe parecerse mucho a imprecisión. El equipo ni está preciso en el tercio final del campo, ni elabora juego, ni se repliega bien ni sabe presionar en bloque. Todo mal, y a destiempo. Y lo que es peor, no da sensación de tener una solución a sus problemas. Y sus problemas se multiplicaron, en el minuto 27, Mbenza tuvo que retirarse por problemas musculares. 

Los locales por su parte, siguen con su plan A, y así seguirá hasta que, según palabras de Sarri, el plan A funcione. El equipo sufre un mal endémico: los rivales fijan a Jorginho y la salida de balón del Chelsea es muy lenta y abusa del desplazamiento largo de David Luiz. Ante la problemática, Sarri se aferra a las ideas de Hazard, el mejor hoy, y sobre todo de la capacidad de encontrar remate de la nada de Gonzalo Higuaín.  

El partido duró 17 minutos. Los 17 minutos que aguantó el Huddersfield negando la circulación de balón del Chelsea. En el momento que el trivote que plantó Siewert se desajustó, en parte debido por las permutas Hazard-Barkley y Kanté-Willian. Mojó el pipita con un pase precioso de Kanté. Se estrenó en su nuevo equipo y firmó con letras de oro en la Premier League. Nueva liga para el argentino y otra liga donde ya sabe que es marcar.  

Tras el gol, hubo un amago en los visitantes de descomponerse, pero el Chelsea bajó el ritmo y no supo sentenciar en la primera parte. Sólo el árbitro vio el penalti a Azpilicueta y Hazard puso el 2-0. 

La segunda parte no trajo novedades ni sorpresas, el partido se mantuvo por el mismo camino. Chelsea imponiendo su ritmo y el Huddersfield agotando sus minutos en la Premier. No se le ve con la alegría que da disfrutar de la mejor liga del mundo, se le ve nervioso, atenazado y sin esa soltura necesaria para disputar puntos.  

Hubo 3 goles más, que pudieron ser 5 o 6, fue lo que quiso el Chelsea, que supo golear, contemporizar y Sarri dio descanso a Jorginho, Kanté y Hazard. Plus de confianza para afrontar el difícil mes de febrero que se le viene al equipo. Debe empezar a olvidar el mal momento porque se empiezan a jugar las cosas importantes de la temporada. 

Por parte del Huddersfield, poco que añadir, el reto que aceptó Siewert parece inalcanzable y veremos si tiene la opción de mantener el puesto la temporada que viene. 

El Sarriball y sus hombres clave

Es normal, y sumamente entendible que un entrenador intente imponer ese sistema táctico que le ha dado buenos resultados en otros sitios, y que, además, está convencido de que su filosofía de ver el fútbol apunta hacia esos cánones.

Hoy para visualizar esto de manera breve y consistente nos vamos a plantar en las estadísticas claves de los equipos de Maurizio Sarri. El Nápoles de la temporada 2017/2018 y este Chelsea de la 2018/2019.

Ambos tienen una similitud muy clara, la salida con balón jugado a partir de los dos centrales y de un pivote que se conecta, no porque ese pivote baja a zona de centrales, sino porque uno de los centrales suele ser muy vertical con los pases. Kalidou Koulibaly o Raúl Albiol en Nápoles y Antonio Rüdiger o (sobre todo) David Luiz en este Chelsea. Todos, cada uno de ellos supera ampliamente el 90% de pases completados por juego bajo el mando de Maurizio Sarri. Obviamente, los pivotes de ambos equipos son el mismo jugador: Jorginho. El italo-brasilero completó la temporada pasada con un 89.5% de pases completados y siempre promediando más de 90-95 pases por juego en ambas temporadas.

Es que la importancia del pivote en el Sarriball es capital. Y normalmente tenemos la tendencia a pensar que la mayoría de sus pases son hacia las bandas o hacia atrás y dista mucho de ser así, suelen ser pases sumamente precisos, rompiendo líneas y generando el tiempo necesario para la aparición de espacios. Jorginho, en ambos clubes se asociaba muy bien con ese delantero centro sacrificado que bajaba unos metros de espaldas a su arco para devolver con rapidez y que sus jugadores corran al hueco.

Eso en Nápoles, era mecanizado. Mertens, Insigne, Jorginho era una tríade insoportable para las defensas rivales porque la movilidad de los puntas y la precisión del pivote eran infalibles.

¿Pero qué pasa en Chelsea? En Chelsea no está Dries Mertens ni Lorenzo Insigne. Pero si están Pedro Rodríguez, Willian u Olivier Giroud, pero Sarri ha centrado el rol de esos dos jugadores en su jugador franquicia: Eden Hazard. En las últimas dos temporadas Sarri ha tenido como líderes de asistencias a sus jugadores de banda (Insigne o Callejón) y como goleador al belga Mertens. Pero en Chelsea, se ha terminado de decantar en los últimos juegos porque Hazard haga todo.

El ex Lille es el primero en conectarse con Jorginho en la mitad de la cancha, pero también debe ser finalizador, generador de espacios, y creador. Demasiadas tareas y todas superpuestas para un solo jugador. Claro, Eden Hazard es un jugador tan inteligente y con tantas condiciones que hoy, es el goleador de Chelsea (10) y el máximo asistidor (10) pero necesita claramente un compañero que fije centrales y lo deje al belga mano a mano con los laterales, como si lo hizo con Antonio Conte, pese a que el nacido en Lecce lo hacía participar de tareas defensivas más de lo que Hazard hubiese querido.

El pasado sábado ante Newcastle vimos las dos caras de este Chelsea en ataque, lo que le costó por momentos romper ese cerrojo que le plantó el Newcastle United. Porque el intercambio de posiciones entre Willian y Hazard no era efectivo porque la línea de cinco del visitante sumado a cuatro mediocampistas compenetrados en defensa les quitaba muchos espacios. Y por otro, como Sarri ingenió movimientos en donde la superioridad numérica en las bandas y en el centro del ataque generó circuitos de juegos que una vez bien conectados, dieron su fruto.

Imagen editada por: Sebastián Parnes para Código Premier

Pero terminó siendo Hazard, mirando hacia el arco (cosas que muy pocas veces hizo), pudo correr con el balón, desequilibrar la defensa de Newcastle, y ceder el balón al pie a Willian que sacó rápido el disparo para el 2-1.

Maurizio Sarri ha pedido un recambio para Jorginho en este periodo de fichajes invernal en Europa, pero las conversaciones por Gonzalo Higuaín, también demuestra dos cosas: que no está para nada conforme con Álvaro Morata y que Olivier Giroud es un recambio, no un titular. El argentino puede darle lo que le falta a este Chelsea, esa escala previa en un delantero centro para descargar hacia la banda, donde Eden -a diferencia de Insigne- espere el balón al pie.

Resta esperar si el Sarriball puede tener el mismo funcionamiento que pudo tener en el Sur italiano. Por el momento, ha salido bien, pero no es lo mismo.


A falta de magia, Kanté.

El ambiente en Selhurst Park era magnífico, gradas repletas y un equipo locatario que buscaba extender la racha de partidos sin perder ante un equipo importante como lo es Chelsea.

El libreto de estos equipos es más que conocido, Sarri busca que sus equipos sean protagonistas en base a la posesión y Hodgson todo lo contrario, busca hacerse fuerte cerrándole los espacios al rival y limitándolo.
Crystal Palace inició con un 4-5-1 en el que solo Zaha se posicionaba por delante de la línea del balón, el resto de jugadores se replegaba para cubrir pasillos externos y no dejar progresar de manera cómoda a los blues, y lo logró bastante bien, Chelsea a pesar de dominar la posesión no dispuso de muchas ocasiones claras de gol ni de una circulación de balón que sofocara al conjunto locatario. Crystal Palace quizás estuvo en el debe en cuanto al apartado ofensivo ya que no logró generar peligro con sus contragolpes, estuvieron imprecisos y nunca lograron sorprender a una defensa de Chelsea que se plantó en mitad de cancha. Da la sensación de necesitar un delantero centro alto y fuerte físicamente para poder buscar ganar en el apartado aéreo si el equipo no está fino como fue el caso de esta jornada.

Chelsea partió con su característico 4-3-3, algo para destacar fue el movimiento de Hazard, que contó con total libertad para moverse por todo el frente de ataque, dejando toda la banda izquierda a disposición de Marcos Alonso y con Willian más fijo sobre la banda derecha ya que Azpilicueta no es un jugador que tienda a subir demasiado. Fue una buena actuación de los centrales, que situados en mitad de cancha lograron que el partido y sobretodo el primer tiempo se jugara siempre en campo rival, un poco por merito de ellos y otro poco por el planteo de Hodgson. A pesar de eso, la gran cantidad de jugadores de Crystal Palace en el centro del campo dificultó la participación de Giroud, que no pudo generar ventajas para sus compañeros a partir del juego de espaldas. Siempre estuvieron en inferioridad numérica por el centro, lo que dejaba las bandas descubiertas, pero Marcos Alonso estuvo impreciso y no logró capitalizar sus escaladas por banda con buenos centros.

Ese primer tiempo fue chato, no hubo grandes ocasiones para ninguno de los 2 equipos más allá de un tiro libre de Willian que se estrelló en el palo. El conjunto local se iba conforme porque la primera parte y la más importante del libreto había sido cumplida, aunque luego no pudieran ser punzantes arriba.

El segundo tiempo fue diferente ya que en el minuto 6 N’Golo Kanté cruzó un remate dentro del área tras recibir de pecho un envío de David Luiz, concretando así su tercer gol en la temporada, a partir de ahí las sensaciones fueron diferentes, ya que el resultado favorecía a los blues, lo normal sería que los locales adelantaran sus filas, presionaran más arriba y buscaran el empate. Pero lo que se vio fue más de lo mismo, un Chelsea que ya sea por falta de creatividad o por conformismo, siguió sin generar demasiado y un Crystal Palace que mantuvo esa mentalidad conservadora y continuó esperando en su propio campo.

Hodgson intentó buscar el empate en los últimos minutos con los ingresos del alemán Meyer y Wickham, y se vio un Chelsea con algunas dudas en defensa, nos quedaremos con la duda de que hubiera pasado si estos ingresos se daban antes, ya que el mediocampista creativo Meyer dejó algunos destellos de creatividad y mostró frescura en su ingreso.

El equipo de Sarri cierra el año de buena manera y mantiene la 4ta posición con un total de 43 unidades.
Mientras que Crystal Palace cierra el año en la posición 14 con 19 unidades situándose 4 por encima de la zona de descenso.

Las cinco de la jornada

Llegamos a la mitad del torneo y no nos deja de sorprender algunos resultados que arrojó la fecha 19° en Premier League, analizamos los detalles más sobresalientes de este Boxing Day, pero sin olvidarnos que ya comienza una nueva fecha, con todos los encuentros de vuelta.

  • Una nueva caída “Citizen”, sin tiempo de reponerse de la fecha anterior con la dura derrota ante el Palace, Los “Ciudadanos” visitaron al Leicester con el afán de volver rápidamente a la victoria, pero lo que era una ilusión terminó siendo una pesadilla, los de “Pep” vuelven a caer sobre la lona, una vez más le dan vuelta un resultado favorable y retornan a Manchester con su segunda derrota de manera consecutiva, y asi se aleja del equipo líder del torneo quedando a 7 puntos, y no solo eso, sino que también ya perdió la segunda posición en la tabla. Lo de Leicester es muy serio señores, en menos de una semana se despachó con dos victorias enormes, ante Chelsea y ahora ante el City, final de año inmejorable para los “Foxes” que reciben en la próxima al Cardiff en casa.

  • La Furia Red no para de ganar, los de Klopp se tomaron en serio está premisa de campeonar y van por muy buen camino, destrozando todo lo que se les cruza en el medio, así fué el turno del Newcastle de Rafa Benítez, que se olvidó como jugar contra el  líder para ganarle (frase arrojada por Rafa en la previa al encuentro) un contundente 4-0 se llevaron de regalo desde Liverpool a Newcastle sin escalas. Los “Reds” son los únicos punteros e invictos de la Premier, 8 victorias de manera consecutivas en Premier, pero el dato a tener en cuenta es que la fecha siguiente enfrentan a los “Gunners”, y en la que sigue al “City”, ahí vamos a ver si este equipo sale airoso, postulándose para ser campeón, no aflojen ahora muchachos.

  • Un Coreano con capa, así es como llega H. M. Son por estos días a Londres, sin olvidarnos claro está, de H. Kane, ya lo dijimos el artículo passdo y lo volvemos a repetir, los de Pochettino están logrando una regularidad que les otorgó como premio la 2° posición en la tabla. Son 5 victorias de manera consecutiva para los “Spurs”, llevan 11 goles a favor en 2 partidos, un número para nada despreciable. Por el Lado del Bournemouth, sino aparece C. Wilson ó D. Brooks, el equipo se desmorona en la derrota, y ya caen a la 12° posiciones, impensado más teniendo en cuenta que hasta hace no mucho tiempo atrás eran los 6° en la tabla.

  • Durmiendo con el enemigo, así lo debe sentir Mourinho, con un P.Pogba en modo Francia, los “Diablos Rojos” logran volver a ganar, y esta vez fue de local ante su público en el “Teatro de los sueños” parece ser que O. G. Solskjaer le devolvió las ganas de jugar a estos muchachos, y se despacharon con un 3-1, sumando así 8 goles en 2 encuentros, pobre “Mou”. Huddersfield se ganó la comodidad en el ataúd del descenso, última posición tranquilos y sin inmutarse, parecen irse sin decir adiós.

  • Dos en Uno, Arsenal con un excelso P. E. Aubameyang, paga con goles cada centavo que pusieron por él, lleva ya 25 goles en 29 partidos jugando de titular, terrible número. Los “Gunners” se llevan un empate de Brighton que no los modifica en nada, por qué tiene asegurada la 5° posición por lo menos 2 fechas más. Por el lado del Brighton, es un equipo que no va ni viene, ni copas, ni descenso, el típico relleno de la torta, nadie lo vé, pero se sabe que ahí está.
  • Chelsea ganó con un E. Hazard y N. Kanté que juegan distinto, así le ganaron al Watford 1-2 y continúan en la 4° posición tranquilos y cómodos, daría la impresión que lo único que les queda por pelear es la clasificación a las copas del año próximo y aspirar llegar lo más lejos en UEL.

Se nos fué nomás una nueva fecha, pero no sé pongan tristes que mañana sábado llega la 20°, disfruten los partidos de vuelta, que la cuenta regresiva comenzó.

Las cinco claves de la jornada 13

Llegaron las cinco claves de la jornada, nuestro espacio que nos permite ser un poco más ácidos, pero a su vez, destacar varios aspectos de lo que dejó la primera división inglesa.

Adiós invicto: algún día iba a llegar la derrota, y así fue, esta vez le tocó al Chelsea de Sarri, que se encontró con un Tottenham disfrazado de grande, esa gran deuda que tenían los Spurs con decirles que Foyth parecía Beckenbauer marcando a Hazard. Una mentira.

La gran Claudio: llegó para hacer historia, y milagros! El Fulham no solo ganó, sino que también dio vuelta un resultado adverso. Mismo esquema táctico, solo cambió dos nombres, listo, eso fue suficiente para ganar de local con la figura estelar de Mitrovic. Jokanovic, retirate!

Liverpool y Manchester City, mano a mano: ambos invictos, la diferencia son dos puntos, nada más por el momento, uno golea 3-0 el otro no quiere ser menos y encaja un 4-0, estos tipos ya aburren jugando a ver quién la tiene más grande.

De callado: a eso juega Arsenal y sigue en zona de copas, mantiene un invicto de 11 encuentros, otra vez Auba, el del país del nunca jamás, si Gabón. Como se nota que juegan sin presión ¿No?

En las zonas bajas: hay lindas variantes, ganó el Huddersfield y de visitante! Increíble. Por su parte el Cardiff perdió y sigue en zona negra. Uno que no quiso ser menos es el Soton que fue bienvenido al fondo de la tabla. A ellos le sumamos al Burnley que perdió versus Newcastle, y el Palace empató contra el United. Tanto The Eagles como The Clarets juegan en la próxima fecha para despegarse o aferrarse al abismo de las zonas bajas.

Las cinco claves de la jornada 8 en Premier League

  • Se acabó la racha

El West Ham visitaba en la apertura de la fecha al Brighton con el afán de seguir en racha positiva, ya que venía de lograr un empate con Chelsea y una victoria ante el United, pero se topó con un equipo tan necesitado como ellos mismos y cayó derrotado en el Amex Stadium con gol de Glenn Murray (5 goles) el veterano de guerra de los locales. A pesar de tener más posibilidades y dominar el balón por mayoría de tiempo en el encuentro, no fue suficiente para los de Pellegrini, que contaron con sus dos armas en ofensiva, ni Yarmolenko ni Arnautovic pudieron quebrar la defensa de “The Seagulls”.

  • Los caballeros de Marco

The Toffies visitaban en el King Power Stadium al Leicester de Claude Puel, y conquistaron los tres puntos con las intervenciones del Vikingo Sigurdsson (4 goles) y Richarlison (4 goles), quienes siempre dicen presente a la hora de la batalla azul, y así sumar nuevamente de a tres puntos ya que vienen de lograr una victoria en la fecha anterior ante el Fulham. De esta manera se aseguraron el puesto 12° hasta la próxima fecha como mínimo al desprenderse de su seguidor por 4 puntos.

  • Una cachetada a la realidad

Fue la que le propinó el Bournemouth a la cenicienta de la Premier Watford, y así escalar a la 6° posición en la tabla que lo coloca con aspiraciones de llegar a puestos de copa, solo por ahora, no se entusiasmen. Un portentoso 0-4 para volver a la triste realidad de un Javier Gracia que parece perder la brújula en esta etapa del certamen. Tres derrotas y un empate son la forma que vienen teniendo The Hornets, que se quedaron sin Aguijón para pinchar a nadie.

  • Orgásmico

Así se sintió ver a The Gunners en la mañana del domingo en su visita a Craven Cottage. Los de Emery mostraron todo su potencial futbolístico ante un débil y sin respuesta equipo de Fulham. Con actuaciones sobresalientes de Lacazette y Aubameyang, sumado al exquisito gol de Ramsey, no solo por la definición, sino que también por el armado previo de la jugada. Así el Arsenal logra de manera consecutiva 6 victorias y juega un papel secundario, solo por ahora, en la tabla de posiciones, pero a tener en cuenta que se encuentra 4° a solo dos puntos de los tres líderes. Fulham va en caída libre, tanto dinero invertido para estar al borde del abismo del descenso y ser la defensa más goleada de la Premier hasta el momento.

  • La decepción de la 8va

Sin lugar a dudas era el partido más esperado de la fecha y el más deseado hasta el momento, el que disputaron Liverpool y Manchester City en Anfield. Jugaron a no perder literalmente, sabiendo que con el empate ambos seguirían en la punta. Esperábamos muchos más de estos dos equipos, porque se enfrentaban las dos defensas menos goleadas y las delanteras con más goles en lo que va del torneo, y terminó el partido con un apático 0-0, a pesar de que los de Guardiola tuvieron la posibilidad de ganarlo con un penal que le cometen a Sané (entró desde el banco de suplentes, ¡Guardiola no sabes nada!) y cara de nada de Mahrez la mandó a la luna. Lo ya dicho, ambos finalizan en la cima de la tabla de posiciones.

Bonus

Es para Chelsea, y su estrella estelar Súper Eden Hazard (7 goles), que cumple fecha tras fecha para posicionar a los de Zarri en la cúspide del certamen. Ya puede finalizar el año para el belga, que tuvo un 2018 insuperable.

Las cinco claves de la jornada 7 en Premier League

Llegaron las cinco claves de la jornada, nuestro espacio que nos permite ser un poco más ácidos, pero a su vez, destacar varios aspectos de lo que dejó la primera división inglesa.

¿Quien la tiene más grande?: Parecía ser la disputa entre los dos punteros de la Premier League, si bien entre semana ya se habían enfrentado por la Carabao Cup con victoria del Chelsea por 2-1, en esta ocasión se medían por Liga, y fue 1-1 con Súper Hazard como actor principal, al que ni el mismísimo Alisson pudo detener. Pero no tuvo final feliz, ya que el que se llevó las fotos fue Sturridge que clavó una bomba a distancia para detonar Stamford Bridge. Se la pasaron peleando y vino un tercero y les robó la mujer, un tal City.

Llego la hora del embole: ¿Se repetirá la historia de la temporada 17/18, cuando el City tomó la punta del torneo y no la soltó más y fue campeón con récord incluido? Por el bien de los que amamos la Premier esperamos ansiosamente que esto no pase. Las estadísticas dirán que el Manchester City venció al Brighton por 2-0 con Sterling y Agüero en todo su esplendor.

Harry Potter Kane: Realizó unos conjuros y le alcanzó para liquidar a el pobre Huddersfield, por 2-0. Los de Pochettino de a poco van recobrando la memoria y van aceitando la maquinaria a pesar de tener una enfermería más grande que Hogwarts. Y como Harry nunca está solo, su compañero en este caso fue Pablo “Ron” Gazzaniga quien resulta ser el tercer arquero, pero mantuvo un aceptable segundo papel.

El Arsenal de Emery: Cinco victorias consecutivas de los Gunners para dejar en claro que solo van a perder con los grandes, o el denominado Top Six, a tal punto que el mismo artífice de uno de los goles es el alemán Mesut Ozil, un especialista en desaparecer en los partidos contra los grandes. En fin, vamos a darles crédito de que ya ascendieron a la 5ta posición de la tabla. Así jugarían UEL, competencia a la altura del club.

Nuevo record de Mou: Y dejamos para el final lo más lindo, el simpático Mou con su United, lograron conseguir la peor racha de los últimos 29 años! Vaya récord, como para salir a festejar con Paul Pogba por algún bar en Manchester, fotos en Instagram van a existir seguro. Para peor, pierden 3-1 contra el equipo de Pellegrini y Zabaleta. ¿Adiós Mou?

Pregunta, ¿a alguien le interesa como salieron Fulham, Newcastle, Cardiff y Palace? ¡Sí, perdieron!

La sorpresa de la fecha

Es evidente que el partido a disputarse en Stamford Bridge se llevaba todos los ojos y tenía sabor a revancha para el Liverpool que venía de ser eliminado de la Carabao Cup, justamente, a manos del Chelsea, y por si fuera poco, en su casa.

Existen muchos y muy distintos tipos de entrenadores. No todos suelen lograr hacer ver su mano en sus jugadores dentro de las líneas de cal. Pero si hay algo que estoy seguro, es que a pesar de sus diferencias, tanto Klopp como Sarri cumplen con esa enmienda y el partido del sábado, no fue la excepción, desde el minuto cero comenzó a observarse.

La presión alta y asfixiante de Liverpool fue padecida por Chelsea. Los constantes cambios entre Firmino y Salah, más las retrasadas de Firmino para las diagonales de Mané y el citado egipcio fueron una constante, más aún sobre los primeros ´20 minutos de juego que fue cuando los reds se sintieron más cómodos, creando varias chances, pero sin poder concretarlas. Tal fue la exigencia a la media y última línea blue que vi, un hecho casi inédito, un error defensivo de Kanté.

Pero hasta la chita más veloz del mundo, se cansa, y los muchachos de Klopp bajaron un poco esa adrenalina y vehemencia sobre los ´20 minutos de juego. Ese fue el pie para que Sarri contraargumentara y diera su diálogo. A través de su mejor herramienta, el balón, SarriPotter hizo magia. Sacó a relucir sus mayores virtudes con un Jorginho descomunal, siendo el reflejo del entrenador dentro del verde, si no tenía el balón, indicaba qué hacer a los suyos.

No es en vano el equipo con más pases correctos, ni tiene a cuatro de los cinco mejores pasadores de la Premier League porque sí, a partir de allí, Chelsea tomó el mando, cinco minutos más tarde, tras marca registrada del italiano, llegó otro -cuando no- bellísimo gol de Hazard. Tras él, calma. Paciencia.

Así se fue el primer tiempo, con un comienzo frenético de LIverpool pero que pudo sobrellevar Chelsea. Luego un dominio blue donde en la segunda llegada cayó el gol. Para finalizarlo, control calmo de Chelsea. Sarri ya había hecho su magia, el partido nunca estuvo fuera de su control.

La segunda mitad, terminó como se fue la primera. Chelsea controlando, cuidando el balón cuando lo tenía y sin enloquecerse cuando era propiedad del rival. Un arma interesante, justamente, para conseguirlo, fue un movimiento táctico donde los extremos se retrasaban un poco y Kovacic -o Barkley cuando ingresó-, ahogaba en un presión a Gómez y a Van Dijk junto con el centrodelantero -Giroud o luego Morata-. En ocasiones logró robar el balón y en otras obligó al pelotazo.

Al mismo tiempo, el Liverpool en la búsqueda incansable por el gol, no estaba fino en la zona de tres cuartos, donde suele ser letal; en parte, gracias al trabajo de Kanté-Jorginho-Kovacic, que no dejaban espacios a sus espaldas

Por momentos, la presión del equipo no capitalino, fue contrarrestada por exquisitas conexiones largas, pero no vacías de contenido, entre David Luiz y Willian. Liverpool empezó a tener cada vez más el balón (pasando de una posesión de 51% en el primer tiempo a casi 65% en el segundo), mas no el partido. Queda esto evidenciado en las situaciones de gol durante ese tramo, que fueron superiores a favor del equipo londinense a pesar de tener menos el balón.

El partido se iba, Hazard daba sensación de peligro cada vez que tomaba el balón, pero entre Alisson, Gómez y Van Dijk controlaron que el segundo gol, que hubiese sido lapidario, jamás llegara. Liverpool siguió intentando, Mané y Firmino cambiaron constantemente ya con Shaqiri en cancha y amén de contadas ocasiones, el gol parecía estar cada vez más lejos.

Pero, a los ´86, como manotazo de ahogado, Klopp mandó a Sturridge al campo, sacó a Milner -de gran labor, por cierto-, y propuso un 1-4-2-4. Y he aquí la elocuencia del título, ninguno de las millones de personas que nos pusimos a ver Chelsea vs Liverpool el sábado, esperamos que las cámaras al final del partido de quedaran con Sturridge, pero así fue.

Minuto ´88, golazo del inglés, 1 a 1. Liverpool primero -pero junto con el City-, Chelsea segundo y fin de la historia.

Chelsea y la semana de Eden Hazard

Eden Hazard, es sin lugar a dudas, uno de los tres jugadores más determinantes de la Premier League, pero en esta semana le pudimos ver en sus dos facetas, las cuáles voy a desarrollar a continuación.

Obviamente, los contextos influyen en el fútbol y el fin de semana vimos a un Hazard contenido, apagado, no gravitó en casi ningún pasaje del partido ante el West Ham United. Si bien el equipo de Pellegrini armó una especie de telaraña alrededor del belga aislándolo, sobre todo de Marcos Alonso y de Olivier Giroud, sus grandes secuaces en las acciones ofensivas. Además, jugó en un equipo que no tuvo sorpresas en su mediocampo. Kovacic no rompió líneas y luego tanto N´Golo Kanté, como Jorginho tampoco proyectaron su juego de manera vertical, algo normal en ellos pero que superpone tareas en muchos aspectos.

Kanté con Matic se complementaba mejor por eso mismo, Matic tenía la capacidad de, o bien dar un paso adelante, o colocarse más cerca de los centrales dejando libre a Kanté, pero en este mediocampo con una especie de trivote, es muy complejo que el pequeño jugador francés rompa líneas siendo casi interior.

En este ecosistema, más un gran partido defensivo de los hammers el Chelsea y sobre todo Hazard, no pudieron lograr la ventaja.

Distinto fue lo realizado por el mismo jugador, ingresando desde el banco ante Liverpool por Copa de Liga. Su gol, es la muestra más cabal de todo esto.

Cambió su orientación de juego, rompió por la banda opuesta asociándose por su lado antagónico, además, cuando se pensaba en que iba a desbordar y colocar el centro, se metió hacia adentro, haciendo el mismo movimiento que suele hacer desde la banda izquierda. El “caño” y la definición, son exquisitas. Es parte de la explosión de este jugador.

Con Maurizio Sarri, Hazard es feliz. Es protagonista, está en un equipo que tiene la pelota, que es de propuesta y no de respuesta como lo fue con Conte. Y por sobre todas las cosas, es el líder futbolístico, el equipo se crea en base a su rendimiento, a obtener su máximo nivel. Sus declaraciones, hablando de su comodidad al tener a Giroud en punta, un tipo que juega de espalda al arco rival y descarga muy bien ha sido tomado con inteligencia por el entrenador italiano. Morata pierde pisada, pero el Chelsea gana en recursos ofensivos.

Resta ver si ante planteos defensivos muy bien organizados como el de West Ham United, el equipo tendrá los recursos, y sobre todo si Hazard podrá generar sus oportunidades en base a los movimientos de sus nueve compañeros de cambios.