Pudo ser peor

El domingo pasado en el John Smith’s Stadium, el colista Huddersfield recibía al Manchester City de Pep Guardiola por la fecha 23 de Premier League.

Los locales con un presente devastador, no solo por lo expuesto futbolísticamente en el transcurso del torneo, sino que también anímica e institucionalmente, no llegaban ni por asomo a la mejor forma para enfrentar a uno de los mejores equipos del momento.

La destitución de David Wagner la semana pasada trás el empate ante Cardiff, a su vez la renuncia de su director deportivo, ponían en jaque las posibilidades de obtener un resultado positivo ante los “Citizen”. Así, de manera interina Mark Hudson, tomaba las riendas y ponía manos a la obra.

Tenía que lograr un impacto en el plantel para intentar obtener un resultado, como mínimo digno, teniendo en cuenta la localía y lo peligroso del rival de turno, en la previa una goleada catastrófica, no era descabellada pensarla.

Por eso Mark Hudson, cambia de sistema táctico, pasa de 1-4-3-2-1 al 1-4-2-3-1, intentando con tres media punta (o volantes ofensivos, como más gusten) dos cosas, primero, tener llegada con más gente al arco rival, cosa que claramente debía mejorar, a su vez intentar tapar la salida limpia del “City” por lo general con Fernandinho, siempre siendo eje en salida, como De Bruyne y Gündogan en ocasiones distintas. Objetivo logrado en gran parte del primer tiempo, dónde la superioridad de la visita se veía reflejada en posición, pero no en el marcador.

Con respecto a los nombres, hubo seis cambios con respecto al partido anterior, tres cambios en la defensa, dos en el medio, y en la delantera Diakhaby le ganó la pulseada a Mounie, también hubo cambio de capitán, J. Hogg dejó de serlo y la cinta pasó al brazo de T. Smith, que en el último encuentro ni siquiera fue titular, esperó sentado en el banco de suplentes.

Esta vez la fortuna no estuvo junto al mas débil, ya que Danilo adelantó al City tras un desvío a la portería local, posiblemente ahí el encuentro tomó un rumbo irreversible.

Lo cierto es que el ritmo, triangulaciones, pases a un toque,  transiciones, categoría individual, presión, técnica de un equipo y otro quedaron expuestos en el terreno de juego a medida que transcurrían los minutos de la segunda parte.

Por el lado del City, sucede todo lo contrario, el mejor equipo en lo que va del 2019 marcando 24 goles a favor y solo 1 en contra, con 13 jugadores distintos marcando en el torneo, son un claro índice de como está el equipo de Pep Guardiola.

Con L. Sané y R. Sterling en un nivel muy alto, más Fernandinho, y la colaboración en juego de K. De Bruyne, I Gündogan, con laterales convertidos en interiores a la hora de atacar, daría la sensación que fué una máquina muy aceitada, contra otra armada con prisa, solo para pasar el momento.

Lo cierto es que Huddersfield (hoy) tiene nuevo técnico, y es Jan Siewert, quién viene de dirigir el Borussia Dortmund II, tendrá la chance de debutar en Premier League contra Everton, nuevamente de local por la fecha 24. El objetivo principal es lograr escaparse del descenso, claramente difícil de alcanzar, pero no imposible.

¿Quién salva a los Terriers?

Como ya es de público conocimiento esta semana el Huddersfield Town se quedó sin Técnico, tras llegar a un acuerdo mutuo entre la cúpula de la dirigencia (a la cabeza con Dean Hoyle) y su ahora ex D.T. David Wagner.

Esta sábado se enfrentan al Manchester City en el John Smith Stadium, en lo que será la fecha número 23 en Premier League. Momentáneamente el equipo será dirigido por el técnico de la Sub 23 Mark Hudson, por lo menos interinamente.

Ahora bien, vamos a desmenuzar la manera de jugar de los “Terriers” en cuanto a lo táctico, como así también lo demostrado en el campo de juego.

Si hay algo que no se le puede reprochar a David Wagner, es no intentar cambiar ante la adversidad, ya que utilizó en lo que va de la temporada 8 sistemas tácticos diferentes, acá el detalle de los mismo y la cantidad de veces utilizados.

  • 1-4-4-2 (una vez)
  • 1-4-4-1-1 (una vez)
  • 1-4-3-2-1 (una vez)
  • 1-3-4-3 (una vez)
  • 1-5-4-1 (dos veces)
  • 1-3-4-1-2 (dos veces)
  • 1-4-2-3-1 (seis veces)
  • 1-3-5-1-1 (ocho veces)

Esto nos indica dos cosas, en primer lugar, nunca encontró la disposición táctica en esta temporada, aunque tal vez la última mencionada es la más utilizada.

Por otro lado más allá de los rendimientos de sus jugadores, tal vez tanto cambio de esquema provocó que el equipo nunca encuentre una identificación de juego, o por lo menos un mecanismo, que permita saber a qué jugaba Huddersfield.

Ya en el campo de juego, si vemos las estadísticas, nos arrojan lo siguiente, marcaban su juego principalmente por la derecha del campo, abusando de los centros al área rival, utilizaban en la medida de lo posible los disparos de media distancia. Claramente sin resultados óptimos a la vista.

Como punto fuerte del equipo, los duelos aéreos fueron siempre su fuerte, buena recuperación de balones en medio campo, y siempre sacaban rédito al balón parado. Dicho sea de paso no es casualidad que de los 13 goles a favor que posee el equipo, 7 sean de pelota parada.

A su vez los puntos más flojos son la definición de las jugadas que crea. Y la defensa en los mano a mano brinda muchas chances a los equipos rivales. Principalmente el retroceso es lo que se debe mejorar, por qué siempre se encuentra a la defensa mal parada. Demasiadas ventajas para la categoría de la competición.

Sin lugar a dudas David Wagner es un ser muy querido dentro de la familia Huddersfield, quién quedará en la memoria tras lograr el ascenso a 1ra división. Pero entendemos que si había que hacer un cambio este era el momento indicado. Posiblemente para algunos colegas, el descenso es un caso consumado, por lo tanto quién llegué a la dirección técnica del equipo tendrá una ardua labor para revertir la situación.

La tabla de posiciones hoy nos muestra a los “Terriers” en la última ubicación con 11 unidades, pero la diferencia con Cardiff es de solo 8 puntos, quién es el último equipo que se salvaría de descender si finalizara hoy el certamen, faltando 16 fechas por disputar (48 puntos). Situación apremiante, si, pero no definitiva.

Un loco, motivador, revolucionario, un atrevido, es lo que hoy necesita Huddersfield Town, que logre impactar en la médula anímica de los jugadores. Hay mucho por ganar, de ellos dependerá.

Milagro en Craven Cottage

En la previa al encuentro entre el local Fulham FC Versus Huddersfield Town, la visita, se palpaba la ligera impresión de que no iba a ser el partido de la fecha ni mucho menos.

Y así fue,  cinco tiros efectivos a los arcos por cada lado, transcurrían los minutos y lo que era una sensación terminó siendo una realidad. Un encuentro chato entre dos equipos que luchan con todas sus armas, sean muchas o pocas, buenas o regulares, salir de la zona de descenso, aunque observando lo que ofrecieron, tendrán que hacer más méritos para contar con el privilegio de seguir en Premier League en la temporada siguiente.

“The Cottagers” que vienen de dos partidos sin conocer la derrota, salían a disputar el encuentro con su ya clásico 1-3-4-1-2, con L. Vietto y A. Mitrovic en ofensiva, que no lograrían inquietar demasiado durante los primeros 45 minutos al arco defendido por J. Lössl.

En la visita los dirigidos por David Wagner, disponían de un 1-3-5-1-1, con una clara premisa, la de irse a casa con al menos un punto. Sin ponerse colorados a la hora de esperar al rival e intentar salir de contra hacia el área rival. Estrategia que no tuvo mucho resultado, ni en el juego, como asi tampoco en el resultado.

Claudio Ranieri, al observar la falta de respuestas en ofensiva y también por necesidad, estuvo obligado a realizar los tres cambios, uno por lesión y dos con el afán de lograr un cambio en el ataque  local. Y así fue que uno de ellos, A. Kamara, iba a ser la nota de la tarde al malograr un penal, y en ese instante los presentes y quienes estaban distantes de kilómetros, tenían la idea de que el encuentro finalizaría en empate.

Por suerte la lógica en este deporte, no tiene una efectividad de certeza, hasta que apareció la figura de la noche, el goleador de los “Blancos” A. Mitrovic ( 8 goles) quien se hizo presente en la red en tiempo de descuento, para lograr una deseada victoria y más que necesaria para un equipo golpeado, quién está en formación con su nuevo DT. intentando conseguir una identidad de juego, que se hace rogar en llegar.

Seguramente nadie recordará este encuentro la semana que viene, pero son esos puntos que al final de la temporada serán la diferencia entre un equipo que permanecerá en Premier y otro que caerá a la Championship.

Otro milagro para Craven Cottage.