El último crack en aparecer

A medida que pasan los días se nos va pasando lentamente la fiebre del Mundial, aunque a veces nos cuesta volver a la realidad del fútbol nuestro de cada día, sobre todo porque venimos de observar partidos del máximo nivel, al cual no queremos dar por terminado; pero tenemos que amoldarnos lentamente a nuestras competencias locales, en un principio hasta que llegue el momento en que inicien las grandes ligas europeas.

Sin embargo, creo que nos quedan ciertos destellos en mente de lo que vivimos, no solo por la magnitud de lo sucedido, sino que también quedarán en nuestras mentes y para la eternidad, determinadas cosas, por ejemplo; selecciones, esquemas, técnicos, jugadas preparadas, goles y lo que nos compete en este caso jugadores.

Tal vez este nombre propio llegó a la cita mundialista, sin ser la principal estrella de su selección por cuestiones obvias que quedan de manifiesto si hablamos de Croacia, los primeros nombres que se nos vienen a la mente seguro serían Modric, Rakitic o Mandzukic; en este caso vamos más allá y nos detendremos en la figura de Iván Perisic.

Lo analizamos detenidamente y reflejaremos todos sus números y características principales para describir este gran jugador croata, Nacido en Split, Yugoslavia hace 29 años, con 186 cm de altura y 80 kg aproximadamente. Jugador actual del Inter de Milan; y tuvo paso por el KSV Roeselare, Sochaux, Club Brugge, Borussia Dortmund y Wolsfburgo.

Zurdo, y como tal cuenta con la habilidad natural a flor de piel, cuenta con gran ventaja en el 1 vs 1, dentro de sus principales virtudes se encuentra la manera de aguantar el balón con marca encima, de pases claros e incisivos en ataque, de gran juego aéreo, especialista en contragolpes, jugar balones al espacio y cortar posición desde la banda izquierda hacia el centro. Todas estas características reúne este jugador que le permite ser polifuncional desde el medio campo hacia arriba, ya que tiene la posibilidad de jugar como volante central, volante izquierdo, media punta izquierdo, media punta centro y hasta derecho, también desarrollo su juego como extremo izquierdo.

En Rusia 2018 se destaca por su despliegue físico, y su llegada al gol, teniendo en cuenta que siendo volante izquierdo marcó tres goles, frente a Islandia, Inglaterra donde fue elegido Mejor jugador del encuentro, y en la final versus Francia. Ya en Brasil 2014 donde su selección no contó con la misma suerte, disputó los tres partidos, marcando dos goles y brindando una asistencia. Tal vez su punto más alto lo alcanzo en la Euro 2016, disputando 4 partidos, marcó 2 goles y 1 asistencia. En la clasificación de la misma competencia, disputó 9 partidos, marcó 6 goles y brindó una asistencia. 

Esto llamó la atención de los dirigentes del Internazionale de Milán que lo ficharon post Euro, y hoy analizan seriamente la posibilidad de una venta al Manchester United que es uno de los clubes más interesados en los servicios del croata teniendo en cuenta su último mundial y también la gran temporada que tuvo en el Calcio, donde disputó los 37 encuentros y marcó 11 goles, más 9 asistencias y fue elegido 5 veces el jugador del partido.

Los centros al área no son su fuerte, si tenemos que marcar un punto a mejorar. Somos conscientes de que tal vez su imagen se vio afectada por el penal que sancionaron en su contra en la final vs. Francia, jugada que provoca gran controversia, donde no queda claro realmente si fue o no penal. Para nosotros solo queda en la historia y no borra todo lo bueno anteriormente realizado.

Ocultando el fascismo con fútbol

Hemos sabido que durante la historia de Yugoslavia, desde su constitución y hasta su posterior crisis y ruptura, han salido a flote muchos cruces étnicos, desde cruces pequeños hasta guerras que hoy mismo dejan sus estelas, manifestándose en declaraciones de tinte discriminatorio y sectario, buscando separar aún más a los pueblos que con el gobierno del Mariscal Tito, se mantenían unidos.

Croacia fue emblema de los nazis durante la segunda guerra mundial, de hecho, fue Croacia el “estado títere” de los nazis para boicotear internamente la nación de los eslavos del sur, en esos pequeños momentos de independencia Croacia surgieron los Ustacha, organización fascista a los servicios de Hitler. No hace falta googlearlo, lo que hicieron los Ustacha hicieron dejar a los nazis cómo unos boyscouts.

Esto no se ocultó con el fútbol en los largo de la historia, siempre han quedado muestras del fascismo más atroz dentro de los ultras de los equipos a lo largo de toda Yugoslavia, y esto se trasmite inevitablemente a las selecciones nacionales.

Una de las expresiones de los Ustacha ha sido el “Za dom, spremni”, que significa: “Por la Patria, listos!”. En noviembre del 2013, cuando Croacia se aseguró la clasificación a Brasil, el histórico Josip Simunic se refirió ante la hinchada con el “Za dom, spremni”. Aunque después haya declarado que no tenía idea de lo que significaba (sic).

https://www.youtube.com/watch?v=QL4du3XRil0

Pero no es el único momento en dónde aparece esta expresión, también la usó el defensor Dejan Lovren después del triunfo vs la Argentina, pero de manera no explicita: entonó las estrofas del “Bojna Čavoglave, canción acusada por los anti fascistas de promover el nazismo, ¿por qué? Contiene la famosa frase: “Za dom, spremni”.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=3&v=cUbCp2WgkYw

Lamentablemente las reacciones en contra de éstos hechos nunca han salido internamente sino que fueron accionadas por las organizaciones internacionales. Por ejemplo, a Simunic nunca lo han sancionado y siempre fue justificado por la HNL (Federación de fútbol croata, presidida en ese entonces por el histórico Davor Šuker. Pero las reacciones internacionales si lo han hecho, después de realizar cantos xenófobos en un partido contra Noruega, tuvieron que disputar el siguiente partido a puertas cerradas contra Italia, en el campo de juego….

CRO

Si, una esvástica. Tuvieron que limpiarla en el entretiempo porque era muy burda. Pero los croatas no se quedaron con eso, y fueron por más: dibujaron una esvástica humana en un partido vs Italia en Livorno.

CRO2

Croacia y los demás países de la ex Yugoslavia tienen un problema muy fuerte con las identidades étnicas, encima reciben refugiados de medio oriente lo cual acrecienta más las diferencias raciales y un nacionalismo que nada tiene que envidarle al sentimiento patriótico de los antiguos Ustacha. Pero por suerte siempre hay un rayo de esperanza ante tanto avance fascista: el NK Zagreb. Un equipo de tercera línea del fútbol croata, apareciendo entre los grandes equipos de la ciudad capital (Dynamo y Lokomotiva), siendo conocidos como los “angeles blancos”.

La misión del NK Zagreb es darle la oportunidad a los grupos marginados de la sociedad, en el club no existen diferencias raciales ni étnicas, todos los discriminados tienen la oportunidad de jugar al fútbol. Los ángeles blancos.

https://twitter.com/santicahe/status/1016122210241646593

En el NK Zagreb no importa el dinero, no tiene un presidente, sólo asociados que se reúnen en una asamblea para definir el futuro de su club. No hay jerarquías, no hay discriminaciones, no hay separaciones de clases ni diferencias entre los miembros del club. “Los ángeles blancos” abre la esperanza para que en la tierra de los Modric, Rakitic y Mandzukic se termine de una vez por toda la injusticia hacia los marginados de la sociedad.

Detalles que hacen historia

La selección croata se metió en la final del torneo deportivo más importante del mundo. Una selección que participó por primera vez de un mundial en el 1998, y vaya debut que quedó tercera. Hoy, 20 años más tarde, en su quinta participación rompe su propia meta.

Yendo a lo que fue el partido en sí dejó mucho por analizar, tuvimos un partido digno de una semifinal del mundo.

Considero el título elocuente a lo visto, en pos de que este partido -como los son todos a este nivel de competencia- se definió por detalles. El gol inglés vino desde el vestuario, cayó a los 5´ minutos gracias a una brutal pegada del lateral/volante del Tottenham Trippier. Sin embargo, el foul que genera el tiro libre pudo haberse evitado, fue un detalle, un error que se suele cometer pero que en partidos de esta índole pueden cambiar la historia.

A partir de allí el partido estaba servido en bandeja para Inglaterra podía hacer el fútbol que más le gusta sin ninguna presión, pues el resultado lo tenían. No es fácil controlar lo que es a entender de quien escribe el mejor mediocampo del mundo -hoy por hoy-.  Sin embargo, Inglaterra pudo hacerlo 67´ minutos. Modric no podía hacer contacto con el balón, Rakitic parecía no estar, Perišić creíamos era el mismo de toda la Copa, sin gravitar, Rebic intentaba, pero estaba solo, Mandžukić muy lejos, no se veía por ningún lado algo que pudiera cambiar el trámite del partido.

Así se fue el primer tiempo, con el equipo de los tres leones cómodo, dominando, sin pasar zozobras atrás, con los laterales en un nivel brutal, con los tres zagueros muy enchufados y con un Henderson superlativo, ayudado por un Dele Alli cada vez más lejos del arco, pero siendo un sostén en la “sala de máquinas”.

El partido parecía ir por la misma senda en la segunda mitad, pero a los ´68 el gol de Perišić iba a cambiar la historia. Nuevamente el gol se define por un detalle, un error conjunto de los zagueros británicos de partido de 10 puntos hasta ese momento -vale aclarar con un estupendo centro de Vrsaljko, de gran segundo tiempo a pesar de llegar con lo justo físicamente al partido-. Entonados anímicamente por el gol y liderados por Perišić comenzó la revolución croata, haciendo del sudamericano que falta en estas semifinales, sacando resto físico de donde no había, parecía que se había bajado una palanca y los croatas resurgian de las cenizas, con mucha entrega y actitud, pero menos juego que en otras oportunidades, Modric volvió a ser el de siempre, redobló esfuerzos y lideró lo orquesta junto con el extremo del Inter.

Se fueron los primeros 90´ minutos de juego nuevamente en empate, tercer 1 a 1 consecutivo y de atrás que lograba Croacia. Inglaterra se fue al descanso pre alargue desencajada, aún golpeada por el gol y con un solo tiro entre los tres palos: el gol de Trippier. Sin embargo, el primer tiempo extra Croacia no tuvo otra opción que resguardarse, sus jugadores estaban extenuados. Otra vez Vrsaljko se vistió de héroe y salvó una pelota en la línea luego de un córner y posterior cabezazo que con el diario del lunes valió un gol. Pickford hizo lo suyo y le tapó un mano a mano al “Loco Mario” que más tarde tendría su revancha.

Para el segundo chico, Croacia se puso en modo sudamericano si ya estaba destruida físicamente en los ´90 ahora las piernas y la pelota pesaban el doble; sin embargo, fue, quiso, intentó, demostró un poco más y nuevamente, con más ganas que fútbol, encontró el gol de Mario, cuando no un detalle cambió la historia, Perišić cabecea, la defensa de duerme en los laureles, Mandžukić se acomoda, volea de zurda y a sacar del medio. Croacia acariciaba la gloria. Si el primer gol croata golpeó a los ingleses, este los terminó de aniquilar. El tiempo se escurrió como en un reloj de arena y Croacia a la final por dos detalles. ¿Errores o virtudes? No lo sé. Simplemente detalles.

Cuatro equipos en busca de la gloria

El final del camino está cada vez más cerca. Sólo se ven 4 equipos, pero analizando profundamente cada uno de ellos, quedan sólo 4 estrategias vivas, para ver cuál es la más efectiva a la hora de planificar cualquier partido. Ya vimos que la tenencia total de pelota fue de los fracasos más llamativos y considerables del torneo, por lo que, a nosotros nos inquieta saber cuál estilo va a ser coronado como el “mejor del mundo”.

Por el lado derecho del cuadro, Croacia, de las sorpresas del campeonato e Inglaterra, que de a poco fue convenciendo al que lo  sigue que puede rendir más. Por el lado izquierdo, el gran candidato Francia, contra una que disfruta de los últimos pasos de su generación dorada al más alto nivel, pues todos llegaron a la cita a punto de caramelo para por fin dejar huella.

El equipo a cuadros, llegó a ubicarse entre los 4 mejores del mundo por segunda vez en su historia, de la mano del famoso “tiki-taka” del que hablábamos recién, pero con la condición de que concretaban llegadas al arco. El esquema suele ser con un delantero referencia (Mándzukic) y otro sin posición fija como Kramaric, y 4 jugadores de buen pie y remate a distancia alrededor. Así, tienen el control de pelota por todo el frente de ataque y pueden aprovechar el juego aéreo, sobre todo del jugador de la Juventus. Pero otra cosa que destaca en el juego croata, es el desgaste y trabajos en común que tienen todos los jugadores. Mario, no es un fijo tampoco en el área rival, pues suele ayudar en la cobertura de espacios y en la marca, y en el caso de Luka Módric, su cobertura de campo es total. Toma las riendas del equipo, manejando los tiempos y asociándose formidablemente con sus compañeros, que como ya mencionamos, también tienen como virtudes la técnica con el esférico.

Sobre los ingleses, pudimos ver que su juego es netamente ofensivo, y surge de los pies del único volante de marca que tiene el equipo, el capitán Jordan Henderson. Él es el encargado de hacerle llegar la pelota a los 6 atacantes que tiene el equipo, contando los carrileros que suben para llegar a esta cifra, porque el resto, son Kane y Sterling arriba, y dos media puntas como lo son Dele Alli y Lingard. Los veloces como Raheem, Jesse o Rashford que suele ser un cambio frecuente, explotan espacios alrededor del “9” referencia. Para defender, bajan los carrileros, armando una línea de 5 y los 3 volantes por delante esperando la oportunidad para interceptar.

Por el otro cruce, si queremos analizar a ambas selecciones, bastan casi las mismas palabras, porque, aunque con un aprovechamiento obviamente diferente de sus estrellas ofensivas, comparten varios aspectos. Por ejemplo, el primordial: hacer daño al contraatacar. Ambos poseen mucha velocidad en las bandas, y jugadores técnicamente dotados para llevar a cabo una respuesta rápida. A su vez, los dos también modifican sus esquemas de ataque moviendo a sus puntas al medio, para generar el juego y utilizar los laterales como punteros. En el caso de Bélgica, es Hazard el que corta para filtrar pelotas, y en el caso francés, son Griezmann y por momentos Mbappé, los que generan el juego. Claro, todo es más fácil si por detrás están jugadores como Pogba o De Bruyne, y por delante un delantero que mande a guardar todo lo que le dan, como es el caso de Lukaku. En este tema sufre Francia, ya que sorprendentemente, Giroud no convirtió goles hasta el momento, siendo además el único en el plantel capaz de hacer de “tronco” en el área rival, pero la solución de “Les Bleus” está por otro lado.

Veremos cuál método logra coronarse campeón del mundo.

Croacia: Una victoria bien interpretada

Durante un partido de fútbol pueden pasar diferentes momentos donde puede hacer cambios el transcurso del mismo para tratar de inclinarlos a tu favor o pueden ocurrir acciones que te llevan a perder el partido. Croacia, supo interpretar los respectivos momentos que fueron ocurriendo durante su partido ante Argentina y pudo obtener una victoria clara y que lo lleva a los octavos del final.

Zlatko Dalić, realizó cambios en la formación con respecto al partido anterior ante Nigeria. Saco a Andrej Kramaric del equipo y en su posición de mediapunta lo puso a Luka Modric y en el lugar de Luka, el entrenador puso a Marcelo Brozovic. Durante el primer tiempo, Croacia no logro hacer un gran juego. Brozovic no podía ser el primer pase para el ataque y eso hacía ver que tanto Rakitic como Modric no lograban tener las actuaciones que conocemos. Pero el negocio de Croacia no era el mediocampo, sino era atacar por las bandas. Ante el rival que tenía dudas en su línea de 3 en el fondo, aposto mayoritariamente por las bandas. Perisic tuvo la primera ocasión con disparo cruzado que logro tapar el arquero rival. Además la subida de Vrsaljko por la banda derecha también traía dudas a la defensa rival, donde en una de sus subidas tiro un centro cruzado a las espaldas de la defensa donde llego Mandžukić pero no logro definir bien.

A pesar de esas llegadas Croacia no pudo lograr crear más. Sin embargo, ¿Quién tenía la necesidad de ganar? Ante esto Dalić pensó que sería mejor contrarrestar el juego del rival antes que anteponer el suyo. La entrada de Brozovic no genera juego pero sumado a Vida lograban dejar fuera de participación a la mayor amenaza del rival, Lionel Messi. Además, el mediocampo croata presionaba en una presión hombre a hombre donde lo que hacía era retroceder el balón al rival a sus defensores centrales como también a su arquero. Croacia entendía que su rival era el más necesitado de ganar por lo que les cortaba los caminos hacia el arco de Subasic.

El plan defensivo funcionó bien pero ha veces las desconcentraciones del fondo pudo haberle traído dolores de cabeza sobre todo cuando Lovren y Subasic no se entendieron en una presión de un rival y que Enzo Perez desperdicio su oportunidad y Croacia por poco no se traía un dolor de cabeza. A pesar de no tener mucho volumen de juego, Croacia si su tuvo mejores jugadas de peligro y se iba al vestuario tranquilo viendo que el plan pensado daba sus frutos.

El segundo tiempo siguió teniendo la misma tónica pero Caballero pifiaba un pase que se le cedió el balón a Rebic y este último no dudo y de volea convirtió el primer gol del partido y este fue el punto de inflexión del partido. Ante un equipo quebrado en el mediocampo y golpeado psicológicamente no tuvo problemas en imponer la jerarquía de sus grandes talentos para terminar sellando una victoria bien trabajada primero con un gran gol de Luka Modric fuera del área y después una contra encabezada por Ivan Rakitic cuando se culminaba el segundo tiempo en un segundo tiempo donde no sufrió muchos ataques argentinos.

Croacia supo interpretar los momentos del partido para inclinarlo a su favor y aprovecharlos para alcanzar la victoria para su clasificación a octavos de final. Donde tuvo un gran trabajo donde pudo cortar los avances del rival y que si haber logrado un gran volumen de juego tuvo ocasiones claras para romper el partido y lo deja  tranquilo ya clasificado y pensando en lo que va a venir.

Argentina vs Croacia: Al borde del abismo, también en lo táctico

Lo vimos todos. Estamos al borde de quedar afuera en primera rueda por segunda vez en nuestra historia. Y no es un problema de ésta camada, es un problema institucional y estructural que nos viene afectando hace un montón. Pero caer en eso sólo sería tirar criticas para todos lados y no hacerse cargo de lo que nos corresponde.

No nos queda nada. No nos queda ni la rebeldía de Messi ni la jerarquía de Agüero, pero, sobre todo no nos queda un director técnico: Sampaoli traicionó a sus ideas, llegó con otra imagen y nos demuestra lo que vimos hoy. Al borde de un abismo, con anarquía y desazón, un equipo que se desespera al verse por debajo del marcador.

Tratemos de entender el porqué de ésto, yendo a lo que nos compete: la táctica.

Primero, podemos ver cómo Croacia cerró en un triangulo a Brozovic, Rakitic y Modric, luego veremos cómo éste triangulo se fue transformando de distintas maneras, pero siempre cubriendo el medio campo. Ya podemos notar una deficiencia desde los primeros minutos, ¿Cuál es el rol de Enzo Perez? En esa posición no se coloca ni para que sea marcado, incluso pudiendo arrastrar a Rakitic y liberar un sector derecho en el que Argentina tenía jugadores ofensivos cómo Salvio e incluso Messi

Imagen1

También se ve como Croacia intenta siempre achicar hacia adelante, se forma un equipo no tan corto pero con mucha gente en el medio, tapándole a la Argentina los lazos interiores, con un fin: que no reciba Messi en zona de gestación.  Croacia fue muy claro en ese sentido, su 4-1-4-1 tenia un rol de tapar el centro pero con mucha persecución por las bandas.

Imagen2

Pero no se quedó con eso Croacia, como dijimos antes, el triangulo central no fue ni fijo ni estático, fue variando. Pero sigue con Messi, que si bien tuvo una persecución de Brozovic durante gran parte del juego, si Brozovic debió abandonar la persecución en busca de otro jugador (en este caso, Meza) Rakitic o Modric salían en su cobertura. Esto es una coordinación incluso silenciosa.

Imagen3

Ahora formará un pentágono, y el jugador a marcar ya no será Messi, sino Maxi Meza. Croacia le cerró todos los espacios a los jugadores Argentinos que se coloquen en zona de gestación, esto se les hizo muy facil porque siempre el equipo de Sampaoli puso un solo hombre en esa zona, Enzo Perez no buscó romper las lineas para descontrolar la zona de marca rival.

Imagen4

Enzo Perez fue de los rendimientos más pobres que demostró Argentina, o estando en linea de Mascherano o rompiendo muy poco. Posicionalmente su partido fue malo, le faltó esa vuelta de dinámica que si tienen los mediocampistas croatas e incluso Lo Celso. Argentina perdió mucho con la inacción de Enzo Perez, qué indirectamente le desligaba la responsabilidad a Maxi Meza (!)

Imagen5

¿Qué variantes encontró -o intentó encontrar- Argentina para romper esta previsibilidad? Pues, dos soluciones muy vagas y que resultaron muy poca efectivas: Lanzar por los laterales a Messi o Meza y crear unas triangulaciones, a las que Croacia no sintió complicaciones por el hecho de cubrir muy bien las bandas con Strinic-Vrsaljko.

Imagen6

Esto ha sido de lo poco que se mostró del trabajo de Sampaoli, algunas asociaciones por los laterales, pero casi nada ha sido mostrado.

Imagen7

Pasemos a lo que más nos ha preocupado y en dónde, especificamente, Argentina perdió el partido: la defensa. Hubo horrores de cobertura y de ocupación de espacios para frenar las transiciones, esto se debe a que es un equipo que no mostraba achique ni cierres hacia adelante. Argentina no tuvo apoyos defensivos, corrió siempre para atrás.

Y estos problemas se evidenciaron en dos lugares puntuales: la espalda de Salvio y cuando Tagliafico tenía que solucionar un problema interno y descuidaba su espalda.

Imagen8

Aquí se ve un desbalance aún peor:

Imagen9

El problema quizás más visto durante el primer tiempo fueron los achiques, muy mal coordinados. El mediocampo no apretaba al lanzador y la linea defensiva estaba desatenta para frentar el pelotazo cruzado de alguno de los lanzadores, por lo general Rakitic. También, fijémonos en cómo se cierran los volantes-laterales Argentinos y le dejan los callejones libres a Croacia por los laterales

Imagen10

Pero lo que nos costó el gol de la desesperación (saquemos responsabilidad directa a Caballero, acá hay una intención explícita del DT para salir jugando) fueron las salidas. El cómo Croacia tibiamente se ponía en superioridad numerica en la salida Argentina al no considerar amenaza a E. Perez ni Mascherano, qué no profundizan, qué no van a buscar y no ayudan a dar una salida limpia con superioridad.

Imagen11

Otra, la distancia entre Mascherano y Otamendi: Brutal, imposible tener éxito en una salida por abajo con los volantes y mediocampistas lanzados a 10 menos de los defensores centrales. Argentina quedó muy amplio después de cada salida.

Imagen12

Pudimos encontrar una sola ocasión en dónde Argentina intentó presionar adelantando a Mascherano y Enzo Perez, a los treinta minutos del primer tiempo y la pelota no la pudo recuperar.

Imagen13

Para ir cerrando, hemos dicho que después del primer gol Argentina ha sido una desesperación total, y esto se evidenció mucho, se quedó sin ideas y fue un equipo completamente partido en dos.

Imagen14

Y ni los cambios nos pudieron salvar, aunque en esta anarquía Higuaín ingresó bien con sus diagonales:

Imagen15

En síntesis, Argentina hoy fue superada ampliamente en cada sector de la cancha, no fue capaz de crear ninguna posibilidad concreta, por virtud propia, de gol. Rendimientos bajisimos, interpretaciones y lecturas muy malas y un armado del planteo oriendado a tapar a Croacia por los laterales, pero Croacia resignó un poquito de los laterales para profundizarse en marcar el medio, tapar el juego interno Argentino y dejarlo sin ninguna posibilidad a un Messi desanimado, destruido por el momento.

Nos queda una chance muy remota, muy lejana, prácticamente matemática, pero en lo futbolístico no tenemos chances de mostrar motivos por los cuales clasificar… Sampaoli ha traicionado a sus convicciones.

Croacia: En busca de su mejor versión

Croacia comparándose con otras selecciones, tiene mucho material para llegar lejos. Pero cuando en las últimas competiciones siempre te deja la sensación de que pudo haber llegado más lejos. En su clasificación al Mundial tuvo que ir a repesca después de dejar puntos en partidos “teóricamente” accesibles, ahora busca poder encontrar la armonía de su equipo. En este artículo de #DestinoRusia, analizaremos a la selección balcánica que, a pesar de contar con grandes individualidades, todavía le falta para encontrar su mejor versión.

En los últimos años, han surgido de Croacia, grandes joyas que han podido incorporarse en los mejores equipos del continente europeo. Podemos mencionar jugadores como Luka Modric (Real Madrid), Ivan Rakitic (FC Barcelona), Mateo Kovacic (También del Real Madrid) y podemos seguir mencionando nombres. Pero a veces agrupar jugadores de gran talento, no quiere decir que se logre un gran juego. La selección Vatreni tanto en el Mundial 2014 como en la Eurocopa 2016 se esperaba mucho, pero la realidad fue totalmente diferente quedando afuera en fase de grupos y octavos de final respectivamente.

En las eliminatorias a Rusia 2018, los croatas podían lograr grandes demostraciones futbolísticas pero en ciertos partidos, no podían lograr su mejor versión futbolística y posteriormente perdía puntos importantes. Croacia era una selección que no encontraba una regularidad futbolística. El mejor ejemplo de esto se puede encontrar en las dos últimas fechas de las fases de grupos en la eliminatoria. En la penúltima fecha, los croatas recibían a la ya eliminada selección de Finlandia de local pero solo pudo obtener un empate y peligraba su clasificación a Rusia 2018. El último partido, Ucrania, rival directo para ir a la repesca (Islandia ya estaba clasificada 1ra en el grupo). En la ciudad de Kiev, Croacia mostraba su personalidad y sacó la chapa y ganaba 2-0 de visitante. En la repesca el rival era Grecia. Pero hizo su negocio de local venciendo  4-1 a los helénicos en Zagreb para después empatar 0-0 en Atenas pero la clasificación ya estaba asegurada.

 Empezando hablar del equipo, todos sabemos cualquier el fuerte de Croacia, su mediocampo. Jugadores con mucho talento como Luka Modric, Ivan Rakitic, Milan Badelj, Mateo Kovacic, Marcelo Brozovic y Filip Bradaric debe ser la envidia para el resto de los equipos en cuanto a talento y el juego que se puede lograr. Pero no solo tiene buenos valores en el mediocampo,  ofensivamente tiene nombre como Mario Mandzukic, Ivan Perisic, Nikola Kalinic entre otros. Croacia es un equipo sumamente peligroso que en un partido cerrado sin muchos sobresaltos, de la nada Croacia saca un conejo de la galera y poner el partido a su favor. Defensivamente cuenta con nombres importantes como Dejan Lovren, Sime Vrsaljko, Domagoj Vida y futuras promesas que están mostrando protagonismo con su selección como él es caso de Tin Jedvaj que en el amistoso contra Mexico, la subida por la banda traían dolores de cabeza a la defensa mexicana dejando incluso sorprendidos  a los relatores y comentaristas mexicanos

El director técnico, Zlatko Dalic, está optando por un 4-2-3-1 donde utiliza a Luka Modric como mediapunta, algo muy distinto a su posición en el Real Madrid. Como mediapunta, Modric no logra hacer explotar sus grandes virtudes que como podría hacer en el doble 5 aprovechando su gran visión, sumando a su gran capacidad de pase y su movilidad en el mismo. Como mediapunta, Luka tiene que jugar de espaldas siendo más fácil para los rivales para poder marcarlo. Además el doble 5 con Rakitic y Badelj no logran explotar como tendrían que serlo mermando sus rendimientos. Otro punto que se le puede marcar al equipo es defensivamente donde las desconcentraciones son habituales y después la termina pagando el equipo. Croacia tiene grandes valores pero Dalic al no poder sacar su mejor rendimiento a cada uno, hace que el equipo no logre el juego que todos esperamos.

Croacia se encuentra en el Grupo D con Argentina, Nigeria e Islandia. Es la favorita en clasificar a Octavos pero viendo su plantilla sabemos que esta selección puede llegar lejos debido a los grandes valores que individualmente dejan su sello en el campo. Pero en el juego colectivo no logran sacar la mejor versión que conocemos en sus clubes. El Vatreni está buscando su mejor versión no solo para pasar las fases iniciales, sino también para dar que hablar en este mundial y porque no, para los más soñadores… levantar la Copa del Mundo.

Dinamo Zagreb: La vuelta al trono

Dinamo Zagreb pudo volver coronarse en una temporada donde los equipos tuvieron subidas y bajadas en sus rendimientos y los equipos más humildes pudieron hacerle frente a los grandes de la categoría donde clubes perdieron oportunidades claves para conquistar sus objetivos. En este artículo desarrollaremos lo ocurrido en la temporada 2017/18 en Croacia.

La temporada 2016/17 fue el fin de la hegemonía del Dinamo Zagreb por parte del NK Rijeka, que obtenía su primera liga en su historia. Tanto Dinamo Zagreb como el NK Rijeka tenían como objetivo el título. Hajduk Split aparecía en la lista pero con opciones más remotas. Dinamo Zagreb pudo imponer su chapa y con viejos conocidos como El Soudami, Ademi, Dani

Olmo y un joven con más experiencia como Ante Coric pudieron hacerse con la punta donde mantuvieron el liderato desde principio a fin sobre a sus rivales.

Rijeka que perdió a grandes valores del equipo campeón (Franko Andrijasevic uno de los más importantes) trataba de seguirle a la margen del equipo con goleadores como Heber y Gavranovic y con Filip Bradaric en el mediocampo pero una racha de tres derrotas seguidas (Dinamo Zagreb, Osijek y Lokomotiva Zagreb) hacían despegarse bastante del liderato.

El orgullo de Dalmacia, Hajduk Split, atravesó momentos difíciles con Joan Carrillo al mando del equipo. Defensa endeble y un equipo sin identidad y una idea clara de juego hacían que perder paciencia en el equipo. La gota que rebalsó el vaso, derrota contra el recién ascendido Rudes 2-3 en el Poljud que hacían terminar con la era Carrillo. Zeljo Kopic agarraba el mando del equipo buscando un equipo más ofensivo con más presión y llegaba a fin de año invicto con grandes juego de equipo. Con Kopic en el banquillo, los seguidores del Hajduk Split tenían esperanzas.

La venta de Gavranovic, goleador del Rijeka al Dinamo Zagreb, fue lo más transcendente en el parón invernal. Hajduk Split repatriaba a sus filas al centrocampista Mijo Caktas pero perdía una pieza clave en el ataque, Frank Odhanza se iba por el sueño chino y el dinero que iba a ganar en abundancia.

Una segunda etapa donde los equipos que peleaban por el título perdieron partidos claves con equipos de menor talla donde resalta las dos derrotas del Dinamo Zagreb contra su equipo afiliado, Lokomotiva Zagreb, que lo venció 4-1 y 3-1 respectivamente. En la primera derrota, Mario Cvitanović era despedido del equipo y Nikola Jurčević tomaba el equipo.

La irregularidad del Dinamo Zagreb hizo que el Hajduk Split se pusiera a tres puntos de la punta, el 22 de abril en el Poljud se jugaba el partido de la temporada, Hajduk Split subirse como líder contra el Dinamo Zagreb que no era el mismo que en la primera etapa del año y que ya lo había vencido en la temporada.  En lo que fue un partido muy igualada e intenso, Mario Gavranovic con su doblete llevaba a su equipo al triunfo y ese partido fue clave para la posterior corona del Dinamo Zagreb. Mijo Caktas había marcado el empate provisional pero no alcanzo. Después de ese partido Hajduk Split, pudo ganar solo 1 de los 5 partidos restantes donde quedo en un tercer puesto bastante duro.

Dinamo Zagreb volvía a coronarse campeón de la liga croata pero por el trabajo que realizaron en la primera parte del campeonato. Estuvieron cerca de perder el liderazgo pero victorias claves como derrotas de los equipos escoltas hicieron que pueda coronarse.

La final de la Copa de Croacia la ganó también el Dinamo Zagreb sobre el Hajduk Split con un gol del jugador más sobresaliente de la temporada, Mario Gavranovic, agrandando las heridas del conjunto Dálmata.

La temporada de 2017/18 culminaba con un doblete para los azules de Zagreb pero teniendo en cuenta que el año 2018 no fue bueno y que tiene que trabajar mucho si quiere repetir título el año que viene. Hajduk Split con la desazón de que por errores propios en puntos clave en la temporada no se hizo con ningún título pero ha comparación de años anteriores ha mostrado grandes progresos y es optimista para el próximo año. Rijeka tuvo un año de transición para volver con fuerza.

Fue una temporada donde la regularidad no estuve presente. Muchos equipos tuvieron subidas y bajadas en sus rendimientos pero el Dinamo Zagreb pudo aprovechar su momento de gloria y compensarlo con obtener victorias claves.

En otro aspecto muchos clubes tuvieron problemas financieros, Istra 1961 debe ser el ejemplo de ello donde pasaron muchos meses sin cobrar y puso en foco muchos problemas que tienen los jugadores para poder desarrollar su oficio. Ojala que esto cambie y nos concentremos en lo importante, el futbol.

El día en que Yugoslavia se dividía en un estadio

Cuando repasamos la historia podríamos decir que la guerra de los Balcanes se pudo producir por diferentes motivos, Nacionalismo y caída del comunismo entre otros, pero hoy no vengo a hablar de historia. Vengo a hablar de un partido de fútbol que fue el símbolo de la sangrienta guerra se vivió en la región.

Aquel partido no podía llegar en peor momento: justo dos semanas antes del 13 de mayo de 1990, fecha en la que los partidos favorables a la independencia de Croacia ganaron las primeras elecciones multipartidistas celebradas en la república yugoslava.

El 13 de mayo jugaban dos grandes de la ‘Prva Liga’: el Estrella Roja de Belgrado, casi con el título ganado viajaba a Zagreb a jugar contra el Dinamo, uno de sus principales rivales. Entre los visitantes brillaba una pléyade de nombres conocidos: desde Robert Prosinecki -croata-, al máximo goleador de aquella campaña, Darko Pancev -macedonio- o el nacido rumano Belodebic. Por los locales despuntaba un jovencísimo Zvonimir Boban y su imberbe socio de vanguardia, Davor Suker.

Antes de empezar el partido se producían incidentes entre serbios y croatas. 3000 ultras serbios viajaron a Zabreg para presenciar el partido. Liderados por Zeljko Raznjatovic, uno de los matones más odiados de los bajos fondos belgradeses y que devendría en ‘señor de la guerra‘ durante el conflicto que estalló sólo dos años después. Con los incidentes previos a ingresar al estadio entre los Delije (tíos duros, o héroes, en serbio), Ultras del Estrella Roja con los Bad Blue Boys, Ultras del Dinamo Zagreb ya se venía viendo lo que iba a pasar en el estadio Maksimir.

A una hora en el estadio había entre 15000 y 20000 almas para presenciar un partido con mucha rivalidad y historia. Los Delije empiezan a entonar cantos como “Zagreb es Serbia” y los BBB le responden con el mismo tenor pero con letras opuestas. El ambiente en el estadio empieza a estar turbio y caliente. Los Delije empiezan a arrancar avisos publicitarios y asientos y se lo tiran a sus pares croatas. La policía a todo esto… no actúa ¿Por qué? La mayoría de los uniformados eran de origen serbio. Los preliminares de un simple partido de futbol rozan la batalla campal.

Allí estaba, una cara conocida preparada para arriesgar su vida, carrera y todo lo que la fama pudiera implicar… todo por una causa, un ideal: Croacia – Zvonimir Boban

Los BBB en busca de los serbios son reprendidos por la policía. Desde las gradas locales tiran bengalas y se exhibe la bandera ilegal de Croacia. Mientras tantos los Ultras del Estrella Roja atacan a los hinchas pacíficos locales con cuchillos. Los gases lacrimógenos que tiro la policía surge efecto y se retira el núcleo de los BBB. Tras una hora de incidentes un silencio reina en el estadio. Varias personas heridas por heridas de arma blanca poli contusionados o intoxicados por el gas lacrimógenos. Vlado Capljic, jugador del Dinamo Zabreg de esa época recuerda “no se podía ver el césped, puesto que todo estaba cubierto por ladrillos y escombros de las gradas”.

Yugoslavia - Croacia - Gradas

El partido fue suspendido pero un jugador se volvió figura en esa tarde turbulenta, Zvonimir Boban, el croata que triunfo con el AC Milán donde gano 4 títulos de Calcio y 1 Champions League, en esa época era un chico con 21 años que recién empezaba a rodar con el Dinamo. Al ver como un policía golpeaba a un hincha del Dinamo que estaba tirado a en el suelo, Boban le tiro una patada voladora al policía. El jugador más tarde diría: “Allí estaba, una cara conocida preparada para arriesgar su vida, carrera y todo lo que la fama pudiera implicar… todo por una causa, un ideal: Croacia”.

A Boban se le abrió un archivo policial y tuvo una sanción de 6 meses. Debido a esta sanción no pudo ir al Mundial de Italia representando a Yugoslavia. Pero en Croacia a Boban fue visto como un héroe por el acto que hizo.

La “Prvo Liga” solo se jugara una temporada más con la participación de los equipos croatas y eslovenos. Aquella liga de 1989/90 descansa en las vitrinas del Estrella Roja, que al año siguiente volvería a obtener el título. Además de eso levantaría la Champions League en Bari. Ese mismo año Croacia y Eslovenia declaraban la independencia y unos meses después empezaba la guerra.

Ofrenda Floral
La batalla de Maksimir siguió en las trincheras hasta 1995. Muchos Delije y BBB se volverían a enfrentarse pero en otro ámbitos. Los del Estrella Roja como paramilitares serbios de Zeljko Raznjatovic y los croatas como miembros del ejército. Actualmente hay un monumento a las puertas del estadio donde recuerdan a los BBB caídos por Croacia y todos recuerdan el 13 de mayo como una conmemoración de patriotismo. Desde Belgrado acusan a los croatas de preparar el incidente.

Finalmente se te dio, Rijeka

Por primera vez en sus 70 años de vida, Rijeka pudo gritar campeón en la máxima división. Después de muchos años de lucha peleando y a veces con la mano negra que se imponía en el medio, como en la temporada 1998-99, un fallo arbitral no le permitió lograr la victoria y Dinamo Zagreb terminaría coronándose ese año. A los años y gracias a una investigación, se pudo saber influencias hacia el árbitro de aquel partido donde no solo había sido influenciado por directivos sino también por el presidente de Croacia en ese momento, Franjo Tudman.

Después de varios años sin ser protagonista, en 2012, un italiano se presentó en la ciudad. Su nombre era Gabriele Volpi y se quedó con el 70% del club, mientras tanto la ciudad se quedó con el 30% restante. Con la llegada de Volpi, apareció más dinero y empezó a verse las mejoras en el club. No solo se clasificaba a competiciones europeas sino que llegaba a la fase de grupos de UEL, algo que para los clubes balcánicos era todo un logro.

Creo que la primera vez que todos escucharon hablar de Rijeka fue en los enfrentamientos contra el Sevilla en la fase de grupo de Europa League donde Andrej Kramaric era el jugador distinto del equipo croata y sus actuaciones lo llevaron al Leicester con un fichaje record en el club blanco de Rijeka.

En el torneo local se vio sus progresos año a año, donde al Hajduk Split lo empezó a relegar al 3er puesto pero para salir campeón había que pasar al equipo (según algunos dichos) siempre favorecido de la HNS, Dinamo Zagreb. Todavía recuerdo cuando ganó la Supercopa Croata en el año 2014 y me preguntaba si podía ganar la liga… y finalmente en la temporada 2016-17 se pudo alzar con el título.

El éxito del Rijeka tuvo un gran balance en el equipo donde en cada sector de la cancha contó con jugadores que jugaron a un gran nivel y logrando progresar tanto a nivel individual y grupal partido a partido. En la defensa con los carrileros Marko Vešović y Stefan Ristovski no solo fueron importantes defensivamente sino que también ofensivamente donde ambos fueron los mayores asistidores del equipo.  Con un mediocampo con Filip Bradaric y Franko Andrijasevic , ambos surgidos de la cantera del Hajduk Split, dieron el orden del equipo y la creación de juego. Además el Rijeka termino siendo el equipo más goleador teniendo a Franko Andrijašević, Mario Gavranović, Alexander Gorgon y Roman Bezjak superando la barrera de los 10 goles.

No solo triunfo en la liga croata sino también demostró su superioridad en la Copa del país donde se tuvo que cruzar las caras contra el Dinamo Zagreb y que con doblete de Gavranovic logró la victoria 3-1. 4 días antes, el Dinamo Zagreb lo goleó 5-2 al Rijeka por lo que presumía de un partido más disputado en  la final en Varazdin que finalmente el club blanco se impuso.

No solo pudo coronarse en la máxima división, sino también pudo conseguir el doblete. Después de poder errar esa herida del pasado y gracias a la inversión del italiano Gabriele Volpi, Rijeka pudo crecer progresivamente no solo al nivel deportivo sino también que estructuralmente (está en marcha la reconstrucción del estadio Kantrida y se ha mejorado las instalaciones de entrenamiento) y a nivel social. Ahora será más difícil el desafío con el interés de varios clubes de las mejores ligas de Europa en jugadores claves del primer equipo y el recambio que eso conlleva, saben que siguiendo la misma línea de trabajo que viene usando pueden llegar nuevos trofeos a las vitrinas del club blanco.