Las cinco de la jornada

Pensaste que nos habíamos olvidado? No! Vuelven las cinco de la jornada recargadas! Nuevo líder, confirmado el primer descendido, las peleas por entrar a las copas, y los que aún corren riesgos de jugar en Championship la temporada siguiente. Todo eso y más, aquí.

 

  • Sin despeinarse, así fue el paso de Manchester City por Craven Cottage, con Agüero siempre presente en las redes sumando a Bernardo Silva, pero por sobre todas las cosas, con un rival que no disparó al arco en todo el encuentro, asi difícil será salvarse del descenso querido Fulham, ni 5 defensores ni 4 volantes pudieron contra los de Pep. Quieren despedirse de Premier lo más dignamente posible. Pero pateen al arco, por favor!

 

  • Cumplir con las expectativas, así se lo propuso el United, y lo logró, en un encuentro más complejo y peleado, la efectividad roja pudo más. Watford vendió cara la derrota, igualandolo en posesión al dueño de casa y ganándole en disparos efectivos al arco! Pero los grandes no lo son solo por su historia, sino por sus jugadores, asi Rashford y Martial pusieron diferencias en el teatro de los sueños. En la visita cuando no Doucouré, se hizo presente en la red. 2-1 para los diablos rojos.

 

  • Victoria Blue Bilardista, y no es exagerado decirlo, en un primer tiempo de lo más aburrido que se vió en la temporada, sin disparos al arco por parte de los de Sarri durante los primeros 45′ el panorama no era muy alentador para el segundo tiempo. Aunque cuando no, Camarasa con un gol al minuto de jugado el segundo tiempo, durmieron los Sarri boys. Pero en la vida nada es justo y menos en el fútbol, Azpillicueta en claro Off Side marca el gol del empate y lo gritó como si hubiese logrado imitar a Messi en una de sus jugadas. Lo cierto es que Cardiff no pudo recuperarse de esto, un claro ejemplo es ver cómo se descuidan en la jugada de la falta, dejando jugar rápido a Chelsea, y perdiendo la marca en el segundo palo, golpe duro para los de Neil Warnock, que coquetean con el descenso.

 

  • Liverpool con suerte de Campeón?, Suena raro, no? Pero nos llamó poderosamente la atención la situación, en un encuentro parejo en situaciones y posesión del balón, aunque con mejor claridad los de Klopp, y cuando el cotejo parecía finalizar en 1, sucede lo que nadie se esperaba, “la suerte de campeón”, en una jugada inentendible entre Lloris y Alderweireld, finaliza con el 2-1 Rojo que permite obtener nuevamente la punta, aunque con un partido de mas claro está. Poco importa eso en Liverpool, que están a la espera de que los “Ciudadanos” den un paso en falso.

 

  • Zona “C” (Championship), tenemos el agrado de presentarles al primer descendido dela temporada en Premier, nuestro desabrido Huddersfield, que se va primero que todos, y encima es despedido por Crystal Palace, un equipo que hasta hace no muy poco peleaba con ellos palmo a palmo la zona de descenso. Otro resultados, Perdió Brighton con Southampton, crucial encuentro. Y a las derrotas ya mencionadas de Cardiff con Chelsea y Fulham con City, hay que sumar la importante victoria de Burnley sobre Wolverhampton, ya que son los más complicados de los que hasta hoy se salvan del descenso, van a depender de los resultados de Cardiff.

 

Leicester agradece

Una de las formas ¿ilógicas? que tiene la Premier League es la volatilidad de los resultados. No siempre se terminan definiendo por goles convertidos y mucho menos por el merito en el juego (aunque vemos cómo en los últimos años esta tendencia va cambiando, sobre todo con Manchester City y Liverpool), ya que hay muchas variables que definen un partido de fútbol. Burnley vs Leicester fue el mejor ejemplo.

Todo esto comienza de inmediato con un partido interesante en lo táctico, antes de los tres minutos, se pudo ver cómo Leicester intentaba tener el balón y buscar movilidad entre los del mediocampo y disponer de diferentes variantes en una salida al estilo “La Volpe”; con un Burnley presionando coordinadamente con mucha gente en campo rival. Pero esto cambió rotundamente apenas empezado el partido, ya que fue expulsado Harry Maguire por corta un avance manifiesto de gol, un pecado que condicionó a Leicester en todo el partido.

Sacando los condicionantes previos, hubo un plan de juego que se readaptó (porque Leicester tuvo que cambiar la manera de atacar ante la salida de Demarai Gray) a las condiciones, pero mostraba cautela al momento de atacar. Los Foxes se empezaron a confiar con el balón y adelantó bastante las lineas, jugando muchas veces 1-1 en defensa, apostando al buen rendimiento individual que tuvieron ciertos jugadores, como el portugués Ricardo Pereira. Pasando mitad de cancha, Barnes y Maddison tomaron la responsabilidad de construir juego partiendo en la zona intermedia del circulo central y el área, ya que Burnley presionaba y tapaba la lineas de pase, sin marcar agresivamente en esa zona. ¿Cómo llegar allí? La mejor carta ofensiva de todo Leicester: Jamie Vardy, es quien le da profundidad al equipo, el encargado de “bajar” balones para los jugadores de creación y el de pivotear para crear espacios en el centro. Un jugador clave, como siempre.

Pero con el pasar de los minutos, rondando ya los 30/35, el modelo de juego fue cambiando mucho. Ya no era Leicester quien atacaba (en parte por conseguir el 1-0 con un explendido tiro libre de Maddison) sino que cedía el protagonismo al Burnley. En el equipo local tenemos que destacar un detalle táctico vital: todo el equpo se mueve en bloque. Ya sea para defender o atacar, para transcionarse o para “luchar” el mediocampo, el equipo se agrupa en 30-40 metros que es dificil de sacar de allí. Y después del gol de Dwight McNeil, sólo hubo un equipo que tuvo el control reactivo del partido.

El segundo tiempo es facilmente explicable con los datos, ya que Burnley tuvo el control absoluto del partido, con un 75% de posesión y un Leicester sometido y aguantando. Aunque, es verdad, que la falta de eficacia y profundidad hizo que el equipo local fracasara reiteradas veces en el intento de poner el 2-1. La visita consiguió un gol en una acción aislada en el minuto 90, y los tres puntos se fueron para Leicester.

¿Qué pasará con Burnley? Hasta ahora, ha demostrado vastas condiciones para seguir en Premier League, aunque la zona de descenso aún lo asecha.

Anfield imbatible

En el mítico Anfield estaba todo dado para recibir a Liverpool de Jürgen Klopp y a Burnley de Sean Dyche, con la promesa de buen fútbol, los primeros en su afán de no dejar más puntos en el camino y no ceder más diferencia con el City. Por el lado de la visita, la premisa era recuperarse de las últimas dos derrotas sufridas a mano de Newcastle y Palace respectivamente.

Los “Reds” saltaban al campo con el ya reconocido 1-4-3-3, con un solo cambio respecto al encuentro anterior, y fue Lallana por Henderson en el sector izquierdo. En el banco la buena noticia es que volvió a ser citado Lovren después de recuperarse de una lesión.

“The Clarets” en su paseo por Anfield llegaban con los mismos once que habían caído ante el Crystal Palace. Otra fórmula conocida la que nos muestra Sean Dyche, 1-4-4-2 con su defensa estática y sus dos buenos delanteros Barnes y Wood.

Las jugadas iniciales del Burnley en ofensiva en principio se crearon siempre con balón parado. De allí llega su gol al inicio del encuentro, olímpico de Westwood, en lo que entendemos había previa falta sobre Alisson. Lo cierto es que la pegada fué perfecta y poco le importó a la visita que se puso en ventaja a los 6 minutos del inicio.

Tal vez, esa ventaja no fue lo mejor que le pasó al Burnley, cedió campo y balón al Liverpool, con todo el riesgo que eso acarrea. Vamos a destacar a Wijnaldum comenzando con la presión alta que plasmaba a la defensa de los de Dyche, esto fue el principio de la constante del primer tiempo. De él nace el inicio de la jugada por derecha con Salah y una pared que no pudo descifrar la defensa del Burnley, falla de Keaton junto a Tarkowski que aprovecha Firminho por el medio. El brasileño vuelve a marcar tras 9 encuentros con sequía de gol.

Fue tan clara la presión alta que ejerció el conjunto de Klopp que tras una dubitativa salida del fondo nuevamente es interceptada y tras dos rebotes Mané aprovecha la jugada, mandándola al fondo de la red. El dato de color sobre Sadio Mané es que marcó en los últimos 6 encuentros jugados en Anfield, igualando a un tal Michel Owen y su compañero Mohamed Salah.

Lallana, Fabinho y Wijnaldum, entienden a la perfección el rol que cumplen sus marcadores de punta en ataque. Tanto Robertson como Alexander Arnold, con subidas constantes son imprescindibles a la hora de herir al rival, así la constante fue tanto por izquierda como derecha, indistintamente. Al descanso se fueron 2-1.

Poco para contar por el lado de los “Clarets” alguna incursión por izquierda de McNeil ( este talentoso jugador de 19 años que se ganó la titularidad a base de buenas actuaciones, dejando afuera del once inicial al experimentado Gudmundsson, el internacional Islandés) en  solitario que siempre finalizan en centro al área para Barnes y Wood. Lo que sí se destaca es el juego en largo y aéreo.

Burnley promedia 76 jugadas en largo por encuentro, eso explica su falta de juego y asociación entre el mediocampo y su delantera.

En el comienzo de los segundos 45, nos mostró ahora sí un adelantado Burnley, pero eso duró solo 8 minutos, nuevamente Liverpool tomó la iniciativa y se adueñó del juego.

Promediaba el segundo tiempo, y si bien siempre el local era más, otra vez Keaton sorprende con un nuevo error, garrafal error que saliendo desde abajo le regala el balón a Salah, finalizando en gol de Firminho. Inentendible que suceda este tipo de situaciones en este nivel de competencia.

Ante tanta insistencia de los de Dyche por jugar en largo, la pregunta que tendrian que hacerse es, si teniendo a Peter Crouch en el banco, la suerte podría ser mejor con el en campo, sacrificar un medio, y con 3 arriba, una manera de obligar al rival a siempre dejar más defensores atrás.

Lo cierto es que solo jugó 12 minutos cuando claramente, puede generar más en ofensiva, si decididamente el juego característico del equipo sea el balón en largo.

El resto de los minutos en cancha fueron de complemento, los ingresos de Vydra, Crouch y Gudmundsson para la visita, Henderson, Keita y Sturridge para el local.

El amor propio del Burnley hizo esperanzar a sus aficionados con el gol de Gudmundsson, y cuando las dudas iban a comenzar inesperadamente a surgir, Sadio Mané puso el punto final, y los de Klopp festejaron.

Final, 4-2 para los “Reds” que ya piensan en la UCL. Los de Dyche quedan a dos puntos del descenso, alarmante situación, pero tristemente merecida.

35 partidos sin conocer la derrota para Liverpool en Anfield, imbatible.

Lo bueno de saber esperar

Por la fecha 29 de Premier, se enfrentaban dos rivales con más necesidades que sobras, principalmente teniendo en cuenta la ubicación que ocupan en la tabla de posiciones, que no llega a ser de alto riesgo, pero si debe ser de gran cuidado, sobre todo si se cae en uno o dos encuentros, ya el semblante podría ser otro, de jugadores, técnicos y ni hablar de los aficionados de cada club.

Burnley, que venía de caer ante el Newcastle de Rafa Benítez, recibía en su casa al Crystal Palace de Roy Hodgson, quién en igualdad de condiciones había caído ante el United de Solskjaer, en Shelhurst Park, su propia casa.

Para esto, los locales no saldrían con grandes modificaciones para el choque, con un sistema táctico ya conocido por todos es el que presenta Sean Dyche, su infalible e inamovible 1-4-4-2, con una sola variante con respecto al encuentro anterior, el ingreso de Hendrick por Gudmundsson, en la posición de volante por el sector derecho.

Del lado del Palace, la caída ante el United no cayó del todo bien, con lo cual Hodgson metió mano en el once inicial, realizando 5 cambios con respecto a ese último cotejo, estas fueron las variantes, Hennessey por Guaita, Aarón Wan-Bisakka por Ward, Kelly por Dann, Kouyate por Townsend y Meyer por McArthur. Esto infirió en el esquema que venía manteniendo su técnico, el anterior 1-4-3-3, se transformó en 1-4-4-2, y parece haber dado sus frutos cambiar.

El inicio del primer tiempo fue prácticamente todo del Burnley, inyectando una agresividad ofensiva digna de un equipo de Élite que sale a comerse al rival literalmente. Las asociaciones entre Westwood, Hendrick y Barnes principalmente por el sector derecho de ataque e izquierdo de la defensa del Palace, fue la zona predilecta a la hora de atacar, intentando llegar con juego asociado o centros al área en busca de Wood. Van Aanholt sufrió las embestidas de manera considerable por parte de los “Clarets”.

Pero si hay algo que aprendió el Palace con Roy Hodgson, es esperar, tomarse su tiempo, y estar agazapado para atacar cuando el rival menos lo espere, y así fue como llega el primer gol de la visita. Salida rápida de Milivojevic, Kouyaté, Zaha, Schlupp y mala fortuna para el defensa Bardsley que termina la jugada cometiendo el gol en contra.

Al inicio del segundo tiempo, golpea nuevamente Palace con lo que sería ya un denominador común en los goles de la visita, tanto Kouyaté como Zaha son participes sobresalientes en los tres goles de su equipo. En el segundo gol marcado por Batshuayi inician ambos la jugada que finaliza por el sector derecho con AWB. Para redondear en el tercero la destreza personal de Zaha fue demasiado para una defensa del Burnley que bailaba al compás del Marfileño.

Ya con más amor propio que fútbol los locales fueron en busca del descuento que llega a través de Barnes, y la complicidad de Hennessey quién no termina de salir a cortar el centro, ni tampoco se ubica en su posición bajo los tres palos. En el ocaso del encuentro el ingreso de Crouch generó una jugada de riesgo, bien resuelta por el portero visitante.

Tal vez la falta de finalización de las jugadas que realizó el Burnley, fue el principal motivo por el cual el marcador no fue más ajustado, los intentos de los locales fueron superiores, 18 disparos al arco pero solo 4 tuvieron destino de riesgo. El Palace logró la misma cantidad de disparos efectivos al arco y marcó en 3 situaciones de 4 realizadas. La diferencia se basó en la puntería y efectividad de sus delanteros.

La situación no es del todo cómoda para Burnley, quedando a 5 puntos del tercer puesto de descenso. Con esta victoria el Crystal Palace se aleja a 8 puntos del Cardiff quién hasta hoy sería el último descendido.

El panorama no es alentador para “The Clarets” quienes visitaran al segundo del torneo, el Liverpool de Klopp en Anfield. En Shelhurst Park, se disputará un encuentro de alto nivel de ebullición, teniendo en cuenta la gran rivalidad existente entre la afición del Palace y Brighton (quienes tampoco están del todo cómodos con el descenso, a pesar de lograr una victoria ante Huddersfield)

Lo bueno de saber esperar.

Con el amuleto de la suerte

Hoy en St. James’ Park finalizaban la jornada de Premier del día martes los locales Newcastle United Football Club ante un estimulado Burnley F.C. por la fecha 28 de la temporada 18/19.

Decimos estimulados a la visita, por qué llegaban a la casa de las “Urracas” con el estandarte de no conocer la derrota en los últimos 8 encuentros por Premier, número mas que envidiable para cualquier equipo fuera del famoso “Top six”.

Ahora bien, los locales dirigidos por Rafa Benítez, saltaron al campo de juego conun 1-5-4-1 (estático) que se transforma inmediatamente en 1-3-4-3 cuando pasan a ofensiva, con Almirón por izquierda y Pérez por derecha, finalizando como extremos las jugadas, siempre con tendencia a cerrarse en los últimos 25 metros para dejar paso a los “Laterales” que terminan siendo quienes abren campo en sendos ataques, y son quienes por lo general terminan la jugada en centro siempre en busca de Rondón, Ritchie por izquierda y Manquillo por derecha para ser más específicos.

“The Clarets” dirigidos por el ya conocido Sean Dyche, propone su característico 1-4-4-2, por demás efectivo hasta el momento, con sus dos delanteros estrellas, tanto Barnes como Cook, son buscados permanentemente, en largo, por su gran entrega física, y tendencias a ganar en el combate con los defensores rivales, y este partido no fue la excepción.

En el desarollo del encuentro la tendencia del Newcastle fue siempre buscar por el sector izquierdo, con la asociación Ritchie-Almirón, que siempre insinuaron peligro por su banda sobre las marcas de Gudmundsson-Bardsley, siempre en busca de la finalización de jugada por Salomón Rondón como centro delantero sumadas a las llegadas de Longstaff y Hayden de frente al arco rival. De hecho sendos goles vienen de izquierda finalizando por el medio, es el caso del primer gol de Schär, y en el segundo de Longstaff (jugador de las inferiores del club).

Burnley por su lado, tiene bien claro su juego, se toma tal vez 5-10 minutos para acoplarse al juego y adaptarse al rival, en base a eso comienza lentamente a generar su juego, donde siempre cuenta con una o dos situaciones claras, tal es así que en la primer jugada se luce el arquero local en un mano a mano inmejorable. Y en la segunda de peligro Tarkowski abajo del arco desperdicia una situación clara de gol, al intentar una especie de tijera, mal ejecutada por la posición del cuerpo, y el disparo se va desviado muy lejos del arco defendido por Dubravka.

Toda racha llega a su fin, y así Burnley se despide de 8 encuentros sin perder, que le permitió despegarse de la zona de descenso, generando esa confianza positiva generada por la mentalidad con la que salen a disputar, sabiendo sus virtudes y defectos, entendiendo desde donde atacar y como hacerlo.

Newcastle por su lado con la llegada de  Miguel Almirón pareciera estar gozando una especie romance con su nueva súper estrella, y esto no es recaer sobre el jugador Paraguayo, que dicho sea de paso genera y brinda un vértigo con su velocidad que posiblemente sea lo que necesitaba el equipo de “Rafa”, pero es la impresión de que se respira otro aire en St James’Park, y eso nos llevó a llamarlo el amuleto de la suerte del Newcastle, dónde vamos a agregar que no perdió desde que él llegó a su nuevo hogar.

Realidades parecidas para ambos, solo 1 punto de diferencia en esta jornada 28 de nuestra querida Premier League.

Kane sin Spurs

El regreso de Harry Kane, post lesión que lo condicionó varias jornadas, significó retomar las ilusiones del Tottenham para ganar -o intentar- la Premier League. Sin embargo, en un partido atípico, sumado por el grueso trajín de las ultimas semanas, los Spurs se vieron imposibilitados de generar juego y llevarse -aunque sea- un punto del Turf Moor.

El comienzo del partido se desarrollaba cómo estaba planificado, con un Tottenham dominador con la posesión y la posición. Pero no era un agobio. La falta de profundidad y de movilidad para romper el esquema defensivo del Burnley hicieron que los ataques carecieran de valor. Esta estructura defensiva era simple pero requería mucha disciplina táctica: jugar con 4-4-1-1, siguiendo a los receptores entrelineas y bloqueando las opciones de pase inmediatos por dentro. Esto, en Tottenham, cohesionaba a Eriksen y producía un juego tendiente a “atacar en U” o buscar balones largos hacia alguno de los wings.

5YMRGQQ_

Sin embargo, la materia ofensiva era algo careciente en Burnley, siempre llegaba de manera directa y rara vez sabía qué hacer en sus ataques estacionados. Pero se movía en bloque, y moverse así significa tener un compromiso absoluto de los jugadores para conducir el juego hacia lo más conveniente en sus características. Manchester City juega la mayor parte del tiempo en bloque ofensivo, Burnley -o los equipos de menor jerarquía- lo hacen en bloque defensivo. El hecho de atacar de manera directa y adelantar las líneas al momento de la presión seguía sometiendo a los mediocampistas de Tottenham en un bloqueo imposible de solucionar, la única vez que lo pudo hacer fue en el gol de Harry Kane que encontró la posibilidad de atacar directamente tras un error defensivo.

Los de Sean Dyche siguen en esta carrera triunfal por escaparle a las zonas del descenso. Burnley tuvo la capacidad de darse cuenta que el Tottenham no le generaba y significaba un peligro serio alrededor de los 65 minutos de juego. Un gol de pelota parada y otro de Barnes hicieron que se lleve el resultado a su favor, una victoria que, a priori, no estaba en los planes de nadie, pero fue muy merecida.

En Tottenham sigue la parsimonia producto del trajín de los partidos, ha jugado lo suficiente en estos días y carece de un recambio profundo en la plantilla. Lo mejor se lo vio a Harry Kane, saliendo del área, pivoteando y corriendo al vacío. Simplemente, volvió Harry, pero el equipo no lo acompañó.

Las cinco de la jornada 27

Se emparejaron los partidos en la punta, Liverpool mantiene la cima a solo un punto de diferencia sobre el City, partidazo del Watford, increíble victoria del Palace y el clásico del fútbol Inglés murió sin goles, esto y más en las claves de la jornada.

  • Watford de paseo en Gales, terrible partido logrado por los de Javi Gracia, con un Deulofeu desatado y logrando un Hat Trick más una asistencia, sumado al actor de reparto Deeney, que se despachó con un doblete, noche perfecta para los “Hornets” que dieron una exhibición de fútbol en Gales. Por el lado del Cardiff nada para rescatar, solo a su defensor goleador S. Bamba que vuelve a marcar, tiene más goles que sus delanteros, por qué no lo prueban de 9?

 

  • El invicto del 2019, saben de quién hablamos? De Burnley, si señor! En lo que va del año no conoce la derrota, y ya hace 8 encuentros que no cae en la derrota. En silencio viene sumando y se aleja del descenso. Intentando lentamente en volver a ser el mismo equipo de la temporada pasada, y vaya si lo está logrando. Fue 2-1 sobre los “Spurs” que perdieron la chance de quedar a tres puntos del líder, no sorprende, es el Tottenham.

 

  • El partido mas injusto de tu vida, fue el que se vivió en el King Power Stadium, Leicester superó al Palace por todos los medios, jugadas, tenencia, situaciones y demás, pero el fútbol es el deporte más imprevisible e injusto en este mundo y le da una victoria por goleada a un Crystal que todavía no se despierta del sueño vivido. 1-4 categórico pero injusto como la vida misma. Zaha sigue caminando desnudo por Leicester.

 

  • El clásico del miedo, es el que brindaron United y Liverpool, tanto miedo que se lesionaron 4 jugadores en 40 minutos, de no creer. En fin, el partido no es ni por asomo lo que esperábamos, con lo cual, para destacar solo vamos a decir que este resultado pone más interesante la lucha por el campeonato. Y ya es demasiado decir.

 

  • Todo por dos pesos, El City había ganado su partido adelantado ante Everton y fue victoria por allá el 6/2/19 con un 0-2 para los de Pep. Wolves otro que suma y no pierde hace ya 5 encuentros, parejitos los de Nuno. Abajo, Huddersfield vuelve a perder, en este caso ante Newcastle. “Soton” no levanta y cae ente los “Gunners” y Fulham cayó en su visita al West Ham, y sumado a la caída del Cardiff, pone pimienta a la lucha por no descender.

Las claves de la jornada 24

No ganó Liverpool, tampoco ninguno de los de Manchester, Chelsea goleado, se mantienen Arsenal y Tottenham, sumado a las variantes por las zonas bajas todo eso y mas en las claves de esta fecha.

 

  • Gunners presentes, con sus referentes en los goles, los de Emery lograron una victoria que fué complicada en el resultado, tal vez se esperaba una diferencia mayor, es cierto, pero con los equipos de Londres nunca se sabe. Auba y Lacazette adelantaron a los locales. Menos mal que no adicionaron más minutos sino termina en empate seguro! Tres puntos en casa sin saber que iban a sumar como oro, cuando termine la fecha.

 

  • El frío se trasladó a Manchester, la semana pasada fue Londres, está fecha en Manchester, los de Pep pierden tres puntos vitales en la pelea por el título. Guardiola pierde un récord contra Mourinho en los primeros 100 partidos, un encuentro que valía más que tres puntos. Qué tipo jodido resultaste ser Rafa! Por el lado de los “Diablos”  todo indicaba que se iban con las manos vacías, sorpresivamente contra un Burnley que entró inspirado al “Teatro de los sueños” sacando dos de ventaja. Pero el equipo de Ole hoy tiene otra realidad, y su estandarte P. Pogba y Lindelof, pusieron paridad en el resultado, dejando en claro que si alguien quiere ganarle al “United” tendrá que tener algo mas que suerte para lograrlo.

 

  • Blues and Spurs, los de Sarri salieron del Vitality Stadium, sin poder creer lo que sucedió. Se llevaron cuatro regalos a casa por parte de los “Cherries” que contaron con un descomunal J. King. La presencia de Higuaín inclinó la cancha, pero del lado incorrecto. Los pecho boys (perdón, Poche boys) sin H. Kane rozan la vulgaridad, Son y Llorente ( que hace sufrir más a los aficionados propios que contrarios) dijeron presente para remontar un resultado totalmente adverso. Si, hicieron en 10 minutos, todo los que no habían logrado en 80. Tres más para el local.

 

  • La frutilla del postre, es para el equipo de Klopp, que lejos de espantar fantasmas, los atrae cada vez más. Jugaron miércoles, con todos los resultados puestos, sabiendo que si ganaban estiraban su ventaja a SIETE puntos!!! Pero no, fue demasiada presión para los “Reds” que alcanzan a obtener un punto, un valioso punto, que se vendió caro. H. Maguire logró el empate (apuesto que es su último torneo en Leicester) y casi lo gana la visita, a poco estuvieron de dar el batacazo de la jornada, ah! Cierto que es Leicester. En fin, lo cierto es que nada está dicho aún en la tabla alta de la Premier.

 

  • En lo profundo de la oscuridad, “Cardiff” con su derrota sigue en zona roja y a 4 puntos del Burnley, este que viene de sumar un inesperado punto ante el United. “Fulham” logró un triunfo de esos que marcan un antes y un despues, ante Brighton, a pesar de ir 0-2 abajo en el marcador. “Huddersfield” se sigue hundiendo en el fondo de la tabla, tras caer ante Everton en condición de local. “Southampton y Crystal Palace” jugaron a no perder, y se reparten puntos, para mantenerse a 4 de la zona roja, eso se llama miedo.

Por último, no vamos a pasar por alto, el sentido homenaje que se brindó a Emiliano Sala, en el estadio de Arsenal, que lo sumó a la lista de convocados en la planilla de Cardiff, gestos que valen más que mil palabras, una vez más, esto es Premier League.

Las cinco de la jornada

La realidad golpea en la cara, despertate se vienen las cinco más accidas de la jornada, más dura que la entrada de Boly a Bernardo Silva, allá vamos!

 

  • Clásico de Londres?, supongamos que sí. Los “Hammers” nockearon de un solo golpe a los “Gunners” si, 1-0 para el local que saca pecho, pero muchachos, se les va Arnautovic, fin de la discusión. Recuerdan cuando les dije que los fríos de Arsenal se iban a quedar sin copas? Bueno, el United ya los alcanzó en puntos, ay ay ay Unai!

 

  • Vértigo a las alturas?, Están punteros, pero se nota que tienen miedo eh? Los de Klopp le ganaron al Brighton por un regalo del árbitro, sino el partido moria en cero. Parece que las alturas lo marean a un Liverpool que no fue ni por asomo el que venía siendo. Y con ayuda cualquiera gana.

 

  • En las profundidades del inframundo, en la zona negra de la tabla hubo dos choques cruciales Burnley – Fulham, que empezó con un golazo de Schurlle, pero fue tanta la envidia de sus compañeros que se hicieron dos goles en contra para no ganar con ese gol. Mala gente! Por otro lado, partidazo en Gales! Ah, no? jugaron Cardiff – Huddersfield debe ser el partido menos visto en la historia de la Premier, nos informan que el partido terminó 0-0 gracias!! Ah, nos olvidamos, ganó el Soton, una semana por lo menos fuera del descenso, y bienvenido seas Newcastle, vas a saber lo que se siente querido Rafa!

 

  • The Wall, Pink Floyd? No! De Gea señores! Otro que se acordó de jugar post Mou, y se dió cuenta que con los pies también se puede atajar. El United jugando a la contra, quién lo diría no? Se comió un baile en el segundo tiempo terrible, pero en frente estaban los “Spurs” que pateaban siempre al cuerpo del español, por eso perdieron, en fin.

 

  • El segundero, Los “Ciudadanos” ganaron 3-0 ante los “Lobos” que están Hibernando en pleno verano. Bien Gabriel Jesús, ahora probá por la Champions hacer un doblete y contra un grande por favor.

La mención especial de esta semana es para los “Cherries” de los últimos 12 encuentros (36 pts en juego) sacaron solo 7 pts. Si no lo quieren a Howe solo tienen que decirlo, no hagan la cama como los “United Boys”.

 

 

 

Las cinco de la jornada

Tal vez estemos en presencia de la fecha más sorprendente en lo que va de Premier League, Manchester City perdió, ganó Liverpool, cayó Chelsea, cumple Arsenal, revive el United y goleó el Tottenham de Pochettino, todo eso y más vamos a comentarte aqui en Las cinco de la jornada.

 

  • Lo impensado sucedió, contra todos los pronósticos, tanto de los fanáticos del City cómo los del Palace, incluso casas de apuestas, a priori, solo se pensaba cuántos goles iba a hacer el equipo local. Pero el fútbol, no tiene lógica, por suerte, y lo imprevisible se hizo realidad. Tras 20 años, “The Eagles” logran una victoria en el Etihad, ante el Manchester City de Pep Guardiola. Un partido sin explicación, Crystal Palace llega tres veces y marca en las tres, un gol de Andros Townsend, de esos que quedarán en la memoria de los fanáticos y los amantes del fútbol. Manchester City hizo todo lo que tenía que hacer para ganar, pero está  vez no fue suficiente. La ausencia de Fernandinho y David Silva, toman más envergadura en un encuentro como este. Final 2-3 para el Palace, la película tubo el mejor final para los del sur de Londres, y para los Locales fue una pesadilla. Con este resultado los “Ciudadanos” quedan a 4 puntos del líder. Regaló de Navidad para los de Klopp.

 

  • Volvió a la victoria, así fue como el Arsenal cumple contra el débil, Burnley, con un doblete de “Auba” y tal vez sin lograr un despliegue al que nos tiene acostumbrados, los de Emery vuelven a ganar tras sus dos caídas previas. Lo que más vamos a destacar del encuentro son los encontronazos, entre Sokratis y Barnes, se dieron de lo lindo, sobretodo en el segundo tiempo, y no se fueron expulsados solo por qué juegan en Premier, lo cual es motivo de orgullo para nosotros, queremos más hombres pegándose callados, que jugadores revolcándose en el césped como si estuvieran heridos de bala. Así Arsenal alcanza al Chelsea con 37 puntos, pero permanece 5° en las posiciones por diferencia de gol. Por el lado del Burnley, pasan obligados una semana más en zona de descenso.

 

  • Caer de pié, así fue como lo hizo Chelsea de local ante el intermitente Leicester. Superó en todos los aspectos a su rival menos en el mas importante, en marcar goles, y si de goles se trata quién sinó, J. Vardy le da la victoria a los “Foxes” y asi poner un freno al equipo de M. Sarri, está fue otras de las sorpresas de la fecha. Así los “Blues” se alejan de la punta y quedan ya a 11 puntos de diferencia con el puntero actual.

 

  • Ganó Manchester United, y es noticia señores, la famosa frase, ganó, gustó y goleó, dejando atrás una página diríamos que gris, de su historia, se hizo realidad en la fecha 18 recién, estamos de acuerdo? Hablamos del despido de Mou, claro está. Si nos preguntan del partido, parece que un grande se despierta, ojalá asi sea, contundente 1-5 para alejar fantasmas y también  creer en Solskjaer, que con tiempo tal vez pueda enderezar la realidad del United. Salud a los “Red devils”, que a la hora de tender cama son muy prolijos, sobre todo sus jugadores.

 

  • Sin piedad Tottenham, los De Pochettino se despacharon con una tremenda paliza sobre el Everton, contundente 6-2, sin mediar palabra, cambió por gol toda situación que creó, con un H. M. Son y Harry Kane jugando a otra cosa, los “Spurs” fueron demasiado para un Everton, que no tuvo respuestas futbolísticas, ni anímicas, y es mas que entendible. Los de Marco Silva tienen que levantar cabeza ahora, de manera urgente. Ya son 5 los encuentros que no logran sumar una victoria. Si continúan de esta manera se avecinan días complicados para los “Toffees”.

Así transcurrió una nueva fecha en Premier League dejando más de una sorpresa, para el bien del torneo más competitivo del mundo. Ya se viene el Boxing day en el Reino unido, y no lo vamos a dejar pasar, entre el 26-27 de diciembre tenemos la fecha 19 que declarará campeón de invierno al Liverpool de J. klopp quién fue el equipo más regular durante la primera mitad de la temporada 18/19.

Por parte de todo el equipo de Detras Del Arco, los saludamos y deseamos una feliz Navidad a todos nuestros seguidores que comparten día a día nuestra pasión por el fútbol, en especial por la Premier League.