Las cinco de la jornada 21

Fecha frenética, a toda velocidad, resultados inesperados, sorpresas, detalles, para reír o llorar, estas son Las cinco de la jornada.

  • Era contra Liverpool Emery. El español se acordó tarde que debían jugar “Laca y Auba” juntos, cuando los tuvo que poner  no lo hizo y se comió 5, claro pero contra el Fulham si. Se florearon ante un débil rival que pelea el descenso, asi cualquiera. Kamara hizo el gol que jamás nadie recordará, ni los hinchas del Fulham. Se llevaban el premio al frío del año, pero no, los salvaron los “Reds”. Ahora hay algo que tienen que saber, y es que no van a clasificar ni a UEL. Ya se los anticipé!
  • Otros frios más. Se ve que los de Londres viven en un tempano, por qué cuando tenían que ganar (Wolves) no lo hicieron, pero claro se copian de sus primos hermanos y se hacen los grandes contra el Cardiff, los galeses que no saben si irse o quedarse, en fin, Harry Kane es el único que se salva, solo por ser el goleador (junto con Aubameyang) de la temporada. Los gallitos de Londres se las van a ver negra con el United en la próxima fecha. No digan que no les avisamos.
  • El primer tiempo de la fecha, se lo llevan Bournemouth vs Watford, no fue el partido de la fecha por qué no les dio la nafta para ser el partido de la 21. Ambos se acordaron de hacer goles, lo que tenemos que avisarles es que también deben intentar evitar que le hagan goles a sus arqueros (Begovic y Foster) quienes deben estar pensando seriamente si van a continuar en sendos equipos. Entretenido 3-3 al que le sobró el segundo tiempo. Es así, equipos chicos, que solo pelean por un puesto en mitad de tabla. Ambos tienen partidos accesibles la próxima fecha, pero ninguno de los dos van a ganar. ¡Apuesten!
  • Los mucamos mejores pagos. Si, ya saben de quienes hablamos, los expertos en armar camas, prolijos y rápidos. Los Devils ganan hasta sin jugar bien, claro índice de como venía la mano un tiempo atrás. Todos hablan de Ole G. Solskjaer, por qué ya lleva 4 partidos ganados, pero saben que? Esto va a durar hasta que el DT. Le diga algo a Pogba, y ahí se terminará el sueño del que viven. Baila Pogba y hasta Lukaku, por favor, que mentira, ¿cuánto les va a durar? El tiempo me dará la razón.
  • ¿Tanto esperamos para esto? La final adelantada, se define la Premier, y un montón de títulos mas, fueron los que inventaron para este partido “supuestamente” trascendental, dónde se enfrentaban los mejores Dts, y los dos mejores equipos. ¡Patrañas! Ninguno de los dos jugaron a lo que siempre hacen. Ni la máquina roja de Klopp, ni la ingeniería de Pep. Uno perdió el invicto por equivocarse en el mediocampo, y con errores garrafales de sus defensas, valuados en millones, pero que marcaron como novatos en la categoría más baja de Inglaterra. El otro, con el título de haber cambiado al fútbol, puso a tres centrales y a Danilo, ellos son Stone, más duro que el hielo, Kompany el perdedor de marcas (pregúntenle a Firmino) y a Laporte, de marcador de punta, ¡cuánta revolución por favor! Ganaron solo por qué el enfermero que siempre vacuna en su casa, no trabaja afuera (Agüero) y por Leroy que es para mí el mejor jugador alemán lejos (Löw no sabes nada, así te fue en el mundial) se inspiraron. Mucho pizarrón y charlas motivadoras, pero te terminaste defendiendo con el colectivo abajo del arco. Ganaron, si, lo cual pone a la Premier más interesante aún, nada mas.

Se nos fue la fecha 21, pero hay mucho por resolver aún, ¿alguien sabe como salió el “Soton”?

Goles de año nuevo

En el Vitality Stadium se enfrentaron Bournemouth y Watford, encuentro que en la previa nos llenaba de incógnitas de cómo cómo afrontarían ambas partes teniendo en cuenta su presente, que no era de lo más alentador si fijamos la vista en sus últimas actuaciones.

Por el lado de los locales, “The Cherries” bajo el mando de Eddie Howe, están atravesando un momento más que complicado. Teniendo en cuenta el empate de hoy, vienen de lograr solo dos victorias de los últimos once en encuentros, cosechando solo 7 puntos de 33 en disputa, números catastróficos para las aspiraciones de cualquier equipo en Premier.

Por el lado de la visita “The Hornets” los dirigidos por Javi Gracia, no vienen de una realidad muy distinta a la de su rival, tomando en cuenta la misma cantidad de partidos, obtuvieron solo 10 puntos de 33 en juego, números alarmantes que hacen a la realidad del Watford.

Pasando en limpio, los locales se encuentran en la 12° posición con 27 puntos y la visita en la 8° posición con 29 unidades. Con este ejemplo vemos lo ajustada que está la tabla en la zona media, dónde en 2 unidades hay 5 equipos en disputa.

Lo abstracto, en sus esquemas tácticos, Bournemouth salió con su ya conocido 1-4-4-2, con Begovic, Aké, Frazer y Wilson cómo columna vertebral identificada.

Por el lado del Watford, un más vistoso 1-4-2-2-2, Foster, Doucouré, Pereyra, Deulofeu, como actores principales.

Hoy metafóricamente, se jugaron dos partidos, el del primer tiempo claramente es al que nos vamos a abocar de lleno. Tal vez las ganas y la necesidad hicieron que al intentar siempre ir en busca del arco rival, Bournemouth, tenga ciertas desatenciones  en el retroceso. Tal es así que en el primer gol de la visita el centro cae sobre Deeney, que agarra a contrapierna a toda la defensa, y El delantero logra impactar de cabeza y muy cómodo para gritar el primer gol. Posteriormente una mala entrega en el mediocampo toma mal parada a la última línea del Bournemouth, Aké logra aguantar el embate de Deulofeu casi 30 metros retrocediendo siempre sin darle tiro a la pierna derecha, pero un cierre desafortunado termina favoreciendo a Deeney quién define y conecta el 0-2 para Watford. Así en tan solo 27 minutos la visita sacaba una diferencia impensada.

Claramente en ese mismo instante resurgían los fantasmas del United y Tottenham, dónde los de Eddie Howe terminaron con 9 goles en contra.

Con más amor propio que juego, y con la siempre peligrosa pero no efectiva pelota parada los “Cherries” encontrarían la redención de encontrar el empate. Aké, tomaría un rebote tras una espectacular atajada de Foster, poniendo el 1-2, nuevamente y tras otro balón parado desde la derecha previo a dos amagues llega el cabezazo goleador de Wilson, 2-2 alegría en los locales que parecían dar vuelta la historia en solo 3 minutos. Pero la euforia duraría muy poco, a continuación un balón se disputa en el aire, cae favoreciendo a Sema, quién impacta el esférico entre medio de tres jugadores del Bournemouth, claro ejemplo de que la segunda pelota era siempre aprovechada por el Watford y estampa el 2-3.

Volver a empezar para los “Cherries” que dos minutos más tarde en un avance por derecha un centro razante a la altura del área grande y tras doble amague que deberían ser contadas como asistencias, por qué sin tocar el balón logran despistar a la defensa rival que retrocedía a gran velocidad, fue Frazer quién con una fría definición (y festejo) pone el 3-3 final.

Cabe aclarar que en 26 minutos hubo seis goles, y cuatro de estos se dieron en 6 minutos, una locura de fútbol.

El otro partido fue el segundo tiempo, donde el que más busco fué el local, para reflejarlo mejor aún, acudimos a las estadísticas que reflejan 14 disparos del Bournemouth y solo 3 del Watford, los de Eddie Howe fueron a buscar la victoria y los de Javi Gracia cerraron el encuentro con un empate que al finalizar la jornada y por como se daba el encuentro, no vieron con malos ojos llevarse un punto del Vitality Stadium.

El final de la historia pudo ser memorable para los locales, y tal vez un comienzo de una nueva etapa, pero otra vez la suerte le fue esquiva.

Las cinco de la jornada 15

Una fecha más pasó y nos deja datos interesantes de analizar con un toque de humor y sarcasmo, sin ánimos de ofender a nadie, con el afán de divertirnos, pero admirando a la mejor liga del mundo. La Premier League.

1.¿Nadie quiere a Mou?, mientras observábamos el clásico entre el United y Arsenal, pensábamos en el portugués. No solo se lleva mal con gran parte del periodismo, jugadores, como Pogba, aunque no lo digan públicamente, la afición del Manchester y por supuesto del resto de los equipos, vimos como David De Gea (Pickford se esta relamiendo) y Marcos Rojo aportaban su granito de arena para ver caer a Mou, muchachos, disimulen un poco! lapidario 2-2 con groseros errores de jugadores “Élite” que abren un sin fin de especulaciones para con su propio D.T. Así el United queda a 18 puntos del City, tranquilos, ya los alcanzan. Por el lado del Arsenal un señor equipo Inglés, que no deja de sorprender, sigue con su invicto de 13 partidos en premier y ya son 20 en total de las competiciones, una marca significativa para un equipo que es tildado como “Frío”, no entendemos el por qué. M. Ozil, no te necesitamos!

2. Esperando la eliminación, jugando con fuego el City y a la espera de la resolución del caso de “Fair Play ” financiero que tiene en vilo a los directivos del club (y dueño obviamente), se enfrentaron al Watford; y sufrieron, sufrieron de verdad, un tímido 2-1 para la visita que no fue el de siempre, a pesar de adelantarse en el marcador y sacar ventaja, al recibir el gol de A. Doucoure se le lleno la cabeza de preguntas, y terminaron pidiendo la hora, ¡de no creer! Por el lado del Watford, resaltamos el primer tiempo de Ben Foster, T. Deeney y R. Pereyra. Si bien fue un encuentro alentador, los de Javi Gracia, siguen perdiendo posiciones.

Sin Aguero, De Bruyne y Sterling, todo es más difícil, ¿no es cierto Pep?

3. Lobo suelto, cordero atado, cantaban los Redonditos de Ricota en su momento, pero que buen titulo para describir lo que hizo el Wolverhampton, con el Chelsea de nuestro querido amigo M. Sarri. Los suplentes, suplentes son, quedó demostrado en el encuentro, le pese a quien le pese. Chelsea dejó de manifiesto que es un equipo con poco recambio, a pesar de contar con nombres reconocidos, hoy no están a la altura de la situación (frase de cabecilla de los jugadores) ¡no te vayas nunca Jorginho! R. Jimenez  siempre da la cara por su equipo y ahora sí Nuno vuelve a sonreír.

4. La muralla roja, así tenemos que denominar a la defensa del Liverpool, disputadas ya 15 fechas solo recibieron 6 goles en contra, una marca envidiable hasta por el mismísimo (todos de pie por favor) ¡Doctor Carlos Salvador Bilardo! Queda claro que ni Sturridge, ni Origi, son Salah y Firmino, ni siquiera la sombra. En fin, sin jugar del todo bien los “Reds” se llevaron los tres puntos de la casa del Burnley, que a estas alturas quiere que se termine ya el torneo, pobre Joe Hart.

5. Cortitas y al descenso, Huddersfield volvió a ser el de siempre y cayó ante el Bournemouth que con Wilson y Fraser fueron suficiente.

Las Gaviotas fueron más que el Águila, solo en Premier pasa esto.

Otro Martillazo de los de Pellegrini a los galeses del Cardiff.

Claudio y su New Fulham, en 3 fechas cosechó 4 puntos, un empate más y ya alcanza a su antecesor. Bien por los de Rafa, que siguen sumando.

Querido “Soton” ve con Dios.

 

Ben Foster al rescate

En Vicarage Road se juntaban dos campañas contrapuestas hasta el momento. El buen torneo del Watford de Gracia y el deficiente curso del Huddersfield de Wagner. Las caras de estilos a los que en su mayoría la esencia “Premier” se los come, pero en los cuales jugadores como Roberto Pereyra o Aaron Mooy pueden dar cuotas contrarias, adjudicándose a ellos mismo el rótulo de ‘diferenciales’.

Aun gozando de una jugada y gol messiánico por parte del nacido en Tucumán, la estrella rotunda del partido fue Ben Foster. Nada más cruzar la mirada con una estadística más que evidente: 7 atajadas. Y muchas de ellas con poses dignas para los fotógrafos que se asentaban a los alrededores. Probado de muchas formas y siempre respondiendo, para que gente como Deulofeu, Pereyra o Hughes, aprovechen una posesión un tanto compartida, pero sacando mayores y mejores réditos ante un equipo que no encuentra el rumbo todavía en el torneo. Lo sufre y el ‘26’ agudizó dicho sufrimiento.

1

Por momentos, era el Huddersfield quien encontraba los espacios medulares para disparar hacia Foster. Pases de afuera hacia adentro horizontales para desagrupar al Watford y encontrar las grietas disponibles. En este trabajo, era Jonathan Hogg quien se hacía eje para distribuir la pelota y provocar las ocasiones de los terriers que no encontraban fondo.

2

Los ataques del Watford tenían una mayor calidad individual y con buen nivel de interpretación en los últimos metros. Deulofeu, Pereyra y Hughes moviéndose por sectores internos o externos, buscando los menos pases posibles para intentar dañar a su rival.

La victoria sigue atribuyendo al Watford una temporada seria, en la que en su momento lo tenía líder del campeonato, mientras que al Huddersfield lo tiene en la zona más baja de la tabla de posiciones, compartiendo el lugar con el Newcastle de Rafa Benítez, más unas sensaciones de frustración difíciles de manejar.