Giros Inesperados#1- Alan Shearer, la urraca eterna.

Muchos equipos no son recordados por su palmarés, ni siquiera por un periodo de dominio. Simplemente, la forma en la que trataron al fútbol les hizo pasar a la posteridad. 

La Hungría de Puskas de los 50, la Holanda de Cruyff de los 70, el Alavés de la final del 2001, y un largo etc. Y dentro de ese etcétera podemos encontrar al Newcastle. 

Newcastle, a pesar de que al principio del siglo cosechó algunas ligas, era un equipo humilde, acomodado en la zona baja de la Premier y el ascenso inglés.  

Pero en los 90 se cambia su destino. A mitad de la década, el club decide apostar por la bota de oro de la Premier de ese año, propiedad del equipo campeón de Liga, para aspirar al título. 

303 goles en 540 partidos. 6 veces pichichi de un torneo disputado. 2 veces mejor jugador de la Premier. 1 Premier League.
Para poder hablar del personaje de esta semana, primero debemos mostrar sus avales. Su nombre Alan, apellido, de sobra conocido en Newcastle, Shearer.
Su llegada al Newcastle no condujo a ningún título, pero su nombre quedará marcado en la historia del club del nordeste de Inglaterra. 

Hablar de Shearer, es hablar de gol, pues su carrera ha estado ligada constantemente al gol, al punto de tener el récord de botas de oro de la Premier de manera consecutiva, junto a Henry con 3 galardones seguidos. 

Su llegada a las urracas fue el traspaso más caro del mundo hasta la fecha, por 15 millones de libras, poniendo en liza la apuesta por el título del Newcastle. No obstante, ese año volvió a ser bota de oro y el club terminó en segunda posición. 

Al año siguiente se rompe los ligamentos de la rodilla y se pierde gran parte de la temporada por lo que el club en liga acaba en mitad de tabla, pero logra llegar a la final perdiéndola ante el Arsenal, partido al que si logra llegar Shearer. 

Ya en 1998, con vistas al Mundial, el entrenador le entregó el brazalete de capitán, que tuvo hasta su retirada en 2006, y respondió con 14 goles en 30 partidos.  

Un camino marcado por las constantes lesiones, nunca pudo disfrutar de la continuidad necesaria para aspirar a algo más. 

Con sus goles, el Newcastle pudo disfrutar de la pelea por el título, hito que nunca lograría, siendo habituales sus goles por toda Europa al punto de ser máximo goleador de la Copa de la UEFA en dos ocasiones. También llevó a su equipo a dos finales de FA Cup consecutivas, ambas con derrota. 

La leyenda de Alan Shearer siempre acompañará al Newcastle al punto de ser el jugador que logra llevar al club a la zona alta de la Premier, siendo un equipo que siempre pelea el título. Con su retirada el club jamás logra regresar a esa élite del fútbol inglés. 

Uno de los últimos grandes arietes del fútbol fue el emblema de un club que ha pasado a ser reconocido por el mundo del fútbol más allá de las fronteras de la Gran Bretaña.

Mediocampos antagónicos

La segunda tanda de partidos de la ida de la Champions League nos presenta un Shakhtar Donetsk versus Roma, un partido donde se miden dos equipos con peso en el ámbito local de cada uno. Además, los dos suelen plantear estilos diferentes en cuanto a la zona de volantes se habla. En este caso, vamos a repasar las ventajas y desventajas de ambas formas de nutrir la mitad de la cancha.

Por un lado, el equipo de origen ucraniano, posee entre sus filas la sorprendente suma de 8 futbolistas brasileños, de los cuales 5 son volantes. Todos los de esta zona tienen como similitud ser o de corta estatura o no ser robustos en cuanto a su físico. Menos Alan, el resto de ellos suelen ser titulares en el equipo dirigido por el portugués Fonseca. En un esquema de cinco jugadores en el medio, dos de marca y tres ofensivos, el quinto jugador, de origen local, Stepanenko, tampoco cuenta con las facetas corpulentas que requiere la zona defensiva que ocupa en el campo, en dicha línea de dos por delante de la defensa. Todo esto, lo que nos demuestra, es que los “Topos”, suelen ser un equipo muy ofensivo, que juega mucho por afuera con jugadores rápidos como Taison o Marlos, y que en zonas más defensivas, prefiere usar jugadores que apoyen al juego rápido que proponen los de arriba. Quizás las falencias que puedan sufrir en los partidos frente al conjunto italiano, se deban a la baja capacidad de contener los ataques rivales a físico, como se suele usar en todo equipo equilibrado. Por otra parte, la ventaja que despliegan los también llamados “Mineros”, son la velocidad tanto por afuera como por adentro, para asistir al argentino Ferreyra, que también conecta con el estilo de juego de los brasileños. Para poder frenar a este equipo, se necesita llegar a igualar la gran agilidad que tienen.

Por el otro lado, se propone un mediocampo un poco más equilibrado, pero que tiene como principal virtud, el físico, y la capacidad defensiva. Normalmente, tras la salida de Pjanic a mediados de 2016, se suele establecer una línea de tres con De Rossi, Nainggolan y Strootman, y desde el anterior período de fichajes cuanta con Gonalons. Como se ha dicho, estos jugadores destacan frenando los ataques rivales a puro físico, pero a la hora de generar jugadas, se encargan generalmente los punteros. El más completo de los cuatro es el de origen belga Nainggolan, que se encuentra en su máximo nivel, haciendo goles o incluso actuando como enlace para los tres delanteros. Esto se resume en que si logran cerrar los espacios que el Shakthar pueda generar, podrán encerrar a los atacantes, pero en situaciones de duelo individual, la ventaja la tienen los de Ucrania, ya que poseen la velocidad para escapar de los corpulentos pero más pausados mediocampos romanos.

Dos formas de plantear la zona de volantes que se contradicen, y que mostrando sus mejores versiones, ofrecerán un duelo más que interesante. Los de Donetsk, apostando a hacer el mayor daño posible, y los romanos apostando a controlar dicha ofensiva.