Las claves de la jornada 28

Comenzamos pidiendo disculpas, por qué esta vez no serán 5 las claves, es que a medida que pasan las fechas hay más que hablar en Premier, por eso vamos con lo más destacable, ya!

  • Ganó Huddersfield! Y es noticia, nada más y nada menos que al Wolves de Nuno! 1-0 de local, cortando la racha positiva de “Los Lobos” 5 sin perder, que ya son historia. Los “Terriers” hacía 14 partidos que no ganaban! Y saben ante quien fué? Si, si, ante el “Wolves” allá por la fecha 13, increíble. Se cortó la maldición de una vez por todas aunque ya sea tarde para intentar salvarse. Los jugadores del Huddersfield al finalizar el partido no sabían si tenían que festejar o que hacer. De locos!

  • Se caen a pedazos, es la impresión que nos dan cuando hablamos del Bournemouth, y no es por desmerecer a Arsenal, que fue claro vencedor, pero no deja de llamar la atención estos “Cherries” que de coquetear con las copas internacionales, termina mirando de reojo de la mitad de tabla para abajo. 14 derrotas en lo que va del torneo. Los “Gunners” ya suman 3 victorias consecutivas y se mantienen en el 4to puesto, clasificando a UCL hasta el momento.

  • Clase de Jerarquía, fue la que demostró el United a un Palace que si no aprovechó está oportunidad para ganarle, ya no le gana más. 8 lesionados para los “Diablos” un equipo armado a como se pueda por Solskjaer, pero le bastó para no despeinarse ante un local que nunca lo incomodó al visitante, Pogba jugó a placer y fue el quien manejó los hilos para que se luzca Lukaku con sus dos goles. 1-3 al final. Hay que avisarle a Hodgson que si sustituye un lateral alguien tiene que tomar su lugar, sigan durmiendo.

  • El clásico bajo cero, Chelsea y Tottenham jugaban por ver quién no pasaba vergüenza, más aún de la que ya vienen pasando, uno pierde la final de la Carabao Cup y el otro derrota contra el Burnley. En fin, Pedro le daba la victoria a los “Blues” y para redondear la cifra Trippier les regala el 2do. Los Poche boys vienen haciendo lo posible para quedarse fuera de las copas. Los de Sarri intentan llegar a UEL, con nuestro querido amigo Kepa sentado en el banco de suplentes, llévate una almohada pibe.

  • Las cosas como son, Liverpool puso las cosas en su lugar y le pegó terrible paseo al Watford, que venían creyéndose grandes después de su victoria abultada ante el pobre Cardiff, pero les abrieron los ojos a la realidad de un solo cachetazo. 5-0 para los “Reds” que mantienen la punta y no dan el brazo a torcer, líderes sin dejar dudas, por el momento. Mané nos tiene acostumbrados, pero dos goles de V. Dijk es mucho, hasta Origi hizo uno, claro mensaje de maldición, comienza la racha negativa?

  • El robo del siglo, todos queremos un mano a mano entre Liverpool y Manchester City, pero si lo van a ayudar, busquen otra manera por favor, el penal que le regalan a los “Citizen” es digno de una película de Hollywood, un robo a mano armada. La escena cinematográfica de Bernando Silva en cámara lenta, es propia de un actor que pelea por ganar un Oscar, poco le importó al Kun Agüero que lo cambió por gol. Pellegrini se quejará con Pep como lo hizo con Klopp? Digo, por qué había dicho que el alemán siempre le ganaba con trampa. Qué dira ahora del español? 1-0 y a casa.

  • La Zona C (Championship), cayó Cardiff con Everton 0-3 y logró llegar en la zona más temida, tengan cuidado. Por su lado bienvenidos Brighton a la charla, tras su derrota ante Leicester quedaron a solo 2 puntos y se le llena la cabeza de preguntas. Newcastle le gana a Burnley y el manotazo de abogado logra tirarlo para abajo a los de Dyche. En el partido ardiente del descenso, Soton destrozó al Fulham, los de Ranieri tendrían que probar manejando Karting, que al final no lo hicieron por el seguro tan costoso, pero para lo que juegan podrían lesionarse tranquilamente, nadie va a notar su ausencia.

Pasó la 28 y nos da para hablar, como siempre en la mejor liga del mundo, La Premier League.

La apisonadora Citizen

Cuando en un enfrentamiento entre dos equipos potentes hay goleada, pocos argumentos futbolísticos se pueden esgrimir. Y no es lo mismo cuando un partido entre dos potencias acaba 3-5,3-1,4-2, porque en esos resultados hay una patente lucha entre dos fuerzas y una sale victoriosa por detalles. Cuando el City le gana 6-0 al Chelsea no se trata de detalles, mal juego o mal planteamiento. Existe de fondo un problema de motivación, de concentración y sobre todo de creer en el método. 

En 25 minutos el Manchester City iba ganando 4-0. Y la diferencia era clara, la solidez defensiva. Ambos clubes habían llegado a la portería rival, pero mientras los citizens achicaban para evitar que los atacantes blues remataran cómodamente, en el área de Kepa todo eran nervios, indecisiones y facilidades para un Agüero excelso.
El paso por los vestuarios trajo pocos cambios, el City seguía percutiendo con mucho peligro con una zaga londinense sacando agua como podía. Pero este barco estaba naufragando sin solución. Lo más preocupante para el Chelsea es la nula reacción, daba igual ir perdiendo 1-0, que 10-0, no hubo un levantamiento de coraje o personalidad. Se jugó cómo y a lo que quiso el City. 

Si en esta nota observan una ausencia de análisis táctico es algo intencionado, cuesta analizar un baño táctico tan sonrojante. Continuamente superaban líneas de presión y se plantaban en superioridad numérica en el área rival. Uno ya sabe que los equipos de Pep cuando están enchufados son arrolladores, pero enfrente estaba un equipo campeón, que hace 2 campañas era el campeón de la Premier. Pero parece que Maurizio Sarri sigue sin encontrar el camino de la regularidad en liga y sobre todo parece que no encuentra la manera de afrontar el partido contra los grandes. 

Para comprender esta victoria, más allá de lo táctico, debemos detenernos en la forma en la que Guardiola gestiona sus grupos. Todo aquel que haya jugado al fútbol, que haya compartido vestuarios, tiene en mente a ese jugador desequilibrante, con talento y vocación ofensiva. Y ahora imaginemos que a ese jugador comienzan a ubicarlo en zonas más retrasadas y con unas responsabilidades defensivas que a priori no son las aptitudes del jugador antes mencionado. Pues bien, es el caso de Zinchenko, joven mediapunta ucraniano en el que Guardiola ha visto un recambio al lesionado Mendy. Y quiero detenerme en ZInchenko porque quizás sea el mérito más grande de los muchos talentos que tiene Pep. Convencer a sus jugadores de ponerse al servicio del equipo, hacerlo de una manera profesional y subir el nivel. Pocos tendrían la valentía de situar a un mediapunta en el rol de carrilero ante un equipazo como el Chelsea, pero él confía en que su jugador le va responder.  

Con este ejemplo en la mano, vemos jugar a un City que es un bloque, todos saben lo que tienen que hacer, se ha ajustado el bloque defensivo y es muy difícil marcarle un gol a este equipo-en los últimos 10 partidos solo ha encajado 2 goles-. 

Para Maurizio Sarri esta derrota, esta goleada es un golpe duro a su situación. La goleada del Bournemouth había hecho saltar las alarmas, respirando por golear al Huddersfield, pero que llegan a un punto crítico en la fase decisiva de la temporada. Toca volver al sillón de pensar y reajustar cosas para recuperar el nivel pues el United viene apretando fuerte y peligra la Champions.

Las cinco de la jornada 21

Fecha frenética, a toda velocidad, resultados inesperados, sorpresas, detalles, para reír o llorar, estas son Las cinco de la jornada.

  • Era contra Liverpool Emery. El español se acordó tarde que debían jugar “Laca y Auba” juntos, cuando los tuvo que poner  no lo hizo y se comió 5, claro pero contra el Fulham si. Se florearon ante un débil rival que pelea el descenso, asi cualquiera. Kamara hizo el gol que jamás nadie recordará, ni los hinchas del Fulham. Se llevaban el premio al frío del año, pero no, los salvaron los “Reds”. Ahora hay algo que tienen que saber, y es que no van a clasificar ni a UEL. Ya se los anticipé!
  • Otros frios más. Se ve que los de Londres viven en un tempano, por qué cuando tenían que ganar (Wolves) no lo hicieron, pero claro se copian de sus primos hermanos y se hacen los grandes contra el Cardiff, los galeses que no saben si irse o quedarse, en fin, Harry Kane es el único que se salva, solo por ser el goleador (junto con Aubameyang) de la temporada. Los gallitos de Londres se las van a ver negra con el United en la próxima fecha. No digan que no les avisamos.
  • El primer tiempo de la fecha, se lo llevan Bournemouth vs Watford, no fue el partido de la fecha por qué no les dio la nafta para ser el partido de la 21. Ambos se acordaron de hacer goles, lo que tenemos que avisarles es que también deben intentar evitar que le hagan goles a sus arqueros (Begovic y Foster) quienes deben estar pensando seriamente si van a continuar en sendos equipos. Entretenido 3-3 al que le sobró el segundo tiempo. Es así, equipos chicos, que solo pelean por un puesto en mitad de tabla. Ambos tienen partidos accesibles la próxima fecha, pero ninguno de los dos van a ganar. ¡Apuesten!
  • Los mucamos mejores pagos. Si, ya saben de quienes hablamos, los expertos en armar camas, prolijos y rápidos. Los Devils ganan hasta sin jugar bien, claro índice de como venía la mano un tiempo atrás. Todos hablan de Ole G. Solskjaer, por qué ya lleva 4 partidos ganados, pero saben que? Esto va a durar hasta que el DT. Le diga algo a Pogba, y ahí se terminará el sueño del que viven. Baila Pogba y hasta Lukaku, por favor, que mentira, ¿cuánto les va a durar? El tiempo me dará la razón.
  • ¿Tanto esperamos para esto? La final adelantada, se define la Premier, y un montón de títulos mas, fueron los que inventaron para este partido “supuestamente” trascendental, dónde se enfrentaban los mejores Dts, y los dos mejores equipos. ¡Patrañas! Ninguno de los dos jugaron a lo que siempre hacen. Ni la máquina roja de Klopp, ni la ingeniería de Pep. Uno perdió el invicto por equivocarse en el mediocampo, y con errores garrafales de sus defensas, valuados en millones, pero que marcaron como novatos en la categoría más baja de Inglaterra. El otro, con el título de haber cambiado al fútbol, puso a tres centrales y a Danilo, ellos son Stone, más duro que el hielo, Kompany el perdedor de marcas (pregúntenle a Firmino) y a Laporte, de marcador de punta, ¡cuánta revolución por favor! Ganaron solo por qué el enfermero que siempre vacuna en su casa, no trabaja afuera (Agüero) y por Leroy que es para mí el mejor jugador alemán lejos (Löw no sabes nada, así te fue en el mundial) se inspiraron. Mucho pizarrón y charlas motivadoras, pero te terminaste defendiendo con el colectivo abajo del arco. Ganaron, si, lo cual pone a la Premier más interesante aún, nada mas.

Se nos fue la fecha 21, pero hay mucho por resolver aún, ¿alguien sabe como salió el “Soton”?

Más cielo que infierno

Se jugaban la vida los dos. Era una final en la fecha 21, en pleno enero y faltando meses para que termine el campeonato. Liverpool podía extender su ventaja a 7 puntos lo cual le daría un colchón enorme para el resto de la Premier, en cambio, el City buscaba volver a las conversaciones por la lucha del torneo, después de 3 derrotas en los últimos 5 partidos.

En la previa del partido, se buscaba entender de qué manera la presión de cada uno podía desactivar el desenvolvimiento colectivo del rival. Ambos planteos estuvieron enfocados ahí, en impedir el avance del rival. Liverpool empezó a dominar un poco más en la neutralización del rival, colocaba un marcaje cuasi individual al momento de la presión, siguiendo con Wijnaldum a David Silva, con Milner a Bernardo Silva y a Henderson siendo la sombra del hilo constructor en el medio campo, Fernandinho.

presion vs man city

Esta oposición al juego del City limitó mucho al Liverpool, costándole bastante salir despegado generando contra ataques durante el primer tiempo. Quizás la mejor oportunidad la tuvo cuando Salah se centralizaba conduciendo el juego, generando cambio de ritmo y velocidad por el centro del campo. Luego, los de Klopp bloquearon bien al rival, pero no pudieron construir mucho más. Del otro lado, Manchester City se veía limitado a lanzar balones en largo a Sterling y Sané, buscando en el primero la superioridad interna (incapaz de progresar luego de recibir, debido a la presión de Robertson sobre él) y en Leroy puntualizar en los desbordes 1-1 por la banda. Incluso, al no ser un partido dónde los duelos 1-1 fueron la prioridad, Sané supo construir y solucionar cualquier problema en el ataque de los locales.

Algo vital para romper el escenario planteado, fue la movilidad de Agüero, recostándose por momentos como un volante más para recibir el balón y crear paredes que le ayuden a progresar más en el juego. Manchester City, con pocos recursos para demostrar, se pudo colocar 1-0 en el minuto cuarenta después de un desborde y anticipo del Kun a Lovren. Un primer tiempo hiper táctico, con dos presiones altas que buscaban desarticular al equipo rival.

presion

La segunda mitad tuvo más ritmo que la primera etapa. Los tres mediocampistas reds tuvieron un comienzo descoordinado, sin poder controlar el balón y profundizar desde tres cuartos de cancha. Esto le costó la rápida sustitución a Milner, dejando a Henderson por derecha  y Wijanldum por izquierda, dejando en el centro del campo al ingresado Fabinho. El ingreso del francés trajo más orden en la construcción del equipo, si bien el mediocampo era de mero trámite, ya no agarrarían tan desarticulado al Liverpool post presión. Pero Manchester City no se quedó atrás, Bernardo Silva se ubicó al lado de Fernandinho y funcionó como un factor estabilizador. A medida que pasaron los minutos, el rol de brasilero creció potencialmente, siendo una de las figuras del partido.

Después del brillante gol del Liverpool (gran jugada colectiva), Guardiola hizo ingresar a Gundogan para tener más control del mediocampo. Es ahora cuando Manchester City se preocupó necesariamente de funcionar como un bloque bien compacto que sea capaz de desprenderse desde atrás hacia adelante, sobre todo con Sané, que se convirtió en la carta maestra para proseguir desbordando a un Henderson con muchos problemas de cobertura, quedando a mitad de camino muchas veces con Sané en plena forma. Ante esto, la solución para Klopp fue poner un 4-4-2 con Mané de 8, pero seguía perdiendo la espalda con Leroy, a tal caso que fue el autor del 2-1 definitivo.

El mérito más grande del Manchester City fue no caer en el embudo que le planteó Klopp. La idea de ese mediocampo en Liverpool era para no dejar jugar por carriles centrales a los Silva más sabiendo que los laterales no iban a tener trascendencia por bandas. Sin embargo, el City se hizo fuerte igual jugando por afuera, donde Agüero fijando marcas y Sané con su movilidad fueron claves.

A medida que pasaron los minutos, el ingreso de Shaqiri fue muy bueno para tratar de controlar el balón y la posición. Pero no pudo profundizar en toda la desesperación. Bernardo Silva, Gundogan y Fernandinho siguieron bloqueando el medicampo en su rol triangular. El Manchester City renunció al balón y se defendió cómo pocas veces se ve a un equipo de Guardiola. Siempre, antes y después de marcar el 2-1, la postura fue 4-1-4-1.

4-1-4-1.jpg

Manchester City se va victorioso de esta batalla táctica. Todavía no ha ganado la guerra. Queda casi mitad de temporada por delante, con apenas 4 puntos de diferencia. Se viene lo más lindo, se vienen más batallas.

Únicos punteros

Domingo, 04 de Noviembre 2018, está esta fecha será recordada como el día en que Sergio “El Kun” Aguero llegó a los 150 goles en la Premier League, todos marcados con el Manchester City, así quedó ubicado como el noveno jugador con más goles. Ya de por si, es el jugador sudamericano en marcar más goles en esta liga.

Dicho esto, nos abocamos directamente al partido donde “Los Citizens” recibían al Southampton dirigidos por Mark Hughes, en el Etihad Stadium con el arbitraje de Lee Mason.

Con el resultado puesto entre Arsenal y Liverpool (empate), los dirigidos por Pep Guardiola sabían que consiguiendo la victoria llegarían en soledad a la sima en la tabla de posiciones de la Premier. Cumpliendo con su favoritismo, el City comenzó su juego con el 1-4-3-3 manteniendo la posesión del balón y jugando bien arriba en campo contrario, desplegando todo su repertorio en la recuperación tras pérdida, y presión asfixiante en la salida rival, que indefectiblemente provocó una catarata de goles en pocos minutos.

Tal es así que tardarían en marcar sus primeros tantos a los 5, 11, y 17 minutos, 3-0 para tirar por la borda todo trabajo previo realizado por el “Soton” durante la semana. Si analizamos tácticamente esta etapa del partido, vamos a resaltar las asociaciones por izquierda entre Mendy-Silva-Sané sector por el cual llegó el primer gol de los locales. En el  sector derecho Walker-Bernardo-Sterling, hacían de las suyas, con una pasividad alarmante por parte de la defensa visitante.

Si analizamos el planteo defensivo del Southampton, (1-4-3-2-1 pero que terminaba siendo un 1-4-5-1) entendemos que la idea era agruparse atrás, intentar ser un equipo corto y salir de contra en caso de que sea posible. Así llegaron a amontonar literalmente a 9 jugadores en su propia área, supuestamente en defensiva, pero no fue suficiente para frenar al ataque “Ciudadano” que jugaban a esta altura del partido a quien marcaría el próximo gol, una situación totalmente extraña, teniendo en cuenta el espacio reducido, dentro del área grande, ante la mirada de todos los jugadores visitantes, increíble.

“Agrupar muchos jugadores en defensa, no garantizan solvencia ni seguridad” 

El Southampton en ataque, realizó su primer disparo al arco a los 23 minutos del encuentro. Limitado ataque, caminos cerrados, no encontró el balón ni la posesión en ningún momento. Pero cuando menos lo esperó, y mucho menos lo mereció, se encuentra con un penal a favor debido al error en la salida de Emerson, que hasta ese momento no había sido nombrado en el encuentro, así Ings cambia por gol la pena máxima. Para terminar de liquidar el encuentro Raheem Sterling, marca el cuarto gol al finalizar el primer tiempo. Este jugador Inglés fue la nota sobresaliente de la tarde, todas sus intervenciones en ataque fueron decisivas, y generaron siempre peligro en el arco rival. Dos asistencias y dos goles para ser el jugador del partido. Nivel superlativo para el extremo derecho del City.

El final del encuentro nos dice que fué un 6-1 para los locales, de esta manera son únicos punteros con 29 puntos, y llegan de cara al clásico de Manchester el próximo domingo de la mejor manera, dónde volverán a ser locales ante el United de Mourinho, que viene ganando pero no convence para nada en juego, pero esa es otra historia.

El “Soton” es el equipo que ganó una sola vez en lo que va del torneo, empató cuatro y con esta derrota lleva perdidos seis encuentros. Así quedan muy cerca de la zona del descenso. Comienzan a jugar con fuego si mantienen este paupérrimo nivel de juego. En la próxima fecha reciben al Watford. “The Saints” tendrán que invocar ayuda del más allá si quieren revertir esta historia.

Por último y para cerrar este artículo, vale recordar el minuto de silencio antes del inicio del partido por la tragedia de Leícester la semana pasada. Un momento más que emotivo y respetuoso de todo el estadio. Esto también es la Premier League.