Albania: Debut, derrota, pero buenas sensaciones

El día comenzaba con un interesante duelo entre Albania vs Suiza, con dos técnicos que no sienten ningún pudor a la hora de despreciar el arco rival para resguardar el propio. Así fue que intentó plantarse Gianni De Biasi con Albania, rodeando al portero de jugadores de experiencia, sobre todo Lorik Cana comandando la zaga.

Esa especie de cerrojo en el fondo duró solamente cinco minutos, cuando Berisha salió a “cazar mariposas” tras un precioso centro desde la esquina realizado por Xherdan Shaqiri, que fue conectado por el central del Hoffenheim Fabian Schär que marcaba el 1×0 para el conjunto helvético.

SuizaAlbania1

Inmediatamente del gol Suiza se decidió a replegarse un poco utilizando al propio Schär para salir desde el fondo rompiendo una intensa presión albana. Luego Seferovic tuvo una oportunidad, pero entre los equipos había un respeto (traducido en un estudio de las intenciones de cada uno) haciendo que el partido entre en una meseta.

Pero a los 37 minutos llegó uno de los momentos claves del partido. Lorik Cana corta una jugada sacando una mano cuando Seferovic se iba de cara al arco, doble amarilla (pudo ser roja directa) y a los vestuarios antes de tiempo. Justo después de eso Dzemaili que no había aparecido hasta entonces revienta el palo con un gran disparo que podría haber liquidado el juego antes de finalizar la primera parte.

Antes de terminar la primera mitad Berisha, el portero de Albania taparía dos grandes chances de gol para el rival y comenzaría a ser figura del juego pese a ir ya perdiendo 0x1 e incluso haber sido responsable de ese mismo gol.

En la segunda mitad Sommer también tuvo tiempo de lucirse en el arco suizo en un par de oportunidades ya que Albania comenzó a tener un mayor poder ofensivo con Sadiku (interesante jugador realmente) que caía a bandas e intentaba al menos encontrar espacios.

Ya promediando la segunda mitad Vladimir Petkovic comenzó a cerrar el partido para su equipo, comenzando a resguardar el centro del campo, y pese a que Sommer tuvo una excepcional tapada cerca del final, el seleccionador del elenco helvético terminó con un triple pivote (o trivote) sin descaro para definitivamente poner cifras finales.

En Lens el triunfo se lo llevó Suiza por 1 a 0 sobre el debutante Albania que dejó una buena sensación, debe mejorar mucho, pero van a ser un hueso duro de roer.

Regular Deficiente

El titular de este artículo es una de las calificaciones más bajas que puede poner un Maestro de primaria (escuela) en Uruguay. Y… bueno, la relación se hace por sí misma. La selección uruguaya no ha aprobado con buena nota su participación en la Copa América Centenario.

Una dura derrota 3 a 1 ante México en el debut, y otra aún más dura derrota por la mínima 1 a 0 ante Venezuela. Lo que deja al conjunto charrúa eliminado y con un partido por jugar ante Jamaica –también eliminado- el próximo lunes a última hora.

¿Qué sucedió para que un equipo a priori favorito quede afuera tan rápido? En primer lugar, no está demás remarcar que esta situación no sucedía desde 1991 cuando a la selección la dirigía un personaje un tanto nefasto como lo era Luis Cubilla. Y, en segundo lugar, intentaremos en los próximos párrafos intentar encontrarle algo de explicación –analizando lo sucedido- a una situación que genera dudas, críticas e incomodidad en tiendas celestes.

Este calvario vivido por Uruguay no comienza con la Copa América Centenario, sino con la Final de la Copa del Rey. En un momento dado Luis Suárez se siente y se toca la pierna, está lesionado y debe salir del campo, se pensaba por precaución, aunque luego se confirma una lesión que lo alejará cerca de 30 días (o 20 dependiendo de la fe de cada uno) de los campos de juego.

Se sabía que no iba a poder disputar la Fase de Grupos del torneo, pero faltaban 15 días para el comienzo del mismo. Ahí está el primer error de Oscar Tabárez, el no planificar un estilo de juego para salir a buscar los partidos sin tener a Suárez. No hay en el plantel una alternativa (aunque sabemos que Suárez es irremplazable) que se asemeje al jugador lesionado, o que de una alternativa ofensiva. Entonces del seleccionador uruguayo se decantó por lo que ha hecho durante la Eliminatoria cuando Suárez no estuvo. Apostar por Cavani en lugar de Luis y mandando a Diego Rolan a jugar de Cavani. Aquí el segundo error, Rolan jamás ha podido por un tema físico principalmente lograr a cumplir la función que realiza el delantero del Paris Saint Germain en la selección, esa tarea de “peinar” balones para que corra el 9, o de formar la línea de cuatro con los mediocampistas y obviamente sacrificarse en la marca. Rolan no siente esa función y vaya si se ha notado.

Por otro lado, durante las Eliminatorias hemos visto como Uruguay recuesta el juego hacia su banda derecha, el tándem entre Carlos “Pato” Sánchez y Maximiliano “Mono” Pereira ha sido sumamente provechoso y ha traído triunfos importantes como los realizados en Montevideo ante Colombia y Chile por exacto marcador (3-0). Ningún rival en la Eliminatoria ha podido percatarse al parecer de este hecho, porque el “Pato” ha jugado con muchísima libertad para lanzar balones al área o tratar de buscar a los delanteros de espalda al arco para ganar ocasiones de pelota parada donde el jugador de Monterrey ha sido clave.

En la Copa América, México, dirigido por un técnico sumamente estudioso, meticuloso como lo es Osorio esto lo vislumbró. Entonces controló a Sánchez y a Maximiliano Pereira poniendo no sólo un hombre como Aquino por su banda sino también a Guardado y a Miguel Layún, con lo que no solo controlaba ese mencionado tándem, sino que además los preocupaba por el avance de los jugadores aztecas.

Un partido planificado para un fútbol de respuesta (algo mencionado muchísimo por Oscar Tabárez: “No somos un fútbol de propuesta, sino de respuesta”) nos obligaba a proponer luego del gol en contra de Álvaro Pereira, pero en el primer tiempo jamás lo hicimos.

En el segundo tiempo un poco por rebeldía un poco por necesidad, salió a atacar. El empate llegó de la única forma que podía llegar. Diego Godín de los pocos que aprobó con buena nota ese día conectó un potente cabezazo y el duelo se empataba.

Rafa Márquez (de enorme partido) aprovechó una distracción defensiva nueve minutos después del empate y marcaría el 2 a 1 que después se vio decorado por un gol pasada la hora de Herrera para el final 3-1.

MEXURU

Esos dos errores de Tabárez que nombramos anteriormente se hicieron presentes en este partido, un equipo previsible, sin la sorpresa que te entrega un maravilloso jugador como Luis Suárez y que iba a su segundo partido obligado a ganar.

Acá ese error de Tabárez de no tener un fútbol de propuesta nos aquejaba ya antes de jugar ante Venezuela. Que mostró un planteamiento bien inteligente, un equipo sólido esperando con la chance de utilizar a Guerra para lanzar a los delanteros y también a Peñaranda, un azote por la banda izquierda que hizo las de Caín a Maximiliano Pereira que nuevamente falló en su función primaria. Uruguay quedó abajo del marcador a los 36 minutos y si bien siguió manejando el balón (Se tuvo el 60% de posesión del balón, cosa inusual) no se supo que hacer con él. Y con el correr del tiempo, los nervios, las impresiciones de todo tipo. Y el equipo de Dudamel cada vez más cómodo.

RondonVENURU

Final del partido. Venezuela casi adentro (lo estaría dos horas y media más tarde cuando México le ganara a Jamaica) y Uruguay afuera.

Lo observado en estos dos partidos hacen replantear muchísimas cosas, algunos jugadores que deberían ir cerrando un ciclo en la selección (como inteligentemente lo hizo Diego Forlán luego del Mundial 2014) y una renovación que tiene que observarse mucho más. Ya que si bien se citan jugadores “nuevos” solamente Carlos Sánchez y José María Gímenez han aparecido frecuentemente en el equipo que ganó la Copa América 2011.

Oscar Tabárez deberá (y lo hará sin dudas) hacer un balance de este torneo, y de que errores se han cometido, pero por sobre todo tendrá que analizar como buscarle una “vuelta de tuerca” al funcionamiento del equipo cuando tiene que salir a buscar los puntos. Porque Suárez no va a estar siempre (como ya se ha visto) y porque Cavani al parecer no soporta la presión de ser la figura ya que ha fallado en cada ocasión similar.

Uruguay reprobó en esta Copa. Regular Deficiente, puede y debe mejorar.

 


Imágenes: Agencia AP

El Este también existe

En esta Eurocopa 2016 se agrandó el cupo para los equipos participantes, lo que en gran parte dio la oportunidad a que aparezcan selecciones nuevas en el torneo, pero además para que accedan selecciones que siempre están cerca pero que a veces no pueden estar.

Este artículo intentará mostrar al lector algunas de las realidades de las selecciones que vienen del Este de Europa, que no son para nada candidatas pero que, (ojalá) puedan dar la sorpresa en este torneo.

gianni-de-biasi-2

El primer equipo es Albania. Dirigida por Gianni de Blasi desde diciembre del 2011 la selección que hace de local en Elbasan. Ya en las Eliminatorias Rumbo a Brasil 2014 las “águilas” habían demostrado que podrían tener lo necesario para poder llegar a la fase final de una competición continental, en base a planteamientos sólidos demostrados en que solo recibió 5 goles en los 8 partidos de Eliminatorias. Las cuáles comenzó ganando 0x1 en Aveiro ante la Portugal de Cristiano Ronaldo.

Cuenta con jugadores importantes como Lorik Cana, que además es el que tiene más participaciones con la selección (93) fue un recio mediocampista central que ha sabido jugar en Lazio, pero que ahora –ya veterano- juega en el Nantes francés y se ha retrasado en el campo para ocupar la zona central de la defensa. También habrá que ver a Hysaj el lateral del Nápoles y a Xhaka (hermano del nuevo jugador del Arsenal) que milita en el Basilea y ha sido clave en un nuevo título del equipo suizo.

Estarán debutando hoy mismo en el Grupo A ante Suiza, lo que puede aparejar un enfrentamiento entre los hermanos Xhaka.

En la zona Balcánica tenemos a Croacia. Dirigida por Ante Cacic desde septiembre del 2015 la selección “Vatreni” intentará demostrar colectivamente lo que demuestran sus componentes individualmente en poderosos equipos de Europa. Obviamente el volumen futbolístico del equipo recala en los jugadores del Real Madrid y Barcelona: Luka Modric e Iván Rakitic respectivamente que serán el motor del equipo. Pero no debemos perder de vista a tres jugadores del Dinamo Zagreb: Marko Rog, Marko Pjaca y Ante Coric ellos tienen entre 19 y 21 años y están llamados a ser el futuro del equipo croata, desde este espacio esperamos que tengan minutos para poder verlos más asiduamente.

Luka_Modric_(L),_João_Moutinho_(R)_-_Croatia_vs

Como delantero obviamente la figura de Mario Mandzukic es lejos el faro del equipo, pero también esperarán su chance jugadores sumamente interesante como Kramaric y Kalinic que son buenas variantes si el delantero de la “Vecchia Signora” falla.

Ellos debutarán el Domingo ante una dura Turquía, para luego jugar ante República Checa y cerrar ante España, la actual bi campeona. Sin dudas en uno de los grupos más competitivos de la Eurocopa 2016.

Si nos vamos más al Oriente en el continente vamos a encontrarnos con Ucrania y con Rusia.

Ucrania

La primera llega después de eliminar a Eslovenia en la repesca, esa instancia que le fue esquiva ante Francia rumbo a Brasil 2014. Pero los dirigidos de Mykhailo Fomenko han tenido la fortaleza para superar obstáculos sumamente duros y crear un grupo de jugadores comprometidos con un país que no vive una situación positiva.

Fomenko se suele decantar por un 4-2-3-1 en donde los 3 mediapuntas suelen ser Konoplyanka por una banda, Yarmolenko por la otra. Ambos son un verdadero azote por sus costados y serán claves para asistir al delantero titular, puesto que ocupará seguramente el 9 del Dnipro Roman Zozulya. La cuestión es definir quién ocupará el centro de la mediapunta ya que puede apostar a la veteranía y experiencia de Ruslan Rotan, o a la juventud de Viktor Kovalenko, ambas serán interesantes opciones en ofensiva. Personalmente el ver a Kovalenko me encantaría, es un prometedor jugador de tan sólo 20 años que ha demostrado en Shakhtar Donetsk que le sobra talento para jugar en la selección.

¿Su debut? Simple, ante la última campeona del Mundo. Alemania el Domingo, lo que será una interesante prueba para los jugadores ucranianos que intentarán superar la primera fase (la cuál alcanzaron por primera vez en la Eurocopa pasada cuando fueron anfitriones).

El que falta en esta pequeña reseña es Rusia, que va a tener dos ausencias claves: Alan Dzagoev que funciona como la manija creativa del equipo e Igor Denisov que se ha ido transformando de un mediocentro reacio al manejo de balón a un jugador sumamente completo que les brinda a los rusos muchos robos en mitad de cancha, y limpieza a la hora de salir jugando.

No obstante, hay jugadores interesantes para ver en Rusia, sobre todo será una demostración de calidad y un ensayo previo a su propia Copa del Mundo. Mamaev y Golovin son dos mediocampistas que serán sumamente interesantes de tener las chances de jugar y como siempre el delantero Dzyuba será clave para el futuro de la selección rusa.

russia-dzyuba

El problema más grande es que con vistas al 2018 no se ven jugadores jóvenes en el horizonte, hay componentes con más de 30 años en el equipo y no hay recambio. Tan así que juegan dos nacionalizados, el arquero Guilherme y el defensa Neustadter que serán parte de esta plantilla.

Toda una incognita de cara a esta Eurocopa, pero parece que el 2018 no está tan lejos y la preocupación en Moscú debe ser mucha.

Éstas selecciones del Este de Europa tienen muchísimos jugadores interesantes y un funcionamiento táctico y estratégico digno de ver, los cuales desarrollaremos en futuros artículos en el blog. Pero obviamente no se las debe infravalorar ya que en cualquier momento pueden dar el zarpazo.

¡Merci Payet!

Tengo la fiel convicción que cualquier debut es una experiencia traumática, sea deportiva, personal o de cualquier índole, la primera vez no sólo nunca se olvida, sino que además no se suelen controlar los emergentes que puedan ir surgiendo durante esa instancia.

Hoy, en el Francia vs Rumania que pudimos ver vimos un poco de eso que a modo personal afirmo en el párrafo anterior. Francia comenzó con un 4-3-3, en el arco no hay dudas: Hugo Lloris no sólo es el dueño de la seguridad del arco local, sino que también es el capitán del equipo. Los cuatro que tiene delante no tienen mayor discusión, la ausencia de Raphael Varane hace que la dupla de centrales sea prácticamente indiscutida con Rami y Koscielny en tanto por el lateral izquierdo va Patrice Evra (tal vez el más experiente de este plantel) y por la otra banda Bacary Sagna. Hasta ahora no hay punto de debate en estos cinco puestos, pero en el mediocampo y en la ofensiva si podemos ver nombres y funciones que nos pueden llevar al mismo.

En esa mitad de cancha encontramos a tres hombres, dos con función netamente defensiva/mixta: Blaise Matuidi y N´golo Kanté en tanto el otro medio es tal vez el a priori más talentoso del equipo: Paul Pogba.

En la delantera también tres hombres: Olivier Giroud por el centro y haciendo de segundas puntas Antoine Griezmann y Dimitri Payet. Con este planteo obviamente, el juego por bandas no existe, o al menos depende directamente de los laterales, los cuáles veremos como les fue más adelante.

Pero no hemos dicho nada de su rival. Rumania se plantó con un 4-4-2 muy férreo en donde Chiriches ordenó muy bien la línea de cuatro final, en donde los laterales fueron importantes y encima son hombres experientes como Sapunaru y el ex Shakhtar Donetsk, actual hombre del Rayo Vallecano Razvan Rat.

Luego en mitad de cancha la segunda línea “defensiva” en donde Popa; Stanciu y Pintilii fueron sumamente importantes a la hora de intentar salir rápido de contra apoyados siempre por los laterales anteriormente mencionados. Arriba Andone y Stancu se encargaron de las funciones ofensivas, éste último retrasándose a mediocampo cuando Francia atacaba.

Esto en materia táctica, el partido en sí fue dominado por Francia, no vamos a engañarnos en que Rumania controló el juego en algún momento, al menos de forma activa. El seleccionado de Didier Deschamps desde el inicio del partido mostró cuál era su intención y atacó constantemente aunque demasiado paciente durante un largo periodo de tiempo, en el cual Antoine Griezmann tuvo dos chances sumamente claras.

En esa primera mitad cada salida de Rumania en velocidad intentando sorprender fue desbaratado por N´Golo Kanté, el mediocentro campeón de la Premier League con el Leicester fue sin dudas una muralla. Demostró como quitar con calidad y como entregar la pelota a compañeros (más del 90% de precisión en sus pases) –tal vez- con mejor manejo, realmente hizo recordar a los mejores momentos de Claude Makelélé con la selección bleu.

Más allá de esto y de que Francia intentó maniatar a Rumania nunca pudo del todo. Pogba y Payet estaban aislados uno del otro, no conectaban y además durante toda la primera mitad y gran parte de la segunda Francia no hizo otra cosa que meterse en el embudo de las dos líneas de cuatro de Rumania, ni Sagna, ni Evra pudieron desplegarse entonces el equipo no abrió los brazos para ensanchar el terreno y así aumentar los espacios para Griezmann, Payet o el mismo Giroud.

¿Pero cómo de destrabó este encuentro? Simple, la aparición fulgurante, con toques de magia de Dimitri Payet. Su temporada en West Ham United nos mostró un jugador sumamente complejo que en la Ligue 1 francesa tal vez pasó desapercibido de los grandes medios de prensa, pero que en Premier explotó. Hoy no fue la excepción, en una jugada donde mostró todo su repertorio, mezcló cambio de ritmo, freno en seco y un gran pase a Pogba que conectó de volea y Tatarusanu (portero rumano) mandó al corner. Esa jugada derivó un nuevo centro desde la otra banda del mismo jugador que –con muchísima complicidad de Tatarusanu- Olivier Giroud iba a conectar para poner al frente al local.

Todo hacía pensar que Francia se iba a llevar puesto a Rumania, pero Patrice Evra, ese hombre sumamente experimentado, un líder en este plantel seguramente cometió un infantil penal que Stancu cambio por gol sin pasar un segundo de nervios.

Esos nervios que se apoderaron de Francia. Deschamps inmediatamente cambia a Griezmann por Coman justamente para lograr esa amplitud en el juego que no había encontrado en los 65 minutos anteriores, y luego también retira a Pogba por Martial para abrir aún más la cancha. Pero el tiempo apremiaba y se le iba la posibilidad de ganar en el debut al local. Ese penal, ese emergente que no siempre se puede controlar estaba haciendo efectivamente así.

El partido de iba y la tribuna no estaba conforme, pero el destino tenía pensado que faltaba un momento más de magia, en este caso además de pura épica deportiva. Dimitri Payet controló el balón y en cuánto lo adelantó un poco supo que iba a rematar a puerta. No todos los futbolistas tienen el coraje de animarse a disparar desde lejos en el último minuto reglamentario cuando se necesita ganar, pero lo hizo y vaya que lo hizo bien.

Uefa

Un golazo de antología, que será para recordar por mucho tiempo y que le da a Francia la victoria por 2 a 1 y los tres puntos iniciales. No obstante, no fue un debut auspicioso en lo futbolístico. Francia ganó, pero gracias a Payet que con dos pinceladas pudo asistir y anotar.


Imágenes: Mundodeportivo.es | uefa.com

El Legado Bleu


Sin lugar a dudas la Eurocopa que acabó de comenzar hoy –ya se hablará sobre este debut francés en otro espacio- es el torneo que Francia debe ganar. Así se lo pide su historia, la prensa y sobre todo la gente que vimos como hoy repletó el Stade de France.

Didier Deschamps que es fiel conocedor del torneo –en disputarlo y en ganarlo- ha conformado una plantilla que tiene mucha juventud, pero también talento y que intentará llevarse el máximo galardón del fútbol europeo de selecciones.

Pero la portada de L´Equipe de los últimos días no apunta a la responsabilidad del seleccionador francés, sino que apunta a un jugador que debe recoger el cetro, el legado que dejan jugadores como Michel Platini y Zinedine Zidane. Ese hombre es Paul Pogba.

l_equip.750

Pogba es sin dudas la máxima figura de esta selección de Francia, incluso por encima de un Antoine Griezmann que ha tenido una temporada inconmensurable. No en vano es sin dudas la “vedette” del mercado de pases del verano europeo donde los equipos más importantes del Mundo especulan con pagar los cien millones de euros (o más) de su ficha.

La figura de Vecchia Signora ha tenido un nivel creciente desde su aparición hace 5 temporadas en el Manchester United de Sir Alex Ferguson, pese a que en Inglaterra realmente nunca se pudo hallar a sí mismo como el jugador con talento que observamos por ejemplo en ese brillante Mundial Sub 20 de Turquía en 2013, dos años después de su debut profesional. En Juventus, paradójicamente siguiente el camino de Platini y Zidane le llevó a encontrar donde explotar tanto talento y clase. Obviamente que el juego del equipo italiano –primero con Conte y luego con Allegri- influyeron de manera sumamente positiva para que Paul crezca y se haga cada vez más jugador.

Con Conte mostró que tiene el nivel necesario para desnivelar, pero apañado con un mediocampo compartido con jugadores de experiencia como Marchisio y sobre todo Pirlo. Ya con Allegri, sin bien Marchisio continúa en Turín ya Pirlo no está y él tuvo que tomar la posta para generar el juego de un equipo que ganó la última liga de manera arrasadora con una racha de victorias incontestable. Por si fuera poco, arriba tuvo (y tiene) jugadores realmente decisivos, lo fue Tévez en la campaña anterior y lo es Dybala en esta. Ambos se han sentido muy cómodos con los maravillosos lanzamientos de Pogba en carrera.

En la selección absoluta ya Brasil en 2014 pudo ver como en momentos donde la presión era excesiva y que había que sacar las castañas del fuego, él pudo desatar el complejo nudo propuesto por Nigeria en ese duelo de Octavos de Final. Todos pudimos apreciar el crecimiento de un jugador de clase, hacía solo un año levantaba la Copa del Mundo Juvenil en Turquía, y ahora era la manija futbolística en una Copa del Mundo de mayores.

A esta Eurocopa que juega como local llega con treinta encuentros, una cifra nada despreciable, y si bien tiene solamente cinco goles, el nivel de juego ha sido más que aceptable de parte suya.

Todo esto ha llevado a un joven tan solo veintitrés años a tener la responsabilidad de llevar a lo alto a Juventus, pero en Francia la responsabilidad es aún mayor. No es media ciudad tras él como en Turín. Es un país que viene de revolcón en revolcón en lo futbolístico y que tal vez lo único que ha podido festejar en el último tiempo fue ese Mundial Sub 20 mencionado que ganó con Paul como figura. Creo que la presión no le pesa en su espalda, es el elegido y está bien que tome el legado “bleu”.


Imágen Inicial: 20minutes.fr