Fernando Santos lo sabía

En la final de la Eurocopa -y en todo el torneo- , vimos que el fútbol practicado carecía de espacios, en donde los delanteros han sufrido y los mediapuntas han tenido que inventarse huecos para poder dañar las defensas rivales.

Esas defensas han prevalecido, y hemos visto exhibiciones de Koscielny, Boateng, Bonucci, Pazdan, y tal vez el mejor de todos, Pepe en esa zona del campo. Y esa paridad que ocurrió cuando las defensas vencían ataques fue la tónica de la Euro

Hubo un entrenador, que entendió esta situación de la mejor manera. Obviamente, fue Fernando Santos.

¿Ganar la Eurocopa sólo con empates? Firmo ya. 

Fernando Santos, previo a Portugal vs Croacia.

El lisboeta comprendió las virtudes de su equipo, y sobre todo los defectos. Sabía que carecía de un centrodelantero capaz que recepcionar balones, de ser la punta de una lanza y la referencia para sus compañeros y rivales. También confió en la valía de Nani, que -como leí por parte de un miembro de nuestro equipo de trabajo- ha atravesado en este torneo particularmente un segunda juventud, también la confianza a jóvenes como Raphael Guerreiro y Renato Sanches, y la experiencia de los dos hombres más preponderantes de Portugal.

GettyImages-545945816
Créditos: GettyImages/UEFA.com

Pepe atrás y Cristiano Ronaldo arriba. El primero ha ido creciendo de manera increíble en este torneo, su rapidez (física y mental), la fuerza, y la capacidad técnica en sus funciones defensivas. Y la figura del equipo ha tenido momentos en este torneo, pero cada uno de ellos ha sido cuando su equipo más lo necesitaba. 

Hoy lo necesitaba como nunca, era el partido más importante para él desde aquella fatídica tarde de 2004, esa fiesta ahogada por Angelos Charisteas. Sus lágrimas en su salida del campo, y sus lágrimas al pitar el arbitro nos demostraron un jugador que no sólo estaba viviendo un día muy importante, sino que tiene un espíritu de equipo brutal.

Relacionado con este aspecto, sus compañeros. ¿Cómo reaccionaríamos nosotros si nuestro máximo referente queda anulado en el momento más necesario? Los de Santos mostraron una valía increíble. Su esfuerzo físico fue tremendo. 

Y su entrenador, en esa noción de virtudes y defectos, supo que una de las fases del equipo iba a mermar por la falta de la figura, es que el fútbol ofensivo lusitano pasaba por Ronaldo, y sus hombres que funcionaban como satélites a su alrededor. Pero pudo mantener la otra fase, la defensiva. Cerraron filas, no dieron espacios. Salvo en raras ocasiones Francia tuvo la capacidad de centrar con libertad o de patear al arco con poca resistencia y aún así se encontró -cuando le acertó al arco- con la figura de Ruí Patrício.

GettyImages-545946474
Créditos: GettyImages/UEFA.com

Sé que puede traer cola, pero pienso que el campeón es el mejor, es indiscutible su valía. Y también estoy convencido que no es más (o mejor) campeón aquel que acorrala a su rival bajo su propio arco, sino que es aquel que impone la forma en la que se quiere jugar y logra el resultado que quiere buscar al final del partido.

Portugal hoy pudo lograr eso y por eso, creo que es un justo campeón

Las vías para Cristiano

Que Cristiano Ronaldo tiene muchas formas de lastimar, no es novedad. Tampoco lo es que su sola presencia es de cuidado para cualquier rival del mundo. En esta Euro 2016, si bien Cristiano no mostró un nivel constante, golpeó en los momentos más importantes. Sus dos goles frente a Hungría en la tercera jornada evitaron la prematura eliminación de su selección, y cinco minutos de su fútbol destrabaron el duelo de semifinales frente a la sorprendente Gales. Hoy se enfrenta a una Francia que aunque muy bien, no ha estado exenta de sufrimiento, especialmente en casi todo el primer tiempo del duelo frente a Alemania, hasta que el penal anotado por Griezmann renovó los aires de los galos.

Si se confirmara la posibilidad de que Fernando Santos va a mantener el esquema para su seleccionado, donde se especula con el regreso de William Carvalho por Danilo, mientras se espera por la recuperación de Pepe; entonces Cristiano Ronaldo conformará la delantera junto a Nani, mientras que Quaresma, el revulsivo, esperará en el banco de los suplentes. De esta manera, el delantero del Real Madrid puede llegar a tener varios frentes en los cuales dañar si todo marcha bien. Desde el juego, se espera que Renato Sanches intente basar sus ataques en la banda izquierda de la defensa francesa, donde un Patrice Evra que trae un torneo discreto, pero que sabe sobradamente de jugar partidos importantes, intentará dominar al centrocampista luso, y de incomodarlo, a sabiendas de que no deja de ser un muchacho. Desde allí, Ronaldo podría tener un asistidor, aunque no tanto, quizá, un compañero para asociarse.

Cristiano Ronaldo conformará la delantera junto a Nani.

El lugar donde el de Madeira puede llegar a hacer más daño desde el juego individual (más allá del área rival, claro está) es en la banda izquierda del ataque, donde quedaría emparejado con Bacary Sagna, un lateral que no destaca por su velocidad y que realmente podría padecer mucho frente a un Cristiano inspirado y que elija el 1 vs. 1 frente al lateral del Manchester City. De todos modos, cuánto pueda buscar el portugués dañar por esa banda (o con cuanta comodidad y asiduidad pueda intentarlo) dependerá de cuánto trabajo tenga Moussa Sissoko, que se asentó en la banda derecha del mediocampo galo y es quien trae equilibrio defensivo a su selección. Si Portugal logra ganar el duelo en esa banda (donde se espera que João Mário intente hacerse dueño del eje), entonces Cristiano tendrá todo dado para atacar a Sagna. Otra de las armas del delantero que no podemos dejar de mencionar es su juego aéreo. Fue con un cabezazo fantástico que adelantó a su selección frente a Gales, a la salida de un córner. Hoy el peligro podría estar también en jugadas con balón en movimiento. Esto tiene que ver con que el compañero de zaga de Laurent Koscielny seguramente sea Samuel Umtiti. Es que el canterano del Olympique Lyon y flamante fichaje del Barcelona ha entrado con el pie derecho en el equipo de Deschamps y parece pronto para quedarse con el lugar de Rami, pero no es, a priori, un hombre fiable a la hora de defender los balones aéreos, y hoy tendrá una difícil tarea frente a los lusos, tarea que se podría ver aún más dificultada si Ricardo Quaresma, de quien no descubrimos nada si decimos que es un fantástico centrador, salta al campo en la segunda etapa.

Moussa Sissoko deberá apoyar a Bacary Sagna

Si Cristiano logra romper alguno de estos sistemas defensivos de los franceses, o vulnerar a los defensas en el duelo personal, entonces tendrá que vérselas con Hugo Lloris. Mientras son Antoine Griezmann y Paul Pogba los que están en boca de todos, el arquero del Tottenham ha demostrado un gran nivel y ha tenido, sobre todo, paradas puntuales en momentos críticos. En definitiva, viene siendo el arquero que un equipo campeón tiene y necesita.

Si Francia quiere evitar que Cristiano Ronaldo lo lastime hoy, entonces deberá mostrar un gran nivel en su faceta defensiva. Si bien sería un gran paso, no le bastará con cortar los circuitos de juego de los portugueses, ya que sabemos que el crack luso tiene calidad de sobra para inclinar el partido en tan solo una jugada aislada. Por eso, también, a la carga de tareas que ya tiene Moussa Sissoko (especialmente si se confirma que Kanté estará en el banco y serán Pogba y Matuidi quienes inicien en la medular), se sumará la de ganar su duelo y, si fuera necesario, apoyar a Sagna para evitar que Ronaldo se salga con la suya.

Ya solo estamos a horas de saber quién se alzará con el trofeo de la Euro, y de quiénes hablaremos para siempre como héroes o como villanos.

Sport & Entertainment: Cristiano Ronaldo Towering Header Goal vs Wales. Disponible en https://www.youtube.com/watch?v=8PRp67YwJmI

GoalkeeperVideos: Hugo Lloris vs Germany – Euro 2016 (07.07.2016) HD 720p. Disponible en https://www.youtube.com/watch?v=TnEz-7L5JSI

El dilema de Didier

Didier Deschamps ha llevado a su selección, en su país, a su final. Y esto es indiscutible, ha combatido una durísima presión por parte de la prensa especializada y por parte de la afición que observa como una muy buena generación de jugadores puede darle en horas un nuevo título europeo como sucedió en 1984 y 2000.

FBL-EURO-2016-MATCH50-GER-FRA
Foto: Franck Fife/AFP/Getty Images)

Pero el orientador técnico del equipo francés no ha tenido un camino de rosas ni mucho menos. Ha sido bastante complejo y se ha valido de actuaciones individuales en la mayoría de los partidos. Recapitulemos y pensemos que en la fase de grupos las actuaciones de Dimitri Payet, Antoine Griezmann y en menor medida Olivier Giroud -desde su aporte goleador, claro- han sido factores claves para ese pasaje de ronda. Y ya en fases decisivas, nuevamente el delantero de Atlético Madrid y además la aparición clave bajo los tres palos de Hugo Lloris

Ni la defensa (con niveles bajos en sus laterales), ni el mediocampo han dado la talla con el resto de las líneas. En la defensa, por su parte, las lesiones han dificultado las cosas. Sakho y Varane lesionados han sido bajas brutales. Y durante el torneo la baja de Rami por acumulación de tarjetas. Esto, ha permitido la buena aparición de Samuel Umtiti en los últimos dos juegos. 

Pero la cuestión que nos llama a escribir hoy es el mediocampo de Francia. Una zona plagada de diversos talentos y potencialidades pero que el entrenador no ha dado con la “fórmula mágica” para los tres hombres de esa zona del terreno de juego. 

607130625_LB_8555_988D4D0347150FC092D072CC8401FDEE_3542
Foto: GettyImages

Haciendo ejercitar la memoria recordamos que, el conjunto bleu ha jugado todos los juegos con un esquema de 4-3-3, en donde utilizó a N’Golo Kanté, Paul Pogba, Yohan Cabaye, Blaise Matuidi, Dimitri Payet y Moussa Sissoko. Y además los ha utilizado en diversas combinaciones y diversas posiciones. Solo faltó utilizar en esa zona del juego a Morgan Schneiderlin que no ha tenido minutos en el torneo.

El mediocentro y Paul Pogba ha sido el principal problema de Deschamps en esta Euro.

¿Pero dónde radica el problema? Creo, que lo que quita el sueño de Deschamps son dos cosas: En primer lugar la posición de mediocentro. El popular “5” para los que estamos de este lado del Atlántico. En esa posición no ha tenido un jugador que le haya dado el equilibrio necesario entre las funciones defensivas de este hombre, sea recuperar el balón realizando una presión en campo contrario o hacer las veces de tercer central metiéndose entre los zagueros y la función de salida del equipo, ese primer pase que limpia una rápida salida que pueda convertirse en una buena transición, y por ende, una potencial chance de gol. 

En ese lugar del campo ha probado a Kanté, Pogba, Cabaye y Matuidi. Siendo el último quien ha repetido en ese lugar en los últimos dos juegos y que a priori es del agrado del entrenador. 

francia-vs-islandia pog
Foto: GettyImages

Y por otro lado, lo que no ha podido lograr Deschamps es darle un rol que se acomode al juego de Paul Pogba, quien antes del torneo estaba llamado a ser la figura de su equipo, hoy opacado por Griezmann. Paul ha aparecido de interior derecho, de interior izquierdo y de mediocentro. Y, salvo en el juego ante Suiza donde gozó con unos breves minutos donde creó varias opciones de gol, no ha podido demostrar lo que podemos ver en Juventus en su faceta ofensiva. 

No obstante, ha sido solución en ciertos momentos de distintos partidos donde ha podido hilvanar buenas jugadas colectivas. Aún así Pogba está muy lejos de su rendimiento promedio de la temporada y por otro lado no hay un mediocentro que pueda realizar lo que pretende Deschamps sin tener falencias en un aspecto u otro mencionado.

Alemania no ganó

El mejor partido de la Euro, sin dudas, unos primeros diez minutos a toda velocidad. Esto sí era banda ancha contra  dial up que nos ofrecieron Portugal contra Gales ayer.

alemania-vs-francia
Final anticipada

Todo arrancó parejo, hasta que Francia después  del derechazo a los siete minutos de la figura de la noche, Antonie Griezmann,  entregó la pelota y esperó. Alemania empezó a mostrar lo que mejor sabe hacer: circulación por todo el campo, pases perfectos, rotaciones de posiciones ofensivas. Boateng, que aun no me convence, estaba tremendo, apretando y anticipando a Giroud en todas las contras que intentaban los de Deschamps.

Pero al rival lo tenés que “matar”, futbolísticamente hablando. Alemanita fue hasta el minuto 36´ terriblemente superior, tuvo dos clarísimas que sacó LLoris (el capitán mudo) pero no consiguió plasmarlo en el resultado.

Özil, otro que estaba teniendo una noche de las grandes, le salían todas,  hermosos enganches donde hacía pasar a sus marcas como colectivo lleno. Todo era dominio alemán hasta que llega una falta y es amonestado Can, eso marcó el fin de ahogamiento que estaba sufriendo Francia. El partido se emparejó y los Azules tuvieron dos contra que no supieron aprovechar.

mesut-ozil
Ozil y sus lagunas

Minuto 45 del primer tiempo y nuevamente en los alemanes nace ese jugador de vóley que todos parecerían llevar adentro. ¿Que te pasó Schweinsteiger? mano- penal, la misma historia que contra Italia. Agarra la pelota Griezmann y nos fuimos uno a cero arriba Francia al vestuario.

Mientras los jugadores toman un descanso tengo que declarar mi idolatría, más que nunca hoy, al 4-4-2. Francia es el Atlético Madrid de las selecciones, desde mi punto de vista, la selección de Didier Deschamps tiene un color cholista impresionante. Digan lo que quieran los “finos del fútbol” pero para mí es el esquema de este juego, con dos líneas de cuatro y un técnico que sepa. Se pueden hacer muchas cosas, algún día en detrasdelarco.com espero poder hacer un especial de este esquema tan basureado por algunos Técnicos y Periodistas del mundo.

Francia es el Atlético de Madrid de las selecciones, la selección de Didier Deschamps tiene un color cholista impresionante

Segundo tiempo, Francia adelanta sus filas y propone ahora si un partido de pares, ya mas cansados (primer tiempo frenético), los jugadores alemanes empezaban a dejar espacios atrás. El primero en aprovechar esto fue Giroud, arranqué mirando el partido pensado que hoy sí era su consagración, terminó siendo el delantero de siempre, elegante, gran juego de espalda pero que tiene apenas más olfato de gol que Robson-Kanu. Otro que también volvió en el segundo tiempo a la normalidad fue Özil, todo lo que hacía bien en el primer tiempo quedó en el vestuario, en el segundo salió el mismo lagunero del Arsenal.

el puto aleman
Joachim Low, ¿tardó con los cambios?

Joachim Low manda a Götze a la cancha para tratar de volver a su 4-3-3 pero ya era tarde, el hombre nacido en Macon, Francia, un 21 de Marzo de 1991, había decidido ponerle fin al match y seguramente también a esta Euro 2016. No creo que Cristiano Ronaldo y su Portugal puedan hacerle daño a esta Francia.

Centro de Pogba, al que Neuer no llega a cortar, tal vez molestado por Giroud en el salto, y la pelota que le queda a Griezman que define metiendo una plancha a la pelota y mandándola a la red.

Griezmann-Portadajpg
Doblete de Griezmann | Foto: elmundo.es

No pasa muchas veces, pero pasa.  Alemania perdió, y perdió jugando su mejor fútbol en los primero 45 minutos, solo le faltó el 9 que la empuje, ese puesto que no encuentra dueño y que hace varios años anda buscando.

Nota: Capitán Mudo, ¡que copa está teniendo! hoy tuvo un Hat-trick de arquero, Can, Schweinsteiger y en la última del partido Kimmich chocaron con el muro Lloris.

LORRIS

Griezmann vengó a Battiston

Año 1982, Francia y Alemania disputan en Sevilla la semifinal de la Copa del Mundo, corría el minuto 60 cuando Platini, que poseía una capacidad sólo comparable a los jugadores más grandes de la historia, veía la incorporación del defensor Patrick Battiston y le lanza un balón medido en profundidad, Battiston se queda cara a cara con el portero alemán Harald Schumacher y golpea el balón que se marcha a la izquierda de la portería. Sin embargo, todas las miradas se alejan del esférico y se centran en el salto del cancerbero germano que, sin frenar su carrera, golpea violentamente al jugador galo que queda inconsciente durante varios minutos en el verde. Michel Platini le sostiene la mano mientras lo sacan en camilla y, aunque parecía evidente, el colegiado no señala ni tan siquiera falta.

Los seguidores bleus entonan la marsellesa, se pintan la cara con los colores patrios y claman venganza.

Todo francés tiene entre sus memorias futbolísticas aquella jugada que, aunque no influiría de forma efectiva en el encuentro, ya que en esos momentos el partido se encontraba en tablas 1-1 con las que se llegaría al final de los 90 minutos, es la jugada que marca por completo aquella semifinal que Francia deja escapar incomprensiblemente cuando en la prórroga logra colocarse 3-1 arriba en el electrónico y Alemania logra igualarlos para llevarse el gato al agua en la tanda de penaltis. Y cada vez desde aquel 1982 que Francia y Alemania se cruzan en un torneo internacional, los seguidores bleus entonan la marsellesa, se pintan la cara con los colores patrios y claman venganza.

Hoy esa venganza tiene nombre y apellidos, Antoine Griezmann, sus dos goles regalaron una sonrisa nueva a una Francia que se dejó embriagar en la noche marsellesa, el menudo delantero del Atlético se mete de lleno en la historia del torneo tras mostrar que no solo puede ser un gran definidor, sino que, rodeado de estrellas, es quien ha tomado el timón liderando a los pupilos de Deschamps en los momentos más complicados, con cinco de sus seis goles logrados cuando los grandes se juegan el futuro, dos en octavos remontando el 1-0 irlandés, se apuntó a la fiesta frente a Islandia y ha vuelto a hacer doblete frente a la poderosa Alemania, quizás la selección que mejor fútbol despliega en estos momentos pero que, por desgracia para ellos, no tiene en sus filas a Griezmann.

Por eso, hoy toda Francia grita “Gracias Antoine”.

Marsella recibe a la eficiencia alemana

Mientras Portugal ya espera en la final de la Euro 2016, en unas horas conoceremos a su rival. La segunda semifinal enfrentará al local, Francia; con Alemania, último campeón del mundo. En la llave del “infierno” quedaron en el camino todos los campeones mundiales que tuvo el fútbol europeo, y en el encuentro de mañana en el Vélodrome, lo hará otro de ellos. Parece un guiño del destino que el duelo entre franceses, con toda la importancia que la estética trae en su bagaje cultural; y alemanes, que siempre son ligados a la eficiencia, se dé en una ciudad tan bohemia como lo es Marsella.

Como si esto fuera poco, galos y germanos tienen, en la opinión de muchos, los dos mejores planteles de la competición. Lo que no deja lugar a discusión es que ambos tienen una gran variedad de recursos en sus plantillas.

Los caminos de estos dos equipos parecen venir “cruzados”. El equipo local no convenció en la primera fase, donde logró sus seis primeros puntos con dos victorias agónicas frente a Rumanía y Albania. Incluso Didier Deschamps dejó en el banco a Antoine Griezmann y Paul Pogba. Se cree que el entrenador estaba especialmente disconforme con las últimas actuaciones del  centrocampista de la Juventus. Sin embargo, la dupla Matuidi – Kanté en la medular tampoco convenció al entrenador. Tras tres partidos donde aún mostraba muchos problemas por resolver, Les Bleus avanzó de la mano de un fantástico Payet que tiró del carro.

francia-albania-eurocopa--e1466025525556
Payet anota en tiempo cumplido frente a Albania. Foto de REUTERS/Yves Herman

Por su parte, Alemania comenzó su andadura haciendo valer su solidez defensiva para ganar el grupo sin recibir goles. Si bien en el comienzo no mostró un gran nivel en ataque, la idea de Löw de utilizar a Mario Gómez en detrimento de Mario Götze (que jugó los dos primeros partidos como titular y lo hizo de forma discreta) le dio rédito, ya que se anotó con un tanto frente a Irlanda del Norte, además de darle otra fisonomía al ataque teutón. Con la confianza de su entrenador, el delantero de Besiktas se quedó con el lugar en el once inicial y marcó un gol en el contundente tres a cero ante Eslovaquia con el que Alemania se metió entre los ocho mejores.

En el duelo siguiente, frente a una muy seria Italia, a los bávaros les tocó sufrir más de la cuenta. Tras ponerse adelante en el marcador, parecía que el encuentro se volvería muy cuesta arriba para la Azzurra. Sin embargo, un penal infantil de Boateng le permitió empatar en uno. Con el partido igualado, la superioridad alemana previa al gol italiano se diluyó. Con un resultado que se sostuvo hasta el minuto 120, los campeones del mundo precisaron de una larga serie de penales, y de un muy destacado Manuel Neuer para avanzar, luego de que incluso su capitán, Bastian Schweinsteiger, fallara un penal que les hubiese dado la victoria.

000_cp3ys
Jonás Héctor ya batió a Buffon y Alemania lo celebra. Foto de AFP

El conjunto galo, en cambio, hizo el camino inverso. En octavos de final no mostró solidez, pero sí mucho carácter. Pese a verse por debajo en el marcador durante casi una hora frente a Irlanda, mantuvo la compostura y tuvo en Griezmann al hombre que en plan estrella lo sacó de un problema, y con un doblete lo catapultó a la siguiente ronda. Además, en ese partido Deschamps perdió a Kanté y se vio obligado de utilizar a Matuidi junto a Pogba de cara al partido frente a Islandia. Allí, Francia no se dejó sorprender por los escandinavos y se despachó con su mejor encuentro, en el cual Giroud logró reencontrarse con el gol y la pareja de la medular jugó en gran nivel.

No solo por cómo han transitado sus caminos es que se puede decir que los rivales de mañana llegan cruzados. Mientras Francia recuperó dos soldados (Adil Rami y N’Golo Kanté); todo lo contrario sucede del lado de la Mannschaft, que deberá demostrar la riqueza de su plantilla para rearmar su equipo. Löw no solo perdió a Mats Hummels por acumulación de amarillas, sino que también Sami Khedira y Mario Gómez han quedado fuera de la convocatoria por lesión. Mientras que Hummels será reemplazado por Höwedes o Mustafi, el lugar que deja vacante el centrodelantero seguramente será ocupado por Götze, lo cual lleva a Joachim Löw nuevamente a la posición inicial. La incertidumbre queda para quién se hará con el lugar de Khedira. Allí, el entrenador ha ensayado tanto con el polifuncional Emre Can, como con el joven Julian Weigl y tal parece que no va a confirmar el equipo hasta el último momento.

A este partido de extrema importancia se suman condimentos como una rivalidad que existe desde tiempos inmemoriales, que nació fuera de las canchas y del ámbito deportivo, y que se intensificó dentro del verde césped. Dos grandes equipos que se vuelven a cruzar en una instancia definitoria y prometen un encuentro muy reñido.

¿Podrán los franceses vengar la dolorosa derrota de 1982? ¿O serán los alemanes los que le quiten a Francia la ilusión de un nuevo título en casa?

Cristiano tumba al dragón

La noticia saltaba minutos antes de la semifinal: Pepe no estaba en el once inicial. Todo un varapalo para Santos, que perdía al mariscal de su zaga y auténtico líder del equipo. La ya de por sí hinchada moral galesa crecía aún más. Bruno Alves, el sustituto de Pepe en el once, parecía ser un defensa mucho más fácil de superar. El país del dragón sumaba un motivo más para seguir creyendo en su particular milagro de verano.

Santos sabía que sin la valentía y anticipación de Pepe a su equipo le tocaba seguir siendo el patito feo. Fonte y Bruno Alves no son precisamente un dechado de velocidad, por lo que había que evitar duelos con espacios ante jugadores explosivos como Robson-Kanu o Bale. Y Portugal saltó a Lyon a repetir el mismo guión de las anteriores eliminatorias: defensa atrasada, mucho centrocampismo y a ver qué les cae a Nani y Cristiano.

Al conservadurismo luso se le unió un País de Gales con las luces apagadas, y la primera parte pareció no acabarse nunca. Los chicos de Coleman echaron demasiado de menos a un Ramsey que había participado en la mitad de sus goles. Su sustituto, Andy King, aportaba trabajo pero ninguna verticalidad.  Ante la ausencia de oportunidades y teniendo en cuenta la importante baja de Davies atrás, los galeses apostaron por anular al máximo a un Cristiano Ronaldo disfrazado de nueve puro. Únicamente Bale intentó romper el tedio con dos tiros lejanos poca afortunados. El primer acto se terminaba con un cabezazo de Cristiano que se iba por poco, un preludio de lo que nos esperaba en la reanudación.

2940899
Cristiano Ronaldo celebra su gol. Foto de wincomparator.com

Viendo cómo arrancó Portugal la segunda parte, podríamos tirar de tópicos e imaginar a un Fernando Santos arengando a los suyos de forma enérgica durante el descanso. Personalmente no me cuadra esa escena con el rostro de fado que habitualmente luce el técnico luso. El caso es que en el 50′ Portugal saca un corner en corto y Raphael Guerreiro pone un centro precioso para que Cristiano Ronaldo se eleve entre la multitud. Testarazo inapelable del astro madridista que fusila las mallas galesas. Y apenas un par de minutos después, con Gales aún aturdido, un mal despeje de Chester sobre la frontal cae en las botas de Cristiano, quien suelta un tiro cruzado que Nani desvía a gol. En un par de minutos, Portugal se sacudía de encima la leyenda negra del semifinalista afortunado, ese que había llegado a Lyon con un juego ramplón y sin haber conseguido ganar ni un solo partido en los 90′ minutos.

En otras ocasiones, ese papel de malo lo había ejercido Italia con orgullo. Hasta ese minuto 52′, ese sambenito había caído en Portugal. Porque a partir de ahí el País de Gales se descosió por todos los costados y la superioridad lusa fue aplastante. Coleman tocó a rebato retirando a un desaparecido Robson-Kanu y a un sacrificado Ledley para meter a dos tanques de área como Vokes y Church. Con apenas media hora por delante el técnico galés decidió jugársela del todo quitando a un central (Collins) para meter a un enganche como Jonathan Williams. De esta forma, la famosa defensa galesa de 3 centrales pasaba a la historia y se convertía en un clásico 4-4-2 británico del que solamente se libraba Bale. El expreso de Cardiff bajaba una y otra vez al inicio de la jugada intentando aportar algo de fluidez a un equipo atenazado por la presión.

CmtW2vqUsAABUBU
Nani anotó el segundo tanto luso. Foto de depor.com

Portugal, mientras tanto, vivía los minutos más plácidos de todo el campeonato. Con el partido encarrilado y ante un rival escaso de imaginación, le bastó con cerrar espacios atrás y esperar los contragolpes que tarde y temprano acabarían llegando. Y así fue como Nani soltaba un latigazo desde la frontal que despejaba torpemente Hennessey para que Joao Mario, contra todo pronóstico, la mandara fuera. A pocos minutos del final Bale sacó un fuerte disparo lejano que Rui Patricio respondió con una buena estirada. Aún tuvo Portugal dos contragolpes más en los pies de Renato Sanches y Cristiano. Pero no era necesaria ninguna estocada más; el dragón galés ya había dejado de volar.

Cristiano Ronaldo, Nani y compañía se reivindican en el momento justo del campeonato. Portugal vivirá la segunda final de su historia con ganas de escribir su nombre entre los grandes de una vez por todas. El oficio y la seriedad de los lusos se demuestran con una cifra: con el de hoy suman 13 partidos consecutivos sin perder. Por si eso fuera poco, Santos recupera a dos jugadores importantes para la final como Pepe y André Gomes, quien jugó unos minutos hoy. Con la victoria de hoy ante el equipo de moda, Portugal defiende su derecho a la alegría en el preciso instante en que lo hacen los verdaderos campeones.  

Portugal-Gales: Necesidad contra Ilusión

Portugal y Gales protagonizarán este miércoles en Lyon una semifinal europea tan inédita como dispar. Por un lado, el conjunto luso vivirá el encuentro con la obligación de ganar para de una vez por todas intentar escribir su nombre entre los grandes del continente. En el reverso de la moneda encontramos a unos exultantes galeses con esa sensación de poder del que no tiene nada que perder. La experiencia de los lusos, presentes en cuatro semifinales de las últimas cinco Eurocopas, frente a la ilusión del debutante galés. El hambre de Cristiano Ronaldo contra un Gareth Bale convertido en símbolo nacional. La seguridad de Pepe frente a un Robson-Kanu que sigue sorprendiendo a propios y extraños.

El técnico portugués Santos recupera a André Gomes y Raphael Guerreiro, que se perdieron los cuartos de final por problemas musculares. Además de la baja del sancionado William Carvalho, al que presumiblemente sustituirá Danilo, preocupa el estado físico de Pepe, que ha entrenado aparte. Portugal construye su fortaleza defensiva alrededor del gran rendimiento del central merengue, por lo que de confirmarse sería una baja más que sensible. El cuadro luso no ha conseguido hasta el momento ganar en los 90 minutos ninguno de los 5 encuentros disputados, y basa sus partidos en una férrea defensa, un poblado centro del campo y un previsible ataque en el que Nani se ha erigido como sorprendente protagonista. Y es que Cristiano Ronaldo aparece únicamente a fogonazos, víctima de la escasa fluidez del equipo portugués. Quizás Lyon, donde hace unos días Cristiano anotó un doblete contra Hungría, sea el escenario en el que el crack del Real Madrid vuelva a ser decisivo. De no ser así, Santos siempre puede echar mano de Ricardo Quaresma, el revulsivo estrella de esta Euro.

Portugal Training - EURO 2016

Pepe es clave para el equilibrio defensivo de Portugal. Foto de REUTERS/Gonzalo Fuentes

Gales afronta la semifinal con dos bajas muy importantes como Ramsey y Ben Davies. Para más inri, Gareth Bale también se ha entrenado aparte, lo que despierta toda clase de fantasmas y rumores sobre el dichoso sóleo de la estrella madridista. Pero todo obstáculo parece pequeño para el conjunto de Chris Coleman, con la moral por las nubes tras su exhibición frente a Bélgica. Andy King se perfila como el candidato para reemplazar a Ramsey, mientras que para sustituir a Davies en el centro de la zaga las apuestas se dividen entre James Collins y Chris Gunter, quien dejaría su hueco en la banda derecha a Jazz Richards. El once del dragón está demostrando tener la puntería afilada: únicamente Francia con 11 tantos superan los 10 goles anotados por Gales. Sorprenden especialmente las cifras de un Robson-Kanu que lleva 2 goles de 3 tiros.

En caso de pasar, los portugueses disputarían la segunda final de su historia. En la memoria colectiva lusa se encuentra aquella aciaga noche de 2004 en la que Grecia se disfrazó de Caballo de Troya para incendiar la noche de Lisboa. Por su parte, ningún equipo galés, ni femenino ni masculino, había alcanzado nunca una semifinal de un torneo internacional. Además, si Gales marca igualará el récord de goles de una selección británica en un torneo internacional, fijado en los 11 tantos que marcó aquella Inglaterra de Charlton y compañía que en 1966 levantó el título mundial en Wembley.

hal-robson-kanu

Robson-Kanu celebra su gol contra Bélgica. Foto de euro2016franta.ro

Por si fuera poco aliciente el disputar una final europea, ambos equipos tendrán un aliciente extra. Y es que si Alemania vence a Francia, el ganador del Portugal-Gales tendrá una plaza asegurada en la próxima Copa Confederaciones. Dado que Alemania ya está clasificada para dicho torneo al haber ganado el Mundial, el representante europeo sería el otro finalista de esta Eurocopa.

Portugal y Gales se debaten entre la necesidad de la historia y la ilusión del debutante. Dicen que cada 12 años hay un equipo que, contra todo pronóstico, gana la Eurocopa. Pasó en 1992 con una Dinamarca que se había clasificado de rebote por la guerra en Yugoslavia. Volvió a pasar en 2004 cuando Grecia conquistaba Portugal. Doce años después, Gales amenaza con colarse en la final para cerrar este ciclo. Portugal vuelve a ser el favorito, como hace 12 años. Veremos.

La gran ausente de esta Euro

Mientras esperamos por las semifinales de la EURO 2016, surge una pregunta inevitable. ¿Por qué ve Holanda desde afuera la primera Eurocopa de la historia con 24 seleccionados? Una fácil respuesta sería que la irregularidad de la selección es el reflejo de un fútbol holandés que cada vez se ve más atrás en las competiciones de clubes. A veces, la respuesta más fácil tiene mucho de verdad, pero en este caso no termina de convencer. No convence porque el talento sigue estando. No convence porque los resultados en la pobre eliminatoria para esta Euro no reflejan lo que es el fútbol holandés.

Iker
El inolvidable mano a mano entre Robben y Casillas

¿Deberíamos sorprendernos el momento actual de Holanda? Creo que no descubro nada si digo que sorprende la eliminación de la Euro. Con altibajos en lo que va de la década (o quizá en lo que va de siglo) que lo llevan de grandes actuaciones a inmediatas decepciones, este momento parecía ser el indicado para terminar con ese constante vaivén. Un grupo que venía de ser finalista del mundo en 2010 y volvió a subirse al podio en 2014 tenía un grupo de jóvenes que se había hecho definitivamente un hueco en el equipo, como Jordi Clasie, Memphis Depay o Daley Blind entre otros. Si a eso sumamos un grupo con Islandia, Turquía y República Checa como rivales más peligrosos, boletos directos para los dos primeros y la posibilidad de un repechaje para el tercero y la segunda etapa de un director técnico como Guus Hiddink, que aunque cuestionado por parte del fútbol nacional (que veía en Ronald Koeman al candidato indicado), ya tenía experiencia con el conjunto nacional (al cual llevó hasta Semifinales y Cuartos de Final en el Mundial 1998 y la Euro 2000 respectivamente), todo daba a entender que Holanda no tendría problemas durante la campaña de clasificación. El grupo que le había tocado a Holanda, aunque sin subestimar a los rivales, hacía creer que la eliminatoria iba a servir, además, para ir dándole lugar en el equipo a algunos jóvenes que despuntaban (y despuntan) en la Eredivisie y que en un futuro podrían sustituir a algunos de los importantes veteranos que ya parecen acercarse al final de su carrera internacional, como Wesley Sneijder, Arjen Robben, Robin van Persie o Nigel de Jong.

grupohol
El camino de cara a Rusia

Con lo favorable que parecía el panorama, volvemos así a la pregunta inicial, no tanto para contestarla, sino para intentar entender cuánto peligro corre la selección holandesa de que esto vuelva a sucederle. Mi creencia es que lo que depare el futuro tendrá que ver de manera directa con las decisiones que tomen sus futbolistas más jóvenes, aquellos que deben ir marcando el futuro.

Pensemos en algunas de las últimas estrellas que ha tenido Holanda. Hace un tiempo Robben, Sneijder, van der Vaart, van Persie; más atrás Stam, Kluivert, van Bronckhorst, van der Sar y un largo etcétera. Si miramos las trayectorias de todos ellos, podemos encontrar en común largas carreras en su país antes de marchar al extranjero. Aquellos que no tuvieron carreras tan largas antes de emigrar, dieron sus primeros pasos en el exterior en equipos que no son de primera línea, como fue el caso de Giovanni van Bronckhorst. La única excepción notoria fue a esta “matriz” fue van Persie (podríamos sumar, en menor medida, a Robben), que con 20 años y un pasado de conflictos con su entrenador en Feyenoord, se marchó al Arsenal. Si bien la jugada funcionó para el delantero, cabe aclarar que pocos equipos en el mundo apuestan tanto por los jóvenes (incluso con alguien que se mostraba de mal carácter como el holandés) como el Arsenal. Y pese a todo, el primer año en Highbury no fue precisamente recordable. En definitiva, todo parece indicar que el jugador neerlandés rinde realmente mejor cuando madura en su propio país. Esto tiene que ver con que la liga holandesa siempre se ha mostrado como un suelo fértil para ayudar a madurar a los jóvenes, ya sean nacionales o extranjeros. Visto así, camino errado parece haberse tomado con jugadores como Karim Rekik, que con su transferencia al City pasó dos años cedido y con muy poca actividad hasta que encontró un lugar en el PSV; Marco van Ginkel, quien se lesionó, salió cedidos a destinos que no eran los ideales y con 23 años retornó cedido la Eredivisie, donde brilló en el PSV; mientras que el caso de Memphis Depay está sujeto a discusión, ya que si bien parecía un jugador más “hecho” para su corta edad, le tocó ir a un gigante como el Manchester United que no transita su mejor momento y que no tiene un plantel a la altura de su historia, por lo cual se lo cargó de presiones que sin dudas han repercutido en su rendimiento. Jeffrey Bruma, por su parte, ya pasó por esa vuelta prematura al país y ahora, pronto a cumplir 25 años, se marchará al Wolfsburgo. Hay casos aún más notorios, como el de Luc Castaignos, quien pasó de anotar una docena de goles con la camiseta del Feyenoord antes de los 20 años, a pasar sin mucho éxito por el Eintracht Frankurt la última temporada; y a no haber debutado con la elección absoluta a sus 23 años, edad a la que muchos de los actuales internacionales ya habían jugado varios partidos con la Oranje. ¿Qué hubo en el medio? Una presurosa transferencia al Inter de Milán a los 19 años. Si nos remontamos unos años en el pasado, encontramos el emblemático caso de Royston Drenthe. Solo mencionar su nombre y decir que hoy juega en Emiratos Árabes Unidos debería bastar.

Del otro lado, tenemos a los que sí se han afirmado, o están en vías de hacerlo. Jasper Cilessen, Davy Klaassen, Daryl Janmaat, entre otros, han tomado un camino que sin dudas les ha sentado mejor. Hoy  son importantes en sus clubes, son bien vistos desde clubes más grandes, y también son importantes en su selección.

Podemos concluir entonces que el futuro de la selección parece estar en manos de los jóvenes que deberán traer el recambio en puestos muy importantes. Las decisiones de jugadores como Bazoer, Kenny Tete, El Ghazi, Rick Karsdorp, van Beek, Timo Letschert, entre tantos otros que siguen saliendo de las inagotables canteras de los Países Bajos, tendrán gran repercusión en el futuro del seleccionado. Quizá más de la que ellos mismos saben.

Perfume Francés en Semis

El partido se termino a los 19 minutos con el gol de Pogba, fueron dos piñas al mentón si esto fuese boxeo. Islandia no se daba cuenta y  estaba sacando por segunda vez del medio. Francia antes de los dos goles no había llegado al arco rival.

Desde los veinte minutos Pogba se puso el traje de líder y manejo los tiempos del partido, repartía balones de un lado para el otro y hasta recuperó un par de pelotas cerrando el carril de Payet. Para que el jugador de Juventus se luzca y se lleve todos las fotos, el trabajo sucio lo hizo –para mí la figura del partido – Matuidi (¡un animal!) corrió, mordió por todos lados y entrego la pelota siempre a un compañero, el tercer gol, qué fue un señor gol, arranca con una pelota recuperada por él.

francia-vs-islandia pog

Francia sabiéndose ya ganadora entrego la pelota a los centrales de Islandia y esperó en mitad de cancha sin desgastar piernas.

Gran partido de un jugador criticado, que se sabe de su calidad pero que hay partidos que no entendes como puede jugar en el alto nivel, el nueve del Arsenal, Giroud  seguramente tuvo su mejor partido con la selección. Metió el primero para abrir la goleada, bajo el centro de cabeza para que Griezmann le sirva el tercer  gol a Payet, en el cuarto abre sus piernas y da una asistencia sin tocar la pelota y para redondear una actuación brillante, pivotea una pelota en mitad de campo de Islandia donde lo derriban con falta, de ese tiro libre proviene el centro que con un golpe de cabeza-  su mejor arma – convierte su segundo gol y el quinto de la selección le bleu.

544404314.jpg

Puntos negros a tener en cuenta de los dirigidos por Deschamp , perdió en  casi todas la pelotas que fueron al área, sea por centros o con los impresionantes laterales/centros de Gunnarsson. Por suerte Lloris estuvo muy atento y salvo de algunos errores a sus compañeros de la defensa. El que creo que  tendría que salir del once para el partido contra Alemania es Evra, horrible actuación del experimentado lateral izquierdo. Responsabilidad en ambos goles de Islandia, en el primero no ayuda a Pogba en la presión y Sigurdsson queda solo para centrar. En el segundo, Bjarmason  le gana de cabeza fácilmente, para completar su noche tuvo un mal cierre en una pelota filtrada a sus espalda, jugada que termina salvando  Mangala casi en la línea.

Pensando en semis, me gusto mucho  el trabajo por derecha de Sissoko –este sería un punto para el DT- Y  sin dudas creo que el medio-centro formado por las panteras negras Matuidi y Pogba deja afuera a Kante. Salvo la entrada de Digne por Evra, (el de la Roma merece su chance después de una buena serie A) dejaría todo igual, con ese 4-2-3-1 que esta noche le dio resultado.