Los más jóvenes en cumplir el sueño

Lo normal en la carrera de un futbolista antes de llegar a primera división, es pasar por las categorías inferiores del club del que forma parte. Los equipos poseen Sub planteles para competir en cada una de estas categorías de edades. Pero lo interesante de esto, es cuando surgen jugadores tan buenos, que van escalando dichos niveles de manera muy rápida, compitiendo contra otros futbolistas con una edad significativamente mayor. En esta ocasión, hablaremos de aquellos que cumplieron el sueño de jugar en la Premier League a una edad bastante menor al promedio.

El olvidado – Matthew Briggs

El primero del que hablaremos, es el que posee el récord. Nació en Londres, en el año 1991, pero su nacionalidad es Guyana. Actúa de lateral izquierdo, aunque también puede ser defensa central, y logró la marca de debutar frente al FC Middlesbrough allá por el 2007, vistiendo la camiseta del Fulham. Su equipo cayó derrotado por tres goles contra uno, pero el partido será recordado por el debut de un joven de 16 años, 2 meses y 4 días.

Igualmente, lo único que se recordará probablemente de este futbolista, es el récord, ya que en la actualidad, tiene 27 años, y quedó libre el año pasado del Barnet, equipo que milita en la Quinta División de Inglaterra.

La estrella mundial – Wayne Rooney

No hace falta explicar quién es este jugador. AstroBoy, como le llaman algunos, es el máximo goleador de la historia tanto del Manchester United como de la selección ingesa, algo realmente increíble. Igualmente, esto se veía venir. No fue con los Diablos Rojos su debut, sino con la camiseta del Everton, pero se produjo a sus 16 años, 9 meses y 24 días, frente al Tottenham, partido que terminó en empate a dos goles. También cabe remarcar que su primer gol oficial, fue cinco días antes de cumplir los 17. El resto de la historia ya sabemos como se llevó a cabo.

Actualmente, a sus 33 años, es jugador del DC United de la MLS. Cualquiera diría que e quedan años de fútbol, pero claramente ya no al máximo nivel que este deporte puede demandar.

El futuro – Angel Gomes

Decimos que es una futura estrella porque su debut se dio hace relativamente poco, y en uno de los clubes más poderosos futbolísticamente. Se desempeña como enganche, y su club es el Manchester United. Su debut se dio en 2017, cuando el tenía 16 años, 8 meses y 20 días frente al Crystal Palace, partido que terminó 2 a 0 a favor de los Diablos Rojos. Este chico posee a su vez el reconocimiento de ser el primero en debutar en la Premier League habiendo nacido del año 2000 para adelante. Cabe destacar que Angel, es el primo de Nani, el futbolista que supo vestir la camiseta del United en su momento.

Actualmente, no es habitual verlo en el banco de suplentes de Ole Gunnar, pero con sus 18 años es pieza clave en la Sub-23 del club. Próximamente lo veremos en acción con el plantel principal.

Extra – Harvey Elliot

Este futbolista figura como extra porque todavía no ha debutado en la Premier League, pero lo mencionamos igual ya que posee una marca muy interesante, y es que el año pasado, con 15 años y 174 días de edad, lució la casaca del Fulham en un partido por Carabao Cup, donde el conjunto londinense ganó por 1 a 3 al Milwall.

Se ha dicho que su debut se produjo luego de rendir un examen en el instituto en el que estudia, y que luego del partido, volvió a clases.

Hay que guardar algunos de estos nombres en nuestra memoria, porque pronto serán los que reinen en la querida Premier League.

Cómo disimular la falta de tu goleador

Se vieron las caras el Tottenham y el Newcastle en Wembley. El local, venía de darle vuelta al Watford un partido compicado, de la mano del coreano Son y el español Llorente, este último siendo más crucial debido a la lesión del goleador y estrella del equipo, Harry Kane. Igualmente, Fernando para este partido no fue alineado entre los titulares. Pochettino presentó para enfrentar a los de Rafael Benítez, un esquema poco habitual, pero que dio frutos. Ahora veremos lo que nos dejó la victoria por la mínima de los Spurs frente a Las Urracas.

El argentino paró un 1-3-4-2-1, pero sin Llorente arriba, algo que llama la atención, sino que el más adelantado fue Lucas Moura. Detrás, tuvo a Son y a Eriksen. Lamela también fue titular, como carrilero izquierdo en esa línea de cuatro en el medio. Su rival, un 1-5-4-1, el dibujo habitual con Atsu en la banda izquierda y el venezolano Rondón como único punta.

El partido fue dominado de punta a punta por el Tottenham, de eso no hay dudas. Tuvo un 72% de posesión de pelota y 748 pases frente a los 295 del Newcastle. Pero igualmente, no estuvieron muy finos a la hora de hacer daño. Lograron apenas 4 disparos al arco en todo el partido, una cifra que no aparenta el dominio que tuvo sobre su rival.

Este dominio se debe a la interesante estrategia de ha que te hablamos al principio. El dibujo mencionado fue para los papeles, porque en el campo, se vio un equipo mucho más ofensivo, que se paró de la siguiente manera:

FOTO TOTTENHAM

La línea de tres zagueros tenía a Trippier por derecha a la hora de defender, pero liberaba a Vertonghen por el carril izquierdo para hacer de lateral ofensivo. El belga fue un constante apoyo a los delanteros. De la zona de volantes, el más posicional fue Winks, ya que Sissoko estuvo bastante atento a los espacios libres que dejaba el rival en ataque. Con su experiencia como volante por derecha, se supo manejar por dicha banda para ser un delantero más. Eriksen tuvo libertad de movimiento como es habitual, y la delantera sumó a Lamela para formar un tridente, ya que al principio aparecía como carrilero izquierdo.

Lo que Mauricio pretendía con tanta velocidad y creatividad arriba, era romper la línea de cinco defensas que propone Benítez. El peligro estaba, y el gol era inminente, pero la defensa se lograba arreglar. Finalizado el primer tiempo, la cantidad de tiros era de ocho a tres, y la posesión, similar a la del final del partido.

Igualmente, de las tantas contras que sacaba el Newcastle por medio de Atsu, supieron hacer trabajar a a defensa local. Pero no fue hasta el minuto 84 que cambió el rumbo del partido. Con Llorente ya en cancha en lugar de Moura, la idea fue intentar por el medio aéreo. No fue el español el autor del gol, pero fue el que le bajó la pelota a  Sonny para que le pegara de lleno desde afuera del área y la mandara a la red. Hay un poco de responsabilidad de Dubravka en el gol, que no pudo contener un disparo no tan bien colocado, pero iba con mucha potencia. Luego de esto, Dier al campo en lugar del coreano (y Danny Rose que había entrado minutos antes del gol en lugar de Lamela) para cerrar el partido. El Newcastle salió de la “cueva” en busca del empate pero no fue capaz de lograrlo.

De esta forma, el Tottenham se posicionaba segundo, un punto arriba del Manchester City que tuvo actividad, mientras que el Newcastle baja los pies a la tierra y sigue luchando por no estar en puestos de descenso.

El Wolverhampton sigue a lo suyo

Lo que vivimos ayer por la jornada 24 de la Premier League en el Molineux Stadium fue, otra demostración de que los de Nuno Espírito Santo, volvieron a la primera división del fútbol inglés para quedarse, y es que, tras la goleada al West Ham por tres goles contra ninguno, quedaron en séptima posición, por detrás de los considerados parte del “Big Six”, los seis equipos más poderosos de la Premier League actualmente. Por el lado de los derrotados, siguen entreverados con los de mitad de tabla.

Hablando de lo que fue el partido, hace unos días te analizamos lo sucedido en el partido entre los Lobos y los Zorros, un partidazo que terminó 4 a 3 y que tuvo como figuras desnivelantes a ciertos jugadores del Wolves. Estos eran los delanteros Diogo Jota, el mexicano Raúl Jiménez y Moutinho. Pues ayer, este trío volvió a hacer de las suyas.

El esquema base fue un 1-3-5-2 que, dependiendo de las circunstancias, adelantaba a Moutinho por detrás de los delanteros Diogo y Raúl, formando un triángulo por delante de la zona de volantes.

Por el lado del West Ham, Pellegrini paró un 1-4-4-2 con Anderson por izquierda y Snodgrass por derecha, aunque esto no fue tan así. Antonio se abría por derecha constantemente (el costado más utilizado para ofender a los rivales) y Snodgrass se situaba por detrás de Arnautovic. Igualmente, esto no dio mucho fruto, ya que el inglés fue anulado totalmente por Saiss y Jonny.

En general, el partido de los Hammers fue bastante mediocre, ya que no pudieron explotar las bandas y los huecos mediante velocidad, y sufrieron las consecuencias de sus debilidades, los contraataques. Zabaleta por el lateral derecho y Rice en la zona del doble “5” fueron los que dentro de todo, hicieron un buen partido. Ambos mejoraron considerablemente en la segunda mitad, pero poco pudieron hacer para evitar la goleada. De hecho, el inglés alcanzó un 94% de precisión en pases, y fue, luego de los dos zagueros, el de mejor rendimiento defensivamente, mientras que el argentino destaca también en la faceta defensiva y fue generador de faltas a favor por su banda en territorio rival.

Por el lado del ganador, más de lo mismo, más de lo de siempre. En cuanto a números, Jiménez convirtió dos goles que terminaron de liquidar al rival cuando este iba en busca del empate, Moutinho colaboró con dos asistencias y generó 5 pases claves, y Diogo por su parte, una asistencia y 3 pases clave. El gol restante, fue convertido por el zaguero izquierdo Romain Saiss, quien además, es el que tiene los mejores números en defensa, aunque esto era de esperarse, ya que, como dijimos anteriormente, la mayoría de los ataques del West Ham se efectúan por el lado derecho. Repetimos, Antonio y Zabaleta fueron totalmente anulados.

Otra vez los pases largos de tanto Moutinho como Neves estuvieron a la orden del día, pero ayer, hubo otro jugador que destacó, además de los ya mencionados. Se trata del carrilero derecho Matt Doherty. El irlandés de 27 años fue una pesadilla para Masuaku. Fue una constante amenaza para la defensa Hammer, logrando penetrar en el área rival la mayoría de las veces que lo intentó.

En fin, un equipo que supo hacer daño por medio de las debilidades de su rival, y que se sitúa como el séptimo mejor equipo de la Premier League hasta el momento. El mexicano Jiménez sigue dando de qué hablar. El próximo rival del Wolverhampton será el Everton, mientras que del West Ham, el líder Liverpool.

 

 

Victoria frenética del Wolves al Leicester

Lo que vimos el sábado en Molineux fue otra muestra de que la Premier League es la liga más frenética del planeta. El Wolverhampton se ubicaba a dos unidades de su rival, el Leicester City, pero luego de un partido a puro ida y vuelta, logró la victoria y seguir escalando puestos, con la esperanza de poder pelear algún puesto de copa.

Para ir en busca de esto, Nuno Espírito Santo alineó el 1-3-5-2 de siempre, mientras que por el otro lado, Claude Puel plasmó el 1-4-2-3-1 habitual. En el visitante, hay una pieza clave, con el permiso de Jaime Vardy, que es Wilfred Ndidi. El nigeriano de 22 años está disputando su tercera temporada con la camiseta de los Foxes. Tuvo 17 aparciones en la primera, pero desde la segunda que es un fijo en el doble “5”. Tiene un destacado juego aéreo con sus 183 cm de altura y unas capacidades defensivas que le convierten en una pieza importante para el Leicester City. Además, se puede ver su importancia en las estadísticas de juego del club, ya que este joven es el jugador que más pases ejecutó hasta el momento, más batallas aéreas ganó, más incercepciones ejecutó y es el segundo con más tiros al arco rival ha intentado hasta la fecha. Nada mal para tener 22 años.

Dicho jugador volvió a demostrar su calidad frente al Wolves, pero durante este encuentro, hubo una triple conexión que devastó al rival una vez más, por parte del local. Hablamos de Neves-Moutinho en el mediocampo y el delantero Diogo Jota, que convirtió tres de los 4 goles de los Lobos.

Primero hablamos de los volantes, y es que ambos son todocampistas. Ocupan posiciones que les demandan incidir en ambas tareas, tanto defensivas como ofensivas, y los dos las manejan perfectamente. Ambos futbolistas lideran el ranking de entradas al rival y pases, teniendo gran efectividad en dichas acciones.

Además, destacamos la labor de Neves como todoterreno ya que sumado a lo que ya mencionamos, es el segundo jugador que más patea al arco y es el que mayor efectividad de pases largos intenta y logra por partido. Sin dudas es el jugador con más influencia en el juego del equipo, teniendo apenas 21 años.

Hoy ambos jugadores tuvieron un gran partido, pero el resultado no se hubiera dado sin las excepcionales apariciones del goleador del partido, Diogo Jota. El joven portugués de 22 años, se desempeña por todo el frente de ataque. Para este partido, compartió la doble punta de lanza con el mexicano Jiménez. Es rápido, ágil con los movimientos y buen definidor. Bueno, el sábado fue mucho mejor que “buen definidor”. Tres goles y pelota a casa.

En 18 jornadas que disputó, alcanzó los 5 goles y se posiciona como segundo máximo goleador del equipo, por detrás del mexicano. Frente al Leicester tuvo su explosión, esperemos que le sirva para seguir inspirado y quizás llevar al Wolves más lejos.

Por el otro lado, el Leicester City baja un puesto en la tabla. Pudo ser peor el golpe, pero el West Ham dejó pasar la oportunidad. Oportunidad fue lo que perdieron los Foxes, que se alejan de los grandes y parecen quedar estancados en mitad de tabla.

Vardy y Gray los destacados en la visita, siempre intentando desnivelar en contraataques junto a Ricardo Pereira y Barnes por afuera. El zaguero Morgan también redondeó un buen partido, aportanto el empate a 3 parcial. El que no estuvo en su tarde fue el golero. Kasper Schmeichel, de 7 disparos al arco del Wolves sólo pudo evitar 3. Al principio del partido sacó una del ángulo, pero no pudo hacer mucho durante el resto del partido. Con el ingreso de Maddison en el segundo tiempo (iban 3 a 2 abajo), mejoraron notoriamente en ataque, pero no alcanzó, y se fueron a casa con las manos vacías.

Gran duelo en la mitad de tabla de la Premier League.

 

Manchester City: el sueño del bicampeonato

Con dos partidos jugados luego de terminar la primera vuelta de la Premier League, la disputa por el primer puesto alcanzó su punto más ardiente hasta el momento. El Manchester City, equipo del cual hablaremos en esta ocasión, “patinó” en dos de los tres últimos partidos del año, frente al Crystal Palace primero, y contra el Leicester City después, tropiezo que fue aprovechado para tomar una ventaja que se extendió hasta 7 puntos por el Liverpool (hoy supera a los Cityzens por cuatro unidades), quien se encuentra puntero actualmente. Ya que este fin de semana no hay encuentros de liga (si los hay de FA Cup), aprovechamos para analizar detalladamente las armas y el uso que les da Guardiola para combatir por el título de la Premier League.

Los de Pep no han llevado a cabo mucha cosa diferente a lo de la temporada pasada, en la que fueron campeones con la exorbitante suma de 100 puntos. Sigue siendo el equipo con mayor porcentaje de posesión de pelota en la Premier League, el de mayor porcentaje de acierto en pases y hasta el que mayor promedio de disparos al arco posee del campeonato, nada nuevo para un equipo dirigido por el catalán.

ESQUEMA DE JUEGO

La idea de juego para cada partido generalmente es parar un 1-4-3-3 desde el arranque, teniendo a jugadores como Bernardo, Gündoğan o David Silva en el medio, los tres con cualidades ofensivas, junto a Fernandinho, pero durante el transcurso del juego, comienzan desde abajo. Una línea de tres zagueros que hace jugar la pelota, dos volantes que se muestran como opción de pase, un Mendy que pasa a ser un tercer volante o incluso cambia de posición con el extremo izquierdo para que este se abra a la banda, Mahrez que siempre se posiciona cerca de donde se juega la pelota para ser parte del ataque, Bernardo Silva entre líneas, y Sergio Agüero moviéndose y creando espacios por todo el frente de ataque.

presentación1

Como podemos ver, el planteamiento es bastante diferente a la hoja que se presenta antes de cada partido con la alineación, siendo que muchos jugadores cambian de roles continuamente. El caso más notorio es el de Mendy, que actúa como lateral solamente para defender, porque en ofensiva, se comporta como un volante comodín o un extremo, dependiendo de si el extremo corta hacia el medio, dejando la banda libre. Esto es también para ayudar a crear la superioridad numérica por el sector donde estén jugando. Las estadísticas hasta el momento marcan un 41% de ataques efectuados por banda izquierda (Fuente: WhoScored), siendo el porcentaje más alto por donde juega Mendy. Estas funciones del francés, ya te las analizamos anteriormente.

Jugadores como David Silva, Leroy Sané o Delph que no aparecen en el dibujo, suelen tener minutos, pero de alguna forma rotando con los mencionados en la imagen.

El responsable para cortarle la racha que llevaba de invicto al Manchester City en la fecha 16 fue el Chelsea de Sarri. Para este partido, Guardiola apostó por una variante interesante, pero no le dio resultado, cayendo 2 a 0. El cambio fue alinear a Sterling como falso delantero, junto a Sané y Mahrez como extremos. Esto benefició el juego los duelos frenéticos por bandas, pero la defensa Blue estaba suficientemente concentrada para contrarrestarlos.

Aún así, cabe destacar que en la fecha anterior enfrentaron al Liverpool, el otro firme candidato al título, y lo superaron por dos goles contra uno.

¿Lograrán campeonar otro año consecutivo?

“Music Face” en Selhurst Park

Esta va dedicada a Matías, uno de los redactores de Código Premier, que cuando le dicen fútbol inglés piensa en el Crystal Palace, y cuando piensa en Los Eagles, se le viene a la mente un nombre. Hablamos de Wilfried Zaha.

Music Face, como le dicen algunos, para el Palace es como el hincha en la cancha. Aquel jugador que quizás no rinda en otros ambientes, pero si se pone la camiseta de este club, le calza justo a su medida. Una vida futbolística en donde los logros y el éxito personal llegaron únicamente de la mano del club del sur londinense. Ahora veremos de qué está hecho uno de los mejores delanteros de la Premier League.

INICIOS

Nacido en Costa de Marfil, pero criado desde pronta edad en Inglaterra, Wilfried le empezó a pegar a la pelota con el Crystal Palace, un club que en aquel momento competía en primera de Inglaterra, pero perdía la categoría. A medida que crecía, iba llamando la atención tanto de los directivos del club como de los de la selección inglesa, que lo citaban para las juveniles. Incluso llegó a debutar con la mayor, frente a Suecia, en la derrota que tuvo como protagonista al gol de chilena de Ibrahimovic, en un amistoso allá por 2012. Disputó únicamente dos partidos, hasta pasar a defender la camiseta del país donde nació.

Volviendo al tema clubes, llegó a la primera del Palace, donde permaneció por tres temporadas, superando los 140 partidos y marcando 18 goles. No son números exorbitantes, pero su juego llamó la atención de nada menos que el Manchester United.

¿A QUÉ JUEGA ZAHA?

El marfileño es un delantero completo, que aunque su posición más común es el extremo izquierdo, puede actuar por todo el frente de ataque, es decir, tanto por ambas bandas como por el centro, e incluso por detrás de un “9” fijo. Combina velocidad con un gran porte físico (mide 1,80 mts.) que le permite defenderse en diversas situaciones ofensivas.

EL SALTO, ¿SOÑADO?

Todo eso supo demostrar en la Championship para que la dirigencia de los Red Devils se fijaran en él y efectuaran su fichaje por unos 11 millones de Libras, aunque permaneció en Los Eagles por el resto de la temporada. Aquí es donde viene la etapa más oscura de su carrera. No tuvo casi oportunidades en el equipo dirigido por David Moyes, disputando apenas cuatro partidos, siendo titular en dos de ellos, y no sumó ni goles ni asistencias.

Para la segunda mitad de la temporada 13/14, cambió de aires, recalando en el Cardiff City, equipo que también jugaba en la Premier League. La cosa mejoró, pero apenas. Tuvo participación en 14 partidos, pero con apenas una asistencia. No estaba para nada cómodo.

VUELTA A CASA

Para volver a la comodidad y a su mejor rendimiento, ¿que mejor lugar que su casa? Volvió del préstamo al United y 3 meses después disputó su primer partido en el Selhurst Park de su segunda etapa en el club. Disputó 18 partidos de la primera vuelta de la liga (en los restantes estuvo suspendido), y el club hizo efectiva la opción de compra por casi 4 millones de Libras.

Desde aquella temporada hasta la actualidad, Wilfried viste la camiseta rayada, roja y azul del Crystal Palace. Obtuvo diversas distinciones individuales, y desde su llegada, el club se mantuvo en la máxima categoría del fútbol inglés. Además, sus estadísticas de goleador con respecto a su primera etapa en el club se duplicaron. Es pieza fundamental del equipo, y deslumbra a todos los que amamos la Premier cada fin de semana con sus actuaciones.

Apenas tiene 26 años, ¿qué futuro le espera?

Vincent Kompany: El capitán de la era dorada

Este año no es uno más para Vincent Kompany, y es que hace poco, el 22 de agosto para ser exactos, cumplió 10 años en las filas del Manchester City, equipo en el cual es capitán y ha sido clave en la segunda época dorada del mismo, levantando allá por la temporada 2010/2011 una FA Cup que daría comienzo a otros títulos importantes y logros a nivel internacional que en un pasado no muy lejano eran impensables.

Cuando hablamos de Vinny nos referimos a un defensa central muy corpulento, con mucho carácter, capaz de ponerse su equipo al hombro en las más difíciles, y técnicamente perfecto. Siempre bien parado, y aunque la velocidad no sea su fuerte, es complicado evadirlo, ya que es extraordinario en los duelos individuales. Sus 193 centímetros de altura le permiten a su vez ser una amenaza aérea en el área rival. Todas estas características, son las que le permitieron militar 10 años en uno de los mejores equipos del mundo, con un nombre en el vestuario y una consideración importante en los esquemas tácticos.

El belga nacido hace 32 años en el municipio Uccle (escrito en francés) de Bruselas, llegó al club en 2008, tras haber militado 2 años en el Hamburger  SV de Alemania. No tuvo mucho protagonismo como el que tuvo en el club donde debutó en el fútbol profesional, el Anderlecht de Bélgica, pero de todas formas Mark Hughes, el DT galés que dirigía a los Cityzens en aquella temporada, lo pidió para formar la dupla defensiva generalmente con el inglés Micah Richards, quien actualmente juega para el Aston Villa. En aquella temporada, brillaron nombres como Robinho, Elano, Ireland o Wright-Phillips entre otros, pero apenas lograron un décimo lugar en la Premier League. Kompany fue regular en el esquema de Hughes, pero no fue hasta la temporada 2010/2011, donde además de lograr la ya mencionada FA Cup, fue distinguido por sus brillantes actuaciones cono el mejor defensa de la temporada. Aquella tarde del 14 de mayo, cuando superaron al Stoke City por la mínima, fue el inicio de otro período glorioso para el club.

Desde ese momento hasta la fecha, no ha parado de lograr títulos con la camiseta del Manchester City. Todos los años, ha logrado al menos un trofeo local, en los cuales destacan 3 Premier League, 3 Copa de la Liga y 2 Community Shield, siendo en todos protagonista y timón del equipo.

Entre sus distinciones individuales, se encuentra la distinción de “Jugador del Año de la Premier League” en el año 2012, lo que es peculiar ya que pocas veces se ha visto que un defensa obtenga dicho galardón. Nemanja Vidic, ex zaguero del Manchester United, fue el otro defensa que logró el premio, incluso por duplicado, en los años 2011 y 2009.

Actualmente, Guardiola le está dando más minutos a Stones al lado de Otamendi, ya que este tiene apenas 24 años y ya es uno de los habituales en la selección inglesa, pero de todas formas, Vincent sigue teniendo algunos minutos. El equipo necesita renovación, y a sus 32 años, no tendrá los minutos que necesita, por lo que, tarde o temprano, será tiempo de cambiar de aires, y de convertir su nombre en una leyenda del club.

Joe Hart: Demostrar su nivel en Burnley

En un 19 de abril hace 31 años, el condado de Shropshire veía nacer a quien tiempo después sería uno de los jugadores más importantes de la historia de un club que tocaría el cielo recién en el siglo XXI. Se trata de Joe Hart, el actual golero del Burnley FC quien en su momento fue de los mejores del planeta.

Con 19 años, pegó el salto que soñaba desde que jugaba en un equipo de su ciudad natal. Fichó por el Manchester City, pero fue recién en 2010 cuando fue tenido en cuenta de forma definitiva. Tras varias cesiones a equipos ingleses menores, le ganó la carrera por la titularidad a un ya veterano Shay Given, que también era el arquero de la selección inglesa, y dejó sin lugar a otro recién llegado que tardaría 6 años en levantar una Premier League, Kasper Schmeichel. Un año después, ganaría la FA Cup, y sería galardonado con el Guante de Oro de la temporada en Inglaterra, premio que repetiría los dos siguientes años consecutivamente. Desde ese año, la vitrina de trofeos nacionales de los citizens se vería ampliada considerablemente. Dos Premier Leagues, dos Copa de la Liga y una Community Shield fueron conquistadas con Joe siendo figura y considerado como uno de los mejores del mundo. En 2015 volvió a ser elegido Guante de Oro por cuarta vez, y en cuanto a la selección, fue un habitual convocado y alineado desde 2011, cuando tomó el puesto de un veterano como David James.

Una gran carrera, la cual parecía que iba a terminar en Manchester, pero con la llegada de Guardiola al banco en 2016, todo se le vino abajo. Tras 348 partidos durante 3 etapas en el club, se fue rumbo a Italia, en busca de minutos en el Torino, pero no pudo mantener el nivel que llevaba en Inglaterra. En 2017, su destino era el West Ham, un club asentado en la Premier, pero tampoco recuperó el nivel. Su carrera se vino en picada hasta terminar en el club donde milita actualmente. El Burnley adquirió su ficha completa en busca de un golero confiable y experiente para afrontar lo que fue una pequeña aventura en la Europa League, y lograr la permanencia otro año más en la máxima categoría del fútbol inglés.

Llega casi a los 2 metros de altura, posee una notable técnica de estiramiento, grandes reflejos en el achique y firmeza en las manos, pero lo que demuestra cada fin de semana es sólo una sombra oscura en busca de luz de lo que era hace 2 años, donde fue pieza clave en el inicio de la época dorada del Manchester City. Todavía la edad le permite seguir a un nivel de exigencia alto, pero no encuentra el ambiente ideal para retomar su nivel.

De todas formas, ya suena a leyenda en los alrededores del Ethihad Stadium, junto a Frank Swift, otro héroe citizen bajo los tres palos.

Mendy en clave Guardiola

Cuando algo llega a su punto perfecto, justamente es porque es insuperable, no hay nada mejor o más efectivo en este caso, y normalmente, como dice el dicho “lo mejor es enemigo de lo bueno”, tampoco pensamos que intentar cambiarlo sea una buena idea.

Sin embargo, Guardiola nos demostró lo contrario. Viene de ganar la pasada Premier League con nada menos que 100 puntos obtenidos, jugando el mejor fútbol del mundo desde el punto de vista táctico, ganando casi todos los partidos de la temporada tanto en el ámbito nacional como el internacional, pero en estos dos partidos que lleva disputados de la liga inglesa 18/19, logró reinventarse. Mostró variantes tácticas muy interesantes e innovadoras, otorgándole roles diferentes a algunos jugadores, de forma que el equipo tenga siempre algo nuevo que mostrarnos. Uno de esos cambios los aplica el francés campeón del mundo en Rusia, Benjamín Mendy, quien se perdió casi toda la Premier pasada por lesión, pero que parece haber vuelto para ser fundamental en el esquema del catalán, y aquí te explicaremos en qué consisten esos cambios.

Para empezar, además del 4-3-3 habitual que plantea Josep puede cambiar a un 4-3-1-2, volcando a Bernardo Silva más a la zona de volantes antes de empezar el ataque, pero cuando se busca ofender al rival, la línea de 4 final se transforma en una de 3, siendo Mendy el que se libere de la posición de lateral izquierdo, para convertirse en un extremo por dicha banda. Un extremo que tiene la orden de permanecer bien abierto para ensanchar la cancha y encontrar más espacios. La idea con esto es que los 3 de arriba (Agüero, Jesús y Bernardo), se cierren en el área atrayendo las marcas, y junto a David Silva o De Bruyne, generen superioridad numérica. Así, se pueden efectuar pases filtrados cuando uno de los delanteros ataca espacios, pero fundamentalmente, hace que la zona de Mendy quede generalmente desprotegida, y el rival le dé espacios para que cuando corre por detrás de un defensa, pueda ganarle la espalda y centrar el balón, donde hay 3 hombres del Manchester City ocupando un lugar muy reducido. Esta estrategia claramente no es para utilizar frente a todos los rivales, ya que uno que juegue con punteros muy veloces como lo hace el Liverpool de Klopp, va a encontrar muchos espacios a la contra.

Otra de las variantes que ha mostrado Mendy, es cuando de juega con 3 arriba, como sucede habitualmente. Con la presencia de Sterling o Sané por la punta izquierda, Benjamín no tiene tanto protagonismo incorporándose al ataque, por lo que en lugar de esto, avanza hasta la línea de volantes, y junto a Fernandinho, ofrece un canal por donde hacer jugar la pelota frente al área rival. Se posiciona básicamente como un doble “5”.

No tiene como principal cualidad la de efectuar pases, cosa que va a mejorar con el transcurrir de los partidos, pero con la experiencia que tiene como lateral, cuando un puntero corta hacia el medio, él se abre por las bandas para aprovechar el espacio que dejan éstos arrastrando las marcas, y así poder poner centros peligrosos.

Para hacer todo esto de la mejor manera, tiene varios aspectos a mejorar, pero también tiene otros que le facilitan su trabajo. Una de estas virtudes, es la de mandar centros al área con la pelota en movimiento. Éstas toman una gran curvatura, que dificulta a la defensa para poder rechazarla, y provocar que cualquier roce ya sea de la defensa o la de un compañero la mande dentro del arco, y la otra, es cuando le toca defender un 1 vs 1 contra un extremo rival. Su tacle no es muy bueno, pero si su marca. Sin provocar faltas, puede hacer que el rival quede sin opciones de pase o de una escapada, y así encontrar el momento indicado para cortar el ataque.

Es una alta muy interesante (puesto que como hemos mencionado, se ha perdido casi toda la temporada pasada), que le ofrece a Guardiola una polivalencia brutal para actuar de múltiples formas de cara a los partidos.

Bakayoko: por consolidar un proyecto

Para afrontar la nueva temporada, en la cual tendrán por delante una doble competencia tras lograr un sexto puesto para volver a terrenos internacionales, una de las tareas inminentes que tiene el equipo, es la de reforzarse, puesto que el nivel de los futbolistas que poseen, no ha superado las expectativas en cuanto a varios rendimientos individuales, y en varios casos, es hora de hacer un recambio. Más si hablamos de la zona de volantes del Milan, a excepción de Kessié, el material que encontramos tiene una edad relativamente alta.

Una de las principales ventajas que sugiere el fichaje de Bakayoko por el club Rossoneri es la bajada de promedio de edad, y el poder plantear proyectos a largo plazo, asegurándose un jugador polivalente y de rendimiento regular.

Se trata de un mediocampo “box-to-box”, de recorrido completo. Sus aptitudes son principalmente defensivas, pero también tiene la capacidad de iniciar el juego, ya sea distribuyendo el balón o a velocidad para crear un contra ataque, pero siempre adelantándose de su zona, para acompañar la jugada.

Como se mencionó anteriormente, es un jugador para pensar en defender. Su altura de 1,90 metros y su buena corpulencia le permiten ganar normalmente en los duelos aéreos contra cualquier rival, pero todo esto, luego lo combina con una gran aceleración en pocos metros, lo que le permite generar esos contra ataques letales de los que hablábamos anteriormente.

También, aunque esta cualidad no destaque mucho por sobre las otras, Tiémoué posee una muy buena calidad para pasar la pelota, tanto para cambios de orientación, como para filtrar pelotas, lo que le permite tener cierto peso para mandarse al ataque y ser parte de él, como un volante de creación más.

Su edad (23 años), tampoco es un problema en cuanto a experiencia en la cancha, puesto que fue una de las claves del Mónaco que le cortó la racha de campeonatos locales al PSG en Francia, y que en su paso por el Chelsea, fue muy tenido en cuenta por Conte, disputando un total de 42 encuentros para los londinenses.

La cesión que logró el Milan por Bakayoko, le resolverá una de las dudas para el medio campo, y de tener éxito, no deberían dudar en intentar adquirir su ficha completa.