Gazza y su fútbol

La leyenda que toca recordar hoy es Paul Jhon Gascoigne, más conocido como “Gazza”. De tez muy blanca y algo rellenito, un joven con muchos problemas de conductas, pasaba sus tardes en el barrio de Gateshead jugando al futbol.

Llamó la atención de varios clubes de barrio, pero fue el Newcastle quien tomó la decisión de ficharlo a los trece años de edad. En la temporada 84-85, siendo capitán del equipo de las urracas levantó la FA Cup juvenil. Este año también tuvo el bautismo en la primera división inglesa.

Para la temporada 85-86 el equipo del norte había traspasado al Tottenham a su mejor hombre, Chris Waddle, entonces el entrenador Willie Mc Faul dio a Gazza la responsabilidad de ser el jugador desequilibrante del equipo.

En Newcastle jugó cuatro temporadas siendo la última la que más goles pudo marcar. Un total de once gritos en cuarenta y un partidos. Para estos tiempos Paul ya era una de las joyas inglesas y los grandes acechaban por él. Dicen que Alex Ferguson lo convenció a Gascoigne de que firme por los rojos de United, pero una jugada de los dirigentes de Totthenham, aprovechando que Sir Ferguson estaba de viaje, sedujeron a los padres del “gordito” comprándole una casa, oferta que éstos, proviniendo de una baja escala social no pudieron rechazar.

Tottenham en esa época, era uno de los grandes de verdad, y Manchester no era la potencia que terminó siendo, se podría decir que estaban en una misma línea.

El debut no pudo ser mejor. El clásico de Londres contra Arsenal fue el primer partido de Gazza vestido de blanco y un partido inolvidable para él, ya que marcó un gol sin un botín tras gran pase del crack Chris Waddle.

En el ex equipo de los argentinos Julio Ricardo Villla y Osvaldo Ardiles, Paul Gascoigne pasó tres temporadas de gran éxito donde logró asentarse en la cima del futbol, pero el mundial de 1990 en Italia fue su presentación hacia el mundo que no miraba fútbol de las islas.

Junto a jugadores como Gary Lineker, David Platt, John Barnes, Chris Waddle lograron un espectacular cuarto puesto. Gazza firmó un mundial espectacular donde, por más que no pudo marcar, mostró una de sus mejores armas además del fuerte remate: la facilidad que tenía para regatear a los rivales. Una de las imágenes de dicho mundial fue Gascoigne llorando como un niño, tras recibir la segunda amarrilla del torneo en el partido de semifinales frente Alemania, esto sentenciaba que, de pasar Inglaterra, Gazza no jugaría la final, algo que le pasaría a su tocayo Claudio Paul Caniggia con la selección Argentina.

Luego de que el mundial terminara, las competiciones domésticas volvían a ocupar su lugar. El Tottenham tendría en esa última temporada – la 90-91 – la mejor versión del número ocho. Jugaría treinta y siete partidos y convertiría diecinueve goles, la cifra más alta en toda su carrera. Pero los dos momentos de ese año futbolístico se dieron en el FA Cup, y como todo en la vida de Paul, fue de dos caras. La muy buena fue en semis frente al eterno rival, el Arsenal, donde abriría el marcador a los cinco minutos con un fulminante remate desde treinta y cinco metros de un partido que terminaría tres a uno. La mala fue que en la final frente al Notthingham Forest, en el minuto 17, debió dejar la cancha tras una falta donde él intenta “pegarle” al rival y termina con una grave lesión de ligamentos. Esto puso en suspenso su pase al Lazio de Italia que se realizaría un año más tarde. Esa final fue el último partido del crack con la camiseta del Tottenham, donde para la temporada 91/92, estuvo todo el año en la enfermería recuperando la rodilla.

Julio de 1992, aeropuerto de la ciudad de Roma. Miles de hinchas eufóricos del equipo de la Lazio esperan a su mesías, a ese que en el mundial en sus tierras había llenado sus ojos con su calidad y carisma. Paul Gascoigne – tal vez, no el jugador más importante inglés, pero sí uno de los mayores talentos que dio la isla -, llegaba al campeonato más duro de futbol: la Serie A “el calcio italiano”.

En el equipo romano pasó tres temporadas. Sus actuaciones claramente fueron en picada. El punto más alto fue en el clásico de la temporada 92-93, cuando convirtió el empate de cabeza de un duelo que culminó uno a uno. Sus apariciones fueron cada vez menos y hasta tuvo una nueva lesión que cuando estaba en plena recuperación, fue agravada por una pelea que tuvo en un bar italiano y donde la lesión por medio de una caída tuvo un aumento en su gravedad.

Terminó saliendo por la puerta de atrás del equipo donde habían apostado por él como principal figura para darle lucha a los grandes de Italia.

Con la rodilla recuperada y la Euro 96 en Inglaterra a la vista, Paul estaba totalmente motivado para volver a ser una gran estrella mundial. El lugar elegido para esa recuperación fue cerca de casa. El Gigantesco escocés Glasgow Rangers era el equipo.

La 95-96 fue un gran año. Volvió a su máxima marca de diecinueve goles y estuvo presente en cuarenta y dos encuentros, casi los mismos que había jugado en tres años en Lazio.

Verano del 96 y “gazza” recibía el llamado de un viejo conocido como Terry Venavles para jugar la Eurocopa en casa. La generación del 90 ya no estaba, pero nuevos valores estaban dominando la joven Premier League y se hacían cargo de la selección. La renovación era algo esperado tras el fracaso de no clasificar al mundial de 1994.

Estos jóvenes comandados por Mr. Arsenal (Tony Adams), le hacían lugar a Gazza para que les dé el toque de claridad que faltaba, ya que para correr había sujetos como Darren Anderton, Steve McManaman o su socio – y uno de los pocos sobrevivientes – David Platt.

Inglaterra tuvo un gran campeonato, pero terminaría cayendo por penales contra una rústica Alemania en semifinales. Aun así, nuestro protagonista tuvo su momento mágico. El 15 de junio del 96, en el estadio de Wembley y frente al clásico de las islas Escocia marcó uno de los goles más lindos de la historia de la Eurocopa. Entrando al área tiró un sombrerito al defensor, y antes que la pelota toque el césped definió al primer palo con un fuerte derechazo, el estadio explotó. GAZZA estaba de nuevo.

 Para la temporada 96-97 Paul volvía a Rangers, donde estaría hasta fines del 97, donde pasaría al Middlesbrough que estaba en los primeros puestos de lo que hoy conocemos como la Championship (segunda división inglesa),  justo antes de que se disputara el mundial en Francia. Su nivel fue bueno y Gazza espera con ansias ese mundial. Semanas antes del comienzo de la copa, Glenn Hoddle tenía otros planes para el muchacho indomable, lo dejaba fuera de la lista de veintidós jugadores a la que Gascoigne respondió con insultos y terminó borracho por la desilusión que le provocó quedar fuera de la copa del mundo.

Esto marcó la debacle definitiva del ídolo a partir de la 98-99. Ya en premier league con “el boro”, su juego empezó a disminuir constantemente, al contrario de lo que pasó con su enfermedad, el consumo de alcohol excesivo terminó consumiendo al crack del fútbol.

Cuenta en una entrevista el jugador Gustavo Lombardi, quien fue compañero en Middlesbrough, que en los partidos todo el equipo hacía el pre competitivo mientras Gazza se quedaba con los utileros tomando café y fumando en el vestuario. Eso sí, también destacó la calidad increíble que tenía como jugador.

Los últimos años de carrera deambuló por varios equipos como Everton, donde jugó con un joven Wayne Rooney, Burnley y hasta tuvo una experiencia en la liga China dejando la actividad como futbolista profesional en Bolton United de la cuarta división inglesa en el 2004.

México: ¿Hay que confiar en Osorio?

Llegar a la fiesta más grande del fútbol cada cuatro años es cuestión de un trámite para la selección de Mexico, pero esto no hace que la convivencia del equipo con el público y la prensa sea tranquila en el periodo entre una Copa del Mundo y otra.

Juan Carlos Osorio es el encargado de comandar al TRI desde el banquillo. El entrenador colombiano – campeón de la Copa Libertadores con Nacional de Medellín –  es de los técnicos que, por su forma de trabajar divide las aguas. Su método de cambios constantes en lo táctico, estratégico y la rotación de hombres  hace que sea mirado con cierto desconcierto y también con algo de desconfianza.

Osorio es un acérrimo defensor de sus teorías. La rotación y la competencia interna son pilares fundamentales para tener a la totalidad del plantel unido por un mismo fin.

Esta es su primera experiencia como seleccionador nacional. Anteriormente, sus métodos tuvieron éxito, pero a nivel de clubes, donde los tiempos de trabajo son otros, por eso la mayor incertidumbre es de ver como gestionará el trabajo en una competencia de selecciones donde sabemos que justamente lo que falta es tiempo.

En lo futbolístico, México tiene claro cuál será su plan principal: sacar la pelota bien jugada desde el fondo e ir tratando de mover el balón de forma horizontal para encontrar líneas seguras de pases. El problema es que este estilo de salida se basa en la calidad individual y en el conocimiento con el compañero, algo que por momento parece no estar. Es muy difícil para un defensor  conseguir un nivel de excelencia en los movimientos si todo el tiempo le cambian  sus compañeros. Jugar un balón largo a las bandas y buscar la superioridad numérica en la segunda jugada será la segunda opción.

La lista presentada para el mundial cuenta con mayoría de “extranjeros”, quince de un total de veintitrés juegan fuera de la tierra de los Mariachis, esto era algo que no sucedía en el pasado reciente. Por ejemplo, en el 2014, los foráneos fueron ocho y en el 2010 nueve, pero en 2006 solo cuatro jugaban en el extranjero.

Esto da un mayor roce internacional al jugador mexicano en la parte positiva, pero en la negativa lo que les pasa es lo que les sucede a casi todas las selecciones americanas: al tener la selección desparramada por todo el mundo, impide tener la posibilidad de trabajar al menos varios días al año con los jugadores.

Tratar de dar un once para el debut del domingo 17 junio frente al equipo alemán es jugar a la lotería. La variación de esquemas y nombres es infinita y uno de los poco que podía tener un puesto fijo era el defensor central Néstor Araujo (Santos Laguna), que era el encargado del primer pase en la salida y desafortunadamente una lesión lo dejó sin mundial.

De lo que sí se puede hablar/opinar es en forma individual de algunos de los integrantes del gran plantel. En el arco el Guillermo “memo” Ochoa corre con ventaja, experiencia mundialista y un año indiscutible en el Standard Liege lo ponen como un posible fijo en el once.

Dos mediocampistas todo terreno como Guardado (31, Betis) y Herrera (28, Porto) van a ser grandes responsable de cómo sea esta experiencia rusa para el equipo, no tanto por lo que puedan hacer frente a Alemania pero sí contra Suecia y Corea del sur, donde el equipo verde es candidato. La parte de adrenalina y diversión la van a poner seguramente, por un lado, la mejor individualidad hoy por hoy del equipo, el “chuqui”  Hirving  lozano, que fue imparable en la Eredivisie con el PSV Eindhoven. El ex Pachuca fue la revelación de la liga cuenta con un dribling de lo mejor que hay en Europa y además a eso le suma gol algo que no todos los que juegan en banda lo tienen. El otro que estará encargado de hacer feliz al público con su juego, tal vez provenga desde el banco de suplentes,  Jesús “tecatito”  Corona (25, Porto) tiene todo para ser como se suele decir ahora “el revulsivo” del equipo, lo que sale de sus pies es fácil de admirar,  tiene pase, tiene remate, tiene gambeta, pero no tiene constancia. Esta temporada no fue parte del once titular de Porto, lo que supone que llega con piernas frescas, todo depende de él. Si está en modo Copa Centenario 2016, sin ninguna duda se ganará un puesto de titular y será de la partida en octavos intentando por fin llevar a México al bendito quinto partido.

El gol se lo dejamos para “chicharito” Javier Hernández (30, West Ham), el mejor delantero de el país en la última década. Lo perjudicó, por decir de alguna forma, ser suplente en grandes clubes, pero “chicharito” es un delantero de primer nivel. No es un diez en ninguna cualidad, pero maneja todos los registros de un gran delantero central. Creo que si el equipo lo acompaña y le da más de una opción por partido (claramente no es Ronaldo, que con que Portugal le dé una chance es suficiente), puede estar entre los grandes atacantes de este mundial.

Dejo para el final de este artículo a un jugador odiado y amado al mismo nivel, que hoy está encontrando su lugar en el mundo. Los Angeles FC le dieron la jerarquía de jugador franquicia y Carlos Vela (29) está respondiendo a ese status, seguramente le sobra calidad para si lo deseaba seguir jugando en una gran liga de Europa, pero me parece desde mi punto de vista que Carlos Vela siempre luchó con eso de pensar que no era reconocido como la gran estrella de sus equipos. Desde muy chico fue al Arsenal de Wenger y eso de ser el mejor mexicano le pesó un poco, hoy parece estar feliz y llega en gran nivel para el que puede ser su gran torneo después de haber conocido la gloria de ser campeón del mundo juvenil.

En resumen, Mexico tiene potencial para de una vez por todas dar el golpe que el mundo futbolístico le pide.  Juan Carlos Osorio es un gran técnico y tiene excelentes jugadores.

Blues y Culés, un duelo moderno

Cuando se develaron los octavos de final de la Champions League 2017/18 las luces, sin dudas, se fueron con el enfrentamiento del defensor bicampeón y el equipo que tiene esta competencia como obsesión, al que parece ser lo único que motiva en su día a día. Pero cuando pasó la euforia de los primeros momentos, y analizando todos los cruces, el que más me llamó la atención es el choque de los Blues ante el equipo de Lionel Messi, que es lo mismo que decir Chelsea vs Barcelona.

Creo que el campeón de la Premier League 16/17 se está recuperando de la siesta de esta temporada y está listo para enfrentar al equipo español de par a par. Ya no se extraña al Diego Costa en Stamford Bridge y no se lamenta la lesión de David Luiz. Antonio Conte, el estratega nacido en la ciudad italiana de Lecce, tiene preparado y en perfectas condiciones a sus jugadores.

Chelsea no parte como favorito, pero si hay un equipo que complica al Barcelona en Champions es sin dudas el equipo de la clase alta de Londres. Recordado es el gol en el minuto 93 de Andrés Iniesta en el semis final de la edición 2008/09, dándo el pase a la final y a la que sería la primer Champions League ganada por Pep Guardiola como entrenador.

¿Pero si no es favorito, puede igualmente eliminar al FC Barcelona?

Conte ha recuperado su mayor arma que es la defensa, con dos caras nuevas como el danés Andreas Christensen y el alemán ex Roma Antonio Rüdiger por el lesionado David Luiz y por decisiones técnicas Gary Cahilll. Ellos, más Azpilicueta forman el tridente delante de Courtois y están respaldados en banda izquierda por Marcos Alonso, mientras que en derecha por el nigeriano Victor Moses.

Sacando al nigeriano que nació futbolísticamente como un hombre de ataque, los otros cuatro integrantes  de la defensa tienen, desde lo físico y técnico todo lo que se puede exigir a defensores de nivel Champions League: son rápidos, grandotes y muy aguerridos en la marca, sobretodo el ex Olympique de Marsella Cesar Azpilicueta.

Enfrente, para probar esto que decimos de los “soldados” de Conte estarán el mejor jugador del mundo, el mejor 9 del momento, y una de las mejores promesas como Ousmane Dembélé.

Si Messi elige tirarse al lado derecho y hacer su jugada característica de derecha al centro, su primer escoyo será el más duro tal vez para el rosarino, porque desde el medio llegará la ayuda de N´Golo Kante, que se sumará a Marcos Alonso y al primer central por ese costado Rüdiger. Igualmente creo que no enfrentar a Azpilicueta es una ventaja a favor de Messi.

El punto más flojo, si se puede decir, sin dudas está en el ataque. Un equipo que no cuenta con un goleador es difícil que llegue a la meta final de coronarse campeón de algo, pero esto es solo una serie de 180 minutos en la que esa falencia puede que no aparezca. Hazard es el crack y el mejor anotador en lo que va de la temporada. En él está depositada la esperanza de gol/juego. Del belga esperamos que tenga su partido consagratorio en esta competencia llevando a su equipo a cuartos. No sabemos qué esquema pondrá Antonio Conte en cancha, si se la juega por poner a los más veloces como contra el Arsenal en la semifinal de Copa Pedro, Hazard y Willian o sacar a este último y poner un nueve de contextura como Morata o el recién llegado Giroud. En mi opinión que Willian y Pedro tengan más que preocupado a Jordi Alba y Sergi Roberto es un punto a favor para los ingleses.

Hablamos de la defensa y ataque de los blue para llegar a donde para mi está la clave y ésta tiene un nombre propio: Cesc Fábregas tiene la llave para que Chelsea se quede con el pasaje a cuartos. Serán decisivos si el español puede meter esos pases entrelineas a los delanteros y si puede encontrar esa bola que quedará tras la presión que harán los de Conte en la salida de Barcelona.

Chelsea en modo Premier está presionando alto con la línea de ataque y el medio con la defensa se adelantan pero muy unidas entre no así entre la primera y segunda línea en la cual hay cierta distancia. Que Hazard vaya encima de Busquets podría tener mucho sentido para el equipo inglés, tratar que quede desconectado con los tres de arriba y que la única forma de encontrarlos sea un balón largo donde en número de jugadores y en potencia física Chelsea es mucho mas.

Habrá que esperar qué decide el técnico italiano, ya que esta temporada no tiene un once ni tampoco un esquema fijo, puede jugar con 5-2-3 (Willian, Hazard, Pedro), un 5-3-2 (Kante, Bakayoko, Fábregas), o 5-2-3 con una referencia de área.

Por último, el fútbol es dinámica de lo impensado, así que ya veremos.

Radiografía del comienzo de la Libertadores

Arrancó el lunes 22 de enero la edición número 59 de la Copa Libertadores de América, la competición por excelencia en esta parte del mundo. Como ya hace varias ediciones, la Copa comienza con fases clasificatorias en el formato mano a mano, en la primera de estas tres etapas (fase 1) se jugaron tres encuentros: Olimpia vs Montevido Wanderers, Macará vs Deportivo Táchira y Oriente Petrolero vs Universitarios de Perú.

De los tres enfrentamientos en solo uno estaba marcado el favoritismo. Olimpia, dos veces campeón de la competencia y siendo una potencia en el continente, enfrentaba al modesto equipo de Uruguay, Montevideo Wanderers. En el resumen de los dos partidos quedó demostrado que el equipo paraguayo está armado para como mínimo entrar en fase de grupos y  que por más que Montevideo Wanderers  fue un digno rival, las individualidades pesaron sobre todo en el encuentro de vuelta.

Oriente Petrolero vivió el 26 de enero sin dudas una de las noches más importantes  de su historia. Con nueve hombres pudo conseguir la clasificación en tierras peruanas al marcar un gol de visitante, ya que en el global era un 3 a 3, este gol se convirtió en “doble”.

Enfrente, a lo largo de la serie, tuvo el equipo más apático que se vio en  mucho tiempo. El entrenador Pedro Troglio nunca pudo hacer que su equipo sea un conjunto en donde se pueda dar más de tres o cuatro pases para hilar una jugada con peligro. Por más que en la vuelta se puso tres  a cero y estando con dos hombres más, nunca se sintió dueño del encuentro,  y por sus cambios totalmente defensivos, en vez de tratar de controlar el partido con circulación porque le sobraba gente por todos lados, llenó al equipo de miedos que se vieron reflejados en el terrible error/horror del  arquero Fernández  que salió hasta la puerta del área sin ninguna necesidad a tratar de despejar un centro que termino entrando lentamente en la propia meta.

La serie a priori mas pareja terminó siendo eso, porque por más que en el acumulado el debutante Deportivo Macara fue un poco mas – debido a que cuenta con mejores individualidades –  no  pudo reflejar la diferencia en el marcador, sobretodo en el partido de ida donde Velásquez, el joven arquero venezolano, fue la figura del encuentro. En Venezuela las cosas fueron más parejas y el 0 a 0 fue también el puntaje del match, aburrido y sin ninguna llegada importante por ambos lados.

El pasado hay que dejarlo atrás, y la copa, como la vida, continua, así que dejamos algunos puntos de los tres equipos  que siguen en carrera.

Olimpia:

Ahora le toca un cruce mucho más complicado, no porque sea un campeón continental, pero si porque es un grande de Colombia que sobretodo hace pesar su localía. Junior de Barranquilla, campeón de la Copa Colombia será un dificilísimo escoyo a pasar para el equipo guaraní.

Lo bueno será que el equipo paraguayo que dirige el argentino Daniel Garnero  llegará con mucho mas rodaje,  sin dudas tiene plantel suficiente para pasar esta fase. El arquero Aguilar los laterales colombianos – con subida constante – Otálvaro y Díaz, los mediocampistas, Camacho y el “fino” Mendieta, mas la experiencia de Santa Cruz arriba, hacen de él un equipo fuerte en todos los sectores,  sumando que Garnero cuenta con buenos recambios como son el delantero colombiano Cuero y el mediapunta/extremo argentino Rosales. Puntos negativo, el mediocampista de contención Burgos y la vuelta de los dos laterales del equipo, por momentos queda muy desequilibrado.

 

Oriente Petrolero:

Tiene como punto más fuerte, a uno de mis delanteros preferidos de la competencia, el uruguayo Maxi Freitas, “el tanque”, un animal, juega solo arriba y complica a toda la defensa. Mucha de la historia que va escribir este equipo en la actual edición, dependerá del uruguayo sin dudas. Pero el equipo de Nestor Clausen tiene algunos aspectos interesantes más a destacar, como es el solitario centrocampista Marcel Román que roba todo lo que pasa por su zona, lo malo es que por momentos esta tan solo que termina cometiendo faltas peligrosas. El costado derecho es lo mejor de este equipo, porque se asocian el lateral Zampiery (el mejor lateral de esta fase) y el diferente/creativo Ronaldo Sanchez, entre ellos arman muchas jugadas donde el volante se cierra y le deja ruta libre al lateral. Por último, también destacar al venezolano José Meza que es un atacante con mucha entrega pero también cuando tiene el balón en su poder sabe muy bien lo que pide la jugada. Su rival en la fase 2 es un viejo conocido, nada más y nada menos que el equipo del aviador Jorge Wilstermann, el campeón boliviano del torneo Clausura.

 

Deportivo Táchira:

Es a mi entender el equipo con menos chance de llegar a la tercera fase, por el rival que le tocó que es Independiente de Santa Fe de Colombia y por nivel de competitividad del propio equipo venezolano.  Lo demostrado en la serie con Macará fue un equipo que carece de individualidades importantes solo a destacar el muy buen arquero Eduardo Velásquez que fue la figura en los 180 minutos. Suele jugar con un esquema de 4-4-1-1 donde el mediocampo  por características de sus volantes es de transición lenta y de poca sorpresa. Muchas veces se termina tirando pelotazos  para las dos torres mas adelantadas que son el media punta  y emblema del equipo,  Perez Greco, o para la referencia de área, el argentino Sergio Almiron de 1,88 metros de altura.

Mis pálpitos para estos tres equipos son que Olimpia tiene grandes chances de pasar frente a Junior que Oriente Petrolero al jugar un clásico de su país tiene un 50% y que el que no tiene ninguna chance es Deportivo Tachira.

 

 

¿Quién es Jorge Sampaoli?

Su historia podría ser contada tranquilamente en una película con un arranque duro, que nos da golpes bajos, pero que en el final nos deja con una sonrisa devorando los últimos pochoclos o palomitas del balde. Es verdaderamente una historia de un tipo que siguió su sueño a pesar de las miles de dificultades que se le atravesaron.

Nacido un 13 de marzo de 1960, a los 57 años le llega la posibilidad de dirigir a la selección que tanto ama, la de su país, Argentina, esa que fue la meta de su carrera cuando dirigía a los juveniles en el equipo del pueblo.

Jorge, el zurdo, o el hombrecito, como es llamado, no tuvo un nombre reconocido en el fútbol y menos en Argentina. Por más que haya sido el técnico campeón con Chile en la Copa América de 2015, es muy posible que más de la mitad de sus compatriotas no lo conozcan hasta el 1° de junio de 2017, cuando asumió oficialmente como entrenador de la celeste y blanca.

Esto, en uno de los países mas exitista que hay en el mundo, no es un dato menor. Él sabe que la gente se pregunta ¿y este de dónde salió? ¿Qué ganó para poder dirigir a la selección? Las respuestas las tendrá que dar nada más y nada menos en las últimas cuatro fechas por las eliminatorias para Rusia 2018. El desafío no es nada fácil, debuta contra Uruguay (un clásico) en Montevideo, recibe en Argentina a Venezuela y Perú, para cerrar de visitante en Ecuador.

Una lesión expuesta de tibia y peroné en el año 1976 terminó con el sueño de ser jugador para Jorge Sampaoli. Esto, lo alejaría por un tiempo de los campos, ya que le hacía mal no poder practicar el deporte que más lo apasionaba.

images.jpg arbol
La famosa foto en el árbol

Es este año que, por una expulsión dirigiendo Alumni se sube a un árbol fuera del estadio para poder seguir dando indicaciones. Es fotografiado por el diario local, la foto llega a manos de Eduardo López, por entonces presidente de Newells, y le da la oportunidad de ingresar al mundo profesional dirigiendo Argentinos de Rosario desde fines de 1996 hasta que es despedido en 1997. Sampaoli vuelve al amateurismo y se queda en él hasta el año 2002, donde llega la segunda oportunidad de demostrar lo que sabía en el fútbol pago. Desde Perú, el equipo Juan Aurich lo contrata como entrenador. En 2003, pasa a un equipo un poco más grande como Sport Boys. En 2004, firma para Coronel Bolegnesi, que es con el equipo con que hace su aparición en el continente, habiendo estado a punto de eliminar al gigante Colo Colo por la Copa Sudamericana. Para el año 2007 le llega la oportunidad de dirigir a su primer gran equipo, Sporting Cristal. Los resultados y problemas internos de vestuarios hacen que en mayo sea sacado por la dirigencia.

En ese mismo año hace su primera incursión en el futbol chileno, llega a O’Higgins en donde estará hasta el 2009. En 2010, Sampaoli es llamado por otro grande: El Emelec solicita sus conocimientos. Lleva al equipo a una final, pero ésta es perdida frente a la Liga de Quito, dirigida por su compatriota Edgardo Bauza. Regresa a Chile a dirigir nuevamente en el 2011 a uno de los dos más grandes del país, Universidad de Chile, club que lo consagra y le da la oportunidad de llegar a la Selección en el 2012, donde dirige un Mundial y gana la Copa América, hasta que en 2016, por supuestos problemas con los dirigentes, decide partir a su experiencia en Europa. Sevilla es quien decide contratarlo con la idea de un proyecto a largo plazo, pero luego del primer año, éste se ve interrumpido por el llamado -y casi pedido de auxilio- de su sueño más grande. La selección Argentina con Messi golpean las puertas de su despacho.

Donde sí Jorge Sampaoli es conocido y admirado es en el “mundo fútbol”. A todos aquellos a quienes nos apasiona este deporte sabemos que Sampaoli es un confeso admirador de Bielsa, y que además de sacar campeón a Chile de su primer, y en ese momento único, titulo a nivel de selecciones nacionales, hizo un estupendo trabajo en la Universidad de Chile. Con los azules consiguió cuatro títulos consecutivos y el primer título internacional del equipo ganando la Sudamericana 2011. Además de los títulos, el equipo logró alcanzar un nivel de juego superlativo, llegando a ser exageradamente y en sus propias palabras, “como el Barcelona sudamericano”.

Logró triunfos inéditos, como la goleada más abultada de visitante por 4 a 0 al Flamengo, que contaba con Ronaldinho como figura, y dejando en el camino al título a grandes del continente como Nacional de Montevideo, dirigido por ese entonces por Marcelo Gallardo y Vasco da Gama.

Borghi, había agarrado la Selección después de la ida de Marcelo Bielsa. El equipo no encontraba el rumbo y los problemas internos entre las estrellas y el técnico mostraban un mal ambiente de trabajo, esto hacía que las posibilidades de no ir al mundial de Brasil eran más que concretas. La prensa empezó a nombrar al “Hombrecito de Casilda” como el sucesor, remarcando el parecido con su ídolo Bielsa, lo que contagiaba a los hinchas chilenos para pedir por él. Con su llegada, la roja retomó su estilo bielsístico y llegó a Brasil 2014 con un gran nivel y haciendo un gran Mundial, en el que estuvo a punto de dejar fuera al dueño de casa. El romance con la selección terminó en 2016 por problemas de contrato y diferencias con algunas de las figuras del plantel.

Esto abrió las puertas de fútbol europeo para Sampaoli, entre muchas de las ofertas que tuvo como la del club italiano Lazio, eligió Sevilla de España que tenía como director deportivo al numero uno en su puesto: Monchi (creador del gran Sevilla cinco veces campeón) pero después de un año, las cosas cambiaron y hace solamente unos días Jorge Sampaoli llego a su ansiada meta, debuto como entrenador de la selección Argentina de fútbol.

Real Madrid vs Juventus, hace 19 años [2/2]

En la primera parte de este artículo en dos cuotas analizamos el contexto sudamericano en el que llega la televisación de la Champions League, pero además como estaba conformado el conjunto merengue dirigido por el teutón Jupp Heynckes.

Asimismo, Juventus estaba conformada de esta manera: Al arco un grande de verdad, que tal vez hoy no es ni siquiera conocido, pero Angelo Peruzzi fue un grandísimo arquero, parecía algo excedido de carbohidratos, pero siempre estaba bien ubicado. A veces me hacía recordar a un arquero de handball, no volaba mucho.

Los cuatro de atrás eran Moreno Torricelli, defensor de una extensa carrera. En Juventus llegó a su punto máximo. De buena proyección, aunque algo limitado. Logró ser internacional con la azzurra. De central estaba Mark Iuliano, de buen porte, bastante tosco, pero que no se complicaba y cumplió siempre con el trabajo de un central correcto. A su lado Paolo Montero, jugador uruguayo, por años capitán de la celeste, un “rústico de los buenos”, jugador con muchísimo carácter, no dotado de una gran calidad, con un sentido de anticipo y ubicación impresionantes. Muy fuerte en el juego aéreo y demasiado duro por momentos en la marca. Cerraba el cuarteto por la izquierda Pessotto, volante convertido en lateral de un rendimiento parejo, buena marca, pero no mucho más un jugador “normal”.

El medio era músculo al por mayor, aunque no carecía de una gran calidad. Tres jugadores con una altura que no les favorecía, si bien su estado físico los llevaba a que para cansarlos tenían que jugar 180 minutos seguidos. Unas máquinas de marcar, correr y de entrega por el equipo. El más retrasado, unos meses después, levantaría la Copa del Mundo. Didier Deschamps era el último eslabón a pasar si querías enfrentar a la defensa de Juventus. Si el francés se cansaba un poco debido a su edad no pasaba nada, estaba “el animal” de Edgard Davids, que corría por él y por todos los que haga falta. Este sí, al menos para mí, forma parte del grupo selecto en la historia del futbol.

Jugador que quitaba la pelota de una forma tan agresiva y rápida que algunos rivales no sabían que la habían perdido. Recostado por la derecha, aparecía un italiano de pura cepa: Di livio. Gran carácter, gran despliegue, mucha entrega. Solía llegar al fondo y centrar, mientras el físico le aguantó, fue uno de los jugadores importantes del futbol italiano.

del piero

La parte ofensiva estaba reservada para dos genios y para un goleador letal (y el mejor festejador de goles de la historia). Zinedine Zidane y Alessandro Del Piero, le daban el toque y el salto de calidad a este equipo. Para este momento, Zidane empezaba a ocupar el reinado como mejor jugador del Mundo, pero en Juventus lo que puede parecer inverosímil era que parecía un actor de reparto. porque el verdadero protagonista era Alessandro Del Piero. No hay mucho que decir de estos dos, tenían todos los gestos técnicos que componen a un jugador de futbol al máximo (si lo llevamos al Pro Evolution Soccer de aquel entonces, siempre tenían la flechita para arriba).

La punta de flecha, fue un 9 sin ninguna característica impresionante. Filippo Inzaghi no era un diez en nada, no tenía velocidad, no tenía gambeta, pero tenía algo con lo que se ganan partidos: pelota que quedaba en el área rival, él la convertía en gol. Un auténtico killer, un delantero fulminante, recuerdo mucho tal vez su mejor movimiento: el anticipo al defensor y el cabezazo directo a la red.

Sin título-1

Pero, ¿Cómo fue ese encuentro?

Juventus, arrancó con una intensidad impresionante. En los primeros diez minutos logra acorralar al Real Madrid que, sorprendido por esta presión recula hasta su propia área. Luego de estos primeros minutos, logra tener un par de corridas a los espacios con sus delanteros y esto hace que Juventus repliegue un poco su juego.

Desde el minuto uno la figura es Fernando Hierro, el central con sus anticipos y rechazos logra que Madrid pueda jugar unos metros más adelante.
Es un gran duelo, son fuerzas muy parejas y dos defensas del mejor nivel mundial, la calidad que hay en el medio hace que el juego sea rápido y entretenido de ver.
Raul, en el minuto 25, tiene la más clara del primer tiempo. Se anticipa a Marck Iuliano en el primer palo y conecta un centro desde la izquierda, que pasa pegado al palo de Peruzzi. En el final de los primeros 45, es perdonado Edgard Davids de no ser expulsado ya que contaba con amarilla y comete una falta muy dura contra Clarence Seedorf, algo que podría haber definido antes la final.

El segundo tiempo arrancó con un cambio que no se comprendió mucho, Marcello Lippi saca a Di Livio y pone a un volante de contención como Alessio Tacchinardi. Esto hace que, por más que Juventus tuvo más posesión de pelota, perdió la única vía de profundidad que tenía.
Luego de dos oportunidades claras por parte de Inzaghi, en el minuto veintiuno llegaría el primer y único gol en la competición de Pedrag Mijatovic, que en su lugar natural dentro del campo, aprovechó un balón que quedó botando en el área y con una gambeta eludió a Peruzzi marcando el uno a cero, que sería definitivo. Juventus lo intentó poniendo al uruguayo Daniel Fonseca y armando una defensa de tres, pero ya era tarde, Real Madrid obtenía su séptima orejona.

 

Real Madrid vs Juventus, hace 19 años [1/2]

En primer lugar, hay que contextualizar un poco el momento y el lugar para darnos cuenta de la trascendencia que tuvo la final de Champions League de 1998 en los nacidos en la década del ochenta en esta parte del mundo (Sudamérica). Tenemos que recordar que la televisión por cable había llegado a estas latitudes hacía menos de cinco años, y en mi caso particular, desde marzo de 1996. ¡Cómo olvidar esa repetición el sábado por la mañana del partido de viernes de NBA transmitido por ESPN! Cuando el instalador terminó de hacer su trabajo me abrió un “nuevo mundo”, me sumaba a la minoría que tenía acceso a esa cantidad de canales, sobre todo, deportivos.

A pesar de contar con ese servicio, no recuerdo haber visto muchos partidos de Champions League, ni tampoco que sea común que la gente lo viera o hable como suele pasar hoy. Más bien, tengo que decir qué el primer partido que vi y del que era consciente fue la gran final del ´98. Estábamos en vísperas de Copa del Mundo, lo que hace que en mi país (Argentina), los medios de comunicación atiborren nuestra mente con información sobre el evento futbolístico por excelencia a nivel de selecciones.

Yo seguía bastante el día a día de los posibles 22 jugadores que serían convocados. Claudio Caniggia deslumbraba domingo a domingo en Boca, y la prensa presionaba para que sea convocado por el entonces técnico Daniel Pasarella. El mismo (acá el punto de contacto con la Champions League) que por una pelea en la cual pretendía que Fernando Redondo se corte el pelo, dejaba al mejor volante central del mundo fuera de dicha competición.

Real Madrid era un gigante, pero un gigante con su historia, porque en los tiempos que corrían, hacía 32 años que no ganaba una Copa de Europa/Champions League. El monstruo, en ese momento, era Juventus. Que, sólo dos años antes había sido campeón intercontinental, ganándole la final a River Plate de Argentina. Era habitual ver al equipo italiano metido en las fases finales de la copa.

Repasemos planteles del once inicial: en el Real Madrid estaba el campeón del mundo, Bodo Illgner, que había llegado al Madrid sin mucha prensa, pero se supo adaptar muy bien, siendo un arquero bastante sobrio y de un nivel normal, nunca fue duda en el arco blanco. La defensa estaba formada por cuatro hombres. En la derecha, se situaba Panucci, lateral italiano campeón de todo con el Milan de Capello, y que por él había llegado al Madrid. Bueno en la marca, bastante limitado cuando se sumaba al ataque. Fernando Hierro como primer central, a los más jóvenes recomiendo mirar a este fenómeno, porque si hoy existe Sergio Ramos, es porque antes hubo un Hierro. Le pegaba tan duro como Roberto Carlos y en su principal tarea, que era la defensa, fue un número uno en el cabezazo y el anticipo, solo sufría un poco cuando algún delantero lo sacaba lejos del área, al ser un jugador tan pesado esto lo complicaba. Su compañero de zaga fue Manolo Sanchis, un histórico que estaba en su última etapa como jugador, pero gracias a su experiencia jamás desentonó y terminó jugando en un alto nivel. El último bastión era un galáctico, un jugador con una capacidad y aptitudes físicas extraordinarias, un “animal”. Trepaba constantemente la banda para centrar, pero no era lo más peligroso de su repertorio: su diagonal a partir de mitad de cancha rival, hacía temer a los arqueros, porque desde este lugar en donde tenía espacio, solía sacar su tremendo cañón directo al arco.

real

El mediocampo estaba formado por gente que parecía jugar a otra cosa, sus movimientos y pases pertenecían a algún tipo “logia del buen gusto”. El más defensivo era Fernando Redondo, puede ser que en la faceta robos no haya sido el mejor, pero una vez que la recuperaba o la pelota pasaba por sus pies, era garantía que el balón iba a tener un buen destino. Siempre lo hacía bien y lindo.
La diez la llevaba Clarence Seedorf (para mí al que mejor estéticamente le quedó la 10 del Madrid). Otro tipo de jugador, más directo, más rápido, pero que seguía manteniendo el mismo “glamour” que Redondo cada vez que tocaba el balón. Daba la impresión que el holandés levitaba en el campo y que nunca se ensuciaba. Un jugador fino, que tal vez por eso no fue tan reconocido por el gran público, sin dudas un top 50 en mi lista. El trabajo sucio, y que para la gente que solo se encandila por el talento para lo ofensivo es invisible, lo hacía el francés Karembeu, que se ocupaba de relevar a los dos del medio y la recuperación del balón.

Adelante jugaban tres nueve puros de nacimiento, que por obvia razón dos de ellos tenían que tirarse a las bandas. Uno de estos, era el ídolo del barrio que ya no era un crío sino una de las principales figuras del equipo, Raul González Blanco, estaba en sus primeras Champions League, donde no se cansaría de hacer goles y levantaría la orejona tres veces en su carrera. Si la banda izquierda le quedó al siete blanco, la derecha fue para Pedrag Mijatovic. Hoy, mirando para atrás y después de ver todos los delanteros que pasaron por Real Madrid, suena a poco ese apellido, pero tengo que decir que era un tremendo jugador, y que, por formar parte de uno de los clubes más grandes del mundo, dejó su ego de goleador y puso todo su esfuerzo a servicio del equipo. Samuel Eto’o en el Inter de Mourinho o el actual Mario Mandzukic de Juventus han hecho ese mismo rol en el campo. En su lugar natural estaba Morientes, jugador de una técnica bastante depurada pero que le faltó ese fuego que se suele decir para ser recordado como uno de los grandes.

¿Jubilación de la BBC?

Italia terminó el año 2016 dejando una imagen muy buena en relación a nivel de juego y resultados de cara al camino a Rusia 2018.



De la mano de Antonio Conte se logró jugar un futbol de alto vuelo en la Eurocopa jugada en Francia. A pesar de que su ataque no era ni por asomo el mejor de la competición, la azzurra supo hacerse fuerte desde la línea en donde, seguramente es una de las mejores del mundo, con la famosa BBC defensiva.

bonucci.jpg_1151390924
Bonucci

 

Barzagli, Bonucci y Chiellini, mas Buffon son el primer eslabón de una Juventus que gobierna en la Serie A hace mas de 5 años. 

Conte, que había sido entrenador y multicampeón con ellos poseía esta gran ventaja, tenía en sus mano el 50% del trabajo ya hecho para la EURO y no lo desaprovechó.



Una vez finalizada la participación de Italia en Francia 2016, Antonio Conte voló a lo que sería su nuevo hogar: Londres. El problema quedaría en manos de su sucesor en la selección nacional.

Giampiero Ventura tomaría el lugar vacante como entrenador y empezaría a tratar de resolver el problema. ¿Cuál es el problema? la BBC se está poniendo vieja. El tiempo pasa para todos y sobre todo en los futbolistas, el tiempo es más corto que en otras profesiones.
El gran capitán y el mejor de los tres, Bonucci, seguramente llegue bien al mundial y hasta probablemente tenga para una EURO más por jugar. Es el más joven en la linea con 29 años. Más complicado con el tema del calendario lo tienen sus dos compañeros de los costados de zaga, Chiellini está en los 32 y Barzagli en los 35. Es muy difícil que ambos lleguen a Rusia en buen nivel. Chiellini, que por edad podría aun estar en Rusia, es un jugador muy lento, y una de las características mas afectada con el paso del tiempo es justamente la velocidad. Barzagli ni lo contamos, cuando se dispute el próximo mundial tendrá 37 años por más que rasguñe la convocatoria, no creo desde mi opinión que tenga algún minuto en la competencia.

Pensando en esta “problemática” que le surge a la selección italiana, decidí hacer este artículo para Detrás del Arco, investigando qué hay en el fondo de armario de la defensa de la azurra y cuáles son sus próximos “guerreros” del ya casi olvidado catenaccio.
Siempre que se mira a los jugadores en las grandes ligas (España, Italia, Alemania, Inglaterra), vemos que las figuras mayormente son los extranjeros y esto se nota sobre todo cuando leemos las listas de convocados, ya sea para partidos de eliminatoria o torneos. Suelen aparecer varios jugadores de equipos que no son los más importantes, y esta no es la excepción. En la búsqueda por los próximos centrales, nos encontramos que salvo en dos casos (Romagnoli y Rugani), todos juegan en equipos menores.

romagn
Romagnoli

Los centrales que vienen siendo llamados para las Eliminatorias de Rusia son Barzagli, Bonucci, Romagnoli (AC Milan), Rugani (Juventus), Astori (Fiorentina), Izzo (Genoa) y Ogbonna (West Ham). Chiellini que viene estando fuera de la azzurra por problemas de lesiones.
Si vemos el vaso medio lleno, podemos decir que el cambio es inminente y de jerarquía, más que nada por el lado de Alessio Romagnoli, que con 22 años ya es el líder de la defensa de Milan, el único central hoy por hoy titular del equipo. En el caso de Daniele Rugani, cuenta con menos minutos, pero a favor de él hay que decir que es justamente el suplente de la BBC en la Juventus. En cualquier otro equipo de la Serie A, estaría en el once titular.
¿Y si se lesionan estas dos “joyas” de 22 años? ¿Quiénes son los centrales con los que cuenta Giampero Ventura?

rugani
Rugani

El primero en la lista, sin dudas, es Davide Astori. El hombre de la Fiorentina está pasando uno de sus mejores momentos, tiene 30 años, lo cual hace que cuente con una basta experiencia y es un habitué en las convocatorias. Otro que es llamado con frecuencia para ser suplente es el ex Juventus, Angelo Ogbonna, que en este momento se encuentra lesionado.

Hasta ahí fueron los nombres que saben lo que es vestir la camiseta cuatro veces campeona del mundo, pero por si Giampiero quiere conocer algunos más le dejamos una lista de centrales italianos no tan conocidos que pensamos que por edad o minutos jugados en sus equipos, pueden estar en la órbita de la selección italiana.

Nombre Edad Equipo Minutos/Partidos
Luca Rossettini 31 Torino 1934/21
Luca Antei 24 Sassuolo 1020/14
Francesco Acerbi 29 Sassuolo 2520/28
Mattia Caldara 22 Atalanta 1755/20
Andrea Masiello 31 Atalanta 2028/25
Armando Izzo 25 Genoa 2340/26
Gabriele Angella 27 Udinese 383/7
Marco Capuano 25 Cagliari 769/12

Comienza la Fase Final del Sudamericano Sub 20

Como lo hicimos con el Europeo sub 19 en el año 2016, volvemos a meter el bisturí en un torneo de las futuras promesas del fútbol mundial. Esta vez la cita es en Sudamérica, más precisamente en Ecuador, donde las 10 selecciones Sub 20 pertenecientes a la Conmebol se juegan cuatro boletos al Mundial de la categoría que se disputará en Corea del Sur.
Lo primero que cabe puntualizar es el contexto en que se está despuntando este torneo. A diferencia del último europeo, acá las canchas presentadas son lamentables, lo que hace difícil la práctica del deporte. Los terrenos hacen que el juego tenga un alto porcentaje de “azar”, en distintas jugadas de los partidos. Esto es debido a los malos piques que continuamente hace el balón sobre el césped y recordemos que a esta dificultad se le agrega un inconveniente natural como la altura que existe en Ecuador. Olimpico Riobama, Bellavista de Ambato y el Olímpico de Ibarra son los tres estadios que albergaron la primera fase.
Con respecto a lo futbolístico tuvimos en este cierre de la primera etapa un grupo A con los clasificados, Ecuador, Colombia y Brasil, y los eliminados Paraguay y Chile. En el grupo B clasificaron Uruguay, Argentina, Venezuela, mientras que ya no compiten Bolivia y Perú.

GRUPO A

Nos encontramos con el local Ecuador que arrancó perdiendo 1 a 0 contra Brasil, pero que se recuperó ganando de forma agónica el segundo compromiso frente a Colombia por 4 a 3, terminó primero de grupo dejando una imagen buena pero, por más que la tabla lo muestre primero, tendrá que hacer algo mas para quedar entre los cuatro. Se espera que mejore el nivel su jugador franquicia Bryan Cabezas, que estuvo más en labores defensivas que haciendo lo que sabe -producir en el juego ofensivo. Están teniendo un gran nivel los dos puntas, Corozo y Lino, en el medio gran producción de Sierra y Jaramillo (doble cinco) y por el carril del 3 con muy buenas subidas esta Pervis Estupiñan, hombre de Liga de Quito.

FBL-U20-ECU-CHI
Bryan Cabezas

Colombia arrancó para volverse pronto a su país pero debido a la victoria en el minuto 41 del segundo tiempo frente a Brasil pudo ganar en su tercer partido y llegar con muchas más chances al último encuentro donde consiguió quedarse con los tres puntos contra el combinado chileno. El equipo cafetero logró tener un buen nivel de juego cuando la pelota pasaba por su medio centro, Eduardo Atuesta, un jugador fino, de un muy buen primer pase y un gran anticipo en la marca. También usó y abusó en algunos casos del pelotazo a los delanteros como Ceter– de gran envergadura como casi todo el plantel-, para que este baje el balón y así disputar la segunda pelota muy cerca del área rival. Para destacar algunos jugadores, me gustó mucho la dupla de centrales Cuesta y Segura, y me dejo algunas dudas el golero Manuel Arias.

Brasil desilusionó a medida que transcurrió el campeonato. Tuvo un buen debut frente al local donde el resultado final de 1 a 0 no refleja lo que fue el partido porque los de la verde amarella tuvieron muchísimas ocasiones, sobretodo su punta Vizeu. Pero después el equipo se volvió lento y previsible a tal punto que en el último enfrentamiento contra Colombia parecía no querer jugarlo mostrando un ritmo cansino y desganado.
Como siempre, en Brasil hay nombres interesantes, el que pongo arriba de todo es justamente uno que juega abajo, Lyanco, jugador con orígenes en el país de Serbia y que tiene la gran particularidad de haber defendido los colores de ese país en el ultimo Europeo sub 19 pero que ahora defiende los de su país de nacimiento. Jugador grandote algo lento pero de un poderosísimo juego aéreo y una presencia que imprime un gran respeto, también le gusta tirar del carro desde atrás cuando sus compañeros están medio “dormidos”. En la parte creativa destaco a Richarlison del Fluminense y a Jaba del Conrinthians, dos jugadores que van por los carriles laterales en donde tienen una velocidad y un regate que hacen que Brasil tenga su mayor poder de fuego en los costados del ataque. Por último, una debilidad personal que como Brasil terminó de más a menos en esta primera fase, el creativo, el que lleva la 10, el del toque exquisito pero el también lagunero, Lucas Paqueta.

lyanco
“El muro” Lyanco

Grupo B

Uruguay fue la que ganó este grupo. El equipo celeste arrancó con dos empates y después consiguió dos victorias con 5 goles a favor y ninguno en contra. En esta primera fase mostró que sus puntos fuertes están en el ataque. Liderados desde la capitanía y desde el juego por su hombre más importante, el jugador de Nacional de Uruguay, Rodrigo Amaral. Su estado físico no es el óptimo ni mucho menos, pero el 10 uruguayo está demostrando toda su calidad haciendo jugar a sus compañeros y también siendo protagonista en los goles como el que le marcó a Argentina con una gran definición con el cañón que tiene en su zurda. Otro nombre importante es el combativo volante central de Plaza colonia, Facundo Waller, es el hombre clave del equipo para recuperar el balón, es incansable y cuando recupera tiene un juego mas que respetable, no creo que el humilde equipo donde pertenece lo pueda retener, seguramente ya esté en varias carpetas de equipos del futbol europeo. El punto débil, a mi parecer, está en el arco, no lo vi muy bien a Santiago Mele, sobre todo en los partidos más importantes.

rodrigo-amaral
Rodrigo Amaral

Argentina fue la segunda, después del empate en el partido inaugural frente a Perú el equipo fue vareando hasta encontrar un equipo medianamente estable, salió del once Ezequiel Barco que llegó al sudamericano con el mote de la nueva joya Argentina y entró como titular el delantero de Boca Juniors, Marcelo Torres, que se destapó con goles importantes y que junto al otro delantero, Lautaro Martinez, están entendiéndose a la perfección. Lo pendiente en el equipo dirigido por Claudio Úbeda podría ser encontrar quien acompañe al capitán Santiago Ascacibar en el mediocampo, pasaron varios compañeros pero ninguno se pudo asentar. Otro tema sigue siendo el pobre nivel que suelen tener todos los equipos argentinos en los puestos de lateral izquierdo y derecho.

marcelo-torres-argentina-uruguay-u20-21012017_oox46g2ri7qj174avviotx84x
Marcelo Torres

Venezuela es la sorpresa del torneo. Se metió tras el cero a cero con Argentina en la segunda fase, dejando atrás a Bolivia y Perú. Se podría pensar que el equipo de la leyenda venezolana Rafael Dudamel estaría satisfecha con el torneo realizado hasta ahora, pero yo creo que tiene algunas armas para poder soñar estar entre las cuatro selecciones clasificadas. Cuenta con el mejor arquero para mi del torneo como es Wuilker Fariñez , el capitán y volante defensivo Yangel Herrera y el carrilero de gran potencia física, Sergio Cordova, con ellos creo que se puede tener una luz de esperanza. Solo faltaría que su punto más débil, que es el cetro delantero Ronaldo Peña, ajuste la mira de cara al arco para no seguir desperdiciando chances de gol.

Atalanta de Gasperini

Hoy quería compartir unas palabras sobre el equipo de la ciudad de Bergamo: el Atalanta BC. No sé si llamarlo revelación o sorpresa, porque aunque me guste su juego y muchísimas cosas del equipo creo que no es el Leicester City de la temporada pasada o el Leipzig de este momento en la Bundesliga. Atalanta cerró la primera vuelta en un meritorio 6° puesto, pero en una Serie A actual donde arriba tiene equipos buenos, pero que no son la gran potencia de décadas, donde Roma o Milan sabían pelear por los títulos.

Igualmente, esto también lo que demuestra es lo dura que es la liga de Italia – personalmente es la que más me gusta de Europa – tantas veces bastardeada por ligas con un mayor marketing.

Su técnico es Gian Piero Gasperini, recordado principalmente por campañas estupendamente buenas como tuvo en Bolonia, en donde en la temporada 2008/09, por diferencia de resultados entre sí (ambos terminaron con 68 puntos), se ubicó en el quinto puesto por debajo de la Fiorentina, que ocupaba así el último cupo a previa de Champions league, dejando al Bolonia meritoria clasificación a Europa League. Pero toda carrera, y principalmente en la de los técnicos de futbol, suele pasar por momentos “oscuros”, uno de estos fue el paso fugaz por el Inter (solo dirigió tres partidos), tan efímero que recordó al gran Brian Clough en su paso de 40 días dirigiendo a Leeds United en 1973.

Atalanta es principalmente atractivo de ver, porque en casi todo los partidos somete a sus rivales a una presión que, al contrario de lo que hacen algunos equipos que ejercen esta con los tres delanteros, Gasperini y sus dirigidos la hacen a partir de sus dos medios de contención. Estos dos jugadores suelen salir disparados hacia adelante en cuanto el rival llega a mitad de campo propio con pelota dominada. Se suele formar una barrera de cuatro hombres como primer línea de recuperación.

El gran trabajo del técnico se ve también en la línea de fondo. Es habitual el cambio de roles que tienen los defensores, el esquema principal sería con Mattia Caldara de último y con Masiello y Rafael Toloi a sus costados, pero esto puede variar en los diferentes encuentros. Muchas veces el experimentado Andrea Masiello juega como último hombre, porque es el defensor que se encarga de la “salida” a base de un pelotazo, esto lo hace para pasar rápidamente a la disputa del balón en el campo del rival. Cuando elige salir con pelota dominada, el encargado es el brasileño Toloi, de gran calidad y manejo. Otra vía de salida es cuando se retrasa el crack del equipo, a mi entender Roberto Gagliardini: en él suele nacer el primer pase punzante de los diferentes ataques.

caldara
Mattia Caldara: Con futuro de seleccion

La línea del mediocampo  es clave para el funcionamiento por el desgaste físico que hace este grupo de jugadores, para que las tres principales piezas de ataque como son Gomez, Petagna y Jazmin Kurtic tengan un compromiso mínimo con las tareas defensivas y estén frescos para cuando se recupera la pelota. En lo general, los nombres que juegan en el medio del Atalanta son, por derecha Andrea Conti, en el medio la dupla Gagliardini – Kessie, y por la banda izquierda Leonardo Spinazzola. Para que el quipo no quede desequilibrado es importantísima la alternancia de los que juegan por las bandas y los relevos que hagan estos mismos, ya que los dos pivotes suelen pisar con bastante frecuencia el área contraria.

Los tres de arriba, que suelen formar el once ideal son: como punta de lanza está el portentoso y joven delantero Andrea Petagna, aunque es un gigante, suele retroceder y sumarse al circuito de juego, como flotante, porque es muy común verlo en diferentes lugares en el transcurrir de los partidos, esta Kurtic, talentoso croata que muchas veces le gusta ponerse en posición de enganche, ya que su pegada es importante y desde esa zona más central del campo puede disparar mejor al arco. Por último está el “Papu” Gomez, el volante creativo argentino está pasando por su mejor momento sin duda, hasta se rumoreaba con una posible convocatoria para la selección de Italia. Está intratable en el mano a mano, que pese a ser muy bajo en estatura, cuenta con una fuerza de piernas que hace que sus marcadores no sepan nunca cuando frena o arranca con toda su potencia.

frank-kessie
Frank Kessie: La joya a vender

En resumen: es un equipo que de no tener muchas bajas de jugadores en el mercado de  invierno, cuenta con grandísimas chances de entrar a Europa League. No veo a ningún equipo, sacando a la  Roma, Juventus o Napoli, mejor preparado tácticamente que el Atalanta de Gian Piero Gasperini.

 

Algunos de sus Integrantes:

Etrit Berisha: El arquero internacional con Albania venia teniendo uno de los momentos con mejor nivel seguramente en su carrera, hasta que una lesión dejó al uno fuera de los últimos cinco partidos del año 2016. Es muy importante su regreso por la seguridad que trasmite desde el fondo, y porque su reemplazante parece no estar a la misma altura. No suele ser un arquero “volador”, pero siempre está bien ubicado.

Rafael Toloi: El brasilero es crack, llegó en el 2014 a un gigante como Roma en donde no se pudo adaptar, pero hoy lleva su segunda temporada en el equipo y está demostrando su gran calidad para jugar de central en cualquier futbol del mundo.

Roberto Gagliardini: Todos los artículos que vi en diferentes blogs y lo que dicen los periodistas en las diferentes transmisiones hablan mucho de la joven promesa, Franck Kessie, que sin lugar a dudas es muy bueno. Pero en mi opinión el que maneja los ritmos, recupera, hace jugar a todo el equipo, es el “veterano”de 22 años, Gagliardini, después de estar un año a préstamo en el Vicenza de la Serie b , volvió a su casa para demostrar que puede ser el dueño del equipo. Seguramente no esté mucho en este equipo –Inter, entre otros, lo está siguiendo – pero sin dudas Italia tiene un jugador de selección por muchos años.