Definido en minutos

Día sábado y choque entre Fulham y Manchester City. El local llegaba en una situación que se torna prácticamente irremediable, intentaba un último esfuerzo, ante el descenso que parece ser lo más próximo. Manchester City, en cambio, llegaba a Craven Cottage con la obligación de asegurarse una victoria para subirse a la cima provisoriamente, si bien cuenta con un partido menos (disputó los cuartos de FA Cup en medio de la fecha de Premier).

Los dirigidos por Scott Parker, plantearon un esquema 4-3-3. En ataque, Timothy Fosu-Mensah, ocupaba la posición de lateral por la derecha y Cyrus Christie cumplía la función de cerrarse como volante interno, liberando de esa forma a Ayité y Sessegnon, que podían cumplir con más libertad la tarea de extremos bien abiertos. La variante se veía cuando debía defender, ya que en esos casos el lateral holandés se sumaba como un central más, reemplazado en su posición natural por su compañero irlandés. Por esto mismo los extremos naturales, ayudaban en las labores defensivas retrocediendo como volantes por las bandas.

Por otro lado el conjunto de Pep Guardiola, se paró con un habitual 4-3-3. Principalmente buscó atacar manteniendo la posesión, con los centrales ubicados en mitad de cancha colaborando en esa búsqueda, uno de los laterales cerrándose, en este caso Zinchenko, para ayudar en la creación y otro pasando por afuera constantemente (Walker), los volantes internos, David Silva y De Bruyne rotando con los extremos (Bernardo y Sterling) para generar profundidad, agregándole también diagonales.

En el comienzo de las acciones se veía un Manchester City buscando un gol tempranero, que logra a los 5’, tras una salida errónea del Fulham y buena presión en 3/4 rivales. Gol de Bernardo Silva que colocó un gran zurdazo al palo derecho del arquero. Sin embargo, tras el gol, el equipo londinense, no resignaba las salidas desde el fondo y al pie, por lo que, luego de otro error, cercano a la media hora del partido, llegó el gol de Sergio Agüero con asistencia del portugués Silva, quien robo el balón esta vez en cercanías del área rival. Grito e historia para el argentino, quien alcanzaba a Thierry Henry en la tabla de máximos artilleros con un mismo club, con 228 tantos.

El 2do gol de los “Citizens” fue un golpe durisimo para el equipo que se ubica en la penúltima posición, ya que no pudo continuar cumpliendo su tarea en ningún otro momento del encuentro y se vio sometido al juego del visitante en campo propio. Los datos arrojaron una posesión a favor del City con el 65%, tenencia que no supo aprovechar para irse con una goleada de Craven Cottage. Sin embargo, lo definió en minutos y depende de sí mismo liberarse o no en la cima del campeonato, cuando complete su partido pendiente ante su clásico rival, Manchester United.

Los Canarios vuelan bien alto

El día de ayer se abrió la fecha de EFL Championship. Comenzó la jornada número 36 y nos traía un partidazo; el Norwich City recibía al Swansea con la intención de sostener la punta del campeonato en soledad y sacarle la ventaja de 5 puntos al Leeds su máximo perseguidor.

El técnico del local, Daniel Farke, planteó un 4-2-3-1 como disposición táctica. Al atacar Buendía y Hernández, que eran dos de los tres que se paraban por delante del doble 5, se sumaban al único delantero y goleador Pukki, generando velocidad por los costados, pero también cooperando con la creación cerrándose al centro cuando esto era necesario.

Por el lado visitante, Graham Potter utilizó un esquema similar al del local (4-2-3-1). Al retroceder los dos extremos se colocaban como volantes por afuera para colaborar en las labores defensivas. Fue un buen planteo del técnico de ‘Los Cisnes’, conjunto que dominó durante todo el primer tiempo, sin lograr capitalizar sus ataques. Esto fue en gran parte por las atajadas de Tim Krul que logró mantener en 0 el arco de Norwich con una muy buena actuación en la parte inicial.

0-0 nos fuimos a la segunda mitad. Habíamos visto más avances de la visita y solo un ataque importante para el conjunto local. Parecía que el segundo tiempo nos deparaba algo parecido hasta que a los 54’ el argentino Emiliano Buendía colocó un enorme zurdazo al ángulo para el 1-0 de los canarios.

Luego del gol poco ocurrió en Norwich. Swansea culminó con el 54% de posesión y en las estadísticas resultó claro dominador por sobre los locales, excepto en el marcador. Hubo una clara por lado, un cabezazo del central Van Der Hoorn, luego de un corner, por parte de la visita y un remate en el palo, producto de un derechazo cruzado de Pukki, para los locales.

Esas dos jugadas resultaron las más claras luego del único tanto del encuentro, donde los canarios volaron bien alto y mantienen la punta del campeonato en la lucha por el ascenso a la Premier League.

El Crystal a domicilio

Para el día sábado 23, nos esperaba un lindo duelo de mitad de tabla que no defraudó a los espectadores y tuvo más goles de los esperados. Se enfrentaban Leicester City y Crystal Palace, que al momento se encontraban 12 y 13 en la tabla de posiciones, respectivamente.

El local, salió a jugar con una disposición táctica 4-3-3, un mediocampo conformado por Tielemams-Ndidi-Madisson, el primero y el último como generadores de juego y el nigeriano el más retrasado para la contención. A los ataques se sumó permanentemente un lateral con buen pie como lo es Ricardo Pereira, acompañando a Ghezzal por el sector derecho. 

El visitante utilizó un esquema similar, también con despliegue de sus laterales (Ward y van Aanholt) y vertiginosos ataques con la velocidad de sus tres delanteros Townsend-Batshuayi-Zaha. De esa forma se predisponían a aguardar por la posibilidad de contraataques y así intentar convertir.

Entrando en el juego, la posesión la propuso quien era hasta ese momento el conjunto de Claude Puel (ya que ha sido despedido), que culminó con el 66% contra el 34% de la visita. Al equipo de Roy Hodgson poco le interesó tener el balón más que su rival y fue quien intentó sumar en el marcador a fuerza de goles, hecho que comenzó a ocurrir a los 40′.

Ese fue el minuto indicado para que Batshuayi diga presente y ponga el 1-0 a favor del Crystal, que se iba con victoria a los vestuarios. 

Para el segundo tiempo, las cosas en cuanto a tenencia del balón no cambiaron demasiado, pero el marcador si se movió y en repetidas ocasiones. La primera en el minuto 64’ por medio del defensor central, Evans, quien convirtió el empate provisorio para los locales, allí se asemejaba un poco más al trámite del partido. 

Sin embargo, no le alcanzó solo tener la pelota al conjunto de Leicester, ya que a los 70’ apareció Zaha para poner el 2-1. Más tarde el equipo visitante estiró el marcador desde el punto penal. Milivojevic a los 81’ ponía el 3-1 que prácticamente liquidó el pleito. Pero le quedaba algo más al encuentro. En el tiempo de descuento marcó nuevamente su figura, Zaha, el 4-1 final del Crystal Palace sobre un Leicester que no supo cómo aprovechar el tener la pelota en su poder durante todo el encuentro. 

Una tarde con tinte argentino en Manchester

Manchester City – Arsenal. Realmente un plato fuerte en la previa y no defraudó pero tuvo un claro autoritario. El local tenía la intención de quedarse con la victoria para disminuir la brecha con el Liverpool. El Arsenal, en cambio quería llevarse los 3 puntos a Londres para instalarse en puestos de copas europeas y así no perder pisada al Chelsea.

Los planteos de los DT llamaron bastante la atención, a priori disposiciones tácticas, las cuales no estábamos acostumbrados a ver.

Guardiola presentó un 3-4-3 muy ofensivo, con la agresividad y presión de siempre. Una línea de 3 compuesta por Walker, Otamendi y Laporte. El comúnmente lateral y el francés tuvieron la tarea de sumarse a los ataques cuando así lo veían conveniente y de a uno por vez para no desestabilizar la defensa. Para iniciar salidas limpias desde el fondo, Fernandinho se ubicaba entre Walker y Otamendi, luego se juntaba con Gundogan en el centro ya con el rol de generar juego, sumándose ambos a De Bruyne y David Silva, los otros dos centrocampistas, que rotaban constantemente con los extremos Bernardo y Sterling para lograr profundidad. De centro delantero un intratable Agüero. 

Por otra parte Emery, sorprendió también, pero fue un planteo más bien defensivo. En defensa se paraba 5-3-2 con Lichtsteiner, Mustafi, Koscielny, Monreal y Kolasinac, éste último era quien salía en velocidad en los avances a la par de su compañero, Iwobi, que actuaba como externo por la banda derecha. Aubameyang y Lacazette también se encontraban agazapados a la espera de una contra. Guendouzi quien se paraba de doble 5 con Torreira, fue de lo mejor que tuvo el conjunto ‘Gunner’ que, en conclusión, desarrolló poco juego y al tener la pelota sin ideas claras, se hizo un planteo inofensivo para los ‘Citizens’, que mantuvieron la posesión durante todo el encuentro.

Tal posesión fue aprovechada por el City pero ya con el 1-0 a favor, que llegó a los 48 segundos de partido tras salida con agresividad en el primer balón jugado, centro del lúcido David Silva y palomita de Agüero que iniciaba su gran tarde. Sin embargo minutos más tarde tras una buena pelota parada, peinó Monreal y Koscielny también arrojándose para cabecearla de palomita anotó el empate 1-1 en Manchester.

El City hacía méritos, con la posesión del balón, para sumar en el marcador, hecho que ocurrió a los 44’ antes que finalice la primera parte. Gran combinación entre Gundogan y Sterling, centro del 7 y definición de Agüero debajo del arco en soledad. Manchester City 2-1 Arsenal al entretiempo. 

Segundo tiempo con total dominio del City que manejaba con tranquilidad la pelota, ganando el partido y aguardando por alguna ocasión clara para liquidar. Esa ocasión fue hallada por Sterling que, tras desborde por la banda izquierda asistió nuevamente a Agüero para que defina con el arco a su merced. 3-1 definitivo y tarde soñada para el argentino con su ‘hat-trick’.

El equipo local ganó justamente un duelo clave para seguir en pelea por el título de liga y es un hecho que luego de esta fecha se acercó 2 puntos más al Liverpool. Ahora está a 3 unidades de los ‘Reds’, gracias a un argentino que la rompió en Manchester. 

El Arsenal, con la camiseta

El día martes 29 en el estadio Emirates de Londres, disputaban un partido clave para ambos, el local Arsenal y una visita necesitada como lo es el Cardiff. Por qué era clave para los dos conjuntos? Arsenal instalado en el quinto puesto, tenía la intención de despegarse del United en la lucha por los puestos de copas europeas y a su vez poder alcanzar al Chelsea, dueño de la cuarta plaza. En cambio en Cardiff solo se piensa en poder escapar de los complicados puestos de descenso que al momento lo mantienen nominando a la ‘Football League Championship’. 

De esa forma llegaban al barrio Holloway de Londres. Unai Emery planteó un 4-4-2 que se transformaba en un 4-3-1-2 cuando Torreira formaba parte del tridente del medio junto a Guendouzi y Elneny + Özil suelto por delante suyo. Arriba Lacazette y Aubameyang rotaban constantemente por derecha e izquierda. Por otro lado, la disposición táctica de Neil Warnock fue un 3-5-2 con dos carrileros bien marcados (Paterson por derecha y Benett por izquierda), 3 mediocampistas centrales, Gunnarson en el centro y a su lado Arter y Ralls para intentar generar juego. 

En el primer tiempo del encuentro se vio un Arsenal bastante inofensivo que intentaba aprovechar las llegadas sin lograrlo. Bastante parejo ya que el Cardiff se animó a proponer una presión alta que le impedía a los ´Gunners´ una salida cómoda y llegó a asfixiarlo en un pasaje de la parte inicial, sin embargo fue dominio del local. La visita en sus llegadas apostaba a los laterales-centros de su mediocampista central Aron Gunnarsson directamente a los receptores que se encontraran en el área. Hasta aquí poco en el partido, 0-0.

Nos fuimos al segundo tiempo. La constante de los de Emery era intentar sus avances por el lado izquierdo. Llegado el minuto 65’ el juez concedió penal luego del derribo de Manga a Kolasinac, justamente lateral izquierdo. Aubameyang convirtió desde los 12 pasos y puso el 1-0 para el Arsenal. De esta manera el Arsenal jugaba con más tranquilidad creando alguna que otro ocasión pero sin demasiada intención de volver a lastimar. Ya llegado el minuto 83’ Lacazette inició una gran jugada en velocidad por la banda derecha del ataque, variante a lo que venían proponiendo y tras dejar rivales en el camino definió ante el arquero rival para el 2-0. Cuando parecía que todo ya estaba definido, llega el descuento de los de Cardiff para darle un poco de emoción al final del encuentro. Mendez-Laing decreta el 2-1 a los 93’.

Resultado final del encuentro, donde sale victorioso un Arsenal, con sus figuras en la delantera, que alcanza la 4ta posición compartida con su rival de ciudad, Chelsea, ambos con 47 unidades, dejando atrás al United que los sigue con 45. La otra cara es la de Cardiff quien sigue en zona de descenso. Tras la derrota, ahora se encuentra décimo octavo con 19 puntos a 4 del Burnley que por ahora está salvado. 

Así, Arsenal con pocas oportunidades, se puede decir que ganó con la camiseta.

Un noruego imparable suelto en Manchester

Llegó nomas, la séptima al hilo de Ole Gunnar Solskjær al mando del Manchester United, algo que realmente parece ser imparable. Los ‘Diablos Rojos’ llegaron al encuentro ante Brighton con la esperanza de seguir cosechando triunfos para escalar posiciones y así lograr ingresar a las copas europeas. Se encontraban instalados en la sexta posición, siete plazas por encima de su rival de turno y a 15 puntos de distancia.

El planteo táctico del noruego fue su ya habitual 4-3-3, mientras que el técnico rival, Chris Hughton optó por un 4-5-1 con el que intentar neutralizar al mediocampo local, una línea de 5 bien compacta con March y Locadia como externos al atacar, sin embargo al defender se posicionaron como laterales bis, colaborando en la marca. Por el centro Groß, Stephens y Pröpper formaban un tridente que intentaba imponerse ante el fuerte de los ‘Red Devils”, su mediocampo y una pieza clave en el conjunto de Ole Gunnar, Paul Pogba.

Lo del francés roza la perfección en estos últimos partidos. Con ayuda de los laterales, en este caso Young y el portugués Dalot, quienes se abrían bien a la banda dándole la oportunidad de desplegar su juego por un pasillo interno.
De esa forma el número 6 llegó al ataque constantemente, fue el comandante en cada avance y con la posesión de la pelota todo lo anterior se traducía en peligro para los contrarios.
Una clara muestra de esto es el primer gol del United en el que vemos a Pogba ingresando al área por el sector izquierdo de la defensa del Brighton, a quien le cometen infracción que él mismo transforma en gol desde el punto penal.

Tendría también su momento el goleador del equipo. Hasta aquí, otro de los jugadores clave en la era Solskjær ha sido Marcus Rashford, quien con su gol ante Brighton llegó a los 6 goles y 3 asistencias en los últimos 8 encuentros, sin dudas una de sus mejores temporadas. Por otra parte, hay una pieza que no tiene demasiada repercusión pero ha cumplido su labor a la excelencia al mando del noruego y es Ander Herrera, quien le permite generar un balance entre ataque y defensa, tarea a la que no estaba acostumbrado pero pudo asimilar de la mejor manera al lado del serbio Matić. El español una figura en silencio.

Por el lado del visitante, de a poco se aleja de los puestos coperos y se ubica, actualmente, en la decimotercera posición con 26 unidades, al momento no ha pasado de ser un equipo de mitad de tabla lo que, de igual forma le permite seguir manteniendo la categoría.
El descuento en la visita fue por parte de uno de sus centrocampistas, Pascal Groß quien cerró una actuación aceptable pero sin poder cumplir el objetivo de bloquear el mediocampo del rival quien claramente ganó ese duelo.

Sin demasiadas luces el United se llevó la victoria por 2-1, algo que podría decirse bastante anunciado. Y en uno de los bancos del Old Trafford continúa un noruego imparable.