Actualidad Premier League

En el sur se juega hasta el final

Lo que ha sucedido en el St Mary’s Stadium durante el sábado fue extraordinario. No todo el partido en sí, que se ha desarrollado de manera monótona y regular, sino en los últimos minutos que han sido para alquilar balcones.

El comienzo del partido fue realmente parejo, con un Southampton concentrado en su plan, atacando, defendiendo y parándose en mitad de cancha con una estructura muy cerrada, un bloque que estaba coordinado para no dejarle espacios a Dele Ali, Sissoko, Eriksen y Dier, los encargados en la creación del equipo visitante. Tottenham mostraba su multiplicidad de recursos y maneras atacando de manera más directa, conduciendo el balón hasta la mitad de cancha y buscando a Harry Kane sin muchas etapas previas, con poca verticalización de las líneas de pase. Este modelo de juego cambió rotundamente a partir de los 15/20 minutos, con unos Spurs más conductores, con espacios intermedios limitados pero consistentes alrededor de Eric Dier, empujando cada vez a un Southampton más atrás y bloqueando todo su juego ofensivo (de hecho, los locales no dispararían a la portería contraria en todo el primer tiempo).

El problema estuvo cuando Southampton fue a presionar sin aceitar la coordinación del bloque. En una presión alta son fundamentales los apoyos, los que presionan y los que marcan, pero sin una buena basculación para cuidar bien los sectores, se genera un desbalance que le permiten al rival tener muchos espacios para contragolpear. Y eso le pasó al South. Tottenham, ante la falta de encontrar espacios con la posesión, dejó que el local lo ataque para tener espacios en la salida post presión. Así llegó el primer gol de los Spurs, y pudieron liquidar de la misma manera en varios momentos del segundo tiempo.

PSNGyxOa

Llegando a los 75 minutos, el ritmo de Tottenham había bajado mucho, ya no tenia transiciones ofensiva con tanto ímpetu y verticalidad, y los movimientos en bloque de Southampton venían siendo superiores. Un gol a puro empuje certificaron el empate, no contento con eso, un enorme golazo de tiro libre de Ward-Prowse marcaron un 2-1, todo en cinco minutos. El bloque triunfó.

Tottenham tenía -y tiene- que seguir expectante a algún tropiezo de los dos de arriba, pero los errores al caminar vienen siendo de los Spurs. Llegaba a el sur de la isla con la ilusión de llevarse tres puntos e hizo todo el plan de juego para ello, pero un final tremendo termina condenándole a la nada misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s