Cómo disimular la falta de tu goleador

Se vieron las caras el Tottenham y el Newcastle en Wembley. El local, venía de darle vuelta al Watford un partido compicado, de la mano del coreano Son y el español Llorente, este último siendo más crucial debido a la lesión del goleador y estrella del equipo, Harry Kane. Igualmente, Fernando para este partido no fue alineado entre los titulares. Pochettino presentó para enfrentar a los de Rafael Benítez, un esquema poco habitual, pero que dio frutos. Ahora veremos lo que nos dejó la victoria por la mínima de los Spurs frente a Las Urracas.

El argentino paró un 1-3-4-2-1, pero sin Llorente arriba, algo que llama la atención, sino que el más adelantado fue Lucas Moura. Detrás, tuvo a Son y a Eriksen. Lamela también fue titular, como carrilero izquierdo en esa línea de cuatro en el medio. Su rival, un 1-5-4-1, el dibujo habitual con Atsu en la banda izquierda y el venezolano Rondón como único punta.

El partido fue dominado de punta a punta por el Tottenham, de eso no hay dudas. Tuvo un 72% de posesión de pelota y 748 pases frente a los 295 del Newcastle. Pero igualmente, no estuvieron muy finos a la hora de hacer daño. Lograron apenas 4 disparos al arco en todo el partido, una cifra que no aparenta el dominio que tuvo sobre su rival.

Este dominio se debe a la interesante estrategia de ha que te hablamos al principio. El dibujo mencionado fue para los papeles, porque en el campo, se vio un equipo mucho más ofensivo, que se paró de la siguiente manera:

FOTO TOTTENHAM

La línea de tres zagueros tenía a Trippier por derecha a la hora de defender, pero liberaba a Vertonghen por el carril izquierdo para hacer de lateral ofensivo. El belga fue un constante apoyo a los delanteros. De la zona de volantes, el más posicional fue Winks, ya que Sissoko estuvo bastante atento a los espacios libres que dejaba el rival en ataque. Con su experiencia como volante por derecha, se supo manejar por dicha banda para ser un delantero más. Eriksen tuvo libertad de movimiento como es habitual, y la delantera sumó a Lamela para formar un tridente, ya que al principio aparecía como carrilero izquierdo.

Lo que Mauricio pretendía con tanta velocidad y creatividad arriba, era romper la línea de cinco defensas que propone Benítez. El peligro estaba, y el gol era inminente, pero la defensa se lograba arreglar. Finalizado el primer tiempo, la cantidad de tiros era de ocho a tres, y la posesión, similar a la del final del partido.

Igualmente, de las tantas contras que sacaba el Newcastle por medio de Atsu, supieron hacer trabajar a a defensa local. Pero no fue hasta el minuto 84 que cambió el rumbo del partido. Con Llorente ya en cancha en lugar de Moura, la idea fue intentar por el medio aéreo. No fue el español el autor del gol, pero fue el que le bajó la pelota a  Sonny para que le pegara de lleno desde afuera del área y la mandara a la red. Hay un poco de responsabilidad de Dubravka en el gol, que no pudo contener un disparo no tan bien colocado, pero iba con mucha potencia. Luego de esto, Dier al campo en lugar del coreano (y Danny Rose que había entrado minutos antes del gol en lugar de Lamela) para cerrar el partido. El Newcastle salió de la “cueva” en busca del empate pero no fue capaz de lograrlo.

De esta forma, el Tottenham se posicionaba segundo, un punto arriba del Manchester City que tuvo actividad, mientras que el Newcastle baja los pies a la tierra y sigue luchando por no estar en puestos de descenso.

Publicado por

Federico Rodríguez

Cabeza fría, corazón caliente. La pasión es lo primero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s