Actualidad destacada Premier League

Golpe cherrie

Se estrenaba en sociedad el fichaje de la temporada del Chelsea. Gonzalo Higuaín era el deseo de Maurizio Sarri. Llegaba al Dean Court con la tensión que está marcando el Manchester United en su escalada. El cuarto puesto es ahora cosa de 3. Chelsea renunció a dar un paso al frente y tendrá que pelearlo hasta el final con su rival en Londres, el Arsenal, y con un resucitado Manchester United. 

 

Pero volviendo a Bournemouth, lo sucedido sobre el terreno de juego, más allá del resultado, Sarri sigue sin darle continuidad al juego desplegado en Napoli.  Su 4-3-3 está siendo contrarrestado en muchas fases, y si Jorginho no conecta con Hazard, parece imposible que el Chelsea despliegue su fútbol. 

Salía el equipo de Howe con un 4-4-1-1, con líneas muy juntas, siempre buscando defensivamente el 2 para 1, los extremos, siendo más volantes, apoyando siempre a su lateral, y los dos interiores, muy cerrados con los centrales. Bloqueo del conjunto cherrie, a desconectar a Hazard y a tener controlado a Higuaín. No parece mucho más el Chelsea. Pedro no está fino, y Sarri no cuenta apenas con Willian o Barkley. El juego blue estaba condenado a terminar por banda, y entre las coberturas cherries, y que Higuaín no es el tanque que se requiere en estos partidos, el fútbol se fue apagando, y se convirtió en lo que Howe quería, centro-despeje y a soñar con que un balón caiga para la mortal contra de King.
Con el Chelsea volcado, y sus laterales subiendo mucho, comienzan a aparecer las llegadas del Bournemouth. Al descanso 0-0. 

La vuelta del descanso deja helado al Chelsea. Un balón filtrado a la espalda de Rudiger, Brooks envía al punto de penalti donde aparece King para fusilar a Kepa. 1-0 y a seguir con la misma tónica. El Chelsea parece condenado a tener que dejar aún más espacios. 

El Bournemouth tenía claro cómo se iba a jugar. Seguía ahogando al Chelsea que mandaba a muchos jugadores arriba en busca de conexiones, y fruto de volcarse arriba, llega una nueva contra cherrie, controla King en la espalda de Azpilicueta, Rudiger y David Luiz muy descolocados y el pase filtrado al espacio deja a Brooks solo que rompe a David Luiz que regresaba con lo que podía y batía por bajo a Kepa. 2-0, y un mundo para seguir matando a la contra. 

El partido continuaba con la misma dinámica, el Chelsea estampándose en el muro cherrie, y con espacios, King era mortal a la espalda de David Luiz. En una de esas, y cómo si de una muerte anunciada se tratara, nuevo balón a la espalda del central brasileño y Stanislas filtra un balón que King sólo tiene que empujar. Si el rival sólo necesita dos hombres para desmontar tu sistema defensivo, es imposible pretender llevarte la victoria fuera de casa. 

Con la entrada de Giroud y de Loftus-Cheek el Chelsea comienza a tener más peligro y sobretodo a desarmar el enjambre defensivo de Howe, pero con el 3-0 y 8 jugadores defendiendo en su propia área, el peligro es minimizado. 

La puntilla llega con un centro lateral, cabeceo desde el punto de penalti y terminar de matar un partido muy trabajado del Bournemouth. 

Con una liga tan igualada, donde Liverpool y City están descolgados peleando por el título, con un Tottenham vagando por la tercera plaza, es incomprensible como un equipo de mitad de tabla puede desarmar tan fácilmente al Chelsea. Toca asegurar la victoria como local ante el colista y prepararse para un calendario dónde tendrá que enfrentarse al City con la eliminatoria de Europa League ante el Malmoe de por medio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s