Pudo ser peor

El domingo pasado en el John Smith’s Stadium, el colista Huddersfield recibía al Manchester City de Pep Guardiola por la fecha 23 de Premier League.

Los locales con un presente devastador, no solo por lo expuesto futbolísticamente en el transcurso del torneo, sino que también anímica e institucionalmente, no llegaban ni por asomo a la mejor forma para enfrentar a uno de los mejores equipos del momento.

La destitución de David Wagner la semana pasada trás el empate ante Cardiff, a su vez la renuncia de su director deportivo, ponían en jaque las posibilidades de obtener un resultado positivo ante los “Citizen”. Así, de manera interina Mark Hudson, tomaba las riendas y ponía manos a la obra.

Tenía que lograr un impacto en el plantel para intentar obtener un resultado, como mínimo digno, teniendo en cuenta la localía y lo peligroso del rival de turno, en la previa una goleada catastrófica, no era descabellada pensarla.

Por eso Mark Hudson, cambia de sistema táctico, pasa de 1-4-3-2-1 al 1-4-2-3-1, intentando con tres media punta (o volantes ofensivos, como más gusten) dos cosas, primero, tener llegada con más gente al arco rival, cosa que claramente debía mejorar, a su vez intentar tapar la salida limpia del “City” por lo general con Fernandinho, siempre siendo eje en salida, como De Bruyne y Gündogan en ocasiones distintas. Objetivo logrado en gran parte del primer tiempo, dónde la superioridad de la visita se veía reflejada en posición, pero no en el marcador.

Con respecto a los nombres, hubo seis cambios con respecto al partido anterior, tres cambios en la defensa, dos en el medio, y en la delantera Diakhaby le ganó la pulseada a Mounie, también hubo cambio de capitán, J. Hogg dejó de serlo y la cinta pasó al brazo de T. Smith, que en el último encuentro ni siquiera fue titular, esperó sentado en el banco de suplentes.

Esta vez la fortuna no estuvo junto al mas débil, ya que Danilo adelantó al City tras un desvío a la portería local, posiblemente ahí el encuentro tomó un rumbo irreversible.

Lo cierto es que el ritmo, triangulaciones, pases a un toque,  transiciones, categoría individual, presión, técnica de un equipo y otro quedaron expuestos en el terreno de juego a medida que transcurrían los minutos de la segunda parte.

Por el lado del City, sucede todo lo contrario, el mejor equipo en lo que va del 2019 marcando 24 goles a favor y solo 1 en contra, con 13 jugadores distintos marcando en el torneo, son un claro índice de como está el equipo de Pep Guardiola.

Con L. Sané y R. Sterling en un nivel muy alto, más Fernandinho, y la colaboración en juego de K. De Bruyne, I Gündogan, con laterales convertidos en interiores a la hora de atacar, daría la sensación que fué una máquina muy aceitada, contra otra armada con prisa, solo para pasar el momento.

Lo cierto es que Huddersfield (hoy) tiene nuevo técnico, y es Jan Siewert, quién viene de dirigir el Borussia Dortmund II, tendrá la chance de debutar en Premier League contra Everton, nuevamente de local por la fecha 24. El objetivo principal es lograr escaparse del descenso, claramente difícil de alcanzar, pero no imposible.

Publicado por

matiasmartinez23

La actitud no se negocia. Twitter: @AmgsMatias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s