Actualidad Premier League

La toma del palacio

La jornada sabatina de Premier League nos tenía preparados un verdadero partidazo. Liverpool recibía a Crystal Palace, un equipo que ha sabido ser una piedra en el zapato de los Reds desde aquel recordado 3-3 en la temporada 2013/2014.

Klopp ponía en cancha un esquema diferente al que nos habituó desde su llegada a Anfield: Fabinho y Henderson integraban la medular de un 4-2-3-1, con Milner en el lateral derecho (Alexander-Arnold lesionado), Matip acompañando a Van Dijk, Keita por izquierda, Mane por derecha y Firmino alternando la mediapunta y el puesto de centrodelantero con Mohamed Salah. Por su parte, Roy Hodgson mandaba a la cancha a Speroni por las lesiones de Hennessey y Guaita. Un 4-5-1 en retroceso, con Ayew en punta, buscando ser la referencia de Townsend y Zaha, con claras instrucciones de atacar las espaldas de Robertson y doblegar con el lateral a Milner, respectivamente.

Fabinho se desprendía del doble 5 para conducir las transiciones del equipo local, siendo Jordan Henderson el líbero de Van Dijk-Matip para anticipar lo más cerca del arco rival las corridas de Ayew y Zaha. La presión alta de Liverpool se veía desde es el primer minuto, presionando de a dos jugadores para recuperar rápidamente la posesión. Las Águilas de Londres se veían superadas táctica y técnicamente, siendo Speroni quien mantenía el empate con buenas atajadas a Matip y Mane.

Pero el fútbol, que poco conoce de justicia y merecimientos, le susurraba al Palace que podía hacer ruido en Anfield. Las oportunidades estaban en las espaldas de Fabinho, que solo podían ser encontradas por balones largos y rápidas salidas, buscando la pausa y la devolución precisa de Ayew para los picantes extremos. Fue así como, a los 34 minutos, Zaha sacó a bailar a Milner y metió un preciso centro raso para Townsend que, de zurda, vencía a Alisson y ponía el 1-0.

Ante la urgencia y la necesidad de lograr los 3 puntos, Liverpool aumentó la ofensividad y logró dar vuelta el resultado en tan solo 8 minutos. Salah a los 46, tomando una pelota perdida tras remate de Fabinho, y Firmino con una buena jugada personal en el área a los 53 ponían el 2-1. Los dos nombres importantes del ataque red, que cada dia se entienden y juegan mejor, daban vuelta un partido que todavía tenía emociones por dar.

Dicho y hecho, a los 65 minutos, Tomkins ponía el 2-2 parcial con un gran cabezazo colocado, luego de un preciso córner lanzado por Milivojevic, la figura indiscutida del equipo visitante, amo y señor de las pelotas paradas. De no ser por Speroni, Crystal Palace podría haber logrado un valioso punto. El arquero argentino, de pésimo partido, perdía un centro lanzado por Milner y le dejaba en bandeja el 3-2 a Salah. Mane ponía lo que pareciera ser el 4-2 definitivo a los 92 minutos, pero Meyer le daba suspenso con su primer gol con la camiseta del Palace, firmando el 4-3 final.

Liverpool lograba el triunfo con más ganas que fútbol, pero eso no debe engañar a Klopp. Las ausencias de Alexander-Arnold y Lovren, los bajos niveles de Milner y Keita y la incapacidad de Fabinho de encontrar la regularidad son errores que debe corregir para levantar el trofeo a final de temporada. Asaltaron el palacio, solo falta encontrar la corona.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s