Vardy asalta Goodison Park

Everton buscaba reponerse de la derrota sufrida días atrás ante un equipo, a priori, inferior como lo es Brighton, pero lo más importante, buscaba encontrar su mejor versión y a partir de ahí encadenar buenos resultados.
La verdad es que el equipo de Merseyside no está en su mejor momento de la temporada, recibe goles en la mayoría de los partidos (ha recibido al menos 1 gol en los últimos 8 encuentros) lo que lo ha llevado a obtener 5 de los últimos 24 puntos en juego, un porcentaje bajísimo para un equipo que busca entrar en competiciones  europeas o, al menos, para eso se  reforzó.

Por su parte, Leicester ha estado rindiendo a un buen nivel, colocándose en la séptima posición, aunque con un andar un poco irregular, ganándole a equipos del Big Six como lo son Chelsea y Manchester City (en partidos consecutivos) pero luego sufriendo derrotas ante equipos como Crystal Palace o Cardiff. Aun así, la temporada está siendo positiva para los Foxes.

En la primera mitad vimos a un Everton con la iniciativa, que buscaba a partir de la presión recuperar rápido la posesión y volver a atacar, para eso Marco Silva optó por usar una 4-2-3-1  con un mediocampo formado por André Gomes e Idrissa Gueye, este último se posicionaba entre los centrales para genera superioridad en el inicio de la jugada y así progresar con balón dominado, André Gomes no estuvo muy fino con sus pases en el primer tiempo, pero sí dejó algunos movimientos interesantes volcándose a banda para apoyar al lateral y extremo a proyectarse con facilidad, esto lo hizo principalmente en banda izquierda, donde el lateral es Digne y el extremo, Richarlison.

Leicester inició con un 4-3-3 en el que Ricardo Pereira y Ghezzal eran los extremos, ambos, al replegarse cuando el conjunto local se adelantaba, conformaban una línea de 5 junto a los 3 mediocampistas centrales que colocó Claude Puel. El equipo dirigido por el francés se vio sometido ante la buena presión del local y nunca pudo progresar de forma cómoda, tanto Mendy como Ndidi eran exigidos a jugar a una velocidad y precisión altísima, eso provocaba muchos fallos en el inicio de las jugadas y hacía sistemática la perdida de balones.  A pesar de esto, el conjunto dirigido por Marco Silva no tuvo demasiadas situaciones claras de gol más allá de un disparo que dio en el travesaño por parte de Kenny, aunque si era el dominador del encuentro.

Los Foxes entendieron muy bien la situación que se les planteó y para el segundo tiempo salieron dispuestos a presionar, al menos en los primeros minutos, luego terminaron replegándose pero con la diferencia de que ya no intentaban progresar en corto, sino que lo hacían en largo y al espacio, principalmente con Maguire y Mendy como lanzadores y con un Ricardo Pereira excelso, cargándose el equipo al hombro desde la banda izquierda junto al siempre cumplidor Ben Chilwell. A partir de ese cambio, Jamie Vardy entró más en juego, fue tomando confianza hasta que en el minuto 58 y tras un mal control de Michael Keane, recibe un pase de Ricardo Pereira, conduce y cruza un remate bajo con pierna zurda para vencer a Pickford para darle la ventaja a su equipo y firmar su gol número 69 en 159 partidos por Premier League.

A partir de ese momento y con los ingresos de Cenk Tosun y Bernard en lugar de Walcott y André Gomes respectivamente, el equipo local en busca de  la igualdad acumuló más gente en el área y comenzó a utilizar principalmente a Bernard para colocar centros y desnivelar en el uno contra uno, pero a pesar del buen rendimiento del ex Shakhtar Donetsk y el aumento de protagonismo y participaciones del Islandés Gylfi Sigurðsson, Schmeichel se mostró sólido y mantuvo su portería a cero dándole la victoria al equipo visitante.
Everton tuvo varios puntos altos que explican el resultado, la eficacia de Jamie Vardy, que tuvo una sola ocasión y logró capitalizarla, el sacrificio y talento de Ricardo Pereira, que cubrió toda la banda y se dio el lujo de comandar a su  equipo en el apartado ofensivo asociándose con Chilwell, y por último, Harry Maguire, el central fue muy importante ganando constantemente en los duelos aéreos pero también fue preciso con sus pases largos que permitieron al equipo tener una alternativa más a la hora de atacar y crear jugadas.

Lo siguiente para Leicester es enfrentar a Newport County por la tercera ronda de la FA Cup y luego recibir a Southampton por la jornada 22 de Premier League.

Everton tendrá que intentar cortar con la racha de partidos sin ganar como local rápidamente, porque enfrentará a Lincoln City por la tercera ronda  de la FA Cup y se verá las caras con Bournemouth por la jornada 22 de Premier League, ambos encuentros serán en Goodison Park.

 

Un comentario en “Vardy asalta Goodison Park”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s