El nuevo castillo de Solskjaer

Sesenta minutos sin nada destacable. Dos cambios, dos aciertos del entrenador y bingo. Manchester United se lleva de Newcastle la cuarta victoria consecutiva en éste fugaz ciclo del noruego Ole Gunnar Solskjaer. ¿Llega para quedarse?

La previa se debatía en ver cual planteo de entrenadores era el que prevalecía. Primero Rafa Benitez se preocupó por encerrar al United y volverlo un club previsible. Lo logró. Pudo neutralizar al rival durante más de una hora de juego. Mata no encontraba espacios, Rashford chocaba contra Schar, Lasceller y Dumett. La línea de cinco defensores, sumado a dos volantes de contención era completamente irrompible para la delantera del equipo visitante.

El desarrollo del primer tiempo, y gran parte del segundo, fue monótono. El Manchester United controlaba el balón, pero no tenía profundidad, Pogba estaba completamente “preso” en el mediocampo, Martial chocaba siempre con Ayoze Pérez y DeAndre Yedlin; Mata se cerraba demasiado y Valencia jugaba con el riesgo de perder la espalda en un contraataque. Newcastle elegía cómo defender y dominaba sin el balón. Por otro lado, lo más interesante fue cómo United sufrió las transiciones ofensivas con Atsu y Rondón que no terminaron en gol por muy poco, el venezolano tuvo una jugada muy clara que termina fallando por su natural lentitud. Se puede resumir 60 minutos de fútbol en una sola imagen.

man u vs 5-4-1

El simple hecho de jugar tan compacto genera problemas para el rival, no puede profundizar y con muy poco le neutralizan el partido. Pero hablamos que esto fue hasta el minuto 60 porque ahí llegaron los cambios de Solskjaer: Lukaku y Alexis Sanchez por Juan Mata y Martial. Esto fue clave, ni bien ingresaron, al minuto se produce el primer gol del Manchester United gracias a un fatídico error del portero de Newcastle, Dubravka.

Con el fin de evitar la octava caída en su casa, los locales salieron a buscar el empate. Atsu era el encargado de comandar la remontada, pero el trabajo defensivo fue bueno gracias a poder mantener el balón. Un cambio brutal de filosofía con respecto al equipo que dejó Mourinho: ahora el Manchester United cuida el balón.

Newcastle fue dejando espacios, inevitablemente. El segundo gol se logra gracias a un contra ataque letal bien comandado por Alexis Sanchez, que fue el que asistió a Rashford para que anote el gol definitivo.

Con muy poquito, los de Manchester se llevaron los tres puntos. No son una máquina, pero Solskjaer se adaptó muy bien al equipo que le dejó Mourinho. Tiene un objetivo no fácil: recuperar la actitud de muchos jugadores de elite. Ya lo está logrando con cosas simples: Pogba está volviendo a nivel de Juventus cuando se le quita la responsabilidad de defender o crear juego más atrás, Ole Gunnar lo entendió muy bien y el francés está respondiendo con actuaciones ejemplares.

A casi un mes del despido del legendario Mourinho, el equipo mostró una recuperación maravillosa. Jugando simple, sin ser una maravilla, ha logrado 12/12 en puntos y reduce la diferencia a 6 para entrar a la próxima Champions League. ¿Llegará?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s