Premier League

Fin a la racha Spurs

Venía el equipo de Pocchetino con una racha 5 de 5, certificando su pase a Octavos de la Champions League y aupándose a la 2 plaza de la Premier League.
Había superado el boxing day con nota, dando un espectáculo ante el Bournemouth, con un contundente 5-0. Pero la realidad en la Premier indica que, cómo se dice en España, camarón que se duerme, se lo lleva la corriente. 

Pocchetino había planteado un cambio táctico jugando con un trivote formado por Sissoko-Winks-Eriksen, arriba Kane con mucha movilidad y por detrás aparecían en los huecos Son y Alli. 

Por su parte, Nuno mantenía su esquema 3-4-3, con mucha velocidad arriba. 

La primera parte había transcurrido al ritmo que ha querido el equipo local. Sin grandes alardes, sin exigir mucho a Rui Patricio, pero con el oficio suficiente para irse al descanso con ventaja. 

Cierto es que la producción ofensiva está siendo escasa, y el peligro visitante surgía de las arrancadas potentes de Adama Traoré, pero al equipo londinense le dio para sestear a partir del gol de Harry Kane y así contemporizar el esfuerzo. Eriksen marcaba el rumbo de juego, y Son era quien más daño hacía sin llegar a conectar con Kane. 

El paso por el vestuario parecía mantener lo que se vió en el primer tiempo, y más cuando a los Wolves se les iba por lesión su hombre más peligroso, Adama Traoré, Helder Costa a la postre decisivo. 

Los minutos iban pasando y el faro del Tottenham se fue apagando, tanto que los Wolves comenzaron a comer terreno y a progresar con más peligro. Y apareció el hombre más determinante, Joao Moutinho. Sorprendente su suplencia, tanto cómo la pasividad de la zaga Spurs al defender un córner que servía para que Boly pusiera el empate al marcador. 

El empate no pareció sacudir al Tottenham que seguía hibernando y viendo como Moutinho comenzaba a conectar con las bandas y aparecía el peligro en área londinense. 

Un error de concentración de Davinson Sánchez que le dio los metros suficientes a Raúl Jiménez para que la colocará pegadita al palo y pusiera por delante al equipo visitante. 

Ahora sí, con 1-2 en el marcador, el Tottenham comenzó a temer por el resultado y adelantó líneas y empezó a acelerar el juego, dejando muchos espacios para la contra rival. 

Seguía el Tottenham tocando y tocando, pero sin ganar profundidad, y en una pérdida, Rubén Neves pone un exquisito balón para que Helder Costa pusiera el 1-3 definitivo. 

Fin a una racha increíble de resultado, dejando al Liverpool volando solo en el liderato y permitiendo al City que le supere en la clasificación. Por parte de los Wolves se aúpan a la séptima plaza superando ya los puntos que hizo en toda la temporada 2011-2012, última vez que pisó la Premier. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s