Radiografía del comienzo de la Libertadores

Arrancó el lunes 22 de enero la edición número 59 de la Copa Libertadores de América, la competición por excelencia en esta parte del mundo. Como ya hace varias ediciones, la Copa comienza con fases clasificatorias en el formato mano a mano, en la primera de estas tres etapas (fase 1) se jugaron tres encuentros: Olimpia vs Montevido Wanderers, Macará vs Deportivo Táchira y Oriente Petrolero vs Universitarios de Perú.

De los tres enfrentamientos en solo uno estaba marcado el favoritismo. Olimpia, dos veces campeón de la competencia y siendo una potencia en el continente, enfrentaba al modesto equipo de Uruguay, Montevideo Wanderers. En el resumen de los dos partidos quedó demostrado que el equipo paraguayo está armado para como mínimo entrar en fase de grupos y  que por más que Montevideo Wanderers  fue un digno rival, las individualidades pesaron sobre todo en el encuentro de vuelta.

Oriente Petrolero vivió el 26 de enero sin dudas una de las noches más importantes  de su historia. Con nueve hombres pudo conseguir la clasificación en tierras peruanas al marcar un gol de visitante, ya que en el global era un 3 a 3, este gol se convirtió en “doble”.

Enfrente, a lo largo de la serie, tuvo el equipo más apático que se vio en  mucho tiempo. El entrenador Pedro Troglio nunca pudo hacer que su equipo sea un conjunto en donde se pueda dar más de tres o cuatro pases para hilar una jugada con peligro. Por más que en la vuelta se puso tres  a cero y estando con dos hombres más, nunca se sintió dueño del encuentro,  y por sus cambios totalmente defensivos, en vez de tratar de controlar el partido con circulación porque le sobraba gente por todos lados, llenó al equipo de miedos que se vieron reflejados en el terrible error/horror del  arquero Fernández  que salió hasta la puerta del área sin ninguna necesidad a tratar de despejar un centro que termino entrando lentamente en la propia meta.

La serie a priori mas pareja terminó siendo eso, porque por más que en el acumulado el debutante Deportivo Macara fue un poco mas – debido a que cuenta con mejores individualidades –  no  pudo reflejar la diferencia en el marcador, sobretodo en el partido de ida donde Velásquez, el joven arquero venezolano, fue la figura del encuentro. En Venezuela las cosas fueron más parejas y el 0 a 0 fue también el puntaje del match, aburrido y sin ninguna llegada importante por ambos lados.

El pasado hay que dejarlo atrás, y la copa, como la vida, continua, así que dejamos algunos puntos de los tres equipos  que siguen en carrera.

Olimpia:

Ahora le toca un cruce mucho más complicado, no porque sea un campeón continental, pero si porque es un grande de Colombia que sobretodo hace pesar su localía. Junior de Barranquilla, campeón de la Copa Colombia será un dificilísimo escoyo a pasar para el equipo guaraní.

Lo bueno será que el equipo paraguayo que dirige el argentino Daniel Garnero  llegará con mucho mas rodaje,  sin dudas tiene plantel suficiente para pasar esta fase. El arquero Aguilar los laterales colombianos – con subida constante – Otálvaro y Díaz, los mediocampistas, Camacho y el “fino” Mendieta, mas la experiencia de Santa Cruz arriba, hacen de él un equipo fuerte en todos los sectores,  sumando que Garnero cuenta con buenos recambios como son el delantero colombiano Cuero y el mediapunta/extremo argentino Rosales. Puntos negativo, el mediocampista de contención Burgos y la vuelta de los dos laterales del equipo, por momentos queda muy desequilibrado.

 

Oriente Petrolero:

Tiene como punto más fuerte, a uno de mis delanteros preferidos de la competencia, el uruguayo Maxi Freitas, “el tanque”, un animal, juega solo arriba y complica a toda la defensa. Mucha de la historia que va escribir este equipo en la actual edición, dependerá del uruguayo sin dudas. Pero el equipo de Nestor Clausen tiene algunos aspectos interesantes más a destacar, como es el solitario centrocampista Marcel Román que roba todo lo que pasa por su zona, lo malo es que por momentos esta tan solo que termina cometiendo faltas peligrosas. El costado derecho es lo mejor de este equipo, porque se asocian el lateral Zampiery (el mejor lateral de esta fase) y el diferente/creativo Ronaldo Sanchez, entre ellos arman muchas jugadas donde el volante se cierra y le deja ruta libre al lateral. Por último, también destacar al venezolano José Meza que es un atacante con mucha entrega pero también cuando tiene el balón en su poder sabe muy bien lo que pide la jugada. Su rival en la fase 2 es un viejo conocido, nada más y nada menos que el equipo del aviador Jorge Wilstermann, el campeón boliviano del torneo Clausura.

 

Deportivo Táchira:

Es a mi entender el equipo con menos chance de llegar a la tercera fase, por el rival que le tocó que es Independiente de Santa Fe de Colombia y por nivel de competitividad del propio equipo venezolano.  Lo demostrado en la serie con Macará fue un equipo que carece de individualidades importantes solo a destacar el muy buen arquero Eduardo Velásquez que fue la figura en los 180 minutos. Suele jugar con un esquema de 4-4-1-1 donde el mediocampo  por características de sus volantes es de transición lenta y de poca sorpresa. Muchas veces se termina tirando pelotazos  para las dos torres mas adelantadas que son el media punta  y emblema del equipo,  Perez Greco, o para la referencia de área, el argentino Sergio Almiron de 1,88 metros de altura.

Mis pálpitos para estos tres equipos son que Olimpia tiene grandes chances de pasar frente a Junior que Oriente Petrolero al jugar un clásico de su país tiene un 50% y que el que no tiene ninguna chance es Deportivo Tachira.

 

 

Sin pena ni gloria

Si bien en el derbi de la ciudad de Barcelona, por Copa del Rey vio sus primeros minutos en cancha, en la última jornada de Liga debutó como titular el mediocampista brasileño Philippe Coutinho; en un partido que se le dificultó mucho al FC Barcelona y apenas pudo, sobre la hora, llevarse el triunfo frente al Deportivo Alavés de la ciudad de Vitoria y prolongar su racha sin derrotas en Liga.

El Pequeño Mago de 25 años comenzó el encuentro recostado sobre la banda derecha, intentando en todo momento meter diagonales para habilitar a sus compañeros, tarea que no le fue nada fácil ya que todo el equipo Culé fue, en todo el primer tiempo, bien contenido por los defensas Albiazules y por quedar, al enganchar hacia adentro, con su pierna menos hábil.

Ante la difícil entrada al área rival, el Barcelona intentó de distintas formas; una de las variantes tácticas que experimentó fue el cambio posicional entre Messi y Coutinho, retrasándose el primero y Coutinho ocupando su lugar en la delantera junto a Luis Suárez. Esto no tuvo demasiado resultado ya que Coutinho no logra desempeñarse de la mejor manera en esa posición.

Hasta los primeros veinte minutos se lo vio bastante activo, con cierta libertad para jugar y regateando como solía hacerlo en el Liverpool. Luego mermó su participación en las ofensivas culés hasta que cerca de terminar el primer tiempo logró asociarse, no demasiadas veces, pero cuando lo hizo de muy buena manera con el veloz lateral Semedo, generando algunas paredes que despertaron alarmas en la defensa Babazorra.

Philippe Coutinho contabilizó un tiro al arco, un regate, una entrada y acertó el 89% de los pases que dio.

También en pequeños pasajes del partido, Phil, se ubicó en la posición de media punta por detrás de Suárez y Messi, una posición en la todos teníamos expectativa de ver, sin embargo no generó demasiado, para lo que los defensores del Alavés tuvieron su cuota parte de responsabilidad.

Los cambios de laterales que realizó Valverde no favorecieron la labor del brasileño, que prácticamente no logró asociarse con el español Sergi Roberto. Tanto es así que 15 minutos más tarde le costó la salida del equipo para el ingreso de Paco Alcácer.

Donde más gravitó fue contra la banda derecha, donde más tiempo jugó. Logró asociarse algo con Semedo, un tándem que más pulido puede ser muy importante. Además nos demostró algo, que puede jugar junto con Iniesta, ante todas las especulaciones de que uno jugaría en el Liga y el otro en Copa hoy demostraron poder jugar juntos y Coutinho demostró que puede jugar del mismo lado que su pie hábil, aunque sea algo que lo saca de su zona de confort –ya que estaba muy acostumbrado a jugar a pierna cambiada para enganchar hacia adentro-.

Igualmente, nos deja con ansias verlo por la zona izquierda como supo hacerlo en el Liverpool, ya sea en el medio campo o como extremo

Philippe Coutinho contabilizó un tiro al arco, un regate, una entrada y acertó el 89% de los pases que dio. No fue un parido perfecto, tampoco uno para el olvido. Fue un debut, sin pena ni gloria.

Supera la primera prueba

Teniendo en cuenta que las últimas tres actuaciones en partidos amistosos de Verano no fueron muy convincentes, ni futbolísticamente, ni en los resultados, recordemos que logró un empate y dos derrotas en dichos encuentros rondaba cierto escepticismo en el aficionado de Boca Juniors.

En relación a los refuerzos que adquirió en el último libro de pases el único que debutó como titular fue Carlos Tévez que lo hizo siendo una especie de enganche dentro del primer esquema táctico  que utilizó Guillermo Barros Schelotto,  un novedoso 4-2-3-1.

En el banco aguardaban Más, Buffarini, y Wanchope Avila, pero el técnico utilizaría solo a Buffarini, el oriundo de Córdoba, en el segundo tiempo, pero no de lateral derecho sino como interior en la misma banda.

A  los dos minutos de partido Boca ganaba 1-0 con gol de Cristian Pavón, tras un excelente pase de Walter Bou, dejándolo mano a mano con el arquero rival. Lo destacable del equipo Xeneixe, fue la sociedad en la recuperación de la mitad de cancha con dos guerreros como son Barrios y Nandez, quien marcaría un gol en el segundo tiempo con pase de Tévez.

La vuelta a la cancha de Jara demostró que el puesto de lateral derecho esta muy bien cubierto a pesar de volver de una lesión que lo tuvo dos meses afuera de las canchas.

Carlos Tévez por su parte estuvo muy activo y con ritmo, pero poco resolutivo en los últimos metros, tanto como para definir el mismo como para habilitar a sus compañeros, es una buena insinuación que tiene que hacerse realidad, solo el paso del tiempo lo dirá. Cardona demostró el fútbol que posee en sus pies tanto de extremo izquierdo como de doble pivote cuando Guillermo Barros Schelotto lo colocó en el medio al lado de Barrios y ahí desprendió a Nandez por derecha.

Boca Juniors ganó, pero con lo justo. Si quedó reflejada que la capacidad técnica y la categoría de sus jugadores fueron superiores a los de Colon de Santa Fé, esa jerarquía quedó reflejada en el resultado, no así en el juego. El punto flojo de Boca Juniors estuvo en defensa, precisamente el sector izquierdo de la defensa, no por que Fabra no marcara, sino que por que queda de manifiesto que con un doble cinco no es suficiente a la hora del retroceso, y que el extremo izquierdo -Cardona- no siente la marca a la hora de replegarse.

Con poco le bastó para estirar su ventaja con respecto a San Lorenzo, que se encuentra en segundo lugar a seis puntos de distancia. Un buen comienzo para la liga local, pero con el pensamiento que falta aceitar los mecanismos si quiere pelear o ser protagonista en el torneo más ansiado por sus hinchas, la Copa Libertadores de América.

Reinvención granate

Se reanudo la Superliga Argentina y no queríamos dejar pasar la posibilidad de analizar al último finalista de la Copa Libertadores de América. Lanús recibía a Patronato de Paraná, en su propio estadio.

¿Qué cambió en el equipo que nos deslumbró no hace mas de dos meses? En primer lugar, el cambió de entrenador que sufrió Lanús, y este es el principal ítem a sobresaltar, Almirón dejó su cargo y Ezequiel Carboni tomó la posta. A favor de esto y para beneficio de sus jugadores, el granate no cambió su dibujo táctico continuando con el 4-3-3 que lo llevó a lo más alto del fútbol de América.

Si podemos notar cuatro modificaciones de jugadores, tales como Gomez, Martinez, Velazquez y Sand, ni mas ni menos, ellos fueron reemplazados por  Carrasco, Lódico, Moreno y Sergio Denis. Como así también tiene modificaciones posicionales, tal es el caso de Pasquini que pasó de ser interior izquierdo a lateral por la misma banda, y el uruguayo Silva de extremo derecho a interior por su sector, retrasando su posición.

Muchas variantes y demás factores que influyeron en el partido y más teniendo en cuenta que Lanús no gana por torneo local desde el 13 de octubre del pasado año, en la fecha 6 ante Unión de Santa Sé, este factor fue provocado por apuntar al torneo internacional y descuidar el torneo casero, cuatro partidos perdidos y un empate es la floja forma que posee en los últimos cinco partidos.

Si bien todos los equipos vuelven de la tan famosa pretemporada donde las excusas siempre son justificadas, por la falta de fútbol, por que el físico aún no se adaptó al ritmo y no se logra soltar realmente a los músculos afectados y demás, hay que decir que Lanús encuentra el gol por esas cosas que tiene el fútbol, y lo lindo que tiene este deporte, por que quien marcó el gol fue Darío Carrasco el joven lateral derecho que mide 1.75 cm y de cabeza pone adelante en el marcador a su equipo. Cabe destacar que es el suplente de Di Plácido que a su vez es suplente de José luís Gomez, tarde soñada para él. Promediando el segundo tiempo el goleador, Sebastian Ribas de Patronato iguala el cotejo y así finaliza el encuentro.

Cuesta arriba para el granate este comienzo, seis partidos sin ganar, poco público apoyando al equipo. Poco para sobresaltar con tan poco fútbol en el sur.

Un empate con distintas sensaciones

Por la cuarta ronda de la FA Cup, se enfrentaron el modesto equipo galés Newport County de la ciudad de Newport, a 12 kilómetros al este de Cardiff, y el conjunto londinense de la máxima categoría del fútbol británico, Tottenham Hotspur.

El encuentro se disputó en el pequeño estadio Rodney Parade, en la ribera del Río Usk, con un aforo de tan sólo casi 8,000 localidades.

De movida, la presión alta de Newport County, sumado a las malas condiciones del campo de juego, propiciaron salidas desacertadas de los centrales spurs y por consecuente peligro inminente sobre el arco de Tottenham.

Con el correr de los minutos, el conjuno londinense intentó acortar espacios, recuperar terreno y adelantar líneas, además aumentar la posesión del balón. Newport amainó su empuje inicial y Tottenham logró generar peligro con alguna incidencia aislada del incesante Harry Kane, siendo suministrado, en la mayoría de las veces, por los medio centros Sissoko y el joven Walker-Peters.

En el vaivén del partido, Newport consigue el gol tan anhelado. A partir de una repetida, pero eficaz jugada de Ben Tozer, implementando un saque de banda con la fuerza necesaria para llegar al área en forma de centro; tras un rechazo de la defensa, Robbie Willmott renueva la jugada con un envío al segundo palo, encontrando por la espalda a la referencia de área Padraig Amond, que con un certero golpe de cabeza esquinado, manda la pelota al fondo de la red, para el deliro de todo el estadio.

Animado por este gol, el equipo galés asedió en reiteradas chances el arco defendido por el guardameta holandés Michel Vorm, sin lograr aumentar el marcador. El primer tiempo culminó sorpresivamente con la victoria parcial del pequeño equipo de la League Two -cuarta categoría del sistema de ligas de gran bretaña-.

Para la segunda mitad, Pochettino mandó a la cancha a Heung-Min Son, intentando obtener mayor vértigo por la banda izquierda.

Tottenham no consiguió, en gran parte del partido, el manejo en el mediocampo. Por lo tanto, entre la faja defensiva y el ataque, en ciertos momentos, no existía conexión y por ende, generación de juego y abastecimiento a los puntas.

Pasados 20’ del segundo tiempo, el DT argentino realizó el segundo cambio, ingresando Dele Alli y retirándose, sin acciones notorias, Fernando Llorente. Pochettino buscaba agilidad y sorpresa para complementar a Kane, que no bajaba los brazos buscando el empate.

En los últimos minutos, Eric Dier se trasladó al medio y junto al tercer cambio, Davies, se fortaleció la mitad de la cancha. El lateral derecho Kieran Trippier, se soltaba por la línea como escape para poder centrar desde el flanco y así favorecer a los atacantes en las arremetidas por el área rival.

Tanto aguantó el equipo galés, que en un saque de esquina ejecutado rápidamente y al primer palo, la pelota es redirigida con un taco aéreo de Son al segundo poste, descolocando a toda la defensa y descuidando, nada más y nada menos que al goleador Harry Kane, quién la empujó al gol para empardar las acciones. Un quedo defensivo que desvarató el buen trabajo de todo el partido.

El encuentro tuvo unos últimos minutos de especulaciones en cúanto al resultado, pero no saliendo del empate, concluyendo que el austero cuadro Newport County hará historia al jugar el replay en el mítico y majestuoso Wembley de Londres.

Arsenal sin Alexis

El mundo parece desmoronarse cuando el jugador con mayor poder desequilibrante en tu plantel se te va, además, se ha ido a un rival directo. Arsenal no atraviesa las mejores horas, pero la salida de Alexis Sánchez parecía solo ahondar esta situación.

Así, desde hace ya un par de partidos su entrenador, Arséne Wenger juega sin él, pero ante Chelsea por Carabao Cup fue cuando realmente pudo medir la fuerza del equipo sin el jugador chileno.

El equipo que plasmó en el campo dejaba a la vista un 4-3-3 que plantaba en mitad de canta tres hombres con mucho ímpetu en lo defensivo pero que no deja de asediar el área rival desde segunda línea. Pero lo novedoso fue ver a Iwobi en su posición natural, como extremo por la banda izquierda, aquella que ocupaba Sánchez. Por su parte, Mesut Özil partía como un extremo por derecha, pero falso, jamás hizo los movimientos clásicos de un jugador en esa posición, por el contrario, se volcó más hacia dentro dejando todo un carril libre para que Bellerin pudiera ocupar esos puestos.

Defensivamente, Arsenal no estuvo muy fino. Con errores, los que permitieron que Chelsea se pusiera en ventaja rápidamente. Pero con el correr del tiempo, el empujón anímico que significó el rápido empate fue corrigiendo, es un gran punto a favor para el entrenador alsaciano. Su rival jugó sin un delantero centro, sin referencia -lo cual es un problema enorme por parte- lastimó con entradas desde segunda línea por parte de Eden Hazard como protagonista principal.

El acierto de Wenger fue colocar a Mohammed Elneny por el centro de la línea de tres mediocampistas, y cada vez que Hazard se intentaba despegar en ofensiva el egipcio hacía las veces de medio cierre, colocándose entre los centrales. A partir de la solidez, frustro al rival y a partir de la frustración comenzó a construir su victoria.

Presión muy alta, posesiones largas que parecían dormir la situación, circuitos de juego muy efectivos, todo en busca del gol que le diera a Arsenal el pasaje a la final. El gol llegó, haciendo un poco de justicia, la misma que faltó en otros momentos de la temporada para el conjunto gunner, que sin Alexis intenta construir un equipo sólido, que mantenga en balón en sus pies y a partir de ahí, lograr los tan ansiados triunfos.

The Special One

Iniciado como enlace traductor entre Robson y el vestuario del Barcelona, fue ganando conocimientos a través de grandes entrenadores. Y le llegó la oportunidad de volver a su país, hacerse un nombre y entrenar a uno de los equipos más potentes de Portugal.

Tras lograr la gloria de la Champions League, comienza su meteórica ascensión al olimpo de la pizarra. Pero, ¿cómo logra un desconocido llegar a esos límites?

Mou, basa gran parte de su éxito, en una cadena: es un líder nato de vestuario, y se hace líder y se gana el respeto de su vestuario a raíz de actuaciones pasadas. Su libreto vive del éxito que consigue y se traslada al siguiente reto.

Hombre de charla motivadora más que de análisis táctico, concede mucho recursos a la felicidad de sus pupilos.

“Si un hombre es feliz, rinde mejor y acepta y acata mejor las órdenes”.

Fanático del orden defensivo, la velocidad ofensiva y un férreo centro del campo. Suele ser tildado de rácano cuando explota a la perfección la rentabilidad del gol.

En el campo de entrenamiento, tiene un staff amplio que diseña un plan a desarrollar con total libertad. Al bueno de Jose déjenlo motivar y charlar con los jugadores.

Otra de sus virtudes, la provocación sirve para liberar de presión a los suyos y desconcentrar al rival. No cabe duda que The Special One ha sabido crearse un personaje con el que blindar vestuarios y sacar rendimientos de los suyos.

Alexis en el United

Hace meses se habla de lo que se acaba de confirmar, la salida de Alexis Sánchez de Arsenal. Los clubes involucrados eran ambos pesos pesados de Manchester, pero el conjunto red es quien se lleva el “gato al agua” en el concurso por el ex jugador de Udinese y River Plate entre otros. También en la operación se ha incluido el pasaje del armenio Henrikh Mkhitaryan al conjunto gunner. En este caso, te hablaremos sobre lo que puede llegar a producir “El Niño Maravilla” para los actuales campeones de la Europa League.

Para empezar, aunque últimamente no ha sido convocado a los partidos, el armenio es una gran opción, aunque sea se recambio, para ambas bandas, con mucha técnica y golpeo de balón. De tener minutos con Wenger, los “Gunners” podrían formar un gran ataque. Pero el que obviamente se vería más beneficiado, será Mou, ya que Alexis no sólo cumple un gran papel jugando por los extremos, posiciones ya cubiertas en el equipo, sino que puede rendir muy bien de delantero centro. Combinar la velocidad del chileno con el físico de Lukaku arriba, podría ser determinante. Hasta el momento, ante la falta de Lukaku, la solución ha sido Martial como delantero solitario, jugador que tiene un mejor rendimiento por las bandas, junto a Rashford, que también ha tenido minutos en dicha posición, que también se le explota más la velocidad y diagonales desde afuera. Con la llegada de Sánchez, se tiene un delantero experimentado, que incluso en el Arsenal ha jugado de único punta, además de en su selección, que combina velocidad con gran definición.

El hecho de que Martial llegue a abandonar el equipo, tampoco trae muchos problemas. El joven francés, que en su momento fue nombrado “Golden Boy”, no ha tenido la explosión que se esperaba que tuviera, llamado a ser de los mejores del mundo. No cuenta con suficientes minutos, ni juega siempre por las bandas. Su posición de todas formas quedaría cubierta por el mismo chileno o Rashford.

En conclusión, los posibles equipos que se podrían formar para aprovechar al máximo las ventajas que provee Alexis, serían que juegue por banda izquierda, en una línea de tres por detrás de un delantero con mucho físico como lo es Lukaku, o en su defecto  Ibrahimovic, y en la otra banda o alguien más técnico como Juan Mata o Lingard, este último con un gran nivel actualmente, pese a su corta edad, o como otra opción, a falta de delantero, alinear a Alexis como único “9”, respetando el típico 4-2-3-1 que suele armar Mourinho, con las bandas del mediocampo cubiertas por alguien técnico y alguien con mucha velocidad, para asistir y asociarse con el chileno. De esta forma, si todos cumplen con las expectativas, es posible soñar con un acercamiento al actual líder, el Manchester City, si este tropieza, o por lo menos seguir por buen camino en la Champions League, donde el próximo 21 de Febrero, se enfrentarán por los Octavos de Final al Sevilla.

Gran fichaje de cara a lo que se le viene a los “Diablos Rojos”, que termina de cubrir todas las zonas que necesitaban un refuerzo.

Valverde: La humildad por bandera

16 de Agosto de 2017, Real Madrid arrasa al Barcelona y se hace con la Supercopa de España. Era el cuarto título conseguido por el Real Madrid y en Barcelona saltan las alarmas.

Valverde no había comenzado con buen pie, se le escapaba el primer título de la temporada. Cinco meses después, el Barcelona aventaja en 16  puntos (al 14/01/2018) al Real Madrid, ha arrasado en fase de grupos de UEFA Champions League y bien colocado para pasar a cuartos de la Copa del Rey.

¿Qué ha cambiado en media temporada?

Una gran gestión del vestuario, cercana comunicación con los jugadores y enchufar a jugadores que el año pasado no dieron su mejor nivel.

La salida de Neymar y la lesión de Dembélé le ha permitido un cambio de esquema, que le permite reforzarse por dentro, darle mucha profundidad a Jordi Alba y permitirle a Messi mucha libertad en tres cuartos de cancha. Otra de las grandes esencias del Barcelona ha vuelto: la presión alta y muy arriba.

La gran virtud de Valverde, mantener a todo el vestuario enchufado, le permite tener una variedad de sistemas, partiendo del 4-4-2 en rombo, con el 4-3-3 más conocido por el aficionado culé. No en vano, con el fichaje de Coutinho, se le suman más variantes a su esquema y añade algo con lo que no contaba en la plantilla, último pase.

En el aspecto personal, Valverde es un tipo tranquilo, sereno y que le gusta mucho conversar y comprender el estado de ánimo de cada uno de sus jugadores.

Con un staff técnico que le ha acompañado siempre, se centra mucho en la salida de balón y la presión. También es muy importante para él la profundidad por banda, al no contar con extremos puros, los laterales son fundamentales, y en este punto, tenemos la mejor version de Jordi Alba en los últimos años. Cabe esperar un gran Barcelona en el tramo decisivo de la temporada y Valverde está preparado para el reto.

Zidane, la jerarquía de un mago

Ocho títulos en dos años, en el que podemos apreciar hasta con algo de sorpresa pese a ser Real Madrid, dos UEFA Champions League para el currículum de un novato, no pinta nada mal.

Los motivos por los que Zidane ha conseguido tanto éxito, vienen por el aspecto mental y la capacidad de gestionar un vestuario con tanto ego. Cuando llegó en 2016, se encontraba un vestuario roto mentalmente, falta de hambre, y sin dar la mejor versión individual de sus estrellas.

El final de la temporada logra el subcampeonato recortando muchos puntos y se alza con la Champions League, al siguiente curso, logra un triplete con muchísima autoridad sobre todos sus rivales, creciendo en su competitividad.

Pero, ¿cuales son los aspectos fuertes de Zidane?

Como cuando fuera jugador, es una persona muy silenciosa, cercana y de trato cordial. Ha sabido hacer fuerte su núcleo estrella, con un once tipo y ha sabido gestionar muy bien a los suplentes para que sigan sintiéndose muy protagonistas.

Su modelo de entrenamiento es muy moderno en cuanto a la diversificación del staff, con muchos asistentes con alto poder de decisión. Zizou, delega a sus asistentes en cuánto a la planificación del entrenamiento, siendo Antonio Pintus, el arquitecto que ha diseñado una planificación física idónea para llegar a la fase final de la temporada volando.

Desplazándonos a la pizarra, Zidane ha mantenido un esquema exitoso, el famoso 4-3-3, confiando ciegamente en la BBC. Es su fuerte, darle toda la confianza a las estrellas, que te lo devolverán en forma de partido ganado.

Alumno aventajado de Ancelotti, su filosofía se mantiene de forma muy parecida a la etapa del italiano, donde Zidane era su segundo entrenador. Deberemos ver la evolución del francés cuando tenga menos dependencia de un esquema, pero como gestor de grupos sigue siendo el número uno.