De crisis y oportunidades en los arcos argentinos

La inminente transferencia de Axel Werner, arquero argentino de 20 años, al Atlético de Madrid, da una buena oportunidad para hablar del cuadro de situación de los porteros en ese país, un tema que personalmente me interesa y más de una vez he debatido, aunque nunca con mayor detalle.

Hoy en día, los números hablan de no más de una docena de arqueros en las cinco ligas más grandes del mundo. De ellos, solo tres (Sergio Romero, Willy Caballero y Juan Pablo Carrizo) juegan en equipos importantes, donde no son titulares; otros dos (Paulo Gazzaniga y Damián Martínez) son jóvenes que casi no gozan de minutos, mientras que Julián Speroni juega en un equipo de menor jerarquía. En definitiva, el único que juega con regularidad al más alto nivel es Gerónimo Rulli, posiblemente el arquero de mayor proyección en el país.

53c3103a8aa20_large
Clave en la selección. Suplente en sus clubes. Foto: Reuters

La poca cantidad de arqueros argentinos que despuntan fuera del país (se podría sumar a Agustín Marchesín y Nahuel Guzmán, de buen presente en el fútbol mexicano) no es, pese a que la portería nunca haya sido algo donde los argentinos destaquen por cantidad, un dato casual; y sin dudas merece un análisis. En el último campeonato de Primera División (donde participaron treinta equipos), además de Werner solo otros cuatro arqueros sub-25 eran titulares. Ellos son Sergio Unsain, Walter Benítez, Rodrigo Rey y Alan Aguerre. Ninguno ataja en un equipo de los denominados “grandes”, y solo Rey estuvo en un equipo que terminó en los puestos de vanguardia. En contrapartida, no menos de ocho arqueros ya pasaron los 30 años. Los titulares de los cinco grandes promediaban 33 años de edad, y solamente Martín Campaña, uruguayo, tenía menos de 30. Además, ninguno de ellos juega en el club donde se formó.

Si bien la madurez de los arqueros suele llegar más tarde, creo que estos datos sirven para empezar a ver la problemática. Muestran que los arqueros argentinos suelen seguir en el país en su mejor momento, y que muchos alcanzan ese momento en los últimos años de su carrera. En consonancia con esto, vamos seguir con los equipos grandes. Si dejamos fuera del análisis al uruguayo Campaña, vemos que de los cuatro restantes solo Sebastián Saja tuvo un paso por el fútbol europeo, en el cual no destacó. Los otros tres (Agustín Orión, Sebastián Torrico y Marcelo Barovero), jamás jugaron fuera del país. Torrico, de hecho, llegó a San Lorenzo de Almagro con 34 años, por una situación atípica y para ocupar un lugar en el banco de los suplentes y hoy está en el mejor momento de su carrera.

Los clubes argentinos prefieren buscar arqueros en otros clubes antes que darle el sitio a los propios

Si analizamos el pasado reciente, hay varios casos de importancia para analizar cuánto influye la continuidad a temprana edad en el desarrollo. Esteban Andrada, joven arquero de Lanús, mostró muchísimas condiciones en los seleccionados juveniles y antes de debutar en su club despertó el interés del Barcelona. Sin embargo, Lanús no aceptó la oferta recibida, le prometió al arquero continuidad en el club o en calidad de cedido, y Andrada no emigró. Tres años después, y con solo 6 partidos disputados, se marchó a Arsenal, donde jugó una temporada como titular. La experiencia no fue buena, y el rendimiento fue realmente malo. ¿El motivo? Estaba cometiendo errores de inexperto.

Andrada no es, por desgracia, una excepción, sino que está mucho más cerca de ser la regla. Los arqueros argentinos suelen hacer su debut a los 20 años, casi siempre por lesiones o suspensiones, y no por decisión del club. La consecuencia de esto es que no disputan más que un puñado de partidos.

Hagamos a un lado a Werner y Benítez, no sin antes mencionar que ambos tuvieron continuidad en clubes que pelean el descenso y no tienen el capital para reforzarse, y que luego de adueñarse del arco de sus equipos ambos emigraron, ya que Benítez dejó Quilmes para sumarse a las filas del OGC Nice.

Para encontrar un caso de arquero realmente joven con muchos partidos, hay que ir una década hacia atrás. Óscar Ustari, con 18 años y dueño de un futuro prometedor, se abrió paso en la primera de Independiente. Luego de dar la talla de inmediato, fue el tercer arquero de la selección en Alemania 2006. Fueron las lesiones que comenzaron a aquejarlo una vez llegado a España las que dañaron su potencial. Dos años después, el mencionado Romero destacó en el Sudamericano Sub-20 y disputó 5 partidos en un alicaído Racing antes de ser campeón mundial Sub-20 en Canadá y emigrar a Holanda. En el pasado inmediato tenemos a Rulli. Luego de no ser visto como un gran proyecto, las lesiones de los dos arqueros principales de Estudiantes lo llevaron a debutar a los 21 años. Pocos partidos después, logró estar casi 600 minutos con la valla invicta. Desde allí, no dejó su sitio en el once y apenas una temporada después fue transferido a la Real Sociedad, donde hoy es figura.

Werner, Benítez y Rulli demostraron que hay potencial en Argentina

En el presente, los equipos grandes nos dan dos buenos casos para analizar. Ellos son José Devecchi y Augusto Batalla, campeones del Sudamericano Sub-20 del año pasado. El primero disputó dos partidos con San Lorenzo el año pasado y cumplió, pero un error en un amistoso de pretemporada desembocó en que el club contratara un arquero suplente. Seis meses más tarde, Devecchi solo ha tenido actividad en reserva. Batalla, en cambio, tendrá ahora su gran oportunidad. Luego de la marcha de Barovero, entrenador y dirigencia han decidido darle un voto de confianza a para defender el arco millonario.

Para ver el impacto de estas decisiones, vamos a poner el ojo en los arqueros alemanes y holandeses. Ambas muestran un panorama antagónico al de Argentina en lo que al fútbol local respecta, y se diferencian entre sí. Mientras que la liga alemana puede sostener a algunos de los mejores jugadores del mundo, en la liga holandesa los mejores jugadores suelen abandonar la liga al poco tiempo.

585700033-marco-reus-marc-andre-stegen-2GIkfEG4zdef
Ter Stegen y Reus, símbolos de la salvación del Gladbach. Foto: AFP

En Alemania, si tenemos en cuenta la última temporada, de los dieciocho arqueros regulares, solo tres (Manuel Neuer, René Adler y Diego Benaglio) llegan a los 30 años, mientras que la mayoría ronda los 25. Sin dudas el arquero más importante es Neuer, titular en la selección alemana y posiblemente el mejor del mundo. Antes de llegar al Bayern Munich, hizo su debut en el Schalke 04, un equipo que todos los años aspira a clasificarse a Europa y que apostó por él cuando tenía tan solo 20 años. Podría decirse que el mejor arquero de la Bundesliga, detrás de Neuer, es Bernd Leno. A los 19 años, y mientras era el arquero titular del Stuttgart II, el Bayer Leverkusen solicitó su cesión por seis meses y le dio la titularidad de inmediato. A tan alto nivel respondió Leno que Adler (de quien muchos esperaban que fuera el próximo arquero de la selección) perdió su sitio y terminó marchándose del club. Cinco años después, Leno suma más de 200 partidos en el club. Ron-Robert Zieler, después de formarse en Inglaterra, regresó al país para firmar con el Hannover 96. Hasta ese momento, solo había jugado dos partidos como profesional, lo cual no impidió que el club le diera la titularidad a mitad de su primera temporada. Él hizo valer la confianza que recibió y atajó ininterrumpidamente las cinco siguientes campañas. Hoy, con 27 años, es internacional absoluto y regresa a Inglaterra para jugar en el campeón de la Premier League. Otros hombres como Marc André ter Stegen y Loris Karius (flamante fichaje del Liverpool) también lograron continuidad antes de sus 21 años, lo cual los ayudó a desarrollarse. El caso de ter Stegen demuestra que no hay circunstancia que pueda interponerse con una idea, ya que fue promovido al primer equipo del Borussia Mönchengladbach cuando este peleaba el descenso. Apoyado en su gran rendimiento, el equipo evitó el descenso en el Play Off. Luego de tres temporadas como uno de los mejores de la liga, fue fichado por el Barcelona.

cid208485_Zoet_CillessenVI01_1180
Zoet y Cilessen, presente y futuro de Holanda. Foto: Reuters

Vamos ahora a la Eredivisie, liga de promedio de edad bajo y mucho recambio año a año. Con la misma cantidad de equipos que en Bundesliga, solo encontramos cuatro porteros titulares de 30 años. Los dos equipos más grandes tienen su portería cubierta por hombres de gran experiencia para su edad. Jasper Cilessen llegó a los 22 años al Amsterdam Arena, luego de un año como titular en el NEC. Dos años más tarde, venció a Vermeer en la competencia y se quedó con el sitio. Hoy, con 27, es titular en la selección neerlandesa. El PSV, por su parte, tiene bajo los tres palos a Jeroen Zoet, quien llegó a Eindhoven hace una década, y luego de jugar dos temporadas en calidad de cedido y ser titular, a los 22 años se hizo con el puesto en un arco enorme. Hoy, ante la posibilidad de que abandone el club, los directivos se han hecho con los servicios de Hidde Jurjus. ¿Quién es Jurjus? Un canterano del De Graafschap quien con 22 años ya tiene un año de experiencia en Eredivisie y otro en la división de plata. Los ejemplos abundan. En un entorno donde se da valor e importancia a los jugadores jóvenes, los arqueros no son la excepción.

Con el foco puesto en Argentina, mi conclusión es que la falta de arqueros de nivel no se puede achacar solamente a que no haya talento, o a problemas en la formación. El problema es que los arqueros debutan tarde. Hasta tanto esto no cambie, no sabremos si somos capaces de producir arqueros de nivel o no.

The Class of 92

Lo primero que debo decir al comentar sobre Class of 92 es que lo mire con profunda desconfianza. Me sonaba más a un reportaje institucional sin mucho sabor, el típico documento audiovisual para ensalzar a viejas glorias de un club de fútbol, además de hacer una buena propaganda a los distintos sponsor de los mismos. Típico material hecho para hinchas, sobre un club del cual no soy particularmente fanático pero al ver el trailer le di una oportunidad: En las secuencias que encontré en Youtube no solo aparecen los futbolistas, sino que hombres ajenos al balón como Danny Boyle (mítico director de películas como Trainspotting) o Gary ‘Many’ Mounfield (músico de los Stone Roses). Así que le di una oportunidad.
1412671622356_wps_19_Film_The_Class_of_92_2013
The Class of 92 es un documental de poco más de una hora y media, estrenado el 23 de noviembre de 2013 que trata sobra la época dorada del Manchester United, la generación que ganó todo en Inglaterra y en Europa, comandados por Ryan Giggs, David Beckham y Paul Scholes.

 
La fecha de estreno no es un dato casual, ya que la película se lanza justo en la temporada en que David Moyes estaba en el banco de los Red Devils, tras la salida de Sir Alex Ferguson (uno de los protagonistas del documental) después de 25 años en el club. El documental muestra la época de oro de un equipo que en ese momento no pasaba por sus mejores años.

Más allá de lo lindo que para un futbolero pueda ser recordar la maravillosa pegada de Beckham o los resultados que pueda dar una buena cantera, lo que engancha del documental es, precisamente, que no habla 100% de fútbol. No hay tácticas ni demasiadas revisiones a la tabla de posiciones pero si un completo repaso por la sociedad inglesa de los 90, con la aparición de Tony Blair y Oasis incluido. Las historias de David Beckham, Nicky Butt, Ryan Giggs, Gary Neville, Phil Neville y Paul Scholes no solo sirven para retratar a lo que jugaban los Red Devils sino que funcionan como reflejo de una cambiante sociedad inglesa, sobre todo de las clases obreras. Esa es la mayor gracia de Class of 92.
En el apartado técnico destaca la buena calidad de la imagen y el correcto uso de archivo. Dos elementos claves para configurar un buen documental. Uno se llega a emocionar al saber lo que le costó a Sir Alex conformar un equipo tan ganador y ver los cambios tras 20 años de cada jugador jugando fútbol o compartiendo en un bar. En particular me debo confesar un hincha acerrimo de Paul Scholes.
En definitiva, The Class of 92 es un documental que llega para dar muestra de una época histórica no solo para un club, sino que para un país entero. Como dice su cartel promocional, es la historia de un equipo que inspiró a una generación completa. La misma que revolucionaría la música con el britpop, por ejemplo. El fútbol no sólo es un deporte sino que tambien es parte de la cultura de un pueblo. Y acá se demuestra. Una película apta para todos, los hinchas de los diablos rojos lo disfrutarán mucho, pero me atrevo a decir que incluso el que no se entusiasme tanto con el fútbol podrá disfrutar de la historia. Lo mejor de todo: Está disponible en Netflix.

Once ideal del Europeo U19

Llegó a su fin el Europeo U19 2016 jugado en Alemania. Francia con grandes individualidades logró coronarse campeón. Los galos junto a Italia, Portugal, Inglaterra y Alemania serán los cinco representantes europeos en el mundial sub 20 que se jugará en Corea del sur el próximo año. En detrasdelarco.com te mostramos cuál es nuestro once ideal del torneo.

índice

Alex Meret (Italia/Udinese)

Italia que casi no pateó al arco contrario en todo el campeonato, le debe a Meret haber llegado tan lejos. Si no fuera por su gran portero, Italia no pasaría la primera ronda. En la final no tuvo opciones en los goles y sí tuvo paradas para que la suma no sea mayor. Buenos reflejos y gran volador. Mucho futuro en el arco italiano.

Phil Neumann (Alemania/Schalke 04)

Lateral por la banda derecha, tiene cuerpo de central por su gran altura pero su elasticidad y velocidad lo hacen ser un enorme marcador de punta. Su fuerte es el de pasar al ataque, pero no solo hace la banda, también cuenta con un gran dominio de balón, esto hace que en más de una ocasión opte por hacer diagonales, abriéndose paso a través de la gambeta. Neumann pertenece al Schalke 04 , equipo que suele nutrirse de su cantera, asique supongo que este año podría llegar su debut en el primer equipo. Para ponerle un parecido me recuerda a Lichtsteiner de la Juventus.

Jerome Onguene (Francia/Sochaux)

La escoba del fondo de Francia, jugó de último hombre cubriendo la espalda de su compañero Diop, saliendo al anticipo cuando la jugada lo pedía y nunca quedó mal parado. Ganó en las dos áreas y solo le faltó el gol. Las luces se fueron con Diop pero creo que Onguene hasta tiene más calidad.

onguene
Jerome Onguene

Filippo Romagna (Italia/Juventus)

“El  fino”, central elegante, seguramente aprende mucho de su espejo en la Juventus Leonardo Bonucci. Tiempista como todo gran central. No tuvo la mejor final pero su compañero de zaga tampoco lo ayudó. Durante el campeonato ganó más duelos mano a mano de los que perdió. Lo único que no me convence es su altura, pero es una opinión personal.

Federico Dimarco (Italia/Inter)

Defensor rústico, forma parte de este once de detrasdelarco.com porque no hay forma de dejar a un marcador de punta que es el goleador de su equipo. Dimarco cuenta con una gran pegada para la pelota parada pero tengo que decirles que es su única virtud. No me gusta como marca ni tampoco cuando pasa en movimiento al ataque.

Ludovic Blas (Francia/Guingamp)

Es el tipo de jugador por el que se paga una entrada. Arrancó este torneo siendo suplente, bastaron 45 minutos para saber que Blas no tenía que salir más del once titular. Ludovic es puro futbol, regate, firuletes, una zurda increíble. Parte desde la banda derecha pero suele hacer la diagonal o dejar pasar al lateral para sumarse al área como pasó en su gol en la final. Eso sí, no le pidan que ayude en la marca porque no creo que lo haga. Tiene cosas del crack argelino Riyad Mahrez.

ludovic
Ludovic BLAS of Guingamp during the French Ligue 1 game between EA Guingamp v Angers SCO February 27, 2016 in Guingamp, France.

 

Benjamin Henrichs (Alemania/Leverkusen)

Es mi jugador fetiche del torneo. Tiene el pase entrelineas del gran Andres Iniesta, cuenta con algo que los de su clase muchas veces no tienen: el compromiso con la recuperación del balón. Líder en la mitad de la cancha, a veces hasta exagera con los movimientos de mano indicando para dónde tiene que ir el juego del equipo. Su pierna hábil es la derecha, desde ese pie salen una infinita cantidad de pases para sus compañeros. Si algo le falta podríamos decir que es el pase largo o cambios de frente. Por suerte con su penal en el partido contra Holanda se confirmó que tendremos a los alemanes en el mundial sub 20 Corea 2017.

Lucas Tousart (Francia/Lyon)

El gran capitán, se dio hasta el lujo de convertir un gol en la final (su tiro se desvió en un defensa). Formó un triangulo defensivo con la zaga de centrales que terminaron “comiéndose” a los rivales. Lento pero siempre bien parado, pescando toda pelota que se acerque a su radio de trabajo, cuenta con un gran pase largo. Seguramente sea parte muy importante en el Lyon 16/17.

Amine Harit (Francia/Nantes)

Tiene el mismo estereotipo que su compañero Blas, imposible de anticiparlo, rapidísimo de piernas y con una jugada que claramente lo caracterizó en este campeonato. Espera recibir de espalda y cuando el defensor llega a marcarlo él ya se fue por el otro lado. Si los goles no pesaran tanto en el fútbol, Harit sería el mejor jugador del torneo.

Kylian Mbappe (Francia/Monaco)

El rayo del equipo francés. Todos los defensores que intentaron acercarse a él terminaron a varios cuerpos de distancia. Fue el más joven del plantel y esto queda demostrado en que hay momentos en que comete errores justamente por su edad. Su velocidad lo hace ir sobrado en las carreras por las bandas, se siente mas cómodo por izquierda pero en muchos tramos del campeonato se volcó a la derecha, y su efecto para los rivales tuvo el mismo dolor de cabeza. A.S Monaco seguramente haga un gran negocio con algún grande del viejo continente.

Jean-Kevin Augustin (Francia/PSG)

“La bestia”, ¡qué jugador tendrá Unai Emery para ir dándole minutos! Es un delantero que maneja todos los registros de ataque. Es hombre de área pero le gusta salir a los costados y mostrar su potencia en velocidad. Fue la figura y goleador del torneo con seis tantos. Su juego me recuerda al mejor Samuel Eto’o.

augustin
Augustin: goleador del torneo

Macarras del balón

En la época del fútbol combinativo, del conocido como “tiki-taka“, de la oda a la posesión y la lírica, siempre hay un hueco para recordar a algunos de los futbolistas nacidos para cortar de raíz tanta poesía, originarios de todos los confines del planeta, cualquier futbolista rezaba por tenerlos de su lado y no en su contra.

Comenzamos con el futbolista que tiene el dudoso honor de haber sido el jugador más expulsado de la historia, el colombiano Gerardo Bedoya, que con un total de 46 tarjetas rojas, incluyendo una en su debút como asistente técnico del Club Independiente de Santa Fe colombiano, llegó a ser suspendido por 15 partidos tras dar un codazo y posteriormente lanzar una patada a la cabeza del fútbolista de Millonarios Jhonny Ramirez en Septiembre de 2012.

Quedándonos en Sudamérica nos encontramos con un brasileño, Felipe Melo, que acumula más de 120 tarjetas entre amarillas y rojas, el hoy jugador del Inter de Milán es un quebradero de cabeza para sus técnicos. Algo más al sur, un clásico de estos listados, el argentino Carlos Bilardo y sus alfileres, El Narigón se especializó en acupuntura en su época en Estudiantes de Avellaneda.

Vinnie Jonnes
Vinnie Jonnes

Nos movemos a Europa donde, como no podía ser de otra manera, el Reino Unido se lleva la palma, futbolistas como Vinnie Jonnes, que tras liderar la Crazy Gang de Wimbledon, llevó su mala leche al cine donde haría gala de sus grandes dotes marciales en filmes como Snatch o Lock and Stock, el director Guy Ritchie lo tuvo muy claro. Sin apartarnos de las islas no podemos olvidar a Roy Keane, posiblemente uno de los mejores mediocentros de la historia pero algo rencoroso, llegando a acabar con la carrera de Alf-Inge Håland con una entrada terrorífica en respuesta a una recibida ¡¡tres años y medio atrás!!, como así figura en su biografía, si bien el irlandés aclaró que todo se debía a un error del autor del libro. Dave Mackay, Stuart Pearce, Graeme Souness y su clavada de bandera en Turquía, Ron “Chopper” Harris, el Reino Unido podría tener un apartado para ellos solos en lo que a futbolistas duros se refiere.

Pero evitando que se me acuse de estar cegado por el amor patriótico, también hay que incluir en el listado a un español que fue listado por el diario “The Sun” como autor de una de las entradas más duras del fútbol, al nivel de la de Harald Schumacher a Battiston, cuando, en un aciago 24 de septiembre de 1983, enfrentándose el Athletic de Bilbao frente al Barcelona, Andoni Goikoetxea le rompía el tobillo a un joven Diego Armando Maradona en una entrada que pudo cambiar por completo la historia del fútbol. 16 partidos de suspensión tuvo que afrontar el jugador vasco que quedó marcado de por vida como el jugador que lesionó a Maradona.

La lista podría alargarse eternamente, jugadores como Kevin Muscat, Pepe, Ulrich Borowka, Romeo Benetti, Marco Materazzi, Norman Hunter, John Terry o Pablo Alfaro tienen méritos suficientes para aparecer en ella. ¿Alguien se atreve con ellos?

Lasarte: Ser profeta en su tierra

19 de mayo, 23 horas. Felipe Carballo patea al medio su penal y un intuitivo Agustín Orión se queda parado en ese lugar. Ambos aseguraron, ambos se jugaron por “la más obvia”. Para Carballo y para Nacional significó el fin del fin. Para Orión y Boca, el avanzar una ronda más en la Libertadores.

 ***

Martín Lasarte nuevamente se enfrenta a la difícil tarea de ser profeta en su tierra. La llegada al club que lo vio campeón de América y del Mundo como jugador, y que lo vio bicampeón en su anterior pasaje, Nacional.

El conjunto tricolor viene de un cierre de semestre nefasto. Cuando todo puede salir mal y sale mal, eso le pasó al ex entrenador Gustavo Munúa. El equipo estaba a un triunfo en el clásico ante Peñarol, y se plantaba en Cuartos de Final de Copa Libertadores ante Boca. Todo eso, en 8 días. El equipo ya venía con un ritmo que tenía mermado el físico, pero Munúa fue por todo, y se quedó sin nada. Un gol en la hora para el empate de Peñarol y una tanda de penales con una suerte bastante poco creíble ante Boca en la misma Bombonera dejó al equipo con las manos vacías.

Obviamente el ex portero de Deportivo La Coruña fue cesado en su cargo dejando el lugar al ex conductor de la Real Sociedad.

¿Qué esperar de Martín Lasarte? Como entrenador se ha mostrado como un tipo versátil a los planteles con los que cuenta, si bien intenta plasmar su estilo de juego, que pasa por un fútbol dinámico, que intenta utilizar el ancho del campo y además teniendo como prioridad el cero en arco propio como punto de partida para llegar al arco rival.

En los amistosos previos disputados hasta el momento, y en el que disputará en horas ante el Celta de Vigo, Lasarte irá con el mismo 4-2-3-1 que usaba Munúa, y es parte de esa versatilidad que mencionamos anteriormente. El equipo tuvo malos resultados, pero el nivel de juego (sobre todo de visitante) ha sido muy bueno y tiene características muy interesantes. También es un gran acierto –y que le debe agradar de sobre manera– mantener el doble pivote en el medio del campo ya que Santiago Romero y Gonzalo Porras serán los titulares, y de no darse ninguna baja en el periodo de fichajes ellos serán los ejes del equipo por tercera temporada consecutiva, con lo importante que es eso.

0000023452
Luis Suárez en sus primeros pasos en Nacional | Foto: referi.com.uy

Lasarte, además, ha tenido la particularidad de tener un gran ojo a la hora de ascender juveniles en el primer equipo, cabe destacar sus tres casos más emblemáticos: Asier Illarramendi y Antoine Griezmann en Real Sociedad, y nada más ni nada menos que Luis Suárez han debutado en Primera División con este entrenador, y esperamos ver que jugador puede tomar para hacerlo participar en este semestre.

Nacional de cara a este semestre no tendrá actividad internacional, sin Copa Sudamerica, solo se tendrá que dedicar a un campeonato Uruguayo Especial, ya que se cambia –nuevamente- el calendario por estos lares. Lasarte, tendrá la obligación, como por aquel lejano 2005 de ganar un campeonato a una rueda en donde por lo pronto se está reforzando de buena manera. La llegada de Brian Lozano y de Tabaré Viudez dan una gran frescura a una mediapunta que ya contaba con los canteranos Leandro Barcia y Rodrigo Amaral, además de Sebastián Fernández y de Kevin Ramírez.

56e4ba3be2925
Kevin Ramírez vs Palmeiras | Foto: decano.com

Para finalizar, en el último entrenamiento, ya con la indisimulable baja de Nicolás López. Lasarte tuvo un gran acierto y fue devolver al ex Wanderers, Kevin Ramírez a su puesto original, al que nunca pudo ocupar mientras estuvo Munúa, al del 9. Esperemos que ahí pueda explotar de verdad, un jugador sumamente interesante.

El conjunto del Parque Central tiene la imperiosa obligación de ser campeón uruguayo al final de este año. Lasarte lo sabe, y creo que es el idóneo para manejar dicha presión.

Sarajevo sueña con más fútbol

Hace unos años leí en algún periódico digital que Jovanka Broz había fallecido a los 88 años en su casa de Belgrado. La viuda de Josip Broz, el Mariscal Tito, fallecía en la más absoluta pobreza. Con ella se pierde el último vestigio de ese sueño socialista del dictador Tito que se llamó Yugoslavia, la unión de los eslavos del sur. Una tierra llena de matices sociales, políticos, culturales y religiosos unidos bajo ese lema romántico de “hermandad y unidad”. Más o menos en el centro geográfico de lo que era Yugoslavia se encuentra Bosnia y Herzegovina, y más o menos en el centro geográfico del país se encuentra Sarajevo, su capital.

La guerra acabó con ese cruce de caminos que desde hacía siglos era Sarajevo, y en la actualidad la ciudad sufre las irracionales divisiones étnicas y religiosas en las que está basada la compleja organización de Bosnia-Herzegovina. Donde antes era prácticamente imposible distinguir quién era ortodoxo, católico o musulmán, con múltiples casos de familias que englobaban varias religiones y “etnias”, ahora encontramos una Sarajevo con una mayoría aplastante de población musulmana conviviendo con dos pequeñas minorías católicas y ortodoxas. El sueño de convivencia de culturas y religiones que era Sarajevo, otrora pequeña Jerusalén balcánica, apenas se siente durante algunos días del año. Y uno de esos días será mañana 23 de julio: el día del derbi de la ciudad entre el FK Željezničar y el FK Sarajevo.

La rivalidad entre los dos equipos nace poco después de ver la luz Yugoslavia. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial el único equipo de fútbol de Sarajevo era el FK Željezničar, fundado en 1921 por un grupo de trabajadores ferroviarios. Precisamente Željezničar significa “ferroviario”, y el color azul de sus camisetas se toma prestado de los monos de trabajo de aquellos obreros que construían las vías del tren que unían la capital con el resto del país. Pero en 1946 Tito tenía otros planes en mente: que cada una de las capitales de las repúblicas que formaban Yugoslavia tuviera un poderoso equipo que las representara y les diera fama por todo el mundo. Nacía el FK Sarajevo, el club del régimen, el equipo que debía representar a la República Socialista de Bosnia-Herzegovina. Pronto las autoridades locales obligaron a los mejores jugadores del país a firmar por el nuevo club. Y empezaron por desvalijar al mejor equipo del momento: el FK Željezničar. Se cumplía así la paradoja máxima de un país socialista: un clubcreado por las élites que arrasaba un club creado por obreros, y lo hacía en nombre del bien común.

Derbi Sarajevo

Las consecuencias no se hicieron esperar. El Željo, sobrenombre por el que se conoce popularmente al FK Željezničar, descendió rápidamente desde el primer nivel del fútbol yugoslavo para caer en picado en los años sucesivos, mientras el FK Sarajevo se afianzaba en la élite. Habría que esperar hasta 1954 para poder disfrutar del primer derbi oficial de la historia de Sarajevo: el FK Sarajevo le endosaba un contundente 6-1 al Željo, el que por ahora es el resultado más abultado de los 107 derbis disputados hasta el momento.

Con el paso de los años, ambos equipos igualaron sus fuerzas y se convirtieron en dos clásicos de la Prva Liga yugoslava que siempre se miraban de reojo. Si el FK Sarajevo lograba proclamarse campeón de Yugoslavia en la temporada 1966-67, pocos años después hacía lo propio el Željo (1971-72). En la temporada 1984-95, el FK Sarajevo lograba sumar su segundo título de liga yugoslava. Para no ser menos, esa misma temporada el Željo se plantaba en Semifinales de la Copa de la UEFA, un hito que ningún equipo bosnio ha conseguido igualar hasta la fecha. En el descuento del partido de vuelta de aquella semifinal, cuando ya el Željo acariciaba el pase a aquella final donde esperaba el Real Madrid, el Videoton húngaro anotó el gol que hundía el sueño europeo del conjunto bosnio.

Pocos años después de aquel fatídico partido, estallaba la guerra que acabaría con esa Yugoslavia utópica cuya idea de “hermandad y unidad” tan bien sentaba al difícil equilibrio religioso y multicultural de Bosnia y Herzegovina. Sarajevo sufrió desde la primavera de 1992 hasta el invierno de 1995 el asedio más largo que ninguna ciudad del mundo haya sufrido en la historia contemporánea. Grbavica, el barrio donde se encuentra el estadio del Željezničar, fue ocupado por tropas serbias y serbo-bosnias, y el estadio de Grbavica, enclavado en tierra de nadie, acabó seriamente dañado. Por su parte, el enorme complejo deportivo que rodeaba el estadio de Koševo, sede del FK Sarajevo y de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sarajevo’84, se convirtió en uno de los mayores cementerios de Europa. Con el final de la guerra, el fútbol volvió a retomar sus pasos y en el temporada 2000-01 nacería la Premijer Liga que unificaba los tres campeonatos que se jugaban en la zona bosníaca, croata y serbia del país. El Željezničar, con 4 títulos, es el equipo más laureado del país y el vigente campeón, mientras que el Sarajevo ha sumado 2 entorchados.

manijaci
Tifo de los Manijaci (Maníacos), ultras del Zeljo. 

 

Al contrario que otros derbis de la región, como el de Belgrado o Zagreb, en las horas previas al derbi en las calles de Sarajevo se respira fútbol, pero no violencia. Rumbo al estadio nos encontramos con paradas de autobús o tranvía en las que se entremezclan las banderas burdeos del FK Sarajevo con las azules del Željo. Un grupo de hinchas del FK Sarajevo caminan hacia el estadio a escasos metros de hinchas del Željo. Apenas hay presencia policial, porque ambas aficiones han aprendido a respetarse fuera del estadio para competir sin tregua una vez da inicio el encuentro.

Porque una vez en las gradas, los Manijaci (Maníacos), los ultras del Željo, rivalizarán por enésima vez con la Horde Zla (Horda Roja), el grupo ultra del FK Sarajevo, para ver quién hace el tifo más espectacular o quién es más ingenioso insultando al rival al más puro estilo balcánico. Durante los derbis, los estadios quedan prácticamente divididos casi equitativamente de forma que cada afición ocupa más o menos la mitad del aforo, lo que le da un colorido único a estos encuentros. Los plavi  (azules) recuerdan en sus pancartas a mitos como Ivica OsimMehmed Baždarević; por su parte, los bordo-bijeli (literalmente burdeos-blancos) reivindican leyendas propias como Asim “Hase” Ferhatović o Safet Sušić. 

horde zla(2)
Amor, vida, Sarajevo. Tifo de la afición del FK Sarajevo.

El balance histórico del derbi no puede estar más igualado: 31 victorias para el FK Sarajevo, 44 empates y otras 32 victorias del Željo. En esta ocasión se verán las caras en la primera jornada del campeonato bosnio 2016/17 en el que ambos clubes querrán superar su cuarto y quinto puesto de la temporada anterior.

Cuando deje de rodar el balón, una pequeña luz de esperanza se volverá a apagar en Sarajevo, al menos por un tiempo. Porque el Željo y el FK Sarajevo, clubes originariamente de clase, han conseguido lo que únicamente consiguió la Yugoslavia de Tito a la fuerza: romper las barreras políticas, económicas, culturales o religiosas, y unir a una ciudad, a un país, en una misma pasión. Por tanto, que gane el mejor y que llegue pronto el próximo derbi.

El vacío de Kante

El pasado martes, Leicester City comandado por Claudio Ranieri comenzó lo que será, tal vez, su temporada más dura en Premier League en toda su historia. Tan sólo hace aproximadamente diez semanas estaban consagrándose campeones de liga con todo lo que eso significa para un club del estilo de Leicester. Y eso, si bien parece complicado, no se le acerca a lo difícil que será para los Foxes intentar mantener el nivel en esta temporada y ni hablar, revalidar el título.

Justamente, la dificultad no está tanto en llegar al éxito máximo, la dificultad está en mantenerlo, más aún, viendo la temporada que se nos aproxima en la Premier League.

***

El primer partido de pretemporada del club, fue ante el Oxford United. Ganaron 2-1, de atrás, remontando el marcador que comenzó adverso por un gol de tiro libre a los 13 minutos de juego. Luego, a los 28, y a los 63 llegaron los dos goles del equipo de Ranieri.

ranieri-getty
Claudio Ranieri | Foto: mirror.co.uk

Pudimos ver en cancha aspectos que vamos a ver en la temporada que se avecina sin dudas, un equipo que buscaba ser compacto, apretando sus líneas y llevando al equipo a jugar en 35-40 metros de distancia entre la delantera compuesta por Ulloa-Okazaki y la zaga central integrada por Morgan-Huth.

Además, ayer se vieron algunos hombres nuevos en el equipo. En primer lugar, el lateral izquierdo fue utilizado por Ben Chilwell, un joven jugador que por lo que se pudo apreciar viene de la estirpe de los laterales del Tottenham, por lo tanto, tienen buena velocidad, cuando suben y le dan el balón saben qué hacer con él, pero no tiene criterio para sus subidas y además suelen dejar unos huecos increíbles a sus espaldas.

De hecho, la falta de Morgan que deviene en el gol de tiro libre del 0-1 se gesta a espaldas del chico que ocupaba el lateral izquierdo. Si bien la jugada finaliza en el centro de la cancha. Es que hay otro hueco que será difícil de ocupar por Ranieri.

El reciente fichaje de N´Golo Kante por Chelsea, deja huérfano un puesto medular en el planteo del entrenador italiano. La necesidad de un hombre que mediando basculación “barra” la mediapunta rival, y que además sea el primer pase de los rápidos contragolpes de los cuales Vardy o Mahrez se han nutrido en la pasada temporada, es imperiosa.

Por lo visto ayer, en esa posición jugaron Drinkwater, Choudhury, Matty James y Amartey. Y si bien el rival no se prestaba para el juego habitual del Leicester que vimos en la temporada anterior, si pudimos observar el movimiento de los jugadores ofensivos del Oxford y como faltaba un jugador que pueda recuperar rápido y pasar de la misma manera, pero encima con un gran criterio.

Las opciones son esas, a salvo que contraten otro jugador. Quien ayer supo jugar 30 minutos “de Kante” fue Amartey, y si bien no es lo mismo, tal vez pueda encontrar una solución para un puesto delicado en su sistema 4-4-2 con doble pivote.

En la temporada pasada cuando no estuvo N´Golo, Ranieri probó con un 4-1-4-1 metiendo en el campo a Inler como mediocentro y dos centrocampistas por delante de él (King y Drinkwater), tal vez también pueda ser utilizado esto como alternativa a la falta de un jugador tan importante. El problema que se genera es en la delantera, donde un hombre solo hace imposible ese ejercicio ofensivo en donde uno actúa como pivot y el otro delantero se mueve alrededor de ese 9 más estático.

ahmed-musa.jpg
Ahmed Musa | Foto: lcfc.com

Ya finalizando este análisis breve de lo que vimos ayer, y relacionado con esto último. Hay que mencionar los 30 minutos en el campo de Ahmed Musa, nueva adquisición del club, y el fichaje más caro en la historia del mismo. Lo buscaron con balones largos, nada más ni nada menos que cinco veces en esa media hora. Obviamente a la mayoría de los balones pudo llegar, su velocidad es explosiva y se mantiene en el tiempo sin perder esa chispa.

Pudo rematar una vez y estaba bastante escorado, aun así, metió peligro en el arco rival. Con Vardy peleando con los centrales y viéndolo más libre a Musa, puede ser una delantera bastante interesante para ver en Premier League.

***

La temporada se aproxima, y este equipo jugará Liga, Copas Nacionales y Copa de Europa. Por lo visto no parece un plantel largo para que pueda ser competitivo en todos los frentes, no obstante, tampoco pensábamos que iban a ser capaces de perder solo tres partidos en la temporada anterior. Pero como comenzamos este artículo, la dificultad real, es mantenerse en a gran nivel, y no llegar a él.

Tragedia de Port Said, guerra del futbol en Egipto

Hace ya cuatro años y 5 meses. Era el 1 de febrero de 2012, en pleno apogeo de la Primavera Árabe, y en el campo del equipo de Puerto Saíd, el Al-Masry, se jugaba el partido que iba a decidir qué equipo sería el campeón de la Primera División Egipcia -o Vodafone Championship-. El equipo local, el Al-Masry, ganaría por 3-1 el partido y, por ende, sería el campeón de la liga egipcia, pero lo que debería de haber sido un trago de éxito para unos -menos acostumbrados a ello- y un trago de amarga derrota para otros -más acostumbrados a los éxitos-, se convirtió en una pequeña guerra enmarcada en un terreno de juego y la venganza por uno de los hechos capitales de la Primavera Árabe en las orillas del Nilo. Una tragedia de la cual serían testigos los jugadores de ambos equipos y dejarían especial huella en algunos de los jugadores del Al-Ahly.

La afición del Al-Ahly está fuertemente relacionada con la Primavera Árabe, siendo una gran defensora de la misma, mientras que la del Al-Masry era una ferviente defensora también, pero en su caso, del régimen del presidente egipcio Hosni Mubarak. Una venganza bien calculada por parte de los seguidores del Al-Masry, que querían castigar a los defensores de la Primavera Árabe por el derrocamiento en febrero de 2011 de Mubarak.

Afición Al Masry
La afición del Al-Masry (su color es el verde) se mostró beligerante desde los primeros momentos

En el Estadio de Puerto Saíd había cerca de 13.000 personas y fueron los aficionados locales-no todos, pero sí un número bastante elevado- los que iniciaron una batalla campal en la que hubo persecuciones a los jugadores y aficionados del Al-Ahly, lanzamientos de objetos (como piedras y botellas), amenazas con arma blanca (desde cuchillos a espadas) e, incluso, disparos con armas de fuego. También se sucedieron numerosos desprendimientos y caídas de personas en las gradas. Los hechos arrojaron una cifra atroz: 79 muertos y más de mil heridos. Los fallecidos principalmente por fracturas y hemorragias internas. Y una sensación que es peor si cabe: la total indefensión sufrida por parte de aficionados y jugadores del Al-Ahly que se vieron sorprendidos por los hechos, pero también por la indulgencia y pasividad de los 3000 policías que vigilaban el partido y que no reaccionaron como debían a lo que ocurrió; sin embargo, fue una actuación acertada según el comunicado que emitió el Ministerio del Interior egipcio para salir al corte de las críticas: “pese a los preparativos policiales antes del partido, hubo una escalada de la violencia casi intencionada por una parte del público, y los servicios de seguridad actuaron ante esta actitud con sabiduría, para llevar el partido a buen puerto”. A todo esto, Aboutrika y sus compañeros asistían por obligación e impasibles al espectáculo, mientras estaban encerrados en vestuarios. Un total de tres horas, en las cuales llegaron a ver a cuatro personas morir, cuatro aficionados del equipo, según afirma Óscar Elizondo, ayudante de campo en el Al-Ahly.

Jugadores Al Ahly corren para protegerse
Los jugadores del Al-Ahly tuvieron que correr para poder protegerse

Una tragedia nacional

La barbarie vivida en el estadio del Al-Masry no escapó de los ojos de la comunidad internacional, aunque como viene siendo habitual, ocupó las portadas de los periódicos al día siguiente, luego pasó a las páginas interiores y cuatro años después nadie se acuerda de ello.

En Egipto, sin embargo, la huella que dejó fue devastadora para el fútbol egipcio, tanto a nivel federativo como político. Kamal Ganzouri fue primer ministro egipcio de diciembre de 2011 a agosto de 2012 y tuvo que lidiar con el problema. Su primer paso fue el de disolver la federación de fútbol egipcia y destituyó al gobernador de la ciudad de Port Saíd.

Hassan Hamdy, el actual presidente del Al-Ahly, tras haber defendido la camiseta del club como defensa de finales de los 60 a finales de los 70, dictó que se suspendieran las actividades de todos los clubs deportivos del Al-Ahly, -decisión que actualmente ya está revocada-y la controversia creada fue importante, pues es el club que más jugadores aporta al combinado nacional egipcio. Desde la FIFA, de la mano de Joseph Blatter, también se condenó lo sucedido y se exigió una exhaustiva investigación de los hechos. Incluso el entrenador del Al-Ahly, el portugués Manuel José hizo una donación de 50.000€ para las víctimas y dimitió, dejando el banquillo del equipo egipcio “como recuerdo de las almas perdidas en la tragedia”.

de-cmo-egipto-convirti-el-ftbol-en-un-asunto-de-seguridad-nacional-1431086788
La pasividad de las fuerzas policiales egipcias fue una de los argumentos claves en la Tragedia de Puerto Saíd

Dos históricos que dijeron adiós

Tal fue el impacto que provocó la tragedia en los jugadores del Al Ahly que dos de ellos, dos históricos, se retiraron indefinidamente del fútbol profesional: Mohamed Aboutrika y Mohamed Barakat. Otro jugador como Emad Moteab, decidió no volver a jugar al fútbol hasta que no se aclarase el asunto y se castigase a los culpables. La decisión de estos tres jugadores causó un gran impacto en el fútbol egipcio, pues se retiraban del fútbol el trío que componía el llamado “Triángulo de las Bermudas” del Al-Ahly a finales de la década pasada y que tantos quebraderos de cabeza trajo a sus rivales tanto en competición doméstica, en la CAF y en África, a nivel de selecciones.

Pero el tiempo pasa, se depuraron responsabilidades y Emad Moteab volvió a jugar al fútbol, en su equipo, el Al-Ahly. Distinto era el caso de Aboutrika y Barakat que no parecían con ganas de volver al fútbol. El último confirmó su retirada definitiva, pero ‘El asesino sonriente’ parecía que aún tenía ganas de seguir jugando y fue la llamada del entonces seleccionador egipcio Bob Bradley (padre del centrocampista del Toronto FC, Michael Bradley), el que le convenció para que volviera al fútbol en activo. Gracias a eso, aún pudimos seguir viendo un tiempo más al bueno de Mohamed Aboutrika jugando y marcando (y rezando y sonriendo, como hace después de cada gol) goles con el Al-Ahly.

Asientos Port Said
Así quedaron muchos asientos del Estadio Puerto Saíd

Finalmente, a principios de enero de 2013, 21 de los 70 acusados por la Tragedia de Port Saíd fueron sentenciados a pena de muerte y, como es lógico en un país tan convulso y polarizado, las reacciones no se hicieron esperar, dejando cerca de 30 muertos en los enfrentamientos-protesta con la policía y con los enfrentamientos producidos en los funerales de los aficionados del Al-Ahly fallecidos en la tragedia de Port Saíd.

Finalmente, el fallo del primer juicio fue anulado el 6 de febrero de 2014 y posteriormente se volvió a celebrar otro donde se condenó a 11 aficionados del Al-Masry a la pena de muerte. Parece que todo sigue igual, tanto la pasividad de la policía para defender a los aficionados del Al-Ahly de la ratonera en la que se transformó el estadio del Al-Masry, como la violencia en los terrenos de juego, pero podemos observar a Egipto como el ejemplo perfecto de que mezclar política –radicalizada- y fútbol, puede dar lugar a algo macabro, pero, finalmente, lo que sale a la superficie es el deporte, su nobleza y la grandeza de todos aquellos amantes que forman parte de él, en cualquier parte del mundo. Sirva este reportaje como condena para aquellos que quieren hacer de algo inseparable, como la política y el fútbol, un salvoconducto para la violencia, en África, en Europa o donde sea.

El nexo entre Directiva y Cuerpo Técnico

Gran parte del éxito deportivo radica en hacer las cosas bien en el periodo de fichajes. Pero hacer las cosas bien no radica solamente en traer los elementos necesarios para que encajen en el planteo táctico requerido y que además consigan los objetivos trazados con anterioridad, sino que se debe buscar, además, el finalizar con una balanza económica positiva al final del periodo. Esto quiere decir que, las ventas, deben ser monetariamente superiores a las compras que realice el club.

No es fácil, en un mercado sumamente encarecido, el lograr no sólo, el equilibrio entre entradas y salidas sino el alcanzar ese balance positivo al finalizar el 31 de agosto (fecha en que finalizar el periodo de fichajes en Europa), pero hay clubes que lo han logrado hacer y gran parte de este triunfo económico es en la medida de que poseen un Director Deportivo.

Que en palabras de Dave Bassett –ex jugador del Leicester, Crystal Palace, Notthingham Forest, entre otros– sería:

“…un parachoques. El director deportivo de fútbol es el responsable más cercano a la directiva, y además es el ayudante del presidente del club. El director deportivo debe ser una persona con una experiencia contrastada en el fútbol y es entonces cuando debe ayudar a los miembros de la directiva a la hora de analizar de la toma de decisiones, pues ellos carecen de tal experiencia.”

Si bien, en nuestra búsqueda hallamos más definiciones sobre lo inherente al Director Deportivo o Mánager (como es mencionado en Inglaterra), creemos que lo Bassett es de lo mejor. Ya que el ser nexo entre la Directiva y el Cuerpo Técnico, además teniendo una experiencia dentro del deporte es clave para el éxito económico, y a la larga deportivo de un club.

Nosotros en este artículo vamos a repasar a cuatro clubes, dos que compiten en la misma liga como son: Porto – Benfica, y luego lo realizado por el Borussia Dortmund y Basilea.

Los cuatro equipos poseen un Director Deportivo que maneja las contrataciones y las ventas según sean las necesidades del entrenador de turno. También vimos que ese puesto es muy cuidado en los cuatro casos, ya que en cualquiera de los casos ambos están desde hace más de ocho temporadas (8 en el caso de Rui Costa en Benfica, 12 en el caso de Antero Henrique en Porto y Gustav Nussbaumer en Basilea y 18 temporadas ya en el BVB con Michael Zorc)

n-wide-16x9.jpg
Gustav Nussbaumer, director deportivo de Basilea | Foto: frodo.at

En las tareas de este puesto hay tres ramas que son básicas a la hora de tener éxito en su gestión. Captación, desarrollo y rendimiento. Por ello, estos cuatro directores deportivos son quienes extienden sus redes de captación por Sudamérica, Europa del Este, Balcanes, África en la mayoría de los casos. Luego suelen desarrollarse en el club, teniendo rendimientos en su mayoría interesantes, teniendo en cuenta el gran nivel de estos futbolistas y luego de consolidar ese rendimiento se llega al punto en donde los grandes de Europa se interesan en ellos.

55b946413e9c3_1640_907!
Ángel Di Maria en Benfica | Foto: lanacion.com.ar

Poniendo ejemplos claros, tangibles y consistentes en esta teoría. Diremos que en Porto por ejemplo se han gastado menos de €15 millones entre James Rodríguez, Falcao y Pepe. Significando nada más ni nada menos que €115 millones en sus ventas. Yendo a la vereda de enfrente, Benfica durante la gestión del mítico Rui Costa ha invertido en Ángel Di María, David Luiz y Axel Witsel una cifra que ronda los €17,5 millones y pudo obtener gracias a sus ventas unos €98 millones.

Y en los otros dos equipos –para no aburrir al lector– decidimos repasar un caso en cada equipo. Por parte del máximo ganador de títulos en Suiza la adquisición de Mohamed Elneny, hoy en Arsenal, le repercutió un gasto menor al millón de euros, siendo vendido al mencionado club en más de €12 millones. Y por Dortmund, la brillante tarea de casi dos décadas de Zorc ha dejado innumerables buenos negocios. Nosotros rescatamos el realizado con Shinji Kagawa que llegó en condición de libre desde Japón y se marchó por €16 millones al Manchester United.

Michael Zorc
Michael Zorc, Director Deportivo del Borussia Dortmund | Foto: khelnama.com

Estos son algunos de los casos exitosos que han llevado a que sus clubes tengan un relativo éxito deportivo. Podríamos, además, mencionar otros casos como el de “Monchi” en Sevilla, o lo realizado por Atlético Madrid, y ni hablar de los equipos de los Balcanes que se basan mucho también en su cantera.

Pero nada de esto tendría sentido si al final la pelota no entra en el arco. Como decía José Pedro Damiani (ex Presidente de Peñarol y padre del actual Presidente del club uruguayo): “Los balances positivos no ganan campeonatos, ni se festejan en las calles”.

*Fe de Erratas: Gustav Nussbaumer no es el Director Deportivo del club, sino que es George Heitz, que está en el club desde hace 8 temporadas. Gracias @baselinfo por la información.

Los padres del fútbol – Jimmy Hogan

Corría Octubre de 1882 y en Nelson, una ciudad a poco más de 6 kilómetros al norte de Burnley, nacía, en el seno de una familia católica irlandesa, quien con el paso de los años se convertiría en uno de los entrenadores más influyentes de la historia del deporte más amado del planeta, James “Jimmy” Hogan, casi con toda seguridad podemos considerarlo uno de los “padres del fútbol”.

Jimmy Hogan, que a su más tierna infancia parecía inclinarse más hacia un futuro eclesiástico, finalmente se decantaría por el fútbol, enrolándose en 1902 en las filas del Rochdale Town y, posteriormente, en el Burnley.

Su carrera como futbolista, que se desarrollaría además de Rochadale y Burnley, en Fulham, Swindon Town y, finalmente, Bolton Wanderers, estuvo marcada por su difícil carácter y, sobre todo, por su desmedida ambición por crecer, limitada en muchos casos por técnicos de la considerada “vieja escuela”, técnicos como Spen Whittaker que consideraban que el trabajo fundamental del jugador era correr, prescindiendo casi por completo del trabajo con balón.

Muy diferente sería su carrera como técnico, Jimmy Hogan, que había conocido Holanda en un partido de pretemporada disputado entre su club, el Bolton, frente a un conjunto local, el Dordrecht, sirvió, a pesar de la abultada derrota local por 10-0, para que quedara impresionado por el potencial y las ganas de aprender de los futbolistas europeos.

La oportunidad le llegaría sólo un año más tarde, en 1910, cuando el Dordrecht buscaba un nuevo técnico y Jimmy Hogan deseaba enseñarles todo lo que él llevaba dentro, la decisión sería sencilla por ambas partes y, en poco tiempo, estaba aleccionando a los jóvenes jugadores holandeses el “estílo escocés”, un fútbol que priorizaba el movimiento del balón por encima del “estilo inglés”, mucho más orientado a la capacidad física y el dribbling.

Sus métodos de entrenamiento así como sus charlas tácticas y posicionales mediante diagramas en pizarras le granjearían rápidamente popularidad en su nuevo hogar, tanto que se le ofrecería la oportunidad de dirigir al combinado nacional holandés en un partido ante Alemania, partido que Holanda ganaría por 2-1. A pesar de esta oportunidad, Hogan pensaba que aún podía ofrecer algo como futbolista y pasaría un año nuevamente en el Bolton Wanderers, donde finalmente comprobaría que su futuro debía seguir ligado al banquillo.

Pronto le llegaría una nueva oportunidad, un proyecto ilusionante con el apoyo del “padre del fútbol” austríaco, Hugo Meisl, cabeza visible de la Federación de Fútbol Austríaca que ofrecería a Jimmy Hogan la oportunidad de preparar al combinado nacional austríaco de cara a las Olimpiadas de Estocolomo, donde lograría una aplastante victoria frente a Alemania por 5-1 y, posteriormente, caería frente a Holanda por 3-2 en cuartos de final. Sin embargo, Meisl estaba convencido que el camino marcado por Jimmy Hogan era el correcto y le ofrecería continuar en el cargo prepararndo las Olimpiadas de 1916, un sueño para Hogan que se desvanecería al iniciarse la Primera Guerra Mundial.

El primer conflicto a escala mundial le sorprendía en Viena y, de forma casi inmediata, sería arrestado por su condición de extranjero. La suerte estaría del lado de Hogan quien, sólo un día antes de ser enviado a un centro de internamiento en Alemania y con su familia ya a salvo en el Reino Unido, evitaría ser trasladado al país teuton gracias a los hermanos Blythe que quedarían en su custodia y, durante 18 meses, Hogan trabajaría para ellos enseñando tenis a sus hijos.

Jugamos al fútbol como Jimmy Hogan nos decía. Cuando se cuente nuestra historia futbolística su nombre deberá escribirse con letras de oro. –  Gustáv Sebes

Sin embargo, el fútbol le ofrecería otra oportunidad, en esta ocasión la llamada le llegaría desde algunas millas al este, donde el MTK Budapest le brindaba la posibilidad de convertirse en su técnico, aceptaría sin pestañear.

Sus métodos, acompañados por futbolístas tan inteligentes como György Orth, llevarían al club a un éxito sin precedentes, alzándose con gran cantidad de títulos y desarrollando a muchos grandes futbolístas, entre ellos destacaba Dori Kürschner, quien se haría cargo del MTK tras la marcha de Hogan de nuevo al Reino Unido una vez finalizada la guerra y que, años más tarde, sería un pilar fundamental en el desarrollo del fútbol en Brasil.

Su regreso a Inglaterra no sería el final de su carrera como entrenador puesto que allí dirigiría a Fulham y Aston Villa pero, sin lugar a dudas, el nombre de Jimmy Hogan es sinónimo del mejor fútbol centroeuropeo.

Como decía Gustáv Sebes, futbolista húngaro, “Jugamos al fútbol como Jimmy Hogan nos decía. Cuando se cuente nuestra historia futbolística su nombre deberá escribirse con letras de oro”.